AWE – Capítulo 53

Modo Noche
Capítulo 53: ¡Valentía!
 
La cara de Bai Xiaochun estaba pálida y su corazón palpitaba fuertemente. La sensación de peligro lo había dejado tan alarmado que sentía que podría morir en cualquier momento, dejándolo temblando incontrolablemente.
 
Jamás había estado así de asustado en su vida. Ni cuando dejó su aldea para encender el incienso y enfrentar los relámpagos, ni cuando Li Qinghou lo había llevado al Valle de las 10.000 Serpientes, ni siquiera cuando había visto todas esas fantásticas y poderosas criaturas mientras viajaba.
 
En todas esas situaciones, había estado nervioso, pero también tenía confianza de que… ¡No moriría!
 
Pero hoy, había tenido la sensación distintiva… ¡¡De que realmente iba a morir!!
 
Mientras salía volando, se dio cuenta de que estaba solo. Luego miró para atrás impactado para ver que los siete miembros del Clan Luochen habían rodeado a Du Lingfei y Hou Yunfei, varios cientos de metros más atrás.
 
También vio que Du Lingfei estaba tosiendo sangre. Cualquiera en esta situación podría darse cuenta de que ella y Hou Yunfei no serían capaces de resistir por mucho tiempo antes de ser derrotados.
 
Un temblor recorrió a Bai Xiaochun mientras se detuvo allí mirando. Empezó a temblar aún más fuerte, y sus ojos estaban completamente inyectados de sangre. Podía sentir su alma misma gritándole que corriera tan rápido como fuera posible.
 
De hecho, Bai Xiaochun estaba bastante seguro de que considerando la velocidad que podía mantener, y dado que Du Lingfei y Hou Yunfei estaban previniendo que el enemigo lo persiguiera, en realidad había una buena oportunidad… De que podría escapar.
 
Si lo hacía, podría seguir viviendo, podría seguir practicando el cultivo, y podía perseguir lo que realmente quería: la vida eterna sin muerte. No solo la secta no lo castigaría si sobrevivía, incluso lo recompensarían.
 
Sin embargo… Si simplemente escapaba, dejando a Du Lingfei y Hou Yunfei a morir, se sentiría culpable por el resto de su vida. Sentía como si su cuerpo entero hubiera sido partido a la mitad, una mitad le decía que escapara a toda velocidad, de otro modo moriría. ¡La otra mitad le estaba diciendo que si dejaba que sus compañeros de la secta murieran, jamás sería capaz de estar tranquilo por el resto de su vida!
 
Jadeando, dejó salir un grito frustrado de furia. Venas azules sobresalían de su frente, y estaba temblando tan fuerte como un dado al caer. En el momento, no estaba pensando mucho sobre los detalles de la situación, o las consecuencias potenciales. Sus manos se apretaron en puños mientras una sola idea recorrió su cabeza….
 
“Yo, Bai Xiaochun, podré estar asustado de morir, pero… ¡No voy a escapar!” Repentinamente empezó a golpearse el pecho con sus puños. Sus ojos estaban completamente inyectados de sangre, y dejó salir un rugido atronador mientras repentinamente… ¡Salió disparado de vuelta hacia Du Lingfei y Hou Yunfei!
 
Se movió tan rápido que silbidos resonaron por todos lados. Hou Yunfei tembló frente a la escena de la repentina inversión en la dirección de Bai Xiaochun, y su expresión era difícil de leer. Se veía impactado, agradecido, y repentinamente, empezó a reír. Luego, determinación brilló en sus ojos, y sin siquiera pensar en defenderse, arremetió contra los miembros del Clan Luochen con todo lo que tenía.
 
Al mismo tiempo, Du Lingfei, cuyo cuerpo estaba salpicado de sangre desde donde una espada voladora la había cortado, levantó la mirada para ver a Bai Xiaochun, con sus ojos inyectados de sangre, rugiendo mientras arremetía en su dirección.
 
Sintió como si hubiera sido golpeada por un rayo, su boca se abrió. Lagrimas empezaron a correr por sus mejillas mientras numerosas emociones la inundaron. Estaba conmovida, emocionada e impactada.
 
Sabía lo mucho que Bai Xiaochun estaba asustado de morir, así que cuando lo vio volando hacia ellos, físicamente temblando, sus ojos carmesís, podía solamente imaginarse cuanta valentía había invocado… Para parar de correr, voltearse y luego volver por ellos.
 
“¡Sal de aquí, idiota! ¡Corre! ¡¡No hagas que te maten!!” Lagrimas corrían por su rostro. Mientras Bai Xiaochun corría hacia ellos gritando a todo pulmón, no se dio cuenta de que uno de los discípulos del Clan Luochen en el sexto nivel de Condensación de Qi estaba usando un ataque de palma hacia su espalda.
 
Un sonido explosivo resonó, y sangre salió de su boca. Su visión se oscureció y cayó al suelo. Luego, una de las espadas voladoras de los cultivadores del Clan Luochen empezó a acelerar por el aire hacia su cabeza.
 
Cuando Bai Xiaochun vio lo que estaba pasando, dejó salir un rugido aún más violento, y aceleró aún más alcanzando su límite.  Destelló por el aire, convirtiéndose en un rayo de luz que salió disparado hacia Du Lingfei. Mientras la espada voladora se acercaba a ella, Bai Xiaochun llegó a su lado, la levantó con un brazo, y luego apretó su mano derecha en un puño y golpeó la espada voladora.
 
Se escuchó una explosión y la espada voladora fue enviada volando dando vueltas por la fuerza del ataque de Bai Xiaochun.
 
Los miembros del Clan Luochen estaban muy impactados. Los ojos de Chen Yue brillaron de sorpresa, pero rápidamente empezó a irradiar un helado intento asesino.
 
“Excelente. Un experto oculto. ¡Debí haberte notado antes cuando estabas en la Formación Infierno de Sombras!  Escuchen todos, ¡Ignoren a los otros dos y maten a este tipo!” Tan pronto las palabras salieron de su boca, miradas asesinas aparecieron en los ojos de los otros miembros del Clan Luochen, y empezaron a acercarse a Bai Xiaochun.
 
Du Lingfei estaba un poco aturdida mientras Bai Xiaochun la sostenía en sus brazos. Antes de que pudiera hacer nada, la colocó a un lado y luego salió disparado hacia los miembros del Clan Luochen que se aproximaban.
 
Sus ojos estaban de un color rojo brillante, casi parecía que en este momento, no estaba pensando sobre morir para nada. De hecho, no estaba pensando en nada excepto: Salvar a Hou Yunfei. Salvar a Du Lingfei. ¡Y matar todos los enemigos!
 
El más cercano de esos oponentes estaba en el sexto nivel de Condensación de Qi, y mientras se acercaba, sus manos destellaron con un gesto de conjuro. En respuesta, un punzón repentinamente apareció, el cual salió disparado viciosamente hacia Bai Xiaochun.
 
NT: Por si las dudas, este es un punzón.
 
“¡Vete a la mierda!” Rugió Bai Xiaochun, desplegando un ataque de palmada feroz. El pequeño punzón empezó a tambalearse en el aire, y cuando la palmada de Bai Xiaochun chocó contra él, la brillante luz se destruyó, y el punzón salió volando dando vueltas.
 
El cultivador que había invocado el punzón quedó boquiabierto,  y una expresión impactada pasó por su rostro. Justo cuando estaba a punto de retroceder en retirada, Bai Xiaochun realizó un gesto de conjuro y apuntó. Su espada de madera apareció y salió disparada como un rayo. No importaba que su oponente estaba en el sexto nivel de Condensación de Qi; No era capaz de evadir, y de hecho, ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar antes de que la espada apuñalara su frente.
 
Un miserable chillido se escuchó mientras la espada de madera penetraba todo el camino a través de él, saliendo por el otro lado en un rocío de sangre. Luego, circuló por el aire y se dirigió hacia el siguiente enemigo.
 
Al mismo tiempo, uno de los miembros del Clan Luochen en el séptimo nivel de Condensación de Qi realizó un gesto de conjuro, haciendo que una neblina se envolviera alrededor de él, haciéndole ver como un enorme gigante de humo. Mientras se acercaba, la mano de Bai Xiaochun repentinamente se estiró, sus dedos pulgar e índice se conectaron. Una luz negra destelló, y las defensas provistas por la neblina no pudieron hacer nada para detener la luz negra.
 
¡Agarre Destructor de Gargantas!
 
Sonidos crujientes se escucharon mientras la neblina se disipaba. Los ojos del cultivador se abrieron enormemente al ver el brazo agarrando su cuello. Luego, su garganta fue completamente destrozada.
 
Todo pasó a una increíble velocidad. Solo el tiempo de unos pocos respiros pasó desde que Bai Xiaochun empezó su arremetida, ¡Y ya habían sido asesinados dos miembros del Clan Luochen!
 
Hou Yunfei, quien ya había retrocedido al lado de Du Lingfei, abrió la boca y sus ojos se abrieron impactados.
 
Du Lingfei estaba completa y absolutamente sorprendida. El Bai Xiaochun que estaba viendo en este momento era completamente diferente del que ella recordaba, haciéndola jadear de incredulidad. ¿Era este realmente el mismo Bai Xiaochun que estaba tan asustado de morir?
 
A este punto, los impactados miembros restantes del Clan Luochen finalmente desplegaron sus movimientos asesinos. Estos eran sus ases en la manga más poderosos, uno siendo una espada voladora, otro una perla, y el último, un pequeño caldero, todos los cuales salieron disparados hacia Bai Xiaochun.
 
¡Increíblemente, los tres estaban uniendo fuerzas para atacar simultáneamente!
 
Del grupo de tres, dos estaban en el sexto nivel de Condensación de Qi, y uno estaba en el séptimo. Su ataque combinado era completamente vicioso y dieron todo lo que tenían para atacar a Bai Xiaochun cuando no pudiera esquivar.
 
Los ojos de Bai Xiaochun brillaban de rojo mientras los tres se acercaban a él. Mientras los dispositivos mágicos se abalanzaban hacia él, enrolló sus brazos y piernas hasta que parecía una pelota. Anteriormente, Du Lingfei se había burlado del gran wok negro que vestía en su espalda, pero ahora, lo cubrió completamente.
 
El pequeño caldero el cual había sido liberado por el cultivador en el séptimo nivel de Condensación de Qi chocó contra el wok negro, haciendo que una explosión que podía sacudir el Cielo y la Tierra resonara. Grietas empezaron a esparcirse alrededor del wok, pero se mantuvo fuerte frente al caldero.
 
Luego fue la perla. Estruendos se escucharon mientras chocaba contra el wok. El wok ya no podía aguantar más y explotó, transformándose en innumerables fragmentos negros que se esparcieron por todos lados. Bai Xiaochun salió disparado de entre los restos, volando hacia el cultivador en el séptimo nivel de Condensación de Qi.
 
Cuando el hombre vio a Bai Xiaochun volando hacia él, su rostro cambió. Inmediatamente retrocedió, pero no podía moverse lo suficientemente rápido.
 
Ninguno de los objetos mágicos protectores que tenía podían hacer nada para detener a Bai Xiaochun, quién chocó contra él haciendo que sonidos de crujidos de huesos rotos se escucharan. Inmediatamente, Bai Xiaochun fue nuevamente por otro ataque golpeándolo con su cabeza.
 
¡BOOOMMMM!
 
“¡¡No!!” Gritó el hombre. Sangre salió de su boca, y una mirada de desesperación llenó sus ojos, pero no podía liberarse de Bai Xiaochun.
 
A un lado, sus compañeros del clan en el sexto nivel de Condensación de Qi estaban casi desmayados del miedo. Temblando, uno de ellos envió una espada voladora hacia Bai Xiaochun.
 
Bai Xiaochun la ignoró completamente mientras una vez más arremetió contra el hombre de mediana edad.
 
La espada voladora golpeó contra Bai Xiaochun, y en una vuelta completamente inesperada, no lo apuñaló, pero en cambio, rebotó y salió dando vueltas.
 
Bai Xiaochun dejó salir un rugido, atacando al hombre de mediana edad una vez más. Un grito espeluznante se escuchó mientras el hombre moría.
 
Para los otros dos miembros del clan en el sexto nivel de Condensación de Qi, Bai Xiaochun, con sus ojos inyectados de sangre y su cabello alborotado, parecía una bestia salvaje. Se les puso la piel de gallina mientras lentamente se volteaba a verlos. Sin dudar por un segundo, se voltearon y corrieron.
 
A la distancia, Chen Yue estaba completamente impactado por lo que acababa de ocurrir, y apenas podía creer lo que acababa de presenciar.