AWE – Capítulo 421

Modo Noche

Capítulo 421: ¡Qué Cálido!

Algunas de esas bestias que rugían y se esforzaban por avanzar eran más fuertes que otras, y lograban llegar mucho más lejos, por allá se podía ver un objeto parecido a un espejo, ¡y al llegar allí desaparecían!

Bai Xiaochun se quedó viendo todo lo que ocurría a su alrededor, y luego revisó la información que había recolectado en los últimos días.

—El sistema de rangos entre las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado está dividido en siete colores en total. El primer nivel de la prueba de fuego es el nivel rojo, y es el más sencillo de todos. Hay que pasar a través de este mar de llamas. Siempre y cuando se logre pasar el treinta por ciento del recorrido, ¡la estrella personal del que lo haga logrará aparecer entre los rangos!

—La clave es la distancia recorrida; eso es lo que determina el puesto final. Después de cierto punto, se puede avanzar a la siguiente prueba. Aquellos que realmente logran llegar al final de la prueba roja son muy pocos.

Luego suspiró suavemente y se quedó viendo a todas esas incontables bestias que salían disparadas hacia el mar de llamas, y se quedó escuchando el eco de sus gritos miserables al morir. En este momento, estaba más impresionado que nunca con las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado.

—Con razón la gente se vuelve tan loca sobre los rangos. Jamás había visto algo como esto. Así que, para pasar el primer nivel, ¡se supone que use alguna de esas bestias! —Al llegar a esta conclusión, le dio una palmada a su bolso de almacenamiento y sacó un colgante de jade de siete colores, el cual había comprado con algunos de sus puntos de mérito antes de venir. Este colgante de jade estaba diseñado específicamente para usarse en las pruebas de fuego de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, al aplastarlo, el dueño podía ser teletransportado de manera segura afuera de la prueba de fuego. También permitía mantener un registro de los logros de la persona y la distancia a la que había llegado.

Claro, siempre había habido personas a través de los años que no lograban aplastar el colgante de jade a tiempo y terminaban muriendo.

Bai Xiaochun se acercó al borde del precipicio. Podía percatarse de que había una especie de prohibición sobre la capacidad de volar en esta zona, lo que lo dejaba sin más opción que intentar saltar y aterrizar sobre unas de las bestias que salían volando desde la base del acantilado. Después de ver hacia abajo por un momento, saltó y empezó a acelerar hacia una anaconda color carmesí que acababa de salir volando por encima de la lava.

Cuando Bai Xiaochun impactó la anaconda de llamas, esta empezó a retorcerse y dar vueltas para intentar sacudírselo. Pero Bai Xiaochun presionó su pie con fuerza y envió una ráfaga de poder que la sometió de inmediato. Al final siguió avanzando con un brillo de locura en sus ojos.

Todas las bestias de este lugar sabían que siempre y cuando llegaran al final del recorrido, tendrían su libertad.

Para ellas, ¡esta prueba de fuego era en realidad una prisión!

—Muy bien, se una buena serpiente y ve un poco más rápido…

Bai Xiaochun mantuvo su posición con nervios sobre la anaconda de llamas a medida que esta avanzaba, y así estuvo por el tiempo que tarda en quemarse un palillo de incienso. A medida que procedía, logró darse cuenta de que el mar de abajo no solo se agitaba cada vez más, sino que además no estaba solo. Pudo ver a unos siete u ocho cultivadores, algunos intentaban cambiar de montura en medio del aire para poder llegar más lejos.

Incluso hubo un par que le dio unos vistazos llenos de codicia a la montura de Bai Xiaochun. Después de todo, él estaba sobre una bestia del tipo fuego, y estas podían durar más que las demás en estas condiciones tan calientes.

—¡Esa es una anaconda de llamas!

—Las bestias de tipo fuego no son muy comunes por aquí… —Ambos cultivadores hicieron que sus monturas cambiaran de dirección al instante y decidieron moverse hacia Bai Xiaochun, estaba claro que intentaban arrebatarle su bestia.

—¿¡Qué creen que hacen!? —gritó Bai Xiaochun furioso.

Ambos cultivadores estaban en la etapa intermedia de la Formación del Núcleo. Y ninguno decía nada, simplemente lo vieron por un momento y desataron ataques sobre el mar de llamas que tenían debajo, haciendo que una gran ola de lava apareciera moviéndose hacia él.

No había tiempo para que Bai Xiaochun se enojara. El calor se movía en su dirección, y repentinamente se dio cuenta de que probablemente estaba a punto de quedar totalmente calcinado. Intentó evadir mientras gritaba, pero aun así le salpicó la lava encima.

Pero poco después… dejó de gritar súbitamente, y bajó su mirada con mucha sorpresa a verse el brazo. Aunque se habían abierto unos huecos en sus ropas, su piel no había recibido ningún daño en lo absoluto.

—¿Eeh? —Bai Xiaochun parpadeó varias veces, y en ese momento salieron más gotas de lava ardiente en el aire a su alrededor. Pero en vez de evitarlas, esta vez dejó que le cayeran encima, después de lo cual estas quemaron su ropa y llegaron a su piel.

Pero todo lo que pudo sentir fue una sensación ligeramente cálida, no ese dolor ardiente que anticipaba. En ese momento sus ojos se iluminaron. Los otros dos cultivadores que se estaban acercando con malas intenciones no estaban muy lejos, y se quedaron viéndolo con expresiones totalmente incrédulas.

—No… ¿no salió herido?

—¿Acaso tiene algún tipo de objeto mágico que lo protege? No espera, eso es imposible. ¡¡Los objetos mágicos no están permitidos en esta prueba!! —Mientras lo veían totalmente conmocionados, Bai Xiaochun extendió su mano hacia la lava debajo de él, y la pasó por allí de un lado a otro como si estuviera probando el agua de una piscina.

—Está genial y tibia… —dijo emocionado.

A los dos cultivadores casi se les salen los ojos cuando vieron eso.

—¡¡Imposible!!

—¡No puede ser! De verdad… ¡¡de verdad metió la mano en la lava!!

—Qué diablos…

Bai Xiaochun por otro lado no podía haber estado más emocionado, y levantó la cabeza de inmediato para reírse a carcajadas.

—¿Qué clase de mar de lava es este? ¡Pensé que se suponía que fuera aterrador! —Bai Xiaochun se veía muy satisfecho consigo mismo, se bajó de la anaconda de llamas y se tiró a la lava. Su ropa se quemó completamente en un instante, revelando su cuerpo completamente, totalmente ileso. Incluso parecía estarse divirtiendo.

—No está mal. De verdad que no está mal… —Luego levantó la mirada a ver a los dos que habían estado a punto de atacarlo, y ahora lo estaban viendo con rostros tan pálidos como un papel. Y antes de que Bai Xiaochun siquiera decidiera actuar contra ellos, estos sacaron sus colgantes de jade de siete colores, los destruyeron y desaparecieron.

Estaba claro que les preocupaba que Bai Xiaochun desatara algún tipo de ataque letal.

—¡Cobardes! —gritó orgullosamente— ¡Regresen! Vengan a divertirse conmigo en la lava… —Dicho esto, se volteó y empezó a nadar por la lava. En poco tiempo logró ver a otros cultivadores que estaban tomando la prueba, y cuando estos lo vieron a él, dejaron salir gritos de asombro e incredulidad al instante.

—Qué… ¿qué es eso…?

—Acaso es… ¿¡una persona!?

—¡No puede ser! ¡De verdad hay alguien nadando por la lava! ¡¡Esa lava es lo bastante caliente hasta para derretir los metales más increíbles!!

—¿¡Acaso será alguna bestia en forma humana!?

A medida que estos gritos inundaban el aire, Bai Xiaochun simplemente nadaba casualmente hacia adelante, claramente estaba orgulloso de sí mismo. Incluso se tomó el tiempo de saludar con la mano a los demás. —¿Por qué no vienen conmigo? El agua está muy buena y cálida…

En poco tiempo logró nadar más de un treinta por ciento del trayecto en el mar de lava, y este era el requisito para conseguirse un puesto en la clasificación. Fue entones que una nueva estrella se iluminó repentinamente en la porción roja del arcoíris de afuera.

Pero claro, la parte roja del arcoíris estaba llena con un sinfín de estrellas, así que la aparición de una nueva no era algo que fuera muy increíble. Aunque aun así, cada vez que aparecía una nueva estrella por primera vez, brillaba con más intensidad de lo usual para llamar la atención y la envidia de aquellos que veían.

—¡Hey miren, apareció una nueva estrella! ¡Alguien acaba de ser promovido!

—Veamos quien es. Hmm. ¿Bai Xiaochun? Jamás había oído de él.

Usualmente habría más conversaciones al respecto, pero ya que Zhao Yidong estaba en medio de un intento importante, la mayoría estaban concentrados en su estrella.

De hecho, incluso había algunas personas que tenían medallones de comando especiales, los cuales les permitían ver a los competidores que estaban dentro de las pruebas. Por supuesto, estos medallones eran extremadamente costosos, así que las personas no los malgastarían en alguien que no hubiera llegado a los primeros 1.000.

Ya que nadie pensaría en usar este método solo para ver a Bai Xiaochun, nadie afuera tenía idea de que estuviera nadando por la lava.

Pero por otro lado, muchas personas dentro de la prueba de fuego sí que lo vieron, y los gritos de asombro seguían sonando una y otra vez.

No solo eso, pero Bai Xiaochun podía nadar bastante rápido, de hecho, era mucho más veloz que la mayoría de las bestias voladoras.

Incluso empezó a tararear una pequeña tonada a medida que subía su velocidad. Cada vez que el calor se sentía un poco incómodo, desataba un poco de su qi glacial. Gracias a esto, siempre se sentía de maravilla en su camino a la otra orilla del mar.

Esta prueba de fuego es demasiado simple. —pensó. Luego se aclaró su garganta y empezó a pensar que era una lástima que no hubiera más personas viéndolo nadar a través del mar de lava.

Cuando salga, podré contárselo a los demás, y seguro que pensarán que soy asombroso. —Siguió aumentando su velocidad, lleno de emoción hasta que finalmente logró ver la orilla del mar más adelante.

Mientras tanto, afuera de la prueba, ya varias personas se habían dado cuenta de que una de las estrellas de la porción roja estaba subiendo por el arcoíris con una velocidad inusualmente rápida. De hecho, ya estaba acercándose al borde de la parte roja del arcoíris.

—¡Qué rápido! ¿Quién es ese? ¿Bai Xiaochun? ¡Ese es el mismo tipo que acaba de aparecer!

—¿Qué está pasando? Su estrella apenas acaba de aparecer en el arcoíris, ¿¡pero ya llegó al final de la porción roja!? —Uno de los discípulos que tenía uno de esos medallones de comando especiales decidió centrarse en la estrella de Bai Xiaochun para ver qué tipo de bestia estaba usando…

Y en el tiempo de unos respiros, sus ojos se abrieron como platillos. Quedó boquiabierto y luego gritó fuertemente, —No puede ser… ¿¡cómo podría pasar esto!

 


Capítulo extra, Cortesía de la casa, ¡muchísimas gracias por todo el apoyo reciente!