AWE – Capítulo 357

Modo Noche

Capítulo 357: Malas Intenciones

Una batalla caótica se estaba desarrollando. Después de que aparecieron los cultivadores en el Alma Naciente de la Secta Desafiadora del Río, surgieron aún más figuras oscuras para unirse al conflicto.

Todas esas figuras habían estado ocultando sus auras para evitar que la Secta Desafiadora del Río las identificara. Además, no era solo un grupo de personas; ¡había cuatro grupos distintos en total!

En medio de la pelea que se desenvolvía, los ojos del Ancestro de Sangre se abrieron, revelando la furiosa mirada de Bai Xiaochun. Brutus era su hijo, y como padre, le enfurecía ver a otros intentando abusar de él. ¡Simplemente no podía soportar ver a otros intentando robar el Núcleo Violeta de Brutus!

—¡¡Váyanse a la mierda!! —rugió a través de la boca del Ancestro de Sangre. Los estruendos tan intensos resonaron hasta los Cielos, y la mano derecha del Ancestro de Sangre se apretó y desató un puñetazo.

Este puñetazo estaba impulsado por toda la base de cultivo de Bai Xiaochun; su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos y su Núcleo de Rey Celestial Imperecedero, desatando un poder explosivo extraordinario. Ese gigantesco puño del Ancestro de Sangre era como si un continente entero estuviera moviéndose por el aire, haciendo que el cielo se desplomara y mandando una enorme onda de choque por todos lados.

El rostro de todos los infiltrados cambió de golpe, y se dispersaron para alejarse. Los más lentos terminaron tosiendo sangre de inmediato.

En cuanto a la serpiente voladora, el puñetazo le impactó directamente, y salió volando gritando.

Todo entró en silencio de repente. Todos se quedaron viendo al gigantesco Ancestro de Sangre, con el rostro mostrando totalmente su conmoción e intentando determinar si siquiera tenía alguna debilidad.

El Maestro Viento Divino y Sectaglacial intercambiaron miradas. Habían tenido la intención de dejar que la batalla se prolongara un poco, con la esperanza de atraer a otros infiltrados. Pero ahora que Bai Xiaochun había tomado control del Ancestro de Sangre, sabían que retrasar más las cosas lo enfurecería más. Después de un momento, asintieron el uno al otro.

—Hora de terminar con esto, —murmuró Sectaglacial—. ¡Incluso los que no se hayan mostrado, estarán muy asustados para actuar después de lo que acaban de ver! —Ondeó su mano, y apareció un sol negro en el cielo, a este se le unió un sol blanco. Luego los dos soles se superpusieron, y lo mismo hicieron los dos cuervos que estaban adentro. El nuevo cuervo abrió sus ojos y emitió un grito ensordecedor.

Luego el cuervo salió volando. Al mismo tiempo, se pudo escuchar una risa escalofriante y el espantapájaros salió de la nada. A esto se le sumó la Espada Cuerno Celestial, volando hacia Sectaglacial en un rayo de luz dorado.

Las cosas no se habían acabado aún. A pesar de las formaciones de hechizos que habían sido montadas parecían estar al máximo, repentinamente una luz aún más intensa empezó a brillar, tres veces más intensa que antes. Aparecieron tres gigantescas espadas brillantes y empezaron a arrasar todo a su paso.

Los Cielos y la tierra se sacudían violentamente y todos los intrusos huían por su vida. Desafortunadamente, pocos pudieron llegar lejos. ¡La Espada Cuerno Celestial cortó a uno por la mitad, el espantapájaros apareció frente a otro y lo empezó a despellejar vivo! Unos momentos después, la víctima reveló no ser más que una proyección, ¡pero ver los métodos de ataque del espantapájaros era absolutamente escalofriante!

La luz de los soles blanco y negro hacía que fuera imposible para los infiltrados ocultarse, y el cuervo blanco y negro procedió a desatar una masacre.

Pero nada de esto era tan impresionante comparado a las tres espadas brillantes creadas por las formaciones de hechizos. Estas se separaron rápidamente en tres redes de espadas, cada una conformada por 100.000 espadas, que procedieron a hacer pedazos a todos los enemigos.

La serpiente voladora parecía estar al borde de escapar, pero Li Zimo dejó salir un frío bufido y la persiguió.

A lo lejos, se veía como la Secta Desafiadora del Río estaba dando un gran espectáculo. Era como si flores de espadas estuvieran floreciendo sobre ella…

Curiosamente, muchas de las personas asesinadas no derramaron sangre, y cuando sus cadáveres caían al suelo, simplemente se desvanecían. En realidad, solo quedó un pequeño grupo de cuerpos reales.

Evidentemente, aquellos que no dejaron atrás un cadáver no estaban aquí con su verdadero ser, habían enviado un clon. Para ellos, perder un clon como este sería un desperdicio, pero no los heriría de gravedad.

Conforme los clones se desvanecían y las flores de espadas desaparecían, el Núcleo Violeta entró de manera segura en la boca de Brutus. Este lo tragó y casi al instante su aura empezó a incrementar.

Bai Xiaochun estaba pálido adentro del Ancestro de Sangre, y se veía totalmente exhausto. Aun con sus dos núcleos, controlar el Ancestro de Sangre era algo muy agotador.

Al voltearse hacia los patriarcas, era evidente la hostilidad que había en su mirada.

Los patriarcas intercambiaron miradas incómodas. La verdad era que la Formación del Núcleo de Brutus no había sido parte de su plan a largo plazo; originalmente habían tenido la intención de usar diversos métodos para atraer a los infiltrados. Aun así, les preocupaba que Bai Xiaochun se tomara las cosas mal, así que Sectaglacial apareció a un lado para ofrecerle una explicación.

Al final, Bai Xiaochun simplemente dejó salir un frío bufido e impuso varias demandas en favor de Brutus antes de dejar pasar las cosas.

—Esos viejos de mierda… —refunfuñó consigo mismo—. ¡Son un montón de viejos zorros astutos! —Luego, cuando vio como surgía la energía de Brutus cada vez más y más alta, se llenó de emoción y decidió perdonarlos por ahora.

Los reyes de las bestias necesitaban tiempo para descansar y recuperarse después de llegar a la Formación del Núcleo, y los patriarcas se ofrecieron a actuar como protectores Dhármicos para Brutus durante este tiempo. Bai Xiaochun se unió a ellos, sentándose junto a él de piernas cruzadas a esperar que Brutus se recuperara por completo.

Sin embargo, esperar era muy aburrido. Así que empezó a pensar en la pequeña niña, el verdadero espíritu, y en la Píldora Desafiadora del Río. Conforme pasaba el tiempo, se quedó inmerso en sus pensamientos sobre como confeccionar esa píldora.

No voy a poder confeccionar la píldora dentro de mí… Eso solo funcionaría si tuviera suficiente fuerza vital, lo cual no tengo… Aunque confeccionarla afuera del cuerpo es posible, sería demasiado difícil. —Fruncía el ceño consternado.

Tener una gota de sangre del verdadero espíritu debería hacerlo un poco más fácil… pero todavía no creo que tenga la habilidad suficiente con el Dao de la medicina para tener éxito. —Esto hacía sentir a Bai Xiaochun bastante desanimado. Era deprimente saber qué hacer, pero no ser capaz de hacerlo.

Lo más sencillo sería confeccionarla adentro de mí mismo… Pero no tengo suficiente fuerza vital… Fuerza vital… Hey, ¡un segundo! —De repente apareció una chispa en sus ojos, y volteó a ver su bolso de almacenamiento.

La pequeña tortuga… esa es la reliquia de la indestructibilidad eterna. Debería tener suficiente fuerza vital… ¿no? —Mientras más consideraba esto, más se emocionaba. Pero no se atrevía a decir sus ideas en voz alta, no fuera a ser que la pequeña tortuga descubriera sus planes.

