AWE – Capítulo 528

Modo Noche

Capítulo 528: Solo es un Chico

Song Que recordó la primera vez que se encontró con Bai Xiaochun, y todo lo que había ocurrido desde entonces. Bai Xiaochun siempre había estado allí, flotando sobre él como las nubes tormentosas del infortunio, imposibles de disipar.

En el Abismo de la Espada Caída, Bai Xiaochun le arrebató su energía de hebra celestial. Luego, en la Secta Corriente de Sangre, le arrebató la posición de maestro de sangre. Después obtuvo control de la honorable posición de joven patriarca. Una y otra vez, Song Que se veía sobrepasado y derrotado.

Después de llegar a la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, se había llenado de coraje y luchó con todas sus fuerzas… solo para ser vencido nuevamente.

Lo mismo ocurrió sobre el gran buque de guerra. Luego, después de llegar a estar tierras extrañas, había desatado cada rastro de su explosivo potencial, todo con la esperanza de alzarse a la prominencia. Y cuando lo hiciera, finalmente aplastaría a Bai Xiaochun y lo pondría en su lugar, ¡lo haría arrodillarse y luego lo aplastaría bajo sus pies!

Hasta este mismo momento, aún podía imaginarse a sí mismo pisando el pecho de Bai Xiaochun, apuntándole a la cara y diciendo, —De ahora en adelante, siempre que me veas, ¡tendrás que irte arrastrándote!

Y, sin embargo, eso solo podría ocurrir en sus sueños. Una vez más, Song Que se encontró a sí mismo siendo él, el aplastado, y no solo un poco. ¡Lo estaba aplastando con todo un peso capaz de desgarrar los Cielos y destruir la tierra de un mayor general!

Al llegar a este punto en sus ideas, el dolor y la indignación de Song Que llegó a un punto en el que empezaron a correrle lágrimas por la cara.

Bai Xiaochun se sorprendió al ver las lágrimas en el rostro de Song Que, se dio la vuelta y gritó, —¿Qué están haciendo? ¡Calmen esas auras asesinas! ¡Este es mi querido sobrino! ¿Qué creen que hacen intentando asustarlo? ¡Solo es un chico!

Luego se volteó y observó a Song Que con calidez, y hasta estiró la mano para acariciarle el cabello.

Cuando Song Que escuchó a Bai Xiaochun llamándolo chico, empezaron a sobresalir venas de su cuello y su rostro.

—¡¡¡Bai Xiaochun!!! —rugió enfurecido. Luego salió sangre de su boca y se desplomó al suelo inconsciente.

De hecho, esta era la segunda vez que caía inconsciente frente a Bai Xiaochun. La primera vez fue en la Ciudad del Cielo en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado…

Song Que se despertó a la mañana siguiente. Después de ver a su alrededor de manera sombría, apretó los dientes y se preparó para partir. Sin embargo, en cuanto salió por esa puerta, aparecieron tres cultivadores frente a él. El que estaba a la cabeza era Zhao Long quien le dirigió una mirada gélida.

—El mayor general regresó a su meditación aislada. Antes de hacerlo, entregó órdenes de enlistarle al servicio militar. De ahora en adelante, eres uno de los guardias personales del mayor general. ¡Aceptarás esta asignación!

En los labios de Song Que apareció una mueca al instante.

—Recuerda tu lugar Song Que, —prosiguió Zhao Long—. En cualquier otra armada del ejército, hubieras sido ejecutado allí mismo por la imprudencia que mostraste ayer. Afortunadamente para ti, el mayor general se apiadó de ti por los viejos tiempos. No solo no te castigó, sino que te ha recompensado enlistándote en su guardia personal, ¡estás bajo mi mando! De ahora en adelante, ¡cualquier falta de respeto hacia el mayor general no será tolerada en lo absoluto!

