AWE – Capítulo 481

Modo Noche

Capítulo 481: Llenándose Los Bolsillos…

Estos seis tenían bases de cultivo extraordinarias. Después de saludar a Bai Xiaochun, ofrecieron sus nombres y mencionaron el nivel de sus bases de cultivo. Cuatro de ellos estaban en la Formación del Núcleo inicial, uno estaba en la etapa intermedia y una en la etapa avanzada, la última era una joven.

Su nombre era Liu Li. Era bastante linda, con ojos como de fénix y un rostro joven. A pesar de su apariencia juvenil, la armadura no podía ocultar su figura voluptuosa. De hecho, su armadura estaba hecha de una manera que la hacía ver atractiva y heroica.

Bai Xiaochun era el teniente de este pelotón, y Zhao Long y Liu Li eran los más fuertes después de él, así que tomaron el rol de sus subordinados directos. Su grupo ya tenía un poder que podría sacudir casi todas las Partes Medias del mundo del cultivo.

Y no solo eso, Bai Xiaochun podía darse cuenta de que estas diez personas ya eran amigas. Probablemente se habían encontrado antes en alguna otra parte del ejército, y se llevaban bastante bien. Seguramente eran capaces de formar y operar una formación de hechizos. Con su poder combinado, probablemente sería posible para ellos lidiar con alguien en la etapa del Alma Naciente, aunque no pudieran derrotarlo, ¡probablemente podrían causarle bastantes problemas en combate!

Mientras Bai Xiaochun los evaluaba, ellos hacían lo mismo con él. La verdad era que tal y como Bai Xiaochun sospechaba; hacía tiempo que eran un pequeño equipo. La sugerencia de Zhao Long, sumada al hecho de que habían visto en persona la explosión de los hornos para píldoras del otro lado del muro, los convenció de que convertirse en seguidores de este boticario misterioso sería algo bueno para ellos.

Lamentablemente, ahora que realmente posaban sus ojos sobre él por primera vez, quedaron algo decepcionados. No solo se veía bastante joven, pero había algo que lo hacía ver de alguna manera poco confiable.

Bai Xiaochun les explicó en pocas palabras sus requisitos, y luego considerando que ya estaba anocheciendo, les dejó descansar el resto del día. Desde este día en adelante, vivirían en su residencia y tendrían la responsabilidad de llevar a cabo todas sus órdenes.

La batalla siguió como siempre afuera de la Gran Muralla durante la noche. Pero debido al escudo de la formación de hechizos, la Ciudad de la Gran Muralla en sí misma estaba muy tranquila.

Bai Xiaochun se sentó tranquilamente en su residencia, viendo su medallón de comando de teniente. Después de un momento, envió un poco de su sentido divino y pudo sentir nuevamente la conexión que lo unía a ese enorme ojo sobre la pagoda.

También marcó el medallón con su esencia vital, e hizo que titilara con una luz violeta. Poco después, pudo sentir cuantos créditos de batalla tenía acumulados.

—¿43.753? —murmuró.

—Los tenientes son bastante sorprendentes. Pero si pudiera ascender a capitán, probablemente sería aún más impresionante. Entonces podría comandar a cien cultivadores. —Estaba lleno de anticipación al pensar en esto, y decidió revisar los requisitos para su promoción capitán.

—¿1.000.000? —quedó boquiabierto.

Eso es demasiado… —pensó frunciendo el ceño. Luego decidió leer aún más las cosas y cada vez fruncía más el ceño.

La recompensa por exterminar almas vengativas y por matar salvajes es distinta. Y se consiguen aún más créditos de batalla matando a cultivadores de almas y a nigromantes. —A estas alturas, sus ojos empezaron a brillar.

Bueno, no hay porque estar ansioso. Puedo conseguir créditos de batalla haciendo explotar mis hornos, ¿no? Eso es pan comido. ¡Todo dependerá de las Píldoras de Convergencia de Almas!

Si pudiera confeccionar Píldoras de Convergencia de Almas realmente poderosas, ¡entonces conseguiría un montón de créditos de batalla sin casi ningún esfuerzo! —Al llegar a este punto en sus ideas, Bai Xiaochun se sintió más emocionado que nunca.

Claro, los créditos de batalla servían para más que solo ser ascendidos. Por lo tanto, decidió revisar que objetos había disponibles para comprar.

Todo lo que había que hacer era ir a la torre, y cumplir los requisitos del ojo, entonces podrías obtener lo que quisieras.

Después de un momento de silencio, murmuró. —Realmente no tengo suficientes créditos de batalla en este momento.

Dicho esto, decidió revisar bien su base de cultivo.

—No estoy tan lejos del gran círculo de la etapa del Núcleo Dorado. Lamentablemente, la energía espiritual aquí es demasiado débil. No será fácil acelerar mi cultivo así… Pero si consigo suficientes créditos militares, podría obtener algunos recursos para cultivar. —Después de pensarlo un poco, envió un poco de su sentido divino para confirmar que no había nadie viéndolo en el área. Luego sacó un montón de talismanes de papel y lo montó alrededor de su residencia.

¡Luego abrió de manera culpable su bolso de almacenamiento y sacó algunos tubérculos de espíritu terrestre!

Los tubérculos espíritu terrestre eran completamente dorados, y estaban cubiertos con líneas anulares que podían usarse para determinar su edad. Cada tubérculo tenía más de cien de esos.

Tienen más de cien años de edad… —pensó lamiéndose los labios. La verdad era que, aunque si requería de esos tubérculos para confeccionar las Píldoras de Convergencia de Almas, no necesitaba tantos.

La razón por la que había requerido mil de ellos, al igual que otras plantas medicinales preciosas, era que planeaba guardarse algunas para él en secreto, y usarlas para incrementar el poder de su qi y su sangre, y también para fortalecer su fuerza vital.

Después de todo, la fuerza vital era la clave para cultivar la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre.

—Con estos tubérculos espíritu terrestre, ¡mis Tendones Imperecederos deberían avanzar a grandes pasos! —Incluso uno solo de esos tubérculos espíritu terrestre de cien años podía venderse a un precio astronómico si se hiciera públicamente. De hecho, a menudo se los clasificaba como materiales preciosos de los Cielos y la tierra en subastas.

En la Ciudad de la Gran Muralla, solo alguien como Bai Lin podría conseguir tantos como si nada. Bai Xiaochun solo podía intentar imaginarse como lo habría logrado. Seguro se tuvo que haber pagado un gran precio para que la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado entregara mil de ellos.

Con esto en mente, observó de nuevo sus alrededores para asegurarse de que nadie lo estuviera espiando. Luego sacó uno de sus tubérculos espíritu terrestre y llevó a cabo su refuerzo espiritual usando el wok de tortuga. Después de todo, ya había pedido también combustible para varios tipos distintos de llamas multicolores. El tubérculo espíritu terrestre se volvió aún más extraordinario que antes casi al instante.

Lamentablemente, solo tenía suficiente combustible para reforzar algunos más. Cuando finalmente se rindió, levantó uno de los tubérculos espíritu terrestre reforzados espiritualmente y le dio un buen mordisco.

Repentinamente se sintió como en aquellos tiempos en Los Hornos, y su corazón se llenó de alegría.

Me pregunto cómo le estará yendo al Hermano Mayor en el Cuadrante del Cielo… —pensó. También recordó de repente a todos los que conocía en la Secta Desafiadora del Río, como Li Qinghou, Hou Xiaomei, Song Junwan. Y por su mente pasaron todo tipo de memorias.

Al mismo tiempo, también pudo sentir como su fuerza vital ardía cada vez más y más, hasta volverse como un fuego. Entonces empezó de inmediato su trabajo con la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre, haciendo que los Tendones Imperecederos de su pierna izquierda se convirtieran en una especie de agujero negro, uno que absorbía todo el calor.

Esa noche pasó rápidamente, durante ese tiempo, Bai Xiaochun consumió todo el tubérculo espíritu terrestre de cien años. Cualquier otra persona que hiciera algo así, se hubiera encontrado con que su fuerza vital se alzara con una vitalidad increíble.

Pero Bai Xiaochun era diferente. Su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre era casi como un hoyo sin fondo. Afortunadamente, los Tendones Imperecederos de su pierna izquierda ya estaban casi completos, e incluso estaba empezando a desarrollar su pierna derecha.

En poco tiempo pudo sentir que el poder de su cuerpo carnal incrementaba con cada vez más intensidad.

Cuando la luz del amanecer se extendió por la tierra, empezó a confeccionar de nuevo. Esta vez no se quedó atrás en lo absoluto, sino que incrementó a cincuenta lotes. Gracias a sus pruebas constantes, estaba progresando un poco en su búsqueda de una Píldoras de Convergencia de Almas más poderosa, pero no estaba satisfecho con los resultados. Hasta ahora, no parecía que nada pudiera llegar al nivel que él sabía que era posible. Pero no tenía prisa, estaba convencido de que sus pruebas lo llevarían eventualmente al éxito.

Además, con cada día que pasaba, los hornos para píldoras seguían detonándose.

En lo que a Bai Lin concernía, todo iba genial. De hecho, hubo un punto en el que a Bai Xiaochun le preocupaba quedarse sin hornos para píldoras, y Bai Lin llegó con un nuevo lote…

El General Bai se había enamorado de los hornos explosivos. Para él, esas ya no eran herramientas para confeccionar medicina, ¡sino armas para arrasar almas vengativas!

Conforme pasaba el tiempo, Bai Xiaochun seguía trabajando con su cultivo. Eventualmente descubrió que había consumidos tantos tubérculos espíritu terrestre, que solo le quedaban un par de docenas.

Esa noche, pudo sentir que su pierna derecha ardía con un calor increíble, y pulsaba con un poder sorprendente. Unos estruendos resonaban y todo en el área se sacudía.

¡Funcionó! —pensó emocionado. En este momento, ¡podía sentir que un poder aterrador emanaba del cuerpo carnal de sus dos piernas!

Eso combinado a su Restricción Imperecedera, le daba la confianza de que ahora, ni un cultivador en el Alma Naciente podría alcanzarlo, ¡no al menos que usaran una teletransportación menor! Se puso en movimiento de golpe, y aceleró hasta un punto a 3.000 metros de su patio, para cuando llegó allí, ¡el sonido de su movimiento aún no había ni llegado a sus oídos!

¡Más rápido que la velocidad del sonido! —Bai Xiaochun quedó maravillado y levantó su cabeza para reír felizmente.

 

Descarga:
<