AWE – Capítulo 284

Modo Noche

Solo cuando Bai Xiaochun había desatado cada uno de sus aterradores métodos, todos finalmente quedaron sin más opción que escuchar cada palabra que saliera de su boca.

Para la Secta Corriente Espiritual, era un experto en el Dao de los Cielos, un cultivador de la escuadra del legado que podía controlar todas las bestias de batalla de la ribera norte. Debido a esto, era alguien que la secta no podía tomar a la ligera. De hecho, sobrepasaba a todos de una manera que no tenía nada que ver con la base de cultivo. Tenía el potencial de volverse eventualmente la columna vertebral de toda la secta.

En lo concerniente a la Secta Corriente de Sangre, apenas Bai Xiaochun reveló sus poderes como el Señor de la Sangre, esto lo hizo aún más importante que todos los demás en la secta.

Con solo pensarlo, podía aumentar el poder de batalla de la Secta Corriente de Sangre en un treinta por ciento, o reducirlo por la mitad.

Cuando el archi-patriarca de la Secta Corriente de Sangre veía a Bai Xiaochun, no podía evitar pensar en el impresionante Ancestro de Sangre que yacía bajo la superficie del Río Alcance Celestial.

“¿Me pregunto si el Señor de la Sangre realmente puede controlar el cuerpo del Ancestro de Sangre?” pensó. Su corazón se llenó de dudas; no se atrevía a intentar suprimir al Señor de la Sangre o tomar cualquier riesgo innecesario. ¡El más mínimo error podría enviar a la Secta Corriente de Sangre entera a la destrucción!

“Si formáramos una nueva secta, ¿dónde estarían los cuarteles generales?” preguntó el Patriarca Madera de Hierro de la Secta Corriente Espiritual.

La idea de Bai Xiaochun se estaba aclarando cada vez más en su mente, y sus ojos brillaron con una luz intensa, ¡¡una luz que parecía ser el deseo de luchar!! “Si creamos una nueva secta, los cuarteles generales no estarán en ninguna de las ubicaciones de las viejas sectas. ¡La rama del río ocupada por la Corte del Río del Cielo será nuestra nueva base!”

Ahora que las identidades de Bai Xiaochun y Cripta Nocturna se estaban uniendo, ¡todos lo veían de una manera muy distinta que antes!

“Con mis poderes como el Señor de la Sangre, puedo incrementar el poder de batalla de la Secta Corriente de Sangre en un treinta por ciento. ¡Con mi control sobre las bestias de batalla de la Secta Corriente Espiritual, puedo unificar su poder para hacerlas aún más formidables!

“¡Con nuestras dos sectas unidas, seremos como dos cuchillas con un filo sin igual! ¡Podremos absorber a la Secta Corriente Profunda y a la Secta Corriente de Píldoras, y entonces seremos aún más fuertes! ¡¡Podremos dominar la Corte del Río del Cielo y tomar control de las Partes Medias!!

“Las Partes Medias serán un lugar nuevo para nosotros, pero si plantamos nuestras raíces juntas, ¡entonces siempre seremos capaces de confiar los unos en los otros!” Mientras Bai Xiaochun hablaba, los patriarcas de las dos sectas observaban fijamente, suspirando ocasionalmente, con expresiones pensativas en sus rostros.

En este momento, ambos sabían que luchar no era una opción. Bai Xiaochun era demasiado importante tanto para la Secta Corriente de Sangre como la Secta Corriente Espiritual. Solo una persona como él tenía el potencial de ser el lazo entre las dos sectas, una oportunidad para que ambos realmente se unieran.

Después de todo, no solo la Secta Corriente de Sangre tenía fe total en Bai Xiaochun, pero también la Secta Corriente Espiritual.

El silencio prevalecía mientras un sinfín de individuos permanecía allí pensando. Lentamente, las personas empezaron a murmurar entre ellas y discutir en voz baja. Hacía unos momentos, ambos lados habían estado con las espadas desenvainadas, pero ahora, ese humor empezó a desvanecerse.

Finalmente, Bai Xiaochun estaba empezando a relajarse.

Pero entonces…

El Patriarca Llama de la Sequía, uno de los ocho patriarcas de la Secta Corriente de Sangre, el mismo que había presidido sobre la invocación del gran lich, repentinamente observó a Bai Xiaochun, con un profundo destello de intención asesina en sus ojos.

“¡Puras tonterías!” dijo con una voz fría como el hielo. “¡Obviamente mataste a Cripta Nocturna y tomaste su lugar! Estás intentando engañarnos a todos. ¡Prepárate para morir!”

