AWE – Capítulo 7

Modo Noche

Capítulo 7: Vinculando el Wok de Tortuga.

En los días siguientes, el Gran Gordito Zhang y los demás mantuvieron un ojo constantemente sobre la cabaña de Bai Xiaochun. En cuanto a Bai Xiaochun, avanzar al segundo nivel de Condensación de Qi le dio un gran impulso de confianza, y continuó concentrándose en el cultivo.

En este momento, se encontraba en su habitación, limpiando el sudor de su frente. Estaba desnudo, apretando los dientes contra el dolor mientras intentaba mantener la postura en la tercera imagen del pergamino de bambú.

Su contenedor de Qi ya no era una corriente, más bien, un pequeño rio. Fluía a través de su cuerpo, y con cada rotación sonidos como de grietas emanaban desde dentro de él. Su cuerpo anteriormente gordo ahora estaba delgado nuevamente, y de hecho, estaba aún más delgado que cuando llegó por primera vez a Los Hornos.

Sin embargo, parecía haber energía acumulándose en su cuerpo. Mientras continuaba practicando la cultivación, su carne y los músculos que cubrían su delgada figura pulsaban con poder. De hecho, si escucharas cuidadosamente, podrías ser capaz de escuchar el sonido de los latidos de su corazón resonando en su habitación.

Más y más presión espiritual estaba condensándose dentro de él, llenando a Bai Xiaochun con una sensación de aumento de poder. Después de que pasaron unos días más, el dolor aumentó hasta el punto en el que simplemente era demasiado, y tuvo que rendirse.

Quedó jadeando, sus ojos completamente inyectados de sangre. Tenía la fuerte sensación de que simplemente no podía continuar de esta manera. A pesar de que absorbía naturalmente  el poder espiritual del Cielo y la Tierra mientras cultivaba, ese flujo simplemente no podía seguirle el paso con todo el poder que estaba gastando. Además, el arreglo de bocadillos de Los Hornos no era una ocurrencia regular, y solo pasaba en ocasiones afortunadas.

La mayoría de las otras personas cultivaban el Arte del Control de Caldero de Qi Violeta practicándolo una vez cada varios días. Incluso las personas que eran más devotas lo practicaban solo una vez al día. En contraste, Bai Xiaochun había estado practicando sin parar. No era de extrañar que el Gran Gordito Zhang y los demás estuvieran impactados. De hecho, muchos discípulos de la Secta Interna hubieran estado impresionados de escuchar lo que estaba haciendo.

Sin embargo, haber llegado a este nivel de cultivo aun dejaba a Bai Xiaochun sintiéndose inseguro e incómodo. Después de todo, él era el tipo de persona que prefería prevenir que curar. Finalmente, sacó el grano de arroz espiritual que había reforzado y lo observó por un momento largo antes de usar un wok ordinario para cocinarlo. Después de que la energía espiritual empezó a emanar de él, rápidamente se lo comió.

Tan pronto el arroz spiritual entró su boca, se convirtió en un gran estallido de energía espiritual que era exponencialmente más poderoso que el del arroz espiritual ordinario. De hecho, ambos no podrían siquiera considerarse al mismo nivel. Mientras los sonidos retumbantes hacían eco dentro de él, empezó a cultivar. Inmediatamente asumió la postura en la tercera ilustración y al mismo tiempo, empezó a regular su respiración.

Medio mes después, bien entrada la noche, un temblor recorrió a Bai Xiaochun y abrió sus ojos. Repentinamente se dio cuenta de que en algún punto, de hecho había avanzado del segundo nivel de Condensación de Qi al Tercero.

Este desarrollo causó que se tornara loco de alegría. Emoción llenaba sus ojos. Y empezó a reír a carcajadas. Examinándose a su mismo, se dio cuenta de que el contenedor de Qi dentro de él se había convertido en un pequeño río completamente.

El pequeño río circulaba a través de su cuerpo a alta velocidad, moviéndose mucho, mucho más rápido que antes. De hecho, podía incluso enviar energía espiritual alrededor a diferentes partes de su cuerpo, todo con solo un pensamiento.

“¡El tercer nivel de Condensación de Qi! ¡Ese refuerzo espiritual fue increíble!” Se puso de pie lamiendo sus labios con la idea de producir otro grano de arroz espiritual con refuerzo espiritual. Sin embargo, fue en este momento que recordó algo mencionado en el pergamino de bambú con respecto al crecimiento de los meridianos (1) internos. En este momento, necesitaba dejar a su cuerpo adaptarse a los meridianos expandidos, y temporalmente, no podía continuar cultivando.

Olvidándose de su idea sobre el arroz espiritual, caminó fuera de su habitación, todo mientras se  veía extremadamente orgulloso de sí mismo. Sin embargo, casi tan pronto como puso un pie fuera de la puerta, tuvo a la vista el pequeño camino fuera de Los Hornos, y el árbol con el agujero en él. A pesar de que era tarde de noche, el árbol era claramente visible a la luz de la luna.
“¡Esto no será suficiente! La espada de madera de Xu Baocai obviamente está fuera de lo común. ¡Incluso estar en el tercer nivel de Condensación de Qi no garantiza mi seguridad!” Frunciendo el ceño, se quedó de pie allí, pensando por un momento antes de sacar su propia espada de madera multi-color. Luego miró de vuelta al wok dentro de su habitación.

“Creo que me sentiré con un poco más de confianza si realizo un segundo refuerzo espiritual”, pensó. Sin más dudas, buscó un poco de la madera espiritual de Los Hornos.

Después de prepararse completamente, se paró frente a su misterioso wok y encendió el fuego. Cuando el diseño del wok se iluminó, arrojó la espada de madera adentro.

Sin embargo, después de esperar por bastante tiempo, no parecía haber ninguna reacción. Bai Xiaochun frunció el ceño y observó el diseño en el wok de tortuga, luego miró abajo y se dio cuenta de que el fuego ya se había apagado. No quedaban sino cenizas de la madera. Murmurando consigo mismo, salió a buscar más madera espiritual. Sin embargo, después de quemar varios lotes, no vio ninguna diferencia en la espada de madera.

“Estas piezas de leña son todas para flamas unicolor”, pensó. “Quizás eso simplemente no es lo suficientemente caliente. Quizás necesito el calor… ¿De flamas bicolor?” Abandonó su habitación nuevamente y consiguió una pieza de leña color violeta, la cual era relativamente poco común en Los Hornos. De hecho, después de buscar por un buen rato, solo pudo conseguir una sola pieza.

Después de encenderla, la llama apareció, una flama bicolor que era mucho más caliente que la unicolor.

Casi tan pronto la flama bicolor tocó la superficie del Wok de Tortuga, el Segundo diseño empezó a resplandecer brillantemente. En cuanto a la flama misma, empezó a desvanecerse rápidamente; al parecer el poder de la flama estaba siendo absorbida. Pronto, la llama bicolor se apagó, dejando nada más que cenizas. Sin embargo, el segundo diseño del wok de tortuga ahora estaba iluminado brillantemente.

“¡Funcionó!” Pensó, sus ojos brillando. Rápidamente colocó la espada de madera dentro, después de lo cual una luz plateada empezó a brillar. Esta vez, permaneció por el tiempo de varios respiros, más que la primera vez que realizó el refuerzo espiritual.

La luz empezó a oscurecerse, pero entonces, repentinamente estalló y se disparó directamente hacia Bai Xiaochun. El cambio repentino ocurrió tan rápido que no pudo siquiera reaccionar. Su vista se inundó de luz mientras que una sensación de frio indescriptible lo atravesó. Casi se sentía como si se estuviera congelando. No había nada que pudiera hacer para detener la sensación; se sentía como si el frío estuviera agarrando su interior viciosamente.

Su cara palideció, y su visión se empañó. Era como si algo dentro de él estuviera siendo absorbido y fusionando con el wok de tortuga.

Finalmente, la luz plateada se desvaneció, y dentro del wok, una espada de madera apareció, más filosa que nunca. De hecho, era tan filosa que mirarla hería los ojos.

A pesar de que estaba pintada llamativamente, las fibras dentro de la madera ya habían cambiado. Si raspabas la pintura, descubrirías que parecía estar llena de la luz de las estrellas, como si la espada hubiera sido completamente transformada.

Parcticamente al mismo momento que la espada de madera apareció, truenos retumbaron en el aire sobre la ribera sur de la Secta Corriente Espiritual. Era casi como si los Cielos estuvieran rugiendo de furia, haciendo que una conmoción surgiera en los corazones de innumerables cultivadores en la Secta Corriente Espiritual. Sin embargo, casi tan pronto como el trueno retumbó, ya se había ido.

Mientras el trueno retumbaba, un segundo diseño plateado apareció en la espada de madera. Después de parpadear por un momento, el diseño se desvaneció bajo la pintura llamativa.

Bai Xiaochun sin embargo, no podía ni siquiera mirar a la espada. Tambaleó hacía atrás, con una mirada seria en su rostro. Después de que pasara un largo rato, recuperó su compostura, a pesar de que el miedo aún permanecía en su corazón.

“¿Qué absorbió de mi…?” Pensó, mirando nerviosamente a su reflejo en el espejo de cobre en la pared. Después de examinarse de cerca por un momento, se frotó los ojos, luego se quedó mirando boquiabierta a su reflejo, viendose tan asombrado como un pollo de madera.

Allí en el espejo, podía ver que arriba de su frente había un cabello blanco. A pesar de que su rostro no se veía diferente, no podía sacudirse la sensación de que ese cabello blanco lo hacía ver al menos un año mayor.

“¡¡Mi esperanza de vida!!” Murmuró, espantado.

“Justo hora, mi esperanza de vida fue reducida. Mi… mi…” Quería llorar, pero no le salían las lágrimas. Todo su objetivo al aprender sobre el cultivo era para vivir para siempre. Ahora, en lugar de alcanzar su meta de vivir para siempre, de hecho había perdido un año de su esperanza de vida, lo cual era un gran golpe.

“Jodido… Como podía haberme imaginado que yo, Bai Xiaochun, sería tan cuidadoso en la vida, solo para terminar jodiendome a mí mismo así…” Se sentó allