AWE – Capítulo 41

Modo Noche

Capítulo 41: La efectividad del Refuerzo Espiritual.

No había ratas o ratones en el Pico Nube Fragante. Tales cosas no podían existir en un lugar de cultivación como este, no a menos que fueran realmente criaturas espirituales. Sin embargo, las hormigas eran algo común en la montaña.

Las hormigas eran una parte ordinaria de la naturaleza, y usualmente vivían en las grietas y agujeros de las rocas que podían estar por toda la montaña. No le causaban problemas a los cultivadores, y eran esencialmente, solo una parte ordinaria de la vida en la montaña. Como tal, pocas personas les prestaban atención.

Hoy, sin embargo, los discípulos de guardia alrededor del Pabellón de Preparación de Medicina estaban impactados al descubrir una innumerable cantidad de hormigas llenando el suelo en dirección al pabellón.

Los discípulos de guardia quedaron boquiabiertos; había tantas hormigas que era imposible determinar cuántas habían. La vista misma era suficiente para ponerles la piel de gallina. “¡¿Que… Que está pasando?!”

Al mismo tiempo, muchos de los discípulos en los varios talleres de preparación de píldoras gritaron alarmados, y el sonido de hornos de píldoras explotando podían escucharse. Aunque los talleres de preparación de píldoras estaban protegidos por formaciones de hechizos, también estaban construidos en la ladera de la montaña, lo que significaba que las hormigas podían llegar fácilmente a ellas por las varias grietas que llenaban la montaña.

Todas se dirigían hacia un taller en particular.

Este era por supuesto el taller ocupado por Bai Xiaochun, quien tenía una expresión de curiosidad mientras observaba una píldora medicinal negra. Fue más o menos en ese momento que notó el escándalo afuera, y repentinamente se dio cuenta de que su taller justo estaba lleno de hormigas.

Las hormigas casi parecían haberse vuelto locas, y todas estaban moviéndose directamente hacia él.

“¡Un apocalipsis de hormigas ha llegado al Pico Nube Fragante!” Grito Bai Xiaochun poniéndose de pie rápidamente. Inesperadamente, mientras Bai Xiaochun se ponía de pie, lo mismo hicieron las hormigas, moviéndose directamente hacia la píldora medicinal negra que sostenía.

Bai Xiaochun tenía la piel de gallina, lo primero que pudo pensar fue en arrojar la píldora medicinal lejos. Casi tan pronto esta salió de su mano, las hormigas cambiaron de dirección saltando hacia ella.

La píldora fue inmediatamente devorada, transformándose en una bola de hormigas, una visión que hizo que la sangre se escapara del rostro de Bai Xiaochun.

Un momento después, la bola de hormigas repentinamente colapsó, y las hormigas se escurrieron de vuelta a las grietas y agujeros. No quedaban rastros de la píldora medicinal.

De hecho, ninguna hormiga quedaba en el Pabellón de Preparación de Medicinas. Las hormigas habían venido rápidamente, y desaparecieron igual de rápido. Por supuesto, muchos de los discípulos que habían perdido las medicinas espirituales en las que estaban trabajando se sentían un poco deprimidos por lo que pasó, pero no había nada que pudieran hacer al respecto. Además, los discípulos de guardia, habiendo determinado que ninguna pérdida mayor había ocurrido, decidieron no reportar el extraño incidente.

Bai Xiaochun sabía exactamente porque las hormigas se habían vuelto locas, pero en cuanto a todos los demás, lo único que vieron fue una masa de hormigas pasando.

El corazón de Bai Xiaochun aun palpitaba de miedo. No parecía haber nada inusual con la píldora que recién había hecho. Sin embargo, había estado muy concentrado en hacer un trabajo perfecto, un trabajo incluso mejor que sus intentos anteriores. Ahora que lo pensaba, se dio cuenta de que en realidad hizo algunos ajustes en las proporciones en el último lote de Píldoras Recuperadoras de Espíritu.

“¿Puede ser que la última Píldora Recuperadora de Espíritu era algo extremadamente beneficioso para hormigas?” Bai Xiaochun sacudió la cabeza al pensar en lo increíble que él era. No solo podía preparar píldoras medicinales impactantes, podía preparar píldoras que volvían locas a las hormigas.

Al salir del taller, escuchó los murmullos deprimidos de los otros discípulos y se sintió un poco culpable. Bajando su cabeza, se fue rápidamente.

Unos días pasaron, durante los cuales Bai Xiaochun confirmó que el incidente en el Pabellón de Preparación de Medicinas no causó ningún impacto en la secta. Finalmente, regresó, pagó sus puntos de mérito, y luego seleccionó un taller distinto en el cual preparar medicinas.

Esta vez, empezó trabajando en el Incienso de Longevidad.

Preparar incienso y preparar píldoras eran dos cosas diferentes, y requerían usar técnicas distintas. Píldoras eran consumidas, mientras que el incienso era inhalado. Por supuesto, la forma final era distinta también, una siendo una píldora y la otra siendo un palillo de incienso.

Considerando lo que pasó la última vez, Bai Xiaochun estaba muy cuidadosa en la manera en la que trabajó en el Incienso de Longevidad. Dos meses pasaron, y después de usar diez lotes de ingredientes, terminó con siete porciones.

Se fue sintiéndose bastante satisfecho, siete porciones de Incienso de Longevidad en su mano. De vuelta en su cabaña, realizó un refuerzo espiritual triple; después de lo cual los Inciensos de Longevidad cambiaron a un color violeta profundo. Aunque los diseños del refuerzo espiritual triple eran algo tenues, aun eran visibles. Además, la sensación que tenía al ver el incienso era completamente distinta de antes.

Bai Xiaochun observó pensativo al Incienso de Longevidad, y se dio cuenta que él mismo era también bastante diferente a como había sido. Antes, no entendía mucho sobre medicina espiritual, pero después de preparar un poco la suya propia, tenía mucho más conocimiento. Por ejemplo, sabía que cualquier tipo de medicina espiritual tendría impurezas, impurezas que no debían ser absorbidas por el cuerpo, y sin embargo era difícil separarlas. Tales impurezas se podían acumular en el cuerpo y eventualmente convertirse en las llamadas toxinas medicinales.

Por esto era que muchos miembros experimentados de la Secta Interna dudaban en recomendar a los discípulos menos experimentados que consumieran píldoras medicinales. En teoría, muchas de las toxinas medicinales podían ser expulsadas del cuerpo. Sin embargo, si alguien consumía demasiadas píldoras medicinales y acumulaba demasiadas toxinas medicinales, podía influenciar su futuro cultivo.

Por lo tanto, dependiendo de cuantas impurezas existieran dentro de una determinada medicina espiritual, esta podía ser clasificada en  seis niveles.

“Bajo, medio, alto, superior, premium, suprema….” Murmuró, observando a su Incienso de Longevidad. Si la medicina era más de noventa por ciento impura, sería considerada medicina tóxica, y no sería clasificada en la jerarquía. Además, tales medicinas nunca deberían ser consumidas al menos que fuera absolutamente necesario.

Si la medicina era alrededor de ochenta por ciento impura, sería considerada de bajo grado, el cual era el tipo más común de medicina espiritual. Sesenta por ciento de impureza era considerado grado medio, y tales medicinas no eran comunes. De hecho, solo verdaderos maestros boticarios era sabido que producían tales medicinas.

Medicinas que fueran solo cuarenta por ciento impuras eran de alto grado, y eran raras. En cuanto a medicinas que eran veinte por ciento impuras, eran consideradas de grado superior, y si eran solo diez por ciento impuras, eran de grado premium. Estas eran medicinas que usualmente solo aparecían en grandes subastas.

Luego estaban medicinas espirituales que no tenían impurezas del todo, las legendarias medicinas de grado supremo.

Antes, realmente no entendía que lo que hacía cuando realizaba refuerzos espirituales en medicina espiritual. Pero después de examinar de cerca el Incienso de Longevidad, se dio cuenta de que no lo hacía más poderoso, como lo hacía con los objetos mágicos. En cambio… ¡Mejoraba la calidad de la medicina espiritual!

El Incienso de Longevidad que sostenía en este momento era solo cuarenta por ciento impuro, ¡Lo que significaba que era una medicina de grado superior!

Tan pronto se dio cuenta de esto, Bai Xiaochun se emocionó mucho Luego consideró el asunto un poco más, y decidió hacer un viaje al Pico Caldero Violeta. Su propósito no era visitar al Gran Gordito Zhang, pero en cambio, para visitar la única Sala de Refuerzo Espiritual que existía en la ribera sur de la Secta Corriente Espiritual.

Allí, los discípulos de la Secta Externa podían usar puntos de mérito para obtener ayuda de los Ancianos en la Sala de Refuerzo Espiritual para realizar refuerzos espirituales. Aunque aún había una posibilidad de falla, muchos discípulos frecuentaban el lugar.

Después de mirar alrededor de la Sala de Refuerzo Espiritual, y también después de hacer algunas consultas discretas, Bai Xiaochun pudo confirmar que realizar refuerzos espirituales en medicina espiritual en efecto reducía las impurezas y las hacía más efectivas.

Después de regresar al Pico Nube Fragante, Bai Xiaochun miró emocionado al incienso que había hecho, luego finalmente encendió uno y tomó un respiro profundo. Casi de inmediato, se sintió lleno como si hubiera comido una gran comida. Además, mientras el aurea del incienso se esparcía dentro de él, se sintió cálido y cómodo. Era como si la llama de su fuerza de vida hubiera sido avivada, y ahora estaba un poco más caliente.

Continuando inhalando el incienso, empezó a cultivar la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre. Tan pronto la sensación de hambre lo atacó, tomó un respiro profundo y la sensación de desvaneció rápidamente.

Los siete palillos de Incienso de Longevidad le permitían a Bai Xiaochun cultivar su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre por medio mes. Durante este tiempo, podía sentir su Piel de Hierro Imperecedera volviéndose más resistente y fuerte.

Sintiéndose de buen ánimo, organizó su bolsa de posesión, luego bajó al mercado y vendió algunas cosas que había adquirido de Chen Fei y sus amigos. Usando sus ganancias, compró diez raciones más de ingredientes para el Incienso de Longevidad, y una vez más empezó a preparar medicina.

Gracias a su constante cautela y atención al detalle, su tasa de éxito al preparar el Incienso de Longevidad incrementó, aumentando de setenta por ciento a ochenta, y eventualmente alcanzando cien por ciento.

Sin embargo, aún no estaba satisfecho, Aunque su tasa de éxito había alcanzado el cien por ciento, la calidad de la medicina espiritual resultante era apenas de grado bajo.

Su habilidad no era algo que podía cambiar en un corto periodo de tiempo, dejándole solo una opción: usar el refuerzo espiritual para remover impurezas. Cuando usaba el Incienso de Longevidad en su cultivo, lo respiraba profundamente y sentía la verdadera felicidad que podía ser obtenida en el Cielo y la Tierra.

Su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre mejoraba cada día, al igual que su base de cultivo, la cual ahora se acercaba al gran círculo del sexto nivel de Condensación de Qi.

Su mayor progreso era con la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre. Con solo un poco más de trabajo, sería capaz de obtener un éxito mayor con su Piel de Hierro Imperecedera. El cuerpo de Bai Xiaochun era mucho más duro y durable que antes, y cuando usaba el Agarre Destructor de Gargantas, sus dedos eran de un color negro aún más profundo que antes.

Sin embargo, para este entonces, el Incienso de Longevidad estaba empezando a lentamente perder su efectividad. Al final, no hacía virtualmente nada, haciendo que Bai Xiaochun suspirara. Estaba al tanto que si consumías suficiente de alguna medicina espiritual, el cuerpo eventualmente se adaptaba a esta, y perdería su efectividad.

Si quería continuar su cultivo, necesitaría una medicina espiritual que fuera incluso mejor que el Incienso de Longevidad. Desafortunadamente, las fórmulas para la medicina espiritual como esa estaban estrictamente controladas. Era imposible comprarlas en el mercado; solo podían ser adquiridas con puntos de mérito después de ser promovido a un oficial boticario.

La única otra opción era ir a un mercado más grande, pero lugares como estos estaban bastante lejos de la secta. Después de considerar el asunto, Bai Xiaochun se encendió de determinación.

“¡Me convertiré en un oficial boticario!”

Considerando su experiencia preparando medicinas, al igual que su habilidad con plantas y vegetación, no debería ser un gran problema calificar para una promoción. Sin embargo, solo para estar seguro, se tomó los siguientes días comprando algunas formulas medicinales aleatorias. Después de preparar cada una, algunas veces, y luego analizar sus fallas, se sintió con mucha más confianza, y fue a registrarse para la prueba de promoción de oficial boticario.

Por supuesto, la prueba de promoción no era algo que se hacía para un solo individuo. Solo cuando suficientes personas se habían registrado la prueba tendría lugar. Después de esperar otro mes, mientras reflexionaba algunos asuntos sobre medicinas espirituales, su medallón de identidad dentro de su bolsa de posesión empezó a vibrar. Cuando lo sacó, una voz antigua llenó su mente.

“Mañana al amanecer, ven a la Sala de Oficial Boticario, donde la prueba para la promoción a Oficial Boticario tendrá lugar.”