AWE – Capítulo 55

Modo Noche
Capítulo 55: ¡Príncipe Heredero Chen Heng!

“¡¿Invocación de Caldero de Qi Violeta?!” Hou Yunfei y Du Lingfei estaban los dos impactados, y expresiones de intenso asombro aparecieron en sus rostros.

Esto era especialmente cierto de Du Lingfei. Habiendo dominado el arte de Liviano en lo Pesado, sabía lo difícil que era la Invocación de Caldero de Qi Violeta, y que en toda la ribera sur, solo unas pocas personas podían hacerlo.

Estruendos hicieron eco mientras el enorme caldero chocó contra el necrófago. La tierra tembló mientras gritaba y colapsaba en numerosas corrientes de humo negro que se esparcieron en todas direcciones, revelando a Chen Yue.

Sangre salió de su boca mientras chocaba contra el suelo. Levantando su mirada amargamente hacia el enorme caldero, murmuró, “Invocación de Caldero… De Qi Violeta….”

Con esto, se esforzó para voltear su cabeza para ver una vez más a Bai Xiaochun antes de caer muerto. La magia secreta que había usado infligió serio daño a sus órganos internos Esto, sumado al golpe de la Invocación de Caldero de Qi Violeta que destruyó incluso el necrófago, aseguró que no tenía esperanzas de sobrevivir.

Mientras moría, sus ojos miraban fijamente a Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun miró al muerto Chen Yue, y luego repentinamente se aflojó dónde estaba. Su energía espiritual interna había sido vastamente agotada, dejándolo mareado y tan débil como un globo desinflado. Se quedó allí, temblando, tambaleándose de un lado a otro, su rostro pálido. Casi no se atrevía a creer que realmente había matado a estas personas…

Mientras recordaba los eventos que justo habían pasado, repentinamente notó un sabor dulce, el cual era la sangre que salía de su boca.

“Estoy sangrando…” Pensó. “¡¡Casi… Casi me matan!!” Dolía en todos lados, especialmente su hombro. También había numerosas quemaduras por todo su cuerpo, las cuales pulsaban de dolor. Mientras Bai Xiaochun recordaba la pelea, el miedo surgió dentro de él y empezó a temblar.

“¿Por qué… por qué volví? Eso… fue tan peligroso. Podría haber perdido mi pequeña vida…. Yo, Bai Xiaochun, siempre soy cuidadoso en todo lo que hago. ¿Cómo pude haber sido tan impulsivo…?” Justo cuando el estrés post traumático estaba a punto de arrojarlo en arrepentimientos, algo extremadamente suave y al mismo tiempo firme saltó a sus brazos. Pudo sentir curvas, y podía oler una delicada fragancia. No era nadie más que Du Lingfei.

Al principio, estaba sorprendido, pero su expresión rápidamente se tornó seria. Sosteniendo firmemente a Du Lingfei, dijo con calma, “Hermana Mayor Du, no temas. Con Bai Xiaochun aquí, ¡Nadie será capaz de dañarte ni un pelo!”

Mientras hablaba, su mano repentinamente se encontró posada sobre una superficie curva y suave….

“Gracias, gracias….” Dijo emocionalmente, lagrimas corriendo por su rostro. Le tomó un momento darse cuenta de que de algún modo estaba en los brazos de Bai Xiaochun. Y luego se dio cuenta de lo que sus manos estaban haciendo detrás de ella, su cara se enrojeció. Rápidamente retrocedió y lo miró enojada.

Bai Xiaochun aclaró su garganta, saboreando la sensación que acababa de experimentar, y reflexionó que Du Lingfei definitivamente merecía ser conocida como una de las mayores bellezas en la ribera sur.

Una expresión extraña se podía ver en la cara de Hou Yunfei. Aclarando su garganta, le sonrió a Bai Xiaochun. “Hermano Menor Bai, tendremos tiempo después de pensar en todo lo que ha ocurrido aquí. El Clan Luochen definitivamente va a enviar más personas a matarnos, y esta vez lo más probable es que sean los expertos más poderosos que tengan bajo el nivel del Establecimiento de la Fundación. Tenemos que salir de aquí tan rápido como sea posible.”

Bai Xiaochun tembló. Acababa de usar cada truco a su disposición para vencer a estas personas. La mera idea de que apareciera alguien que era más poderoso que Chen Yue hizo que el rostro de Bai Xiaochun se pusiera pálido. Mirando al caos alrededor de él, asintió inmediatamente.

