AWE – Capítulo 422

Modo Noche

Capítulo 422: ¿Está Nadando?

Lo que ese cultivador vio, fue a Bai Xiaochun allí tan satisfecho de sí mismo, e incluso tarareando mientras nadaba tranquilamente por ese majestuoso mar de lava…

El grito de asombro de este cultivador hizo que muchos otros discípulos de la zona voltearan a ver lo que ocurría. Y lo que se encontraron fue la escena de ese cultivador que tenía el medallón y que estaba temblando de manera visible, su expresión cambiaba una y otra vez entre diferentes expresiones, con los ojos tan abiertos que parecía que se le saldrían. Luego levantó su mano temblorosa, apuntó a la estrella que representaba a Bai Xiaochun. Y dijo con una voz quebrada y llena de incredulidad, —Está… ¡está nadando!

Ahora había más personas volteándose a ver, pero muy pocos parecían entender lo que estaba diciendo el cultivador. Uno de los discípulos curiosos incluso preguntó, —¿A qué te refieres con que está nadando? ¿Quién?

—¡Bai Xiaochun! Ese tipo de la estrella que acaba de subir. En realidad… ¡¡está nadando por el mar de lava!! —Esta vez, el grito de esta persona hizo que todo entrara en silencio. Sus palabras estaban más allá de la comprensión de los presentes, y muchos reaccionaron viendo la estrella de Bai Xiaochun.

Algunos no pudieron resistirse y sacaron sus propios medallones de comando especiales para ver por sí mismos lo que ocurría. Y cuando finalmente vieron que Bai Xiaochun realmente estaba nadando por la lava, también empezaron a gritar conmocionados.

—¡Es verdad! Él… ¡de verdad está nadando!

—¡No puede ser! ¡Esto es imposible! ¡Jamás había visto a nadie nadar por la lava!

—¿Cómo podría pasar esto…? ¿¡Ese tipo es un humano o una bestia!?

Estos gritos hicieron que muchas personas empezaran a prestar atención. El giro tan repentino de los acontecimientos dejó a todos conmocionados, cada vez había más personas que empezaban a usar sus medallones de comando para verlo en persona. Y cuando esto ocurría, cada vez se oían más gritos de asombro, en poco tiempo, esa zona afuera de las pruebas de fuego para las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado entró en un alboroto total.

—¿¡Quién diablos es este Bai Xiaochun!?

Entre los gritos de asombro, muchos empezaron a enviarle mensajes a sus amigos, y algunos de los más generosos incluso empezaron a proyectar las imágenes de sus medallones de comando para que los demás las pudieran ver. Cada vez se acercaban más personas y el alboroto aumentaba.

Lo mismo ocurrió en el Gremio Extermina Diablos del Cuadrante del Cielo. El Maestro Nube del Dao ya había recibido las noticias de lo que ocurría. Sacó su propio medallón de comando, y quedó totalmente boquiabierto cuando vio a Bai Xiaochun nadando por la lava.

—¡¡Bai Xiaochun!!

Las noticias se divulgaban rápidamente, pero no había modo de que Bai Xiaochun supiera que era el centro de atención en este momento. Siguió nadando hacia adelante, pensando en lo maravilloso que se sentiría alardear frente a los demás después… Eventualmente llegó a la orilla opuesta. Se sacudió un poco para quitarse la lava de encima, se vio a sí mismo y luego se puso orgullosamente otro conjunto de ropas.

—Hacia mucho que no me daba un baño tan bueno, —dijo—. ¡Se siente de maravilla! —Claro, no tenía idea de que había un gran número de personas de la secta viendo todo lo que hacía…

Esto incluía a las chicas, muchas estaban sonrojadas, pero ninguna apartó la mirada ni por un momento…

El Gran Gordito Zhang estaba en el Gremio de Refuerzos Espirituales, cuando escuchó repentinamente los gritos de asombro. Después de preguntar lo que ocurría, le mostraron una imagen en la que estaba precisamente Bai Xiaochun saliendo de la lava…

—Xiaochun… —dijo boquiabierto.

Allí en la prueba de fuego, Bai Xiaochun volteó a ver ese gran mar de lava detrás de él, luego alzó la barbilla y sacudió su manga.

—Con un chasquido de mis dedos, Yo, Bai Xiaochun, he reducido a cenizas a esta prueba de fuego. —Suspiró, tomó la postura de un héroe solitario y empezó a caminar orgullosamente lejos del mar. Al hacerlo, su visión se oscureció y salió de la prueba de fuego roja. Cuando reapareció, ya estaba en la siguiente prueba, ¡la naranja!

Mientras tanto afuera, las palabras de Bai Xiaochun y la expresión en su rostro solo le echó leña al fuego de la conmoción de los espectadores. Se podían ver expresiones extrañas en el rostro de muchos, aunque ninguno dijo en voz alta lo que pensaba.

—¡Un caballo negro! ¡No hay dudas de que es un caballo negro![i]

—¿Qué tan lejos creen que llegue este Bai Xiaochun?

A medida que las discusiones procedían con intensidad por la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, Bai Xiaochun acababa de aparecer en la prueba de fuego naranja. En ese instante, pudo escuchar un estallido ensordecedor que llegó a sus oídos, y el mundo a su alrededor estaba temblando.

Casi en el mismo instante en el que apareció en la prueba de fuego naranja, una gran roca parecida a una montaña empezó a caer repentinamente hacia él, se movía con una velocidad increíble

Dejó salir un grito y retrocedió velozmente, justo a tiempo para ver esa gran roca impactando el suelo donde acababa de estar parado, haciendo que todo temblara y se sacudiera violentamente, incluso aparecieron un montón de grietas por todos lados. A Bai Xiaochun ya le palpitaba el corazón fuertemente, alzó su mirada y lo que vio lo dejó boquiabierto.

Este mundo era completamente gris, tanto el cielo como la tierra. Pero eso no era lo sorprendente. Lo sorprendente, era que había dos gigantescos golems de piedra allí en ese mundo.

Ambos tenían decenas de miles de metros de altura, y cada movimiento que hacían causaba unos estruendos capaces de sacudir los Cielos y destruir la tierra. Sus cuerpos estaban formados por grandes rocas agrupadas, lo que las hacía ver como estatuas o marionetas. ¡Y lo más aterrador de todo era que estaban luchando la una contra la otra!

A medida que su combate continuaba, dejaban salir rugidos y aullidos que sonaban como un trueno. Con cada impacto caían un gran número de rocas más pequeñas y estas chocaban contra el suelo, abriendo cráteres enormes. Otros cráteres aún más grandes se abrían a donde pisaban los golems de piedra cuando se movían.

Además del temblor en el suelo, la batalla de los gigantes creaba ráfagas de viento muy poderosas que arrasaban con todos. También estaban usando habilidades divinas que desataban dragones de piedra o púas de piedra que hacían desastres por doquier.

La expresión de Bai Xiaochun cambió, y se llenó de una sensación de crisis intensa. Observó a su alrededor mientras evadía todos esos objetos peligrosos, y se dio cuenta de que había otras personas en la zona.

Estos eran los demás discípulos que participaban en la prueba de fuego, todos estaban avanzando como un montón de hormigas que intentaban evadir las rocas que caían, las ráfagas de viento y las habilidades divinas, intentando pasar el área del combate llenos de desesperación.

Desafortunadamente, esto no era nada fácil… estaban en medio del fuego cruzado de la pelea, como aquellos peces que sufrían cuando las murallas de un castillo se quemaban y caían sobre la fosa[ii]. El combate de esos dos golems gigantescos hacía que los cultivadores de abajo estuvieran en un peligro increíble.

Bai Xiaochun podía percibir que estos dos golems de piedra estaban en un nivel más allá de la etapa del Alma Naciente, se parecían más al chico en el Reino Deva que lo había buscado en la Secta Desafiadora del Río. Mientras veía sorprendido a su alrededor, revisó la información que había estudiado sobre la prueba de fuego naranja.