—Si sigues actuando tan arrogantemente, ¡entonces me veré forzado a eliminarte por el bien del mayor general! —Zhao Long no le había consultado a Bai Xiaochun sobre esta última parte de lo que decía. Después de todo, sabía que existía una relación especial entre ambos. Pero como líder de la guardia personal de Bai Xiaochun, había algunas cosas que era mejor arrancar de raíz. Si resultaba que Song Que no sabía lo que le convenía, ¡Zhao Long definitivamente se arriesgaría a enfurecer a Bai Xiaochun eliminándolo directamente!

Ya llevaba años como seguidor de Bai Xiaochun, por lo que veía el honor y la gloria de Bai Xiaochun como su propia responsabilidad, ¡y no permitiría ninguna ofensa contra ello!

Song Que podía ver la intención asesina en los ojos de Zhao Long, y podía sentir sus intimidantes y asesinas intenciones hacia él.

Se estremeció al darse cuenta de que todo lo que Zhao Long acababa de decir, no eran simples amenazas o exageraciones…

Así pasaron quince días más, a pesar de lo reacio que estaba, Song Que se estaba acostumbrando a formar parte de la guardia personal de Bai Xiaochun.

Durante esos quince días, Bai Xiaochun pasó el tiempo estabilizando su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre. A estas alturas, estaba en la cima absoluta de lo que podía llegar con su base de cultivo y el poder de su cuerpo carnal. Y lo que era más importante, se había familiarizado con su habilidad de moverse a una velocidad tan increíble, que veía todo a su alrededor volverse más lento.

Después de salir de su meditación aislada, se dirigió a su oficina privada en la 3era Armada para recibir los reportes más recientes de sus coroneles.

Bai Xiaochun sabía que ahora que era un mayor general, debía escuchar atentamente los reportes. El último en reportar fue Zhao Long, quien le explicó todo lo que había ocurrido recientemente en la Ciudad de la Gran Muralla y dentro de la 3era Armada.

La hermosa Liu Li estaba de pie detrás de Bai Xiaochun masajeándole los hombros. Ya llevaba varios años como guardia personal de Bai Xiaochun, y en general mostraba una fachada fría y distante. Pero cuando Bai Xiaochun estaba cansado, no dudaba en darle un masaje relajante.

—Hasta ahora, se han descubierto más de cien cuevas enormes dentro de la necrópolis. Cada una llena de esqueletos aterradores. Ya se han encontrado dos almas de bestia deva, y a causa de ellas hubo grandes batallas. Una fue tomada por nuestro lado, y la otra la obtuvieron las Tierras Desoladas.

—Hace medio mes llegaron más noticias. Debajo de la necrópolis con cien cuevas, se encuentra un área aún más aterradora, pero nadie ha descubierto aún como entrar. —Dicho esto, Zhao Long concluyó con su reporte. Luego añadió casualmente una cosa más.

—El nuevo miembro de su guardia personal, Song Que, ha tenido un desempeño satisfactorio. Sin embargo, tiene un lado un poco rebelde, y a veces se rehúsa a seguir órdenes. Por lo tanto, Señor, planeaba enviarlo a la necrópolis en las Tierras Desoladas para que aprendiera un par de cosas.

Bai Xiaochun sacudió su cabeza y sonrió. —No, no, no hagas nada que lo ponga en peligro real. Soy su tío sabes. Además, es normal para los chicos ser un poco cabeza dura a veces. Qué tal esto: planeaba un viaje a la Ciudad Mundial dentro de unos días. Ahora que soy el mayor general de la 3era Armada, es mi responsabilidad enlistar a algunos nuevos elegidos para que se unan a nuestras filas. —De hecho, Bai Xiaochun llevaba tiempo planeando esto. Después de lo ocurrido con Song Que, ya anhelaba ver más ojos sobresaliendo del rostro de personas que conocía.

Zhao Long se empezó a poner nervioso de inmediato, e incluso estaba pensando en persuadir a Bai Xiaochun de cambiar de opinión. Pero al final simplemente asintió, y procedió a llevar a cabo preparaciones especiales para asegurarse de mantener seguro a Bai Xiaochun.

Aunque no sería posible llevar la 3era Armada entera en el viaje, Zhao Long sí que tenía la autoridad para elegir a cinco coroneles, junto a sus cinco regimientos, llegando a un total de cerca de 5.000 soldados.

Varios días después, Bai Xiaochun entregó su solicitud a Bai Lin a través de una tablilla de jade, pidiéndole permiso para ir a la Ciudad Mundial en un viaje de reclutamiento. El que un mayor general saliera de la ciudad de este modo era un gran evento, así que obviamente se requería que un general en jefe lo aprobara de antemano.

Después de leer la solicitud en la tablilla de jade. Bai Lin comprendió al instante que Bai Xiaochun quería ir a alardear un poco, y asegurarse de que sus viejos compañeros se dieran cuenta de lo increíble que era. La verdad era que Bai Xiaochun no era la única persona que hubiera hecho algo así. Incluso muchos coroneles hacían lo mismo.

Tomando en cuenta que conocía bien la personalidad de Bai Xiaochun, Bai Lin decidió que estaría bien aprobar su solicitud directamente. De hecho, incluso le transmitió un poco de información a Bai Xiaochun, en la cual no solo le advertía que cosas debía evitar, sino que le enseñaba un par de cosas sobre cómo lograr sus metas con éxito. Bai Xiaochun quedó sorprendido al principio, pero luego se dio cuenta que esto solo servía para demostrar lo experimentado que era Bai Lin.

—Estamos aquí en el frente de batalla, —dijo Bai Lin—, así que las personas en la Ciudad Mundial definitivamente estarán listas para atiborrarte de elogios e incluso obsequios. Sin embargo, no lleves las cosas demasiado lejos… —Procedió a impartirle un poco de su sabiduría y luego finalmente aprobó la solicitud de Bai Xiaochun.

Pasaron dos días más, y después de terminar con todas las formalidades, las puertas de la Ciudad de la Gran Muralla se abrieron, seguidas por una procesión de miles de cultivadores en armadura negra que se dirigieron hacia el Mar Alcance Celestial. Y claro, justo en medio de ellos se encontraba Bai Xiaochun.

Llevaba una armadura dorada y se veía sorprendentemente intimidante. Con un orgulloso movimiento de su brazo, ordenó a sus hombres a avanzar.

Tenía a Zhao Long y a Liu Li de cada lado, y Song Que también estaba allí, aunque algo reacio. Los coroneles habían arreglado que las tropas volaran por el aire en una formación estricta, y se habían enviado a exploradores adelante para asegurarse de no encontrarse con ningún peligro. Todo estaba arreglado para proteger a Bai Xiaochun y aplastar cualquier obstáculo que se pusiera en su camino.

¡Hasta desde lejos se podía detectar esa aura asesina capaz de sacudir los Cielos y destruir la tierra que irradiaba del grupo!

Song Que de hecho estaba un poco nervioso viendo alrededor a las tropas que lo rodeaban. Recientemente había llegado a entender mejor a los cultivadores de la Gran Muralla, y para su gran desesperación, se había dado cuenta de que un grupo como ese podía erradicarlo en un abrir y cerrar de ojos. Ni siquiera podría hacer que detuvieran su avance.

Y lo que lo dejaba aún más desconcertado, era que el grupo entero hasta competía por obedecer las órdenes que les daba Bai Xiaochun.

Incluso había cultivadores en el Alma Naciente dentro de ese grupo de 5.000, incluyendo a algunos de sus coroneles. Este grupo era casi la mitad de la 3era Armada entera, y a dondequiera que iban afuera de la Ciudad de la Gran Muralla, los animales y plantas feroces temblaban y no se atrevían a acercarse.

Ni los extraños remolinos de nubes se atreverían a aparecer frente a 5.000 cultivadores de la Ciudad de la Gran Muralla.

Por lo tanto, ni un solo obstáculo bloqueó su camino a medida que se acercaban a la Ciudad Mundial.


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Anciano Supremo Pablo López de la Cuenca! ¡Muchísimas Gracias!

Descarga:
<