“Sí. ¡Si, tienes razón, salgamos de aquí, tan rápido como sea posible!” Dicho esto, inmediatamente empezó a correr. Mostraba una imagen muy diferente de la del luchador vicioso con venas de acero. Sin embargo, esta vez, Du Lingfei no lo encontró molesto, pero de hecho algo encantador. Mientras los seguía, recordó la viciosa lucha por la que había pasado para rescatarla, y el brillo en sus ojos se intensificó.

Hou Yunfei sacudió su cabeza. Recogiendo rápidamente los bolsos de almacenamiento de los miembros del Clan Luochen, alcanzó a Bai Xiaochun y se los entregó.

“Hermano Menor Bai, este es tu botín de guerra.”

Bai Xiaochun las arrojó dentro de sus ropas sin siquiera mirarlas. A este punto, no podía dejar de temblar, y solo podía pensar en una cosa: Escapar.

***

Momentos antes….

De vuelta en las Montañas Estrella Caída, en la necrópolis del Clan Luochen, el lago de sangre estaba rodeado de varios nodos que formaban la formación de hechizos. Cuando el primer miembro del Clan Luochen cayó a las manos de Bai Xiaochun, uno de los nodos colapsó, y la sangre dentro se secó.

La escena hizo que los miembros del Clan Luochen observaran impactados. Sin embargo, antes de que ninguno pudiera reaccionar, lo mismo le pasó a un segundo noto, luego a un tercero, cuarto y un quinto….

Sonidos de estruendos hacían eco continuamente.

El Clan Luochen estaba completamente impactado, y una cara tras otra cambió. Luego, el Patriarca en medio del lago de sangre abrió los ojos lentamente.

En ese momento exacto, una explosión se escuchó del nodo que Chen Yue había ocupado recientemente.

“No puedo creer que Chen Yue…  ¡Acaba de ser asesinado!”

“Están todos muertos. ¡Las siete personas que fueron enviadas han sido asesinadas!”

“¿Cómo es esto si quiera posible? ¿No iban tras dos bajos discípulos de la Secta Externa? ¡¿Podría ser que la Secta Corriente Espiritual sabe sobre nosotros, y envió un cultivador en el Establecimiento de la Fundación?!” Los miembros del Clan Luochen no podían suprimir su asombro, y una conmoción inmediatamente surgió, junto a miradas de miedo y terror.

“¡Cálmense!” Dijo una voz helada, al cual cortó a través de todo el clamor. No era nadie más que el Patriarca en el Establecimiento de la Fundación. Su voz resonaba como el trueno, haciendo que el resto de los miembros del clan temblaran y miraran nerviosamente hacia él.

“Esta oportunidad que desafía los cielos capaz de cambiar nuestro destino, para expulsar el sello de nuestra sangre, es una oportunidad que solo nos toparemos una vez en mil años,” dijo lentamente. “Como la decisión ya se tomó, no hay necesidad de dejar que nuestra imaginación se enloquezca. Si un cultivador en el Establecimiento de la Fundación hubiera pisado en la formación de hechizos de seguridad que he puesto, ya lo hubiera detectado En este momento… No ha venido ningún cultivador en el Establecimiento de la Fundación, ni han llegado noticias de vuelta a la secta. ¿Para qué se ponen tan nerviosos?” Una expresión incomoda podía verse en su rostro; si no fuera por el hecho de que tenía que mantener la formación de hechizos, hubiera salido personalmente a eliminar a Bai Xiaochun y los demás.

Sin embargo, si se iba, la formación de hechizos de Sangre Inversa, la cual era la única manera para su clan de liberarse de la Secta Corriente Espiritual, liberaría un contragolpe poderoso. Aunque él podría ser capaz de sobrevivir, el resto del clan encontraría su sangre fluyendo en reversa, y morirían.

“No se necesitaría necesariamente a un cultivador en el Establecimiento de la Fundación para matar Chen Yue y su grupo. ¡Esos dos discípulos de la Secta Externa estaban o escondiendo sus bases de cultivo, o tenían algunos tipos de objetos mágicos raros!”

“Incluso si estaban escondiendo sus bases de cultivo, como mucho, podrían estar en el octavo nivel de Condensación de Qi. En cuanto a objetos mágicos… Mientras más poderosos sean, más difícil serán de usar para cultivadores en la Condensación de Qi.

