AWE – Capítulo 425

Modo Noche

Capítulo 425: Enfureciendo al Guardián

Cuando el Gran Gordito Zhang vio lo que ocurría, se puso nervioso de inmediato y no pudo evitar gritar, —¡Xiaochun!

Chen Manyao también quedó sorprendida. El Maestro Deidad Adivina por otro lado empezó a realizar un gesto de conjuro sin siquiera pensarlo, con la esperanza de obtener algo de información sobre Bai Xiaochun.

Hasta Song Que quedó impactado.

Todos los demás también estaban conmocionados, pero a la vez un poco felices. Sin embargo, en el instante siguiente, sus expresiones cambiaron drásticamente.

—Eh… ¿Por qué no se está teletransportando?

—No me digan que no le dio tiempo…

—¿Quizás no se llevó el colgante de teletransportación?

—¡No puede ser! ¿Simplemente se murió así nada más? —Este giro tan repentino de los acontecimientos dejó a todos atónitos, y no sabían cómo reaccionar. Por lo que sabían, Bai Xiaochun tenía que haberse teletransportado justo al darse cuenta que estaba en peligro.

Pero no aparecía nadie afuera, y entonces se dieron cuenta que no lo habían visto sacando el colgante de teletransportación, lo que conllevó muchas reacciones distintas.

—No se murió de verdad, ¿o sí?

—Bueno, esa es agua glacial perpetua. He visto a muchas personas cayendo en ella antes, y todas murieron al instante…

—Esto… —Nadie estaba muy seguro de qué decir. La situación sí que era extraña.

Pero fue entonces que repentinamente… los ojos de uno de los cultivadores en la audiencia se abrieron como platillos y casi se salen de la cara. Apuntó a una de las estrellas y gritó, —Está… e-e- está… nadando… ¡¡está nadando de nuevo!!

Todos alzaron la vista temblando hacia esa estrella en movimiento, después de lo cual se pudo escuchar como todos abrían la boca sorprendidos.

Poco antes, en la prueba de fuego amarilla, dentro de ese conducto de agua que parecía un mar negro, la cabeza de Bai Xiaochun acababa de asomarse afuera del agua. Inhaló profundamente, y miró a su alrededor temblando, tenía la cara un poco azul.

¿Dónde diablos estoy? —pensó temblando casi al borde de las lágrimas—. Siento que estoy a punto de congelarme hasta morir. —Ahora sí que estaba convencido de que estas pruebas de fuego no eran divertidas. Al parecer involucraban un calor horrible o un frío congelante, y todo era un tormento.

—Si no fuera por esa planta medicinal, definitivamente no habría venido a este lugar. ¿Qué clase de prueba de fuego estúpida es esta? —En este momento, no le quedaban muchas opciones. El vuelo estaba restringido y no se veía la espada por ningún lado. Por lo que decidió que no le quedaba más que nadar por esa agua tan espantosamente fría…

—¿No me digan que esta prueba de fuego está probando la habilidad para nadar? —Estaba suspirando y temblando en su camino. Y a medida que avanzaba, los que lo veían por fuera estaban entrando en un total caos.

Claro, no había modo de que Bai Xiaochun supiera eso. A medida que nadaba, ese frío glacial estaba haciendo que su cara se pusiera cada vez más azul. Hasta sus articulaciones se estaban tensando. Fue entonces que se dio cuenta de que el qi glacial de la zona de hecho se estaba vertiendo dentro de sus poros y dando vueltas dentro de su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos.

—¿Eh? ¿No me digan que este qi glacial me puede ayudar a cultivar? —Entonces no dudó más y desató su Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial, haciendo que el qi glacial empezara a entrar a él dando vueltas. En tan solo un abrir y cerrar de ojos, llenó el área entera.

Como consecuencia de su magia, el qi glacial en el agua que lo rodeaba empezó a agitarse y moverse hacia él. Se podían oír sonidos de crujidos y el mar empezó a congelarse mientras el qi arremetía hacia Bai Xiaochun.

La mente de Bai Xiaochun estaba dando vueltas mientras su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos daba vueltas como loco, absorbiendo constantemente el qi glacial y acumulando reservas cada vez más grandes.

Bai Xiaochun quedó maravillado y empezó a activar con más fuerza su Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial, viendo como el qi glacial que absorbía hacía que su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos se hiciera más grande. ¡Y al mismo tiempo hacia que su base de cultivo avanzara!

Antes de esto, había estado en la etapa intermedia del Núcleo Dorado, y ahora se estaba acercando muy rápidamente a la etapa avanzada. No solo eso, pero estaba alejándose del nivel de Adepto Glacial y acercándose al nivel de un Maestro Glacial.

Este golpe de buena fortuna tan repentino dejó a Bai Xiaochun tan maravillado que no pudo evitar gritar a todo pulmón.

—¡Qué buena suerte! ¡Jajaja! Esta prueba de fuego es genial. ¡No puedo creer que haya tanta buena fortuna aquí! ¡Jaja! —Se llenó de entusiasmo y empezó a absorber el qi glacial aún más rápido. Eventualmente, incluso formó un remolino a su alrededor con el cual absorbía todo el qi glacial que había en ese mar. El agua inclusive estaba dejando de ser negra, y empezó a tornarse algo traslucida.

Uno podía imaginarse fácilmente que si toda el agua del mar se aclaraba, ya no tendría toda esa frialdad glacial.

Todos los espectadores de afuera veían lo que ocurría boquiabiertos, completamente atónitos por el desempeño tan milagroso de Bai Xiaochun.

—¿Acaso las pruebas de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado se diseñaron para este tipo?

—Pasó nadando por la prueba de fuego roja, obtuvo la iluminación de una técnica en la naranja. ¿¡Y ahora está cultivando en la amarilla!?

—¿¡Qué diablos está pasando!?

Se podían oír todo tipo de voces, la mayoría llenas de envidia. El Gran Gordito Zhang y los demás Protectores Dao dejaron salir un suspiro de alivio, a excepción de Song Que claro, a quien le temblaron los parpados y cuyas manos estaban apretadas fuertemente… pensando en el Mundo de la Espada Caída…

—¡A donde quiera que va Bai Xiaochun, arrasa con todo lo que consigue! —rugió entre dientes.

Muchas personas a través de los distritos arcoíris de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado estaban viendo a Bai Xiaochun en este momento, y podían escuchar sus exclamaciones de alegría por como progresaba su base de cultivo. En este momento, solo estaba a unos 3.000 metros de la salida, y ya había dejado de nadar, estaba simplemente flotando allí regocijándose con la sensación de cómo su poder incrementaba.

—¡Jajaja! ¡Esta sí que es como una tierra sagrada para mí! —Bai Xiaochun se quedó muy emocionado viendo como su base de cultivo subía. Pero justo cuando estaba pensando en aprovechar la oportunidad para avanzar a la etapa avanzada del Núcleo Dorado, le dio una sensación muy intensa de que alguien lo estaba mirando.

Volteó nervioso a su alrededor, y pudo ver al gigantesco herrero que lo miraba directamente…

Bai Xiaochun se estremeció y una sensación de crisis intensa se extendió por su cuerpo. Dejó de absorber el qi glacial tan rápido como pudo.

—De acuerdo, supongo que mejor me voy… —Antes de que pudiera seguir con su explicación, el herrero rugió y empezó a mover su gigantesco martillo hacia Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun gritó y empezó a nadar como loco. A medida que el martillo descendía, el líquido negro dentro de este conducto se llenó de grandes olas generadas por la fuerza del impacto que se avecinaba.

A Bai Xiaochun le salió sangre por la boca conforme las olas lo movían de un lado a otro. Pero entonces expulsó su qi glacial por todos lados, pero no en un área de 3.000 metros, sino en una de 9.000 metros, haciendo que todo allí se congelara completamente. Aunque el vuelo estaba prohibido en esta dimensión, Bai Xiaochun si podía usar sus clones de qi glacial para intercambiar su posición con ellos en esa técnica similar a una teletransportación, y este fue justamente el método que usó para escapar hacia la salida.

Apenas se desvaneció, el gigantesco martillo impactó con fuerza en el lugar donde acababa de estar, destruyendo todas esas capas de hielo y haciendo que saliera una poderosa onda de choque por todos lados. A Bai Xiaochun le salió aún más sangre de la boca, pero aun así logró acelerar.

Ya estaba muy cerca de la salida, pero en un abrir y cerrar de ojos, el herrero levantó su martillo de nuevo para atacar. Bai Xiaochun dejó salir otro chillido y a duras penas logró salir disparado por la salida hacia la prueba de fuego amarilla y fue teletransportado al siguiente nivel.

Después de ver a Bai Xiaochun desvanecerse, el enorme herrero dejó salir un frío bufido y volvió a ver a las aguas negras frunciendo el ceño. Obviamente no había usado el martillo con todas sus fuerzas; si lo hubiera hecho, no habría manera de que Bai Xiaochun escapara. Este herrero era distinto de los golems de piedra, y en realidad estaba en buenos términos con la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. Así que cuando un insecto se acercó a robar su líquido glacial, todo lo que hizo fue espantarlo.

Todos los que vieron lo ocurrido quedaron boquiabiertos por el asombro. De hecho, para estos discípulos, el día de hoy habían salido más suspiros de asombro que los que salían normalmente en un año.

—De verdad enfureció al guardián…

—No está desafiando las pruebas de fuego, ¡¡en realidad solo va a saquearlas!! —Estas fueron las exclamaciones enojadas y las expresiones incrédulas que se podían ver por todos lados. Prácticamente todos afuera de las pruebas de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado sentían que no sabían si reír o llorar.

—De todos modos, este Bai Xiaochun es sin dudas un gran Elegido. Sin importar como lo lograra, ¡ya pasó tres pruebas y está acercándose a los primeros 1.000 puestos!

—Sí bueno, veamos cómo le va en el siguiente desafío. Ese es increíblemente difícil. Si logra pasarlo, ¡¡habrá logrado llegar a los primeros 500!!

Aunque Zhao Yidong ya estaba en el cuarto desafío, ya nadie le estaba prestando atención. Todos veían de cerca la estrella de Bai Xiaochun, y se preguntaban cómo le iría en el cuarto nivel, ¡la prueba de fuego verde!

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Anciano Supremo, Ricardo Ma Rasguido! ¡Muchísimas Gracias!