Todo este mundo era como una prisión, y esos dos golems de piedra eran prisioneros que estaban forzados a luchar el uno contra el otro constantemente, esto era parte de su castigo.

Tenían prohibido matar directamente a los discípulos de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, pero los efectos secundarios de su combate sí que podían. Debido a esto, esta prueba de fuego en particular era mucho más difícil que la anterior.

—Con razón solo hay unas pocas decenas de miles de estrellas en la porción naranja del arcoíris, —pensó Bai Xiaochun—, a diferencia de ese número incalculable que hay en la porción roja… Además, solo unos pocos miles de personas son lo bastante buenas para pasar esta prueba de fuego y llegar al nivel amarillo del arcoíris. —Dicho esto, empezó a avanzar con cuidado, estaba usando su sorprendente velocidad para mantenerse fuera de peligro. Aunque su desempeño claramente no era nada malo, las personas que lo veían afuera estaban usando puntos de mérito por cada segundo que lo veían.

Por lo tanto, muchas personas no estaban muy satisfechos con lo que estaba haciendo.

—¿Qué diablos? ¡Pasó literalmente nadando la prueba de fuego roja! ¿Por qué ahora avanza así por la prueba de fuego naranja?

—Eso es lo mismo que estaba pensando. No voy a gastar más puntos de mérito para ver a este tipo. ¡Olvídenlo!

Mientras las personas refunfuñaban afuera, Bai Xiaochun aumentaba su velocidad poco a poco en la prueba de fuego. Una ráfaga de viento se aceró a él repentinamente, dentro de la cual estaba la mitad de un dragón de piedra.

La expresión de Bai Xiaochun cambió, y cuando se dio cuenta de que no tenía tiempo de evadir, un destello helado pasó por sus ojos, repentinamente se dio la vuelta y desató una patada giratoria contra el dragón.

Allí se escuchó un gran estallido, el dragón de piedra explotó y el viento desapareció. Bai Xiaochun apretó los dientes y salió disparado hacia adelante, acercándose cada vez más a la salida. Pero en cierto momento, se detuvo y alzó la mirada a ver esos dos enormes golems de piedra, al observar como luchaban de un lado a otro, sus ojos se iluminaron repentinamente.

Anteriormente, no le había prestado tanta atención a esos golems de piedra, pero ahora que estaba más cerca y podía verlos por más tiempo, se dio cuenta repentinamente de que se le hacían algo conocidos.

—Si estos dos golems de piedra se arrodillaran y dejaran de moverse, se verían justamente como… ¡¡como esa estatua que estaba en el Desfiladero de Diez Mil Montañas!! —Quedó boquiabierto y se dio cuenta de que mientras más veía a los gigantes, ¡más se convencía de que eran el mismo tipo de criatura que el otro gigante que estaba en el Desfiladero de Diez Mil Montañas!

—Si quieres cultivar el Conjuro de la Montaña Viviente, tienes que fusionarte con la montaña, y entender todo sobre ella. Tienes que iluminarte sobre su espíritu, y olvidarte de ti mismo. Tienes que convertirte en una montaña humana. Cuando despiertes… habrás completado este círculo. La habilidad divina estará completa, y habrás logrado… ¡convertirte en una montaña viviente! —Estaba casi sin aliento al pensar todo esto, viendo como esos dos golems de piedra luchaban, todo parecía haberse aclarado repentinamente. Todas las cosas que lo confundían antes se habían destruido en su mente.

Luego murmuró con un destello de emoción en sus ojos, —Este es el mejor lugar… para obtener la iluminación… ¡sobre el Conjuro de la Montaña Viviente!

 


[i] He usado este término antes a falta de algo similar en español, «dark horse» en inglés, hace referencia a un contendiente inesperado en una competición, alguien que toma a todos por sorpresa con su desempeño.

[ii] Hace referencia a esos castillos tradicionales que tienen una fosa de agua alrededor como una de sus capas de protección.

Descarga: