AWE – Capítulo 40

Modo Noche
Capítulo 40: Persiguiendo la Cima.

Bai Xiaochun regresó a la secta tarareando una pequeña tonada y sintiéndose secretamente encantado. Después de alcanzar su patio, suspiró.

“Practico la cultivación Inmortal para vivir para siempre. Personas como esas que siempre están luchando y matando son completos lunáticos.”

Se sentó en su patio, y empezó a organizar los varios objetos que había tomado de Chen Fei y sus amigos. Bajo ninguna circunstancia podían considerarse ricos, lo que significaba que Bai Xiaochun realmente no sacó mucho, aunque no le importaba de todas maneras. Cuando terminó, agarró las plantas medicinales que justo había comprado y las examino cuidadosamente por un rato.

A pesar de que tenía una base profunda en plantas y vegetación, realmente no tenía mucha experiencia lidiando con las plantas mismas. Ahora que era capaz de examinar estas plantas en persona, sus observaciones se mezclaban con la información que ya existía en su mente. Incluso rasguño la superficie de algunas de las plantas para examinar su estructura interna.

Después de hacer algunas pruebas, una expresión pensativa apareció en el rostro de Bai Xiaochun, y sacó las dos fórmulas aleatorias que había adquirido. Después de observar la fórmula para reponer energía espiritual, se concentró en la otra fórmula, diseñada para mortales que deseaban fortalecer sus cuerpos físicos.

“Incienso de Longevidad….”Mmurmuró. Esta fórmula medicinal en particular no requería el uso de muchas plantas medicinales, solo siete. Además, no había nada muy especial sobre la forma en la que interactuaban. Sin embargo, usando las técnicas de aumentación y supresión mutua, era posible sacar el poder de esas siete plantas medicinales, triturarlas en forma de polvo, y luego convertirlas en incienso.

Dos de las plantas incluso eran tóxicas. Si un cultivador las consumía solas, lo llevaría a dos semanas de diarrea. Para los mortales sin embargo, serían fatales.

“Hay muchos tipos de plantas espirituales entre el Cielo y la Tierra. Algunas pueden ser ingeridas directamente, mientras que otras necesitan ser preparadas en forma de píldoras para obtener el efecto óptimo. Hay muchas que, debido a su toxicidad, solo pueden ser usadas para preparar incienso.” Murmurando consigo mismo, Bai Xiaochun sacó las plantas medicinales que necesitaba para el Incienso de Longevidad, después de lo cual empezó a estudiarlos en detalle.

“Aún no tengo mucha confianza en esto,” pensó. “Lo más importante al pensar en preparar medicinas es la tasa de éxito. Incluso las medicinas espirituales más simples del primer nivel tienen una gran tasa de potencial fracaso.

“Tengo diez sets de cada planta medicinal. No puedo gastarlos.” Bai Xiaochun era una persona cauta, prefería tener confianza antes de hacer cualquier cosa. Así era exactamente como había sido cuando se absorbió memorizando todas las diferentes tipos de plantas y vegetación, y la situación presente era lo mismo. En vez de inmediatamente intentar preparar medicina espiritual, prefería reflexionar sobre la formula medicinal primero.

Siete días pasaron. Después de absorber completamente la información en la formula medicinal, cerró los ojos y empezó a analizar el asunto aún más. Era de noche cuando finalmente abrió los ojos. Luego, después de un poco más de pensamiento, sacó la fórmula para la medicina reponedora de energía espiritual y empezó a revisarla.

Dos semanas más pasaron. Los ojos de Bai Xiaochun estaban inyectados de sangre, pero ahora, sentía que entendía completamente todas las plantas medicinales que eran parte de estas fórmulas medicinales. Después de pensarlo más, se puso de pie y salió del patio.

Preparar medicina requería un horno de píldoras, pero estos eran bastante costosos, más costosos de lo que Bai Xiaochun podía permitirse. Por suerte, en el Pabellón de Preparación de Medicinas, había hornos de píldoras disponibles para el uso de discípulos en su preparación de medicina, al precio de algunos puntos de mérito.

El Pabellón de Preparación de Medicina estaba en el lado este del Pico Nube Fragante, no muy lejos de donde vivía Bai Xiaochun. No era como el Pabellón de las 10.000 Medicinas que siempre estaba llenó de multitud de personas. El Pabellón de Preparación de Medicinas era relativamente calmado y pacífico. Después de todo, incluso en el Pico Nube Fragante, las personas calificadas para preparar medicinas eran relativamente pocas. De ese pequeño número, algunos ya tenían sus propios hornos de píldoras personales, y no necesitaban venir a rentar uno.

Bai Xiaochun pagó por los derechos de usar las instalaciones del Pabellón de Preparación de Medicina por un mes entero. Se le dio un taller personal, completo con una formación de hechizo de protección que prevenía la interferencia del exterior mientras trabajaba.

Sosteniendo la llave de madera que le habían dado, Bai Xiaochun rápidamente encontró el taller #13 y entró. No era muy grande, y estaba completamente vacío a excepción del horno de píldoras y la llama que quemaba debajo de él.

Después de sentarse de piernas cruzadas, Bai Xiaochun tomó un respiro profundo, luego examinó el horno de píldoras de cerca. Cuando intentó manipular la llama con algo de energía espiritual, se dio cuenta de que podía hacer que la llama se hiciera mucho más caliente, llenando la habitación entera con un calor intenso. Al mismo tiempo, el horno de píldoras mismo empezó a brillar de rojo brillante.

Usando su base en el Arte del Control de Qi Violeta, realizó algunas pruebas, y rápidamente se acostumbró al calor intenso. No le tomó mucho tiempo antes de que se familiarizara con cómo controlar el nivel de la llama. Finalmente, le dio una palmada a su bolsa de posesión para sacar varios tipos de plantas y vegetación.

“El Incienso de Longevidad es demasiado importante para ponerlo de primero en la lista de preparación. Primero me familiarizare con el proceso de preparación general, luego intentaré empezar con una Píldora Recuperadora de Espíritu. Esa es una píldora de nivel 1, útil para el quinto nivel de Condensación de Qi o menor.” Bai Xiaochun ahora estaba completamente determinado. Su expresión muy seria, mentalmente reviso la formula medicinal para la Píldora Recuperadora del Espíritu, luego empezó a preparar.

Sacó la primera planta medicinal luego sacudió su mano, haciendo que las hojas se cayeran. Sus ojos brillando de concentración, envió su energía espiritual interna hacia afuera, formando una poderosa pero gentil fuerza que aplastó las hojas juntas en nueve gotas de savia, las cuales dejó caer sobre el horno de píldoras.

Un sonido de goteo podía escucharse, y una neblina verde inmediatamente surgió dentro del horno para píldoras. Los ojos de Bai Xiaochun brillaron intensamente, y tan pronto la neblina apareció, sus manos se movieron rápidamente por el aire mientras extraía los tallos y venas de la planta medicinal, las cuales luego metió dentro del horno también. Ocasionalmente, ajustaba la llama, asegurándose de que más neblina se acumulara dentro del horno.

Sin embargo, nada de esa neblina escapaba. Se mantenía junta, girando mientras Bai Xiaochun sacaba la segunda planta medicinal. Después de catalizarla ligeramente, la planta medicinal floreció, y luego sacó los pétalos de la flor y los colocó en el horno de la píldora.

El tiempo pasó. Bai Xiaochun estaba completamente concentrado en lo que estaba haciendo mientras sacaba una planta medicinal tras otra. Pronto iba por la octava planta, y sus ojos brillaban intensamente mientras observaba el horno de píldoras. Mientras ajustaba continuamente la temperatura de la flama, sudor goteaba de su rostro.

Dos horas después, un estruendo apagado se pudo escuchar dentro del horno de píldoras. Humo negro empezó a salir, para ser absorbido por la formación de hechizos de la habitación. Bai Xiaochun estaba ahogándose y tosiendo, mientras se podía ver en su rostro el ceño fruncido mientras observaba los restos quemados dentro del horno de píldoras.

“Fallé….” Murmuró. Sentándose y colocando su mano en su barbilla, empezó a pensar. Después de revisar todo lo que había hecho, no empezó otro lote inmediatamente. Después de todo, era una persona cauta, en lo concerniente a memorizar plantas y vegetación o preparar medicina, siempre quería hacerlo de la manera más prudentemente posible.

Contempló el asunto por tres días completos. Durante este tiempo, revisó lo que recordaba sobre su primer intento al menos mil veces. Esto lo ayudó a identificar al menos cincuenta áreas problemáticas. Finalmente, tomó un respiro profundo, descansó por un momento, y una vez más calentó el horno.

El tiempo que realmente tomaba para producir una píldora no era muy largo. Cuatro horas después, el horno de píldoras emitió estruendos una vez más, y cuando se aclaró el humo, los restos dañados de una píldora una vez más quedaron visibles.

A este punto, su terca determinación una vez más surgió. Removiendo los restos del horno de píldoras, los examinó de cerca, luego comparó con la información que había obtenido hasta ahora sobre la preparación de medicina. Pasó diez días más examinando aún más la formula medicinal, al igual que las plantas y vegetación involucradas. Finalmente, con sus ojos inyectados de sangre, empezó a intentar una tercera vez.

El tercer lote parecía mucho más estable, pero justo en el momento en el que las píldoras estaban a punto de solidificarse, todo se arruinó, acompañado de estruendos apagados. Bai Xiaochun dio un salto adelante y observó los restos nuevamente. Después de pensar más, se sentó de piernas cruzadas y cerró sus ojos para reflexionar más sobre el asunto.

Esta vez, le tomó casi medio mes. Su tiempo en el Pabellón de Preparación de Medicinas casi se había acabado. Finalmente, sus ojos se abrieron, apretó sus dientes y empezó con el cuarto lote.

Eventualmente, se acabó el tiempo, y el lote más reciente era una falla.

Si un oficial de boticario pudiera observar lo que estaba ocurriendo, lo encontraría difícil de creer. Casi cualquier otra persona hubiese intentado al menos docenas de lotes de medicinas en un mes, y hubiera logrado tener éxito en al menos algunas de ellas.

Incluso si solo obtenían una píldora al final, aun contaría como un éxito.

Después de todo, la mayoría de las personas veían la preparación de medicina como algo extremadamente difícil. Si este no fuera el caso, entonces habría más de apenas dos maestros boticarios en todo el Continente Bosque del Este.

Incluso oficiales de boticario no eran muy comunes, y la mayoría no tenía ninguna esperanza de algún día convertirse en un maestro boticario.

Por supuesto, la verdadera razón de eso era… La mayoría de las personas no tenían acceso a los recursos que eran necesarios para realmente desarrollarse como oficiales boticarios.

Sin embargo, al final, si alguien trabajaba por el suficiente tiempo, sus oportunidades de convertirse eventualmente en un maestro boticario serían mucho mayores. ¡Por lo tanto, la mayoría de las personas creían que la mejor manera de incrementar la tasa de éxito al preparar medicinas era simplemente practicar mucho!

Y por esto era que la mayoría de las personas simplemente apuntaban a la práctica.

Después de familiarizarte lo suficiente con el proceso, tu confianza en tener éxito incrementaría. Por supuesto, al mismo tiempo, oficiales boticarios empezaron a ver las fallas como algo ordinario. Después de una falla, uno podía simplemente empezar de nuevo, y así mejorar lentamente. Esto era especialmente cierto de las píldoras medicinales más ordinarias. Los ingredientes para píldoras como esas no eran muy costosos, y podían ser usadas como combustible para todo ese trabajo duro y práctica.

Sin embargo, Bai Xiaochun seguía un camino diferente a los demás. Iba mucho más despacio, después de cada falla, se tomaba más tiempo analizando porque había fallado que el tiempo que pasaba en el proceso real de preparación.

Esto tenía mucho que ver con su cautela. Sería incluso apropiado llamarlo escrupuloso. Solo un poco de esa escrupulosidad había aparecido durante su tiempo estudiante plantas y vegetación. Ahora que estaba en su primera incursión en la preparación de medicina, su naturaleza escrupulosa incrementó dramáticamente, volviéndose su aspecto más destacable.

Debido a esa escrupulosidad, era capaz de identificar incluso más áreas problemáticas que la persona promedio podría. De hecho, el número de problemas que otras personas podrían identificar no podía ni compararse. Pensaba y reflexionaba el asunto en maneras que otros ni siquiera considerarían y por lo tanto identificaba varias áreas sospechosas.

Debido a su cautela, incluso el problema más pequeño era algo que deseaba controlar antes de continuar con cualquier preparación. Era por estas razones que gastaba tanto tiempo pensando.

El mes pasó; El cabello de Bai Xiaochun estaba desaliñado, y su rostro lleno de cenizas. Exhausto, salió del Pabellón de Preparación de Medicinas y regresó a su patio, donde se sentó allí pensando y revisando.

“Aún hay nueve áreas problemáticas. Una vez resuelva esos problemas, debería ser capaz de continuar con la preparación de medicina.” Apretando sus dientes, se sentó allí en su patio, ojos cerrados, analizando el asunto, ocasionalmente tomando una planta medicinal para observarla y estudiarla.

Medio mes pasó antes de que repentinamente saliera, usara puntos de mérito y entrara al Pabellón de Preparación de Medicinas una vez más.

El quinto lote… ¡Fue una falla!

Después de analizar el asunto por siete días más, encontró más problemas, los solucionó e intentó nuevamente.

El sexto lote… ¡Fue una falla!

Sus ojos estaban rojo brillante. Tomó veinte días más contemplando el asunto antes de intentar su séptimo lote.

Dos horas en proceso, ningún sonido de estruendos podía escucharse. En cambio, un aroma medicinal empezó a esparcirse, y el rostro de Bai Xiaochun se iluminó. Allí dentro del horno de píldoras había dos píldoras medicinales verdes. ¡El séptimo lote fue un éxito!

Intentó una vez más, y el octavo lote… ¡Tuvo éxito produciendo tres píldoras!

El noveno lote… ¡Tuvo éxito produciendo cinco píldoras!

El décimo lote… También tuvo éxito. Sin embargo, al final solo una píldora apareció. Y no era verde, pero en cambio, negra. Además, no emanaba ningún aroma medicinal, pero en cambio, un olor diferente y extraño.

Incluso mientras Bai Xiaochun reflexionaba el asunto curiosamente, el Pabellón de Preparación de Medicinas completo entró en  un escándalo.