AWE – Capítulo 358

Modo Noche

Capítulo 358: ¡Arrogante y Tiránico!

Cada grupo tenía alrededor de una decena de personas, incluyendo a cultivadores en la Formación del Núcleo y el Establecimiento de la Fundación, todos llevaban túnicas de Daoísta distintas.

El primer grupo llevaba túnicas negras, decoradas con imágenes de lunas de sangre, e irradiaban un aura particularmente asesina. Sus rostros mostraban risas burlonas y miradas gélidas llenas de intención asesina.

Otro de los grupos usaba ropas decoradas con un cielo estrellado. Todos eran increíblemente atractivos, y el desdén en sus brillantes ojos no podía ser más evidente.

El último grupo estaba vestido en túnicas de Daoísta blancas y negras. El grupo contenía tanto hombres como mujeres, e irradiaban una sensación que hacía que fueran percibidos como seres que trascendían el mundo mortal. A pesar de su aire tan elevado, también se veía como expresaban su desdén.

Bai Xiaochun ya había leído una introducción sobre las otras tres sectas, y pudo determinar de inmediato a cuál pertenecía cada grupo. Los que llevaban los diseños del cielo estrellado eran de la Corte del Río Estrellado. Los que irradiaban un aura asesina eran de la diabólica Corte del Río de la Polaridad. Y los que llevaban esas túnicas de Daoístas blancas y negras, eran de la secta más poderosa de todas, ¡la Corte del Río del Dao!

Los discípulos de estas tres sectas estaban de pie directamente frente al gran salón, evitando que nadie más se acercara. Ellos eran los invitados, ¡pero actuaban como si fueran los dueños del lugar! Incluso estaban alejando a los discípulos de la Secta Desafiadora del Río que habían sido asignados a cuidar el lugar. Arriba en el cielo, se podía ver un gigantesco lagarto negro, y cuando bajaba la vista, se podía ver que su mirada era fría como el hielo, incluso parecía que quería comerse a los discípulos de la Secta Desafiadora del Río.

A cierta distancia del lagarto, había un gran buque de guerra, de 3.000 metros de largo, completamente plateado. Reflejaba la luz del sol de manera deslumbrante e irradiaba un poder aterrador.

En la dirección opuesta había un gigantesco meteorito, de 3.000 metros de diámetro y rodeado por un mar de llamas ardientes. El calor que irradiaba el meteorito era tan intenso que las plantas y los árboles que tenía debajo ya habían empezado a marchitarse.

A medida que Bai Xiaochun se acercaba, un cultivador de mediana edad de la Corte del Río Estrellado empujó a uno de los discípulos en el Establecimiento de la Fundación de la Secta Desafiadora del Río, haciendo que fuera forzado a retroceder treinta metros.

—Atrás, —dijo el cultivador de la Corte del Río Estrellado—. ¡Nadie tiene permitido acercarse! —Soltó una risa burlona y se volteó a charlar con sus compañeros de la secta—. Esta sí que es una secta insignificante. No puedo creer que tengan basura como esta cuidando el gran salón.

Sus camaradas se unieron a sus risas de burla, y los discípulos de las otras dos sectas mostraban aún más desdén que antes.

Los discípulos de la Secta Desafiadora del Río estaban furiosos, pero lograron controlar su temperamento. Sabían muy bien que la secta apenas acababa de entrar a las Partes Medias, y no tenían una posición muy estable. Considerando que las otras tres sectas acababan de venir para una visita formal, y que los patriarcas estaban todos en una reunión dentro del gran salón, cualquier conflicto podría tener repercusiones muy negativas.

Por otro lado, era obvio que los discípulos de las otras sectas estaban intentando incitar un conflicto…

Pero al darse cuenta de que los discípulos de la Secta Desafiadora del Río no caían en sus provocaciones, se les puso el rostro aún más severo. A pesar de eso, ninguno se atrevía agredir abiertamente. Mientras los discípulos de las tres sectas intercambiaban miradas dudando, los líderes de cada grupo empezaron a hablar en voz alta.

—He escuchado que hay muchos auto-proclamados Elegidos en la Secta Desafiadora del Río. ¿Dónde está Bai Xiaochun? ¿Qué hay de Song Que, Colmillo Fantasma, Nueve-Islas, Shangguan Tianyou y Chen Manyao? ¿Dónde están?

—Los maestros Daoístas en el Alma Naciente tienen una reunión en el gran salón, y nosotros los de la generación menor estamos aquí aburridos. ¿Por qué no salen los Elegidos de la Secta Desafiadora del Río a mostrarnos de que están hechos?

Los otros discípulos en sus respectivos grupos sabían la intención de sus líderes.

Un joven dio un paso delante de entre la Corte del Río de la Polaridad, cada uno de sus pasos hacía que el aire se llenara de sonidos de crujidos; estaba claro que el poder de su cuerpo carnal era increíble. Observó a su alrededor, se rio fuertemente y dijo, —Permítanme presentarme. Mi nombre es Di Gong, estoy en el Establecimiento de la Fundación avanzado. Compañeros Daoístas de la Secta Desafiadora del Río, ¡por favor den un paso adelante denme algunos consejos para mi cultivo!

Este no fue el único que dio un paso adelante. También avanzaron cultivadores de las otras dos sectas, intentando atraerlos de manera similar.

—¿En serio? —dijo uno de ellos—. ¿Nadie de la majestuosa Secta Desafiadora del Río se atreve a practicar conmigo? ¡¿Qué tipo de secta es esta?!

Los discípulos de la Secta Desafiadora del Río estaban sin aliento por la ira. Poco después, uno de sus discípulos en el Establecimiento de la Fundación avanzado, uno de la División Corriente Profunda, arremetió contra Di Gong.

Luego salieron dos discípulos más a enfrentarse contra los cultivadores de las otras dos sectas.

—¡Regresa a tu lugar! —dijo Di Gong riendo. Plantó con fuerza su pie derecho en el suelo, y con la otra pierna dio una patada giratoria por el aire. Aunque inesperadamente, esta patada no estaba respaldada por el poder de su cuerpo carnal; ¡sino que aparecieron una gran cantidad de cuchillas de viento, las cuales salieron disparadas en un peligroso ataque mágico!

El discípulo de la División Corriente Profunda sacó una espada voladora, pero para su sorpresa, la espada pasó directamente a través de Di Gong. Para cuando se dio cuenta de que solo era una imagen residual, ya era demasiado tarde, y Di Gong estaba justo frente a él. Antes de que pudiera reaccionar, Di Gong propinó un puñetazo directamente contra él.

Pero Di Gong aún no había terminado. Se rio con una intención asesina despiadada y se preparó para desatar otro ataque contra el mismo discípulo. Los demás discípulos circundantes de la Secta Desafiadora del Río estaban enfurecidos, y algunos salieron volando a intentar salvar a su compañero.

Al mismo tiempo, los otros dos discípulos que habían ido a retar a los visitantes de la secta también fueron forzados a retroceder a golpes. Además, sus oponentes parecían estar del mismo humor asesino que Di Gong.

Cuando Bai Xiaochun llegó y vio lo que ocurría, le pasó un destello de ira por los ojos. En un abrir y cerrar de ojos apareció directamente frente al discípulo de la División Corriente Profunda, y allí se quedó de pie. Cuando el puñetazo de Di Gong le impactó, no pudo ni siquiera moverle un pelo. La fuerza del puñetazo de Di Gong fue reflejada directamente contra él, haciendo que le saliera sangre por la boca y se tambaleara hacia atrás, su rostro se llenó con una mirada de conmoción.

—¡¿Un cultivador en la Formación del Núcleo?! —rugió Di Gong—. ¡Qué sinvergüenzas son Secta Desafiadora del Río! ¡¿¡¿Se atreven a enviar a un cultivador en la Formación del Núcleo para luchar contra el Establecimiento de la Fundación?!?!

Mientras sus palabras aún resonaban, Bai Xiaochun se puso en movimiento de nuevo, convirtiéndose en una seria de imágenes residuales y acelerando para ayudar a los otros dos discípulos. Hizo lo mismo, usó solo su cuerpo para bloquear los ataques. Estos no le hirieron en lo absoluto, mientras que los atacantes de las otras dos sectas salían tambaleándose hacia atrás, tosiendo sangre y gritando de ira.

—¡¡Completamente Sinvergüenza!!

—¡Cómo se atreve un cultivador en la Formación del Núcleo a emboscar a un discípulo en el Establecimiento de la Fundación!

Di Gong y los otros dos discípulos estaban totalmente enfurecidos y veían a Bai Xiaochun con miradas gélidas.

Bai Xiaochun se puso en movimiento de nuevo, y se detuvo frente a los cultivadores de las tres sectas, juntó sus manos en su espalda y dijo con la barbilla en alto, —¿Y que si ataqué a algunos cultivadores en el Establecimiento de la Fundación? También he atacado antes a discípulos en la Condensación de Qi. ¿Acaso eso me hace un sinvergüenza? Y, de todos modos, ¿acaso alguno me vio atacando? ¡Obviamente fueron ustedes los que me golpearon! ¡Parece que ustedes son los sinvergüenzas! Tres cultivadores en el Establecimiento de la Fundación realmente decidieron atacarme en grupo a mí, ¡¡un experto en la Formación del Núcleo!! Ustedes como que se están pasando mucho, abusadores. No lleven las cosas demasiado lejos. Cuando me enojo, ¡me asusto incluso a mí mismo!”

Los cultivadores de las tres sectas lo veían furiosamente, intentando pensar y recordando si realmente había atacado o no…

Al mismo tiempo, los discípulos de la Secta Desafiadora del Río estaban más emocionados que nunca, y empezaron a saludar en voz alta.

—¡¡Joven Patriarca!!

—¡¡Saludos Joven Patriarca!!

—¡¡¡Saludos Joven Patriarca!!!

Los líderes de cada uno de los otros tres grupos se dieron cuenta al instante de a quien tenían al frente, y sus pupilas se contrajeron del asombro.

En este momento, un joven dio un paso adelante de entre la Corte del Río Estrellado, sus ojos tenían un resplandor gélido. Y en su mano tenía oculta una púa negra; por lo que estimaba, si lograba dejar a Bai Xiaochun inválido aquí y ahora, quizás habría algunas consecuencias negativas, pero en general, sería un gran logro. —Qué divertido, —dijo—. Así que tú eres Bai Xiaochun, ¿eh? Permíteme presentarme. Soy Chen Yunshan. Por qué no discutimos sobre–

Cuando comenzó a hablar, también dieron un paso adelante otros cultivadores en la Formación del Núcleo de la Corte del Río de la Polaridad y la Corte del Río del Dao, y sus ojos también brillaban con una luz helada.

Sin embargo, antes de que Chen Yunshan pudiera terminar lo que quería decir, Bai Xiaochun gritó, —¡Ustedes me están forzando!

Dicho esto, arrojó una píldora medicina hacia Chen Yunshan.

—¿Eh? —dijo Chen Yunshan boquiabierto. Ondeó su manga, pero no pudo evitar que la píldora medicinal estallara, haciendo que un humo negro saliera dando vueltas. Sus compañeros discípulos también estaban sorprendidos, e intentaron actuar para dispersar el humo. Pero, parecía haber algún tipo de propiedad extraña en ese humo que les hacía imposible dispersarlo, e incluso empezó a entrar a su cuerpo a través de su piel.

Por supuesto, apenas salió esa píldora medicinal,  aparecieron expresiones extrañas en los rostros de los discípulos circundantes de la Secta Desafiadora del Río. Esto era especialmente cierto de los discípulos de las Divisiones Corriente Espiritual y de Sangre. Estos empezaron a retroceder de inmediato, arrastrando consigo a los discípulos de las otras dos divisiones. En solo unos momentos, se alejaron más de 300 metros.

Los cultivadores de la Corte del Río de la Polaridad y la Corte del Río del Dao estaban sorprendidos, y no podían entender por qué Bai Xiaochun acababa de tirar una píldora medicinal. Además, la reacción de la Secta Desafiadora del Río era muy reveladora, así que también empezaron a retroceder inconscientemente.

—¡¿Qué haces Bai Xiaochun?! —Rugió furioso Chen Yunshan. Pero justo cuando estaba a punto de avanzar, sus ojos repentinamente se estremecieron. Al mismo tiempo, uno de sus compañeros detrás de él dejó salir un aullido repentino, ¡se abalanzó hacia adelante y lo abrazó por la espalda!

—Hermana Menor Li, —gritó—, ¡¡Finalmente te encontré!!

En un abrir y cerrar de ojos, esa decena de cultivadores de la Corte del Río Estrellado empezó a volverse loca. Uno de los cultivadores afectados extendió los brazos y empezó a correr de un lado a otro. Otro empezó a delirar como loco. Otro empezó a sonreír ampliamente. El único que pudo soportar los efectos fue el discípulo en la Formación del Núcleo, y con gran esfuerzo.

—¡Estoy volando! volando, volando lejos…

—¿Qué es este lugar? ¡Atrás todos! AAAAHHH…

—¡Jajaja! ¡Finalmente he alcanzado el Reino Deva! ¡¡De ahora en adelante, soy inigualable bajo los Cielos!!

Algunos de los discípulos afectados tenían miradas de terror en el rostro, y empezaron a gritar a todo pulmón. Había uno que repentinamente se veía ebrio de placer, e inmediatamente salió volando por el cielo hacia el gigantesco lagarto.

—Hey bebe, —dijo—. No temas, ya voy.

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Trasendente Dagoberto Mendez! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga: