AWE – Capítulo 65

Modo Noche

Capítulo 65: El Cuidador de Tumbas.

El momento del estornudo fue el mismo momento en el que Bai Xiaochun se despertó. Su mente aún estaba en el mismo estado en el que había estado cuando fue seriamente herido y cayó en coma, así que tan pronto se despertó, subconscientemente se agarró el brazo izquierdo y dejó salir un grito miserable. Sin embargo, tan pronto ese grito dejó sus labios, miró hacia abajo en sorpresa a su brazo, y luego al resto de su cuerpo. Empezó a tocarse y pincharse, e incluso abrió sus ropas y se miró a su suave y blanca panza.

“¿Eh? ¿No hay heridas?” Repentinamente, sus ojos vacilaron con miedo mientras recordaba algo que la vieja gente de la aldea solía decir. Supuestamente, cuando alguien moría, su alma entraría las sombras del inframundo. Al mismo tiempo, obviamente no tendría heridas, lo que significaba que debía ser solo un alma… Temblando, miró alrededor y se dio cuenta de que todo alrededor de él estaba muerto. Incluso todas las plantas y la hierba estaban marchitas. El cuerpo de Chen Heng no se veía en ningún lado.

Mientras miraba alrededor, también notó neblina por todos lados. No podía ver mucho del todo, y todo más allá de cierta distancia estaba completamente borroso. Una tenue aura de muerte emanaba en el área, haciendo que una fría sensación inundara su cuerpo.

“Eso es. Se acabó…. Fui tan cuidadoso por la mayor parte de mi pequeña e insignificante vida, solo para terminar perdiéndola….” Bai Xiaochun ahora estaba aún más seguro de que ahora solo era un alma. Su rostro se torció amargamente, dejó salir un quejido angustiado.

“Nunca pude siquiera darle la oportunidad a Du Lingfei de repagarme con todo su corazón….  El Hermano Mayor Hou aún tiene su promesa que mantener… La gente aún no sabe que soy el Lord Tortuga, y aún hay muchos Pollos de Cola Espiritual que comer en el mundo, Yo… No he vivido por siempre aún….” Mientras más pensaba en ello, más le dolía por dentro. Lágrimas empezaron a aparecer en sus ojos.

Sin embargo, mientras empezó a lamentarse fuertemente… Alguien aclaró su garganta detrás de él.

El sonido llegó tan repentinamente que sorprendió a Bai Xiaochun.

“¡¿Quién está ahí?!” Chilló, arrastrándose hacia adelantes a través del suelo y luego volteándose, una espada de madera apareció en su mano.

Vio a un anciano de pie arriba de donde había estado tirado. Vestía una túnica negra larga y se veía casi como un cadáver mientras observaba a Bai Xiaochun de una manera muy fantasmal.

Su cuerpo irradiaba una fuerte aura de muerte. Junto a la abundante cantidad de arrugas que cubrían su pálido rostro, parecía como si justo acabara de trepar fuera de su tumba. Encajaba perfectamente en sus alrededor, y se veía completamente aterrador.

Tan pronto Bai Xiaochun posó sus ojos sobre él, todo el cabello de su cuerpo se puso de puntas, y repentinamente recordó las innumerables historias de terror sobre fantasmas asesinos. Pero luego cayó en cuenta que si él mismo estaba muerto, entonces no tenía nada por lo que preocuparse. Sacando su barbilla, dejó salir un frío bufido y luego se puso de pie lentamente.

“De acuerdo, entonces eres un fantasma, yo soy un fantasma. Como lo dos estamos muertos y ambos somos fantasmas, ¿Entonces quién le tiene miedo a quién, huh?” Caminó hacia el anciano, y luego dio vueltas alrededor de él con una voz aguda y perpleja.

“Debes de ser un fantasma que vive en estas montañas sin nombre. No hay necesidad de estar nervioso. Solo estaba de paso y resulta que morí. Me voy por mi camino en un momento. Ay. Me pregunto si puedo continuar viviendo por siempre y practicar el cultivo ahora que me he vuelto un fantasma. Quizás pueda convertirme en un fantasma que viva por siempre.” Repentinamente, tristeza una vez más surgió en el corazón de Bai Xiaochun, y suspiró.

El anciano vestido de negro miró a Bai Xiaochun y frunció el ceño, Luego, habló con una voz ronca: “¿Sabes que no estás muerto?”

Bai Xiaochun se detuvo sorprendido, luego repentinamente pareció pensar en algo. Se mordió fuertemente en la lengua, y cuando el dolor lo recorrió, casi no podía creerlo. Se mordió una vez más, esta vez hasta que lagrimas corrieron por sus mejillas. Su expresión se ilumino de deleite, y luego literalmente empezó a bailar arriba y abajo. Incluso levantó su cabeza y empezó a reír fuertemente.

“¡¡No estoy muerto!! ¡Jajaja! ¡Yo, Bai Xiaochun, tengo una base de cultivo sin igual! Soy invencible en el Cielo y la Tierra. ¡¿Cómo podría posiblemente morir?!” Estaba tan emocionado que estiró su mano para agarrar el brazo del anciano, excepto que su mano pasó a través del hombre, agarrando nada más que el aire. Al mismo tiempo, su mano repentinamente se sintió extremadamente fría.

“Uh….” Bai Xiaochun repentinamente se quedó tieso. Observó aturdido al anciano, y sus ojos se abrieron fuertemente, antes de gritar dando un salto atrás. “¡¡Un fantasma!!”

Antes cuando pensaba que estaba muerto, no pensó mucho de ver un fantasma. Pero en este momento, estaba aterrado, mientras las historias de fantasmas asesinos una vez más destellaban por su mente.

Pronto, alcanzó el área donde la neblina es hacía más gruesa, donde encontró algún tipo de barrera invisible que no podía pasar. Retrocediendo hasta la barrera, apretó su pequeña espada de madera y observó al anciano, innumerables pensamientos pasaron a través de su mente. Finalmente, una expresión miserable llenó su rostro.

“¿Señor, tienes algún asunto sin terminar en tu vida que pueda ayudarte a resolver…?”

El anciano vestido de negro tenía una expresión extrañada en su rostro mientras estudiaba a Bai Xiaochun. No pudo evitar murmurar que el joven de pie frente a él parecía muy distinto del luchador con venas de acero de antes. Casi parecían dos personas completamente diferentes. Eventualmente, una expresión pensativa apareció en sus ojos.

“Quizás solo personas con personalidades como esta pueden realmente cultivar la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre….” Murmuró. Sintiéndose mucho más tranquilo, sacudió su cabeza y sonrió. Luego se volteó y empezó a flotar a la distancia.

“La Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre está dividida en el Códice Imperecedero, y el Códice de Vivir por Siempre. Cada Códice tiene cinco volúmenes… Lo que estás cultivando es el más comúnmente circulado primer volumen del Códice Imperecedero, la Piel Imperecedera. ¡Has dominado la Piel de Hierro, y has progresado un poco con la Piel de Bronce!” Mientras el anciano flotaba a lo lejos, su voz resonaba detrás en los oídos de Bai Xiaochun.

“¡El Códice Imperecedero rompe a través de los Cinco Grilletes de la mortalidad! ¡El Códice de Vivir por Siempre desenvuelve los Cinco Sellos de la eternidad!

“Trabaja duro en tu cultivo. Si puedes alcanzar el nivel de la Piel de Oro Imperecedera, encontrarás el primer Grillete de la mortalidad. Si puedes o no romper a través de ese Grillete dependerá de tu propia buena fortuna.

“Cómo el destino ha hecho que nos encontremos, te daré una píldora medicinal. Además, para ayudarte a avanzar con tu Piel Imperecedera, y lograr amaestrar la Piel de Bronce, te daré esta tablilla de jade. Contiene… el segundo volumen del Códice Imperecedero, ¡El Rey Celestial Imperecedero!

(NT: El término usado aquí para Rey Celestial, es uno de esos términos chinos que puede traducirse de muchas maneras, una versión quizás algo más precisa es Lokapala, pero al ser un término religioso algo abstracto es mejor dejarlo como Rey Celestial para este contexto). (Explicación por Deathblade traductor chino-ingles).

Si logras tener éxito con tu Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre, podrás… ¡Formar un Núcleo!” A este punto, el anciano estaba tan lejos que no podía ser visto. Sin embargo, mientras su voz resonaba, dos rayos de luz salieron disparados por el aire y llegaron a flotar frente a Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun observó impactado mientras el anciano se iba. En este punto, se dio cuenta de que la razón por la que no había muerto, y de hecho se recuperó completamente, fue porque el anciano lo había salvado.

Y la razón para esto… Era que Bai Xiaochun cultivaba la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre.

Aunque Bai Xiaochun le temía a la muerte, se tomaba los asuntos de favores y deudas seriamente. Sabía que había sido herido tan terriblemente en la batalla que lo más probable es que debería haber muerto. Un temblor lo recorrió, y tomando un respiro profundo, juntó sus manos y se inclinó profundamente en la dirección en la que desapareció el anciano.

“Sénior,” llamó, “Muchas gracias por la bondad que ha mostrado al salvar mi vida. ¿Podría respetuosamente preguntar su nombre…?”

“Yo soy…  Shou Lingren.” Respondió el anciano, su voz tenue y antigua, casi como si estuviera flotando a través de los innumerables años del tiempo.

(NT: Shou Lingren funciona como nombre, pero también significa literalmente “Protector/Cuidador de tumbas”.)

Fue en ese momento exacto que sonidos de crujidos se escucharon viniendo de la neblina mientras repentinamente se desvanecía. El área que había estado separada del resto del mundo ya no estaba sellada, y regresó a su lugar. El viento sopló, levantando el largo cabello de Bai Xiaochun mientras miraba a la distancia.

Después de un momento, murmuró, “La Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre…. ¿Cinco Grilletes de mortalidad y Cinco Sellos de la Eternidad?” Esta era su primera vez escuchando tales cosas.

Finalmente, tomó un respiro profundo y observó a la píldora medicinal y la tablilla de jade. Primero le dio un vistazo a la tablilla de jade escaneándola con su sentido divino. Dentro estaba el segundo volumen del Códice Imperecedero.

Guardó la tablilla de jade y luego pasó a mirar la píldora medicinal. A pesar de que ya era un Oficial Boticario, no era capaz de determinar la calidad de la píldora. La agarró en su mano y empezó a examinarla. Era una persona cautelosa por naturaleza, y sabía que si el anciano de la túnica negra le deseara hacer daño, podría haberlo hecho de muchas maneras. Por lo tanto, lo más probable es que la píldora medicinal le trajera solo beneficios, y no le haría daño.

Murmurando consigo mismo, miró alrededor, y luego guardó la píldora medicinal y empezó a caminar. Mientras procedía hacia adelante, miró alrededor a la jungla y suspiró emocionalmente. Cuando recordó toda la persecución y la batalla con los cultivadores del Clan Luochen, y el peligro en el que había estado envuelto, no pudo sacudirse la sensación de miedo que permanecía en su corazón.

“Me preguntó cómo les estará yendo a la Hermana Mayor Du y el Hermano Mayor Hou… ¿Lograron escapar?” Al momento, no se atrevía a a usar su tablilla de jade para intentar hacer contacto con la secta. Estaba preocupado de que los cultivadores del Clan Luochen aún podrían estar alrededor, y detectarían las fluctuaciones de un intento de transmisión. Eso podría llevar a un gran problema. Dándole una palmada a su bolso de almacenamiento, sacó el Bote de Viento de Feng Yan, y después de una prueba rápida, confirmó que ahora era funcional.

Sus ojos destellaron de alegría. Aunque había tenido sus especulaciones respecto a la situación actual, no estaba ansioso por salir del área, así que encontró una cueva en la montaña donde pudiera descansar un poco. Allí, sacó su Wok de tortuga, al igual que la píldora medicinal que le había dado el anciano vestido de negro.

Pronto, una luz plateada destelló sobre la píldora medicinal, y tres diseños espirituales pudieron ser vistos en su superficie. Bai Xiaochun recogió la píldora, y sus ojos brillaron con determinación mientras la arrojaba a su boca y se la tragaba. Inmediatamente, su cuerpo empezó a rasgarse, como si un fuego ardiente estuviera dando a luz a una energía vital indescriptible, la cual luego fluyó a través de él.

Empezó a temblar, y apretó sus dientes, desplegando la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre. Luego, se dio una palmada a sí mismo, revelando que su piel ya no era de color negro, pero en cambio, ahora contenía un poco de bronce. El color del bronce estaba alcanzando el punto en el que lo hacía ver casi como una estatua hecha de eso.

El poder dentro de él creció más y más intenso, y se sentía más fuerte que nunca.

Sin embargo, la energía de la medicina no había sido exhausta. Después de realizar un refuerzo espiritual triple, la píldora medicinal había alcanzado un nivel increíble de calidad. Incluso al momento en el que su piel estaba completamente de bronce, sonidos de crujidos resonaron dentro de él, como si algo se estuviera rompiendo.

Líneas se esparcieron rápidamente sobre la superficie de su piel, aumentando en número constantemente hasta que cubrieron su cuerpo entero. Un dolor intenso lo azotaba, pero aguantó, y pronto, ¡Esas líneas empezaron a tornarse plateadas!

¡La Piel Imperecedera estaba separada en los niveles de Hierro, Bronce, Plata y Oro!

Ni siquiera el anciano de negro pudo haber anticipado que la píldora medicinal que le dio a Bai Xiaochun recibiría un refuerzo espiritual, y por lo tanto le permitiría avanzar no solo al nivel de la Piel de Bronce, pero sobrepasarlo.

Estruendos hicieron eco hacia afuera desde dentro de Bai Xiaochun por varios días. Más y más grietas aparecieron en su piel, y pronto, piezas de piel empezaron a caerse, casi como si estuviera mudando de piel. Además, cada pieza que caía revelaba un brillante plateado debajo.

Después de diez días, la última pieza de piel cayó. Ahora se veía completamente plateado, y aunque era un plateado de color apagado, cuando abrió sus ojos, estos brillaban con un brillo plateado intenso.

Repentinamente explotó en movimiento, haciendo que un impactante estruendo resonara. ¡Ahora era al menos el doble de rápido que antes!

Sus ojos brillaron con alegría mientras su mano derecha se apretó en un puño y chocó contra una gran roca cercana. La gran roca inmediatamente se destruyó, no en grandes pedazos, ¡Sino que se pulverizó!

¡Este nivel de poder excedía su nivel anterior varias veces!

Bai Xiaochun estaba jadeando emocionado. En este momento, tenía confianza de que si luchaba con Chen Heng de nuevo, la batalla definitivamente no sería tan amarga.

Después de algunas pruebas, algo aún más impactante fue revelado. Sus niveles de defensa con la Piel Imperecedera de Plata era tales que incluso su espada de madera con refuerzo espiritual triple era incapaz de siquiera rasguñarlo.

Los ojos de Bai Xiaochun brillaron de emoción. Después de cesar la operación de su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre, su cuerpo regresó a su normal, puro y suave estado. Se cambió sus ropas, y luego empezó a acelerar a la distancia, viéndose muy satisfecho consigo mismo