AWE – Capítulo 426

Modo Noche

Capítulo 426: Un Puente Travieso

Que herrero tan tacaño… —pensó Bai Xiaochun mientras volaba por la salida. Incluso mientras se teletransportaba, ya estaba extrañando ese mar glacial. Había logrado avanzar a la cima de la etapa intermedia del Núcleo Dorado en tan solo ese corto tiempo que había pasado allí.

Antes de venir a este lugar, jamás se hubiera imaginado que conseguiría tantos golpes de buena fortuna.

—Si tan solo hubiera tenido un poco más de tiempo, ¡seguro que hubiera logrado avanzar! —Después de irse de mala gana de la tercera prueba de fuego, se encontró a sí mismo en la cuarta.

El cuarto nivel correspondía a la porción verde del arcoíris, y apenas llegó, apartó de su cabeza lo arrepentido que estaba por haberse ido de la tercera prueba de fuego, y se dispuso a ver sus alrededores cautelosamente. Pero un momento después, su cautela se convirtió en sorpresa.

Aquí, el cielo era azul y lleno de nubes blancas y esponjosas. Había una brisa gentil acariciando su rostro, y todo se veía muy pacífico y carente de peligro.

Hm… algo no está bien, —pensó. De acuerdo a su información, la cuarta prueba de fuego se relacionaba con truenos y relámpagos. Tan solo llegar al inicio de la prueba ya colocaba a uno muy cerca de los primeros 1.000 puestos.

Esa es mi meta, los primeros 1.000… —Observó a su alrededor dudoso, pero luego recordó lo simple que había sido la tercera prueba de fuego, así que sacó el pecho y se puso en movimiento.

Pero en el instante en el que dio un paso adelante, ese cielo soleado se llenó repentinamente de un gran número de relámpagos negros que salieron disparados hacia él.

El rostro de Bai Xiaochun cambió de golpe, y retrocedió a la vez que esos relámpagos se reunían frente a él, allí desgarraron el aire y formaron una especie de fisura en el aire por la que podía pasar una persona.

Más allá de esa fisura, Bai Xiaochun podía ver que había otra dimensión.

Era un mundo lleno de relámpagos, todos muy similares a ese relámpago negro de hacía un momento, pero con un brillo más deslumbrante.

Había tantos relámpagos moviéndose de un lado a otro, que era prácticamente imposible contarlos. No solo eso, ¡también había un gigantesco y sorprendente puente hecho de relámpagos que se extendía frente a él en esa dimensión!

Era imposible saber cómo se había construido ese puente, pero parecía estar formado por un sinfín de relámpagos unidos de manera impresionante.

Otra cosa sorprendente, era que se podía ver a una persona como a medio camino del puente, estaba avanzando con mucha dificultad. ¡Este era justamente Zhao Yidong!

Con cada paso que daba, una gran cantidad de relámpagos caían para bloquearlo, e incluso lo intentaban arrojar y tumbar del puente.

Todo este espectáculo dejó a Bai Xiaochun boquiabierto, pero también se dio cuenta de que este puente de relámpagos podría ser bastante problemático.

—Primero fue el fuego, luego piedras, luego hierros. No puedo creer que aquí en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado de verdad haya un puente hecho con relámpagos. Son un montón de fanfarrones. —Se estaba sintiendo algo enojado, así que decidió que después de volver a la Secta Desafiadora del Río, tendría que sentarse a hablar con los patriarcas para buscar una manera de montar unas dimensiones como estas.

Después de quedarse de pie viéndolo todo por un momento, apretó los dientes con determinación y dijo, —Muy bien, ¡tengo que entrar en los primeros 1.000!

Parecía que estuviera viendo de frente a la muerte, dio un salto por esa fisura y entró al mundo de relámpagos.

Y casi de inmediato se formó una enorme red hecha con relámpagos que empezaron a descender sobre él.

Todo pasó tan rápido, que antes de poder evadir, los relámpagos le impactaron, haciendo que dejara salir un chillido agonizante. Zhao Yidong lo pudo escuchar en su posición más adelante, volteó hacia atrás y sacudió su cabeza con desdén.

—Otro tonto que se sobreestima a sí mismo, —dijo. Después dejó de prestarle atención, apretó los dientes y siguió adelante.

Sin embargo, justo cuando Zhao Yidong apartó su mirada, los relámpagos alrededor de Bai Xiaochun se disiparon. Su ropa había sido desgarrada, y tenía los pelos de punta. Incluso estaba temblando un poco. Ser impactado por tantos relámpagos lo dejó sintiéndose como si vibrara, pero no tenía ninguna herida.

Después de un momento, respiró hondo y sus ojos empezaron a brillar intensamente. Incluso apareció una expresión de satisfacción en su cara, y no pudo evitar dejar salir un pequeño gemido de placer.

—Se siente genial… —Hacía un momento, descubrió que ser impactado por esos relámpagos hacia que las incontables impurezas que se habían acumulado a través de los años por el consumo de píldoras medicinales, se estaban empezando a destruir y a salir por sus poros.

Era casi como si estuviera siendo limpiado y purificado, como si un sinfín de manos diminutas lo estuvieran masajeando al mismo tiempo. La sensación de cosquilleo era bastante placentera, y era algo que jamás había sentido antes en todos los años que llevaba practicando su cultivo.

Las personas de afuera quedaron atónitas cuando notaron la expresión de su cara. Aunque la mayoría tenía varias especulaciones sobre como Bai Xiaochun manejaría la prueba, ninguno se hubiera podido imaginar que resultaría así.

—Él… ¿siquiera es humano?

—Qué tan increíblemente resistente tiene que ser su piel, no solo para no sentir dolor al ser impactado por rayos, ¿sino además estarlo disfrutando?

—Los relámpagos allí tienen limitaciones, pero, aun así, cada relámpago es comparable a un ataque en la etapa intermedia de la Formación del Núcleo. ¡Y algunos incluso se comparan a la etapa avanzada de la Formación del Núcleo!

Mientras todos pronunciaban el asombro que sentían, Bai Xiaochun estaba de vuelta en la dimensión de relámpagos, tenía un resplandor en sus ojos al darse cuenta de lo reconfortante que se sentía. Podía sentir como si la energía espiritual de su cuerpo estuviera activándose, e incluso había algunos canales de qi que usualmente eran muy difíciles de encontrar, pero que ahora eran perfectamente visibles.

Debido a la purificación de los relámpagos, su base de cultivo también incrementó un poco. Esto le emocionó mucho y así empezó a avanzar por el puente, lo cual hizo que esos innumerables relámpagos convergieran sobre él y lo atacaran. Pero solo hicieron que suspirara una vez más de satisfacción.

—¡Este lugar es asombroso!  —dijo revisando su piel para confirmar que realmente no estaba herido. En lo que a él concernía, esta prueba de fuego era demasiado simple. Así que simplemente empezó a moverse de un lado a otro en la entrada del puente, y dejaba salir gemidos de alegría con cada relámpago que lo impactaba. Zhao Yidong quedó tan conmocionado se le salían los ojos.

—¿De verdad vino a desafiar esta prueba? —estaba viendo a Bai Xiaochun boquiabierto, y luego a sí mismo, al final apretó los dientes y siguió adelante.

Para Bai Xiaochun, eventualmente los relámpagos parecían ser muy débiles, así que decidió avanzar por el puente.

Zhao Yidong volteó hacia atrás, y apareció una sonrisa fría entre sus labios…

—¿Ya te cansaste de alardear? ¿A quién le importa si estás acostumbrado a los relámpagos? Los relámpagos que están afuera del puente son completamente distintos. Ser capaz de manejarlos no quiere decir que podrás pasar el puente, yo también podría… —Pero antes de que Zhao Yidong siquiera terminara de hablar, un gemido aún más fuerte salió de los labios de Bai Xiaochun.

Los relámpagos forzaron a que salieran aún más impurezas, después de lo cual inhaló profundamente y observó al puente que lo rodeaba con un gran brillo en sus ojos.

—Este sí que es un puente travieso eh. ¡Muy travieso! —Dicho esto, dio otro paso adelante, se estremeció y volvió a gemir. Con cada paso que daba, dejaba salir un gemido, un sonido claramente audible para todos los que lo veían desde afuera. Y en poco tiempo, muchos empezaron a mostrar expresiones avergonzadas, y también intercambiaron miradas incómodas.

Especialmente las chicas, casi todas estaban sonrojadas.

—¡¡Qué sinvergüenza!!

—Es obvio que ese puente tiene que probar los límites de su cuerpo carnal. ¡Pero cada vez que este tipo aparece todo cambia!

—¡Maldita sea! Solo está alardeando que su piel es muy resistente. ¡¡Qué engreído!!

En este momento, el Gran Gordito Zhang, el Maestro Deidad Adivina, Chen Manyao y Song Que sonreían incómodamente a pesar de lo bien que conocían a Bai Xiaochun. El Maestro Nube del Dao por otro lado estaba boquiabierto en el Gremio Extermina Diablos.

Bai Xiaochun en realidad no estaba muy seguro de lo que ocurría. Pero cada vez que desafiaba una de las pruebas, las cosas siempre se desenvolvían de una manera única, y esto estaba haciendo que su nombre se divulgara por toda la secta velozmente.

No solo estaba disfrutando plenamente estas sensaciones tan placenteras, también estaba maravillado por ver como todas esas impurezas acumuladas eran expulsadas, y también se dio cuenta de que, una vez más, su base de cultivo estaba a punto de avanzar.

A medida que continuaba felizmente, alcanzó a Zhao Yidong, y cuando sus ojos se encontraron, la expresión de Zhao Yidong no podía haber sido más sombría.

La sensación de ser sobrepasado tan casualmente hizo que apretara sus puños por la furia.

Bai Xiaochun lo saludó con entusiasmo ondeando su mano y dijo, —Saludos Hermano Ma…

Pero Zhao Yidong simplemente dejó salir un frío bufido y apartó su mirada. Apretó los dientes y dio otro paso adelante, temblando cuando los relámpagos le impactaban.

Bai Xiaochun se acercó y le dio una palmada en los hombros a Zhao Yidong. —¡No lo estás haciendo bien! Mira, te mostraré. ¡Tienes que hacer un poco de ruido! Eso hace que sea más fácil avanzar.

—¡Largo de aquí! —gritó Zhao Yidong.

Bai Xiaochun se enfureció de inmediato y le dio un vistazo furioso a Zhao Yidong. Había venido con buenas intenciones, ¡y lo terminaron tratando de manera tan grosera! Dejó salir un frío bufido y simplemente siguió hacia adelante, gimiendo durante todo su trayecto hasta el final del puente. Allí se volteó, observó con furia a Zhao Yidong una última vez y brincó hasta la salida.

Zhao Yidong solo pudo apretar los dientes con frustración al ver la facilidad con la que Bai Xiaochun había pasado por la prueba. Dio varios pasos más, y finalmente se dio cuenta de que había llegado a su límite, era hora de rendirse. Pero luego recordó lo que Bai Xiaochun le acababa de decir, y vaciló por un momento. Eventualmente decidió intentarlo. Abrió la boca y dejó salir un grito al momento de dar otro paso hacia adelante…

Aunque no estaba seguro si lo estaba imaginando o no, de verdad que sintió menos presión que antes. No solo eso, el aliento que había exhalado contenía un poco de energía vital impura.

Quedó totalmente sorprendido, apretó los dientes y decidió imitar el método de Bai Xiaochun. A medida que avanzaba, más relámpagos le impactaban, pero aun así logró avanzar unos 30 metros más antes de llegar a su límite y ser teletransportado.

Pero justo antes de irse, le pasó un destello por los ojos y se dio cuenta de que ahora tenía la clave para pasar el puente.

—La próxima vez., ¡¡seguro que lo lograré!!

 

Descarga: