AWE – Capítulo 19

Modo Noche

Capítulo 19: La Leyenda de la Comadreja.

​La cómoda vida de un discípulo del a Secta Externa en el Pico Nube Fragante era genial para Bai Xiaochun. A pesar de que extrañaba la deliciosa comida a la que tenía acceso allá en Los Hornos, todo lo demás era bastante satisfactorio.

En cuanto a su progreso en el cultivo, y su investigación en las plantas y vegetación, de verdad sentía que estaba viviendo la vida al máximo. El único lado malo es que su residencia era relativamente remota, y no había nadie alrededor con quien conversar, así que se aburría a veces.

“¿Puede ser que todos los cultivadores son tan solitarios?” Pensó, suspirando allí de pie en el patio mirando hacia el cielo. De alguna manera, se sentía mucho mayor y maduro.

Los vientos de otoño habían pasado, y nieve había empezado a caer ocasionalmente, haciendo que la temperatura cayera significativamente. Copos de nieve flotaban en el aire, y el Bambú Invierno-Espiritual en el patio de Bai Xiaochun estaba creciendo fuerte y saludable. Ahora eran más altos que el mismo Bai Xiaochun, y de color verde esmeralda. Eran como una salpicadura de primavera en medio del frio del invierno.

Un mes había pasado desde que obtuvo el primer lugar en la primera lápida de piedra de plantas y vegetación. Sin embargo, el segundo volumen de plantas y vegetación era bastante más difícil de lo que había anticipado, haciendo que su investigación fuera lenta. Pero esto no cambió lo más importante para él, que es que Zhou Xinqi nunca logró retomar el primer lugar en la primera lápida de piedra. Desafortunadamente, Bai Xiaochun aun sentía bastante presión para ser capaz de juntar todas las plantas medicinales incompletas que no había sido capaz anteriormente.

“Tengo una increíble reputación ahora. No puedo dejar a esa chiquilla Zhou Xinqi sobrepasarme.” Desde ese momento, Bai Xiaochun decidió que continuaría trabajando más y más duro hasta que alcanzara su meta secreta de ser capaz de anunciar orgullosamente frente a todos que él era Boticario Tortuga.

Aunque su progreso con el segundo volumen de plantas y vegetación iba despacio, su cultivación de la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre rápidamente estaba alcanzando el punto en el que sería capaz de completar una circulación menor completa.

A pesar de que el dolor continuaba empeorando, Bai Xiaochun permanecía completamente concentrado en las palabras ‘imperecedero’ y ‘vivir por siempre’.

“Tres días más. De acuerdo a la descripción de la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre, en tres días seré capaz de completar una circulación menor.” Bai Xiaochun tomó un respiro profundo, apretó sus dientes, y continuó corriendo alrededor de su patio, al mismo tiempo que estudiaba el segundo volumen de plantas y vegetación.

Tres días pasaron rápidamente. En la noche del tercer día, empezó a nevar, cubriendo la Secta Corriente Espiritual en una capa de plateado resplandeciente.

Bai Xiaochun estaba corriendo cuando un temblor lo recorrió, y repentinamente se detuvo. El dolor que había estado sufriendo por los últimos ochenta y un días repentinamente se desvaneció.

Un flujo de calor explotó a través de él, convergiendo en su piel, la cual se sentía como si estuviera hirviendo en un horno.

Los copos de nieve se derretían antes de que pudieran siquiera acercarse a él, transformándose inmediatamente en una neblina blanca.

“¡Funcionó!” Exclamó extáticamente, a pesar de su garganta seca. A pesar de que se sentía como si estuviera en llamas, cuando bajó la mirada, vio una luz negra fluyendo a través de su piel, la cual fluyó alrededor y luego se desvaneció.

Luego tocó su brazo con su mano derecha, y podía sentir que tan increíblemente dura era. Sus ojos brillaron, y agitó sus brazos y piernas un poco. De inmediato, podía darse cuenta de que era mucho más rápido que antes. Empezó a correr hacia adelante, luego dejo salir un grito impresionado mientras aparecía varios metros lejos en el parpadeo de un ojo.

Ahora podía moverse el doble de rápido que antes. Completamente encantado, Bai Xiaochun corrió un poco alrededor para probar su nueva velocidad, y estaba bastante satisfecho.

Sin más dudas, recitó la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre para continuar practicando el cultivo. El nuevo método involucraba cerrar su boca y nariz y luego intentar respirar a través de su piel. Una inhalación y exhalación contaban como un ciclo menor. Debía practicar ochenta y un ciclos menores al día durante ochenta y un días para completar una circulación menor.

Si podía lograr esto, luego, combinado con la dolorosa circulación menor que ya había completado, habría logrado un éxito inicial en adquirir la Piel Imperecedera.

Después de practicar algunas veces, Bai Xiaochun le agarró el truco y se empeñó en completar un ciclo menor. Después de eso, su cuerpo se veía mucho más demacrado.

Se sentía increíblemente hambriento, y los sonidos de su estómago se podían escuchar salir. Ignoró esto, y continuó respirando, ocasionando que su cuerpo se hiciera aún más delgado. Después dar quince respiros, su cuerpo se veía como nada más que una bolsa de huesos.

Era como si todos los nutrientes que existían dentro de él habían sido succionados. Sin embargo, su piel se veía aún más resistente que antes.

Bai Xiaochun no podía aguantar más. Su visión se desvanecía, y sus ojos se pusieron verdes por el hambre indescriptible que lo llenaba. Estaba tan hambriento que podría comerse un elefante de un solo mordisco.

“¡¡Esto no está funcionando, me estoy muriendo de hambre!!” Observó alrededor, salivando, solo para darse cuenta que no había nada en el área a excepción del bambú verde que estaba creciendo, el cual en este momento se veía bastante atractivo.

Incapaz de resistirse debido a la increíble hambre, se apresuró hacia el Bambú Invierno-Espiritual y le dio un gran mordisco a uno de ellos.

Sonidos crujientes se podían escuchar mientras le arrancaba un gran pedazo y se lo comía. Después de tragar, su rostro se torció, y tembló por el sabor amargo.

“Demasiado amargo…. Necesito comer algo de comida de verdad….” De repente extrañaba Los Hornos más que nunca. Nunca antes en su vida había estado así de hambriento, tan hambriento que sentía como si estuviera a punto de desmayarse. Sus ojos se volvieron incluso más verdes, y estaba jadeando. Finalmente, salió corriendo del patio.

Corriendo hacia abajo en el camino de la montaña a toda velocidad ocasionalmente se encontraba con otros discípulos de la Secta Externa. Para ellos, se sentía como si un viento había soplado a través de ellos, y se volteaban impresionados para ver a Bai Xiaochun corriendo en la distancia.

Bajó la montaña, hacia el distrito de sirvientes y directo hacia Los Hornos. Sin querer perder el tiempo abriendo la puerta, voló por sobre la puerta principal.

El grupo de Los Hornos estaba cocinando en este momento. Ahora que el Gran Gordito Zhang y Tercer Gordito Hei no estaban, Segundo Gordito Huang se había convertido en el líder. En este momento estaba sirviendo un poco de gruel de arroz en un tazón, cuando repentinamente una brisa chocó contra su rostro, y el tazón ya no estaba, en su lugar estaba Bai Xiaochun con la boca abierta.

“¿Eh?” Segundo Gordito Huang estaba sorprendido y se quedó allí de pie boquiabierta por un momento. Antes de que nadie pudiera decir algo, Bai Xiaochun agarró uno de los woks cercanos y empezó a tragárselo todo. Aparentemente esto no era suficiente, porque después simplemente metió la cabeza en el wok, tomándose el gruel de arroz….

Un wok, dos woks, tres woks… Bai Xiaochun rápidamente se tomó cien woks de gruel.  Era como un pozo sin fondo, y todavía no se sentía ni cerca de llenarse.

“’¡Aun hambriento! ¡Esto no está funcionando! ¡Estoy tan hambriento… Necesito carne!” Observó alrededor frenéticamente y rápidamente alcanzó a ver las montañas de carne que eran sus Hermanos Mayores.

Los gorditos de Los Hornos observaban a Bai Xiaochun impresionados. Habían visto a gente hambrienta antes, pero jamás habían visto a alguien tan hambriento. Era como el fantasma de una persona que murió de hambre.

Se dieron cuenta que los estaba observando a ellos y salivando. Segundo Gordito Huang repentinamente retrocedió rápidamente, al mismo tiempo que gritaba, “¡Noveno Gordito, rápido, hay un poco de comida espiritual en la cocina que preparamos para el Anciano Zhou!”

Los ojos de Bai Xiaochun brillaron, e inmediatamente corrió hacia la cocina.

Afuera, Segundo Gordito Huang y los demás intercambiaron miradas consternadas.

“¿Vieron eso? Ese es el destino que aguarda a la gente que se convierte en discípulos del a Secta Externa. Miren lo hambriento que está el pequeño hermano menor…”

“¡Me puedes matar a golpes antes de que acepte convertirme en discípulo del a Secta Externa!” Los demás gorditos estaban completamente determinados a mantener su decisión, a pesar de que se sentían mal por Bai Xiaochun.

En este momento, Bai Xiaochun estaba haciendo todo lo que podía para controlarse y atenerse a las seis líneas de la verdad de Los Hornos. Solo mordisquearía los bordes, y no se comería el objeto completo. Después de todo, si rompía las reglas, eso implicaría a sus Hermanos Mayores, lo cual era algo que jamás haría.

Después de tomarse el gruel y mordisquear los bordes de la comida espiritual, el hambre de Bai Xiaochun se redujo un poco. Podía lidiar con ella ahora así que salió de la cocina, queriendo llorar pero incapaz de encontrar lágrimas. La Técnica Imperecedera de Vivir Por siempre era demasiado aterradora. A pesar de que no tenía que lidiar con ningún dolor ahora, el hambre era suficiente para volver a una persona loca.

“Segundo Hermano Mayor….” Dijo, mirando nervioso al Segundo Gordito Huang.
Viendo que Bai Xiaochun se veía normal nuevamente, Segundo Gordito Huang finalmente se sintió aliviado. Se acercó y le dio una palmadita en el hombro con simpatía.

“Pequeño Hermano Menor, no te preocupes. Por suerte, ya estábamos preparando algo de comida para el Anciano Zhou. ¡Mira lo hambriento que estas! Ay. De ahora en adelante, puedes venir más a menudo para saciarte, ¿De acuerdo?”

Bai Xiaochun estaba bastante conmovido. Sin embargo, apretó los dientes y decidió que haría lo contrario. Después de todo, si un día llegaba al punto en el que perdiera el control, podría realmente terminar comiéndose todo en Los Hornos…

Segundo Gordito Huang y los demás lo acompañaron afuera, y Bai Xiaochun suspiró continuamente mientras recorría el camino de regreso al Pico Nube Fragante. De repente, la maravillosa, despreocupada sensación que tenía antes se había ido, en su lugar por desesperación. Estaba realmente asustado de morirse de hambre ahora.

“Me pregunto si realmente hubo discípulos de la Secta Corriente Espiritual que murieran de hambre en el pasado. Definitivamente no quiero ser el primero.” Frunciendo el ceño miserablemente, estaba en medio de intentar figurar como resolver el problema del hambre cuando repentinamente escuchó a un gallo cantando a la distancia.

El sonido hizo que se detuviera en ese lugar y lentamente volteara la cabeza para observar en dirección al canto.

“Pollos….” Mirando alrededor para asegurarse que nadie lo estaba mirando,  se agachó en un matorral cercano, desapareciendo en un instante. Luego empezó a escabullirse como una comadreja.

Momentos después, apareció afuera de la cerca que rodeaba el corral de aves espirituales del Pico Nube Fragante. Adentro había un grupo de pollos pavoneándose alrededor arrogantemente, tan grandes como terneras, con colas de tres colores. Bai Xiaochun las observaba con ojos brillantes, y empezó a salivar.

“Carne….” Murmuró, luego empezó a reír, un extraño sonido que, acompañado de su enorme sonrisa, era completamente aterrador.