“¡Heng’er!” Los ojos del anciano brillaron intensamente mientras colocaba su palma abajo sobre la superficie del lago de sangre. Inmediatamente, la sangre empezó a ondular mientras un joven salió desde adentro, vestido con una túnica rojo sangre.

NT: El sufijo, ‘er se usa al final del nombre para mostrar afecto. Generalmente de padres a hijos, abuelos a nietos, y a veces entre parejas.

Era extremadamente atractivo, con facciones esculpidas, y tan pronto abrió sus ojos, brillaron con el color de la sangre. Mientras su energía surgía, nueve necrófagos del color de la sangre aparecieron alrededor de él, los cuales emitían aullidos sordos.

Cuando los miembros circundantes del Clan Luochen vieron al joven, expresiones emocionadas podían ser vistas en sus rostros, y juntaron sus manos e inclinaron sus cabezas.

Cuando el Patriarca miró al joven, sus ojos brillaron con gentileza y elogio. Su voz era suave mientras decía, “Heng’er, eres el Príncipe Heredero del Clan Luochen, y con una base de cultivo en el noveno nivel de Condensación de Qi, eres nuestro experto más poderoso después de mi… Estás bien calificado para encargarte de esta tarea. Llévate a nueve personas contigo… ¡Y mata a los discípulos de la Secta Externa de la Secta Corriente Espiritual!”

El joven asintió, y luego respondió fríamente, “No regresaré hasta que estén muertos.”

Dio un salto, y los nueve necrófagos del color de la sangre se transformaron en una nube de sangre que lo levantó en el aire. Uno por uno, asintió hacia otros nueve miembros del clan, después de lo cual los diez salieron.

Pronto, diez figuras estaban acelerando fuera de la mansión del Clan Luochen. El joven llamado Chen Heng luego sacudió su mano, haciendo que nubes de sangre aparecieran bajo los pies de todos, después de lo cual volaron a toda velocidad.

Se movían con increíble velocidad mientras usaban una técnica de rastreo de sangre del clan para dirigirse al área donde Chen Yue y los demás habían sido asesinados.

Chen Heng estaba en el noveno nivel de Condensación de Qi. En cuanto al resto del grupo, cinco estaban en el mismo nivel en el que Chen Yue había estado, el octavo nivel de Condensación de Qi. El resto estaban en el séptimo nivel.

Un escuadrón como este era la fuerza más poderosa que podía permitirse enviar el Clan Luochen en este momento.

Después de que pasara suficiente tiempo para que se quemara un palillo de incienso, Chen Heng y su grupo salieron de entre la jungla de las Montañas Estrella Caída para aparecer en el lugar donde Chen Yue y su grupo de siete había muerto.

La impactante imagen de todos los cuerpos hizo que los rostros de los otros nueve miembros del clan vacilaran.

Sin embargo, Chen Heng miró fríamente a los cuerpos, y especialmente a aquellos cuyos cuellos habían sido destrozados, y sus ojos empezaron a brillar con una luz misteriosa.

“¡Un cultivador de refinación de cuerpo!”

Repentinamente se movió por el aire para aparecer junto al cuerpo de Chen Yue. Después de estudiarlo pensativamente por el tiempo de unos respiros, bajó y empujó su mano sobre el suelo y cerró sus ojos. Después de un momento, sus ojos se abrieron.

“Interesante. Puedo sentir las fluctuaciones remanentes de la Invocación de Caldero de Qi Violeta….”

“Esto significa que cultiva simultáneamente la magia y su cuerpo. Con tal poder corporal tan poderoso, y una técnica mágica impresionante, no es de extrañar que derrotara a Chen Yue y los demás.

“Debe ser uno de los Elegidos del a Secta Corriente Espiritual. ¿Quizás Shangguan Tianyou? ¿O es Lu Tianlei?” Un brillo brutal apareció en los ojos de Chen Heng, los cuales parpadeaban profundamente con el deseo de batalla.

“Todos ustedes elijan direcciones diferentes para buscar,” dijo con su voz fría como el hielo. “¡Cuando los encuentren, envíenme un mensaje inmediatamente!” Dicho esto, los demás asintieron en afirmación y luego se esparcieron en diferentes direcciones.

Con un frio bufido, Chen Heng eligió una dirección para empezar a buscar, y se fue volando. “La formación de hechizos de seguridad es vasta. No serán capaces de salir por los siguientes quince días. Ustedes… ¡Están muertos!”