Mientras sus palabras resonaban, se puso en movimiento, saliendo disparado a una velocidad increíble hacia Bai Xiaochun. Al hacerlo, extendió su mano derecha, y su base de cultivo en la etapa del Alma Naciente estalló con un poder capaz de destruir los Cielos y la tierra. Todo empezó a temblar violentamente al mismo tiempo que aparecía un enorme vórtice a su alrededor.

A medida que el vórtice giraba, un aura masiva y letal hizo erupción, transformándose en un qi de espada que salió disparado directamente hacia Bai Xiaochun. Quien estaba fijo en su lugar, inmovilizado e incapaz de siquiera resistirse. Al mismo tiempo, una intensa sensación de crisis mortal sin precedentes apareció dentro de él.

Jamás se había sentido tan cerca de la muerte como ahora. Estaba siendo atacado por un patriarca en el Alma Naciente, mientras que su base de cultivo apenas estaba en el Establecimiento de la Fundación intermedio…

¡La diferencia entre los dos era como la diferencia entre un océano y un charco!

Sin embargo, el verdadero movimiento asesino aún no había sido desatado. ¡Eso vino desde la palma extendida del Patriarca Llama de la Sequía!

Su palma hizo que todo se sacudiera violentamente a la vez que aparecían unas llamas intensas, calcinando todo en el área, tomando la forma de una enorme mano. La mano de llamas irradiaba un poder de exterminación que podría eliminar todo en cuerpo y alma. ¡Podía erradicar incluso almas!

El ataque del Patriarca Llama de la Sequía vino sin ninguna advertencia en lo absoluto. No solo no lo esperaban los cultivadores de la Secta Corriente Espiritual, pero incluso los patriarcas de la Secta Corriente de Sangre estaban completamente desprevenidos. De ambos lados cambiaron los rostros.

“¡¡Llama de la Sequía, alto!!” gritó el archi-patriarca de la Secta Corriente de Sangre, con su voz llena de urgencia e ira. Al instante estiró su mano derecha para intentar detener al Patriarca Llama de la Sequía.

Pero en este momento, su base de cultivo estaba suprimida, y aunque podía alcanzar al Patriarca Llama de la Sequía, no podía detenerlo, solo retrasarlo un poco.

Los ojos del archi-patriarca destellaban con una luz gélida; Bai Xiaochun era demasiado importante. Si moría, ¡¡las dos sectas seguramente serían forzadas a luchar la una con la otra!! ¡Habrían perdido todo aquello que pudiera mitigar su conflicto!

¡Su conexión sería cortada!

Los ojos del patriarca del Clan Song se abrieron de par en par, y su intención asesina se encendió. Independientemente de todo, Bai Xiaochun era su hijo adoptivo, y el que alguien lo intentara matar en sus narices era algo que no podía tolerar. Su mano derecha destelló con un gesto de conjuro, invocando un rayo de qi de espada intenso que atacó hacia Llama de la Sequía.

Desafortunadamente, su base de cultivo también estaba reducida a la mitad, y su qi de espada colapsó rápidamente. La mano flameante del Patriarca Llama de la Sequía se opacó ligeramente, pero siguió arremetiendo contra Bai Xiaochun.

Al mismo tiempo, el patriarca fundador de la Secta Corriente Espiritual dejó salir un grito de ira, y realizó un gesto de conjuro con su mano derecha. Instantáneamente, un enorme grillete de hierro apareció, el cual creció hasta un tamaño de 300 metros a la vez que salía disparado para interceptar el ataque de Llama de la Sequía.

Cuando impactó la mano de llamas, hizo mucho más daño que el archi-patriarca o el patriarca del Clan Song. La mitad de la gigantesca mano colapsó. Pero debido a que el Patriarca Llama de la Sequía había atacado tan rápidamente, y por lo tanto había ganado la iniciativa, ¡incluso todos esos ataques sucesivos no pudieron detenerlo completamente!

Mientras los cultivadores de ambos lados aullaban con gritos de ira y alarma, la mano llameante medio destruida se abalanzó sobre Bai Xiaochun.

“¡¡Xiaochun!!”

“¡¡Cripta Nocturna!!”

Bai Xiaochun se puso totalmente pálido viendo como el fuego se acercaba a él. A la vez que la sensación de muerte inminente lo llenaba, dejó salir un rugido que podía sacudir los Cielos y la tierra.

En su rostro sobresalían venas azules, y su cuerpo se llenó del sonido de crujidos. Se sentía como si sus huesos estuvieran a punto de destruirse debido a la intensa presión que pesaba sobre él. En este momento, ¡estaba seguro de que sus oportunidades de salir con vida eran muy, muy pequeñas!

Sin embargo, no estaba dispuesto a resignarse a ese destino. Sus ojos repentinamente destellaron con una luz roja. Logró realizar un gesto de conjuro de dos manos mientras rugía, haciendo que una lámpara violeta apareciera en sus manos, la cual empuñó en dirección a las llamas.

¡BOOOOM!

Llamas violetas salieron disparadas desde la lámpara, extendiéndose por todos lados y formando la figura de un enorme rostro que salió disparado para enfrentar la mano flameante. Esa lámpara violeta había sido un regalo que le había dado el patriarca del Clan Song a Bai Xiaochun. A pesar de lo poderosa que era, ¡no podía igualar a un viejo excéntrico como el Patriarca Llama de la Sequía!

Cuando el mar de llamas formado por la lámpara violeta impactó a la mano flameante que se le acercaba, más de la mitad de esta fue destruida nuevamente, ¡pero aun así seguía hacia Bai Xiaochun!

Por la fuerza del ataque que venía, le salió sangre de la boca, haciendo que se tambaleara hacia atrás. Empezó a toser más y más sangre, pero apretó sus dientes y la volvió a tragar. Hecho esto, extendió su mano derecha, sobre la cual había un colgante de jade de cuatro colores. Esos cuatro colores resplandecieron con luz hacia todos lados, creando un escudo de cuatro capas.

En ese instante, la mano de llamas casi destruida impactó el escudo, haciendo que se escuchara un gran número de crujidos y el sonido de cada capa reventándose hizo eco por todos lados.

Con cada capa del escudo, el poder de la mano flameante era reducido un poco, pero no podían detenerla completamente. En un abrir y cerrar de ojos, desaparecieron los escudos. En respuesta, ¡los patriarcas de ambas sectas al igual que un sinfín de otros amigos de Bai Xiaochun gritaron de furia!

La mano llameante destruía todo a su paso al igual que un cuchillo caliente sobre mantequilla. Sin embargo, en el instante antes del impacto final, Bai Xiaochun extendió su mano derecha revelando un talismán de papel.

Era precisamente…

¡El Talismán de Poder Divino!

Se colocó el talismán sobre el pecho, y dejó salir un rugido que resonó por todos lados. Su cabello se sacudía violentamente a su alrededor mientras hacía erupción la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre. Se pudieron oír estruendos que sacudían los Cielos y la tierra mientras dos enormes demonios celestiales aparecían detrás de él. Estos levantaron sus cabezas para rugir, gracias al poder del Talismán de Poder Divino, el poder del cuerpo carnal de Bai Xiaochun se disparó, ¡¡alcanzando un nivel de más del doble que antes!!

Y fue entonces que la mano de fuego casi destruida le impactó.

Si esa imagen pudiera convertirse en una pintura, sería del tipo que las personas quedarían sin aliento al ver. Bai Xiaochun ni siquiera se podía ver bajo esas llamas ardientes; ¡¡lo único que se podían ver era dos demonios celestiales increíblemente impresionantes!!

¡BOOOOOOOOOMMM!

Estruendos llenaban el aire. La mano flameante había sido reducida y debilitada una y otra vez, y ahora, finalmente estalló. Salieron disparadas llamas por todos lados, y al mismo tiempo, sobre los dos demonios celestiales de Bai Xiaochun se extendieron grietas. Y unos instantes después, colapsaron en mil pedazos.

Bai Xiaochun salió volando hacia el suelo como un meteorito. Cuando cayó, ¡se escuchó una gran explosión, y se abrió un cráter de 30 metros de diámetro!

En el fondo del cráter, Bai Xiaochun yacía allí, con el rostro tan pálido como la muerte, y con sangre fluyéndole de las esquinas de la boca. La fuerza del impacto lo había dejado inconsciente. Además, había otra cosa que nadie más notó, y que era que había un poco de luz negra que se podía ver en su mano derecha, que estaba desvaneciéndose en este momento.

¡Apenas perdió la consciencia Bai Xiaochun, la supresión de las bases de cultivo de la Secta Corriente de Sangre se disipó al instante!

Hubo otra cosa que nadie notó. En el momento en el que Llama de la Sequía atacó a Bai Xiaochun, se podía ver un mono en alguna parte de las Montañas Luochen, con ojos brillando con un resplandor incisivo. Al mismo tiempo, entre las nubes que conformaban la Secta Corriente de Sangre, titilaron un par de ojos de color rojo brillante.

 

Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Patriarca Luis Cortés! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga: