AWE – Capítulo 515

Modo Noche

Capítulo 515: Sé un Buen Chico y Llévate esta Píldora Medicinal

Cuando el viejo cultivador de almas escuchó a Bai Xiaochun hacerse llamar oficial del ejército, sus ojos se quedaron con una mirada vacía. Y un momento después, su mente empezó a dar vueltas y su rostro cambió totalmente. Hasta se olvidó de respirar por un momento. Ya le había confundido por qué Bai Xiaochun podría tener repentinamente a mil hombres respaldándolo, y había asumido que formaba parte de algún otro grupo poderoso de cultivadores de almas.

El temor a molestar a la organización que lideraba el Rey Fantasma Gigante quizás lo hubiera podido mantener con vida. Después de todo, el Rey Fantasma Gigante era uno de los cuatro grandes reyes de las Tierras Desoladas, y uno de los únicos cinco semidioses. Por lo que pocas personas estarían dispuestas a ofenderlo.

Pero ahora que el viejo comprendía que Bai Xiaochun en realidad era de las tierras de Alcance Celestial, sus ojos se llenaron de desesperación. Aunque esto solo duró un momento, después apareció un odio tóxico. Pero antes de que pudiera hacer nada, Bai Xiaochun le dio un golpecito en la cabeza.

—¿Qué te sorprende tanto? ¿¡Y qué se supone que significa esa mirada en tus ojos!? —Estaba claro que a Bai Xiaochun no le agradaba mucho la reacción de este hombre. En lo que a él concernía, estaba siendo bastante compasivo; la mayoría de personas en su situación hubieran matado al viejo directamente.

En vez de eso, él era una persona muy amable. En vez de matarlo, planeaba llevárselo a la Gran Muralla e intercambiarlo por créditos de batalla. Pero luego vino el hombre y se atrevió a mirarlo feo.

El viejo apretó los dientes y a falta de más opciones, solo maldijo por dentro. A menos que quisiera morir allí mismo, tendría que soportar la situación. Después de todo, tomando en cuenta que su origen era la Ciudad del Fantasma Gigante, probablemente no lo matarían incluso después de ser entregado a la Ciudad de la Gran Muralla.

Suspiró, apretó los dientes e inclinó su cabeza.

Bai Xiaochun le volvió a dar otro golpecito en la cabeza y dijo felizmente, —Si, sí, eso es mucho mejor. ¡Ahora compórtate!

Se sentía como una gran figura, y estaba a punto de sacudir su manga y retirarse con su regimiento hacia la Gran Muralla… cuando repentinamente, un coro de gritos espeluznantes salió desde la niebla que llenaba el agujero.

Por alguna razón, esos gritos se le hacían familiares a Bai Xiaochun, como si vinieran de las bocas de almas. Así que se asustó y retrocedió varios pasos, luego le dio un vistazo al agujero.

El agujero era increíblemente profundo, y combinado a la niebla, era imposible ver el fondo. De hecho, ni su sentido divino podía llegar a su final.

Pero los gritos de ahora claramente provenían de un gran número de almas vengativas, quizás hasta 10.000 o más.

Mientras Bai Xiaochun evaluaba cuidadosamente la escena, una expresión seria apareció en el rostro de los cultivadores de su regimiento. Luego Zhao Long dio un paso adelante y susurró, —Coronel, aquí hay algo raro. Casi pareciera que hubiera algún tipo de magia restrictiva natural. Probablemente deberíamos irnos de inmediato.

Bai Xiaochun estaba de acuerdo en que había algo muy raro con este lugar. Primero había colapsado la montaña dejando un cráter, y luego el cráter se convirtió en un agujero. Además de eso, estaba esa alma de bestia deva. Todas esas cosas habían ocurrido en un lapso demasiado corto. Sin mencionar que ni la Gran Muralla ni las tribus de salvajes habían enviado a nadie a investigar las cosas.

Era casi como si nadie hubiera podido detectar lo que ocurría.

La expresión de Bai Xiaochun era igual de seria que la de los demás, y asintió de acuerdo. Pero luego bajó la mirada hacia la niebla, la cual parecía estar llena con un gran número de almas, y no pudo evitar pensar que sería una lástima irse así nada más.

—Allí abajo hay un montón de créditos de batalla… —murmuró consigo mismo. Entonces abrió su tercer ojo, rotó su base de cultivo y envió un rayo de luz violeta hacia afuera. El poder de su Ojo Dharma Alcance Celestial empezó a disipar la niebla casi al instante.

Al ver que su método funcionaba, añadió un poco más del poder de su base de cultivo, lo cual hizo que la niebla se disipara aún más rápido.

Bai Xiaochun no era el único que podía ver lo que ocurría. El viejo cultivador de almas y los demás hombres del regimiento también podía ver como se disipaba la niebla.

Poco después se reveló el gran agujero. Aunque aún no se podía ver el fondo, ¡se podían distinguir las innumerables almas que flotaban adentro!

Tan solo en la entrada parecían haber más de 100.000, y unas cuantas estaban en el nivel del Alma Naciente. Tomando en cuenta sus números, era imposible siquiera intentar suponer cuantas habría en el agujero.

¡El número era básicamente incalculable!

La escena dejó profundamente conmocionado a Bai Xiaochun, e hizo que los miembros de su regimiento se quedaran viendo con los ojos abiertos de par en par.

Ahora podían ver tantas almas, que a pesar de que todos en su regimiento tenían Píldoras de Convergencia de Almas, podían darse cuenta de que, si las almas atacaban todas juntas, serían asesinados sin ninguna duda. Además, el rencor que estas almas emanaban sobrepasaba por mucho el de las almas ordinarias, y dejaba en claro que, si atacaban juntas, se encontrarían en una situación de peligro extremo.

En cuanto al viejo cultivador de almas, este también se quedó viendo al agujero de almas con una sensación de conmoción e indispuesto a mover ni un músculo. Sabía que tipo de poder tan aterrador representaba ese grupo de almas vengativas, y que, si llamaban su atención, no tendría ni que preocuparse por los cultivadores que lo acababan de capturar; las almas desgarrarían su carne mientras lo consumían y luego intentarían poseer su cuerpo.

Si volvía a la Gran Muralla, quizás sería un prisionero de guerra, pero al menos estaría vivo. Pero si esas almas actuaban, entonces su destino sin dudas sería morir.

Como cultivador de almas de las Tierras Desoladas, estaba muy familiarizado con las almas como para no temerles en esta situación.

Afortunadamente, esas almas parecían estar en un estado de hibernación parcial, y no estaban interesadas en salir del agujero. Siempre y cuando no las agitaran, probablemente se quedarían allí sin atacar.

Todos estaban impactados, y Bai Xiaochun tenía la piel de gallina. Sin embargo, al observar las almas vengativas, él veía algo completamente distinto a los demás. ¡Él veía un montón de créditos de batalla!

—Si pudiera capturar esas almas, podría entregarlas por créditos de batalla… ¡Miren cuantas son! ¡Cielos! ¡¡Quizás volverme un mayor general no sea solo un sueño después de todo!! —Sus labios traicionaban su emoción, pero aún estaba un poco dudoso. Después de todo, la cantidad tan absurda de almas significaba que incluso con sus Píldoras de Convergencia de Almas, sería una situación bastante peligrosa.

—Lo mejor sería atraerlas de a poco, quizás separarlas en grupos…

Aunque tenía la máscara para protegerse, no se sentía cómodo dependiendo completamente de eso para permanecer a salvo. Por otro lado, simplemente irse sería una lástima. Después de pensarlo un poco, se alejó un poco y le señaló al resto de su regimiento que hiciera lo mismo.

Después de alejarse varios cientos de metros del borde del agujero, hasta una posición relativamente segura, Bai Xiaochun volteó hacia el viejo cultivador de almas capturado con un resplandor en sus ojos.

El viejo acababa de suspirar de alivio por alejarse del agujero de almas, cuando repentinamente se dio cuenta de que Bai Xiaochun lo veía fijamente.

El corazón del viejo empezó a palpitar como loco. Tenía la clara sensación de que lo que fuera que estaba planeando este cultivador en la Formación del Núcleo, definitivamente no sería nada bueno.

Antes de que pudiera abrir la boca para decir algo, Bai Xiaochun se puso a reír de manera sombría, dio un paso hacia adelante y le dio una palmada en el hombro al tipo.

—Escucha Compañero Daoísta, ¿por qué no nos olvidamos del asunto en el que intentaste robarme mi alma de bestia deva? Solo tienes que hacerme un pequeño favor. ¿Qué te parece? No es nada difícil. Simplemente te daré una píldora medicinal, luego irás caminando hacia ese gran agujero y la aplastarás. Recuerda, solo puedes aplastarla después de acercarte al agujero. ¿Ves? ¡Es sencillo!

Luego, sacó una Píldoras de Convergencia de Almas y la sostuvo en su mano con una mirada ferviente y esperanzada en sus ojos.

La mente del viejo empezó a dar vueltas mientras veía a Bai Xiaochun. Parecía estar al borde de las lágrimas, y respondió, —Por favor déjame librarme esta vez oh exaltado. Estaré… estaré más que feliz de volverme su prisionero de guerra. ¡Tengo mucha información sobre la Ciudad del Fantasma Gigante! Soy… ¡¡soy un rehén muy valioso!!

—Ya se, ya se. Ven, ven. Solo sé un buen chico y llévate esta píldora medicinal. —Bai Xiaochun se aclaró la garganta, y abrió a la fuerza la mano del viejo para ponerle una Píldora de Convergencia de Almas en la palma de la mano. —Muy bien, adelante.

El viejo empezó a resistirse y dijo fuertemente, — ¡No iré a ninguna parte! ¡Sería lo mismo matarme! ¡Olvídalo!

Claramente Bai Xiaochun no estaba contento.

—Si te niegas, —dijo enojado, — ¡entonces dejaré que mis hombres te ablanden un poco y luego te arrojen adentro! Mira, ¡irás a ese agujero lo quieras o no! —En ese instante, los cultivadores circundantes del regimiento de Bai Xiaochun empezaron a ver al viejo con su fría intención asesina.

El viejo estaba temblando de miedo, y rebosando de ira al mismo tiempo. Pero podía ver que no tenía más opción. Si no hacía lo que le pedían, entonces era obvio que estos asesinos endemoniados lo tirarían de cabeza al agujero de almas de todos modos.

Apretó sus dientes con impotencia, y cerró la palma de su mano alrededor de la píldora medicinal. Luego se olvidó de todo lo demás y empezó a acercarse al borde del agujero.

Al mismo momento en el que se empezó a mover hacia adelante, Bai Xiaochun y su regimiento retrocedieron hasta unos 3.000 metros. Estaban preparados para correr a toda velocidad si era necesario.

Solo entonces Bai Xiaochun finalmente se volteó a ver al viejo que se preparaba para entrar al agujero.


Capítulo extra, Cortesía de la casa.

Descarga:
<