Esa pequeña tortuga es demasiado traicionera. Tengo que pensar en una manera de hacer que me dé un poco de fuerza vital voluntariamente… —No podía evitar sentir un dolor de cabeza cada vez que pensaba en aquellos buenos días en los que la pequeña tortuga estuvo inconsciente. Y repentinamente, su corazón palpitó con fuerza.

Inconsciente… —Finalmente, ¡apareció un resplandor de astucia en sus ojos y se dio cuenta de que lo mejor sería confeccionar algún tipo de medicina poderosa que pudiera dejarla inconsciente!

Siete días después al amanecer, Brutus finalmente abrió sus ojos y dejó salir un rugido largo y poderoso. Al hacerlo, una luz violeta estalló a su alrededor, y las fluctuaciones de la Formación del Núcleo se extendieron.

Todas las demás bestias de batalla de la Secta Desafiadora del Río empezaron a aullar al mismo tiempo. Los patriarcas se fueron sonrientes ya habiendo terminado su labor como protectores Dhármicos.

Brutus estaba muy animado. Aunque pasó algunos días con Bai Xiaochun, eventualmente se aburrió y salió a divertirse. Pero claro, esta vez no salió de la Secta Desafiadora del Río. Simplemente fue a pasar el tiempo con otras bestias de batalla, al igual que algunas chicas discípulas que le gustaban.

Bai Xiaochun lo dejaba hacer lo que quisiera. En este momento, estaba casi totalmente centrado en confeccionar su medicina para dejar inconsciente a la tortuga. Por esto permaneció dentro de su cueva de inmortal, revisando mentalmente las incontables fórmulas medicinales en su mente.

Así pasó el tiempo. Rápidamente transcurrieron dos meses.

Bai Xiaochun tenía que pensar en un plan, y mejoraba constantemente una nueva fórmula medicinal. La pequeña tortuga asomó su cabeza varias veces a ver lo que hacía Bai Xiaochun. Pero no podía leerle la mente, así que no tenía manera de saber lo que planeaba Bai Xiaochun. Sin embargo, la mirada de locura en sus ojos le daba un muy mal presentimiento a la pequeña tortuga.

Por supuesto, Bai Xiaochun no descuidó su cultivo. Además de pensar en la fórmula mentalmente, seguía trabajando con sus Tendones Imperecederos y el Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial.

Una mañana al amanecer, finalmente terminó su trabajo mental con la fórmula medicinal. Al mismo tiempo, se dio cuenta repentinamente que una tablilla de jade vibraba dentro de su bolso de almacenamiento. Al sacarla, escuchó la voz de Sectaglacial en su mente.

—Xiaochun, ven al gran salón en el Monte Desafío del Río. Las otras tres grandes sectas de las Partes Medias nos han venido a visitar.

Bai Xiaochun quedó algo sorprendido. En sus discusiones recientes con los patriarcas, se le había dicho que ya especulaban que algunos de los infiltrados eran cultivadores solitarios, pero otros habían venido de las tres sectas.

Después de todo, la Secta Desafiadora del Río era nueva, y las otras tres sectas definitivamente iban a tantearlos un poco.

Considerando la manera en la que transcurrieron las cosas, Bai Xiaochun no pudo evitar dejar salir un frío bufido y se puso de pie. Después de ponerse sus túnicas de joven patriarca, puso una expresión gélida en el rostro y se dirigió al gran salón.

En el camino pudo a ver a otros cultivadores de la Secta Desafiadora del Río que veían hacia el gran salón con expresiones sombrías en el rostro.

Bai Xiaochun se movió rápidamente con un resplandor en sus ojos, hasta que alcanzó a ver a tres grupos de cultivadores, todos con expresiones de desdén intentando alejar a los discípulos de la Secta Desafiadora del Río que cuidaban la entrada al gran salón.

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡Ricardo Ma Rasguido! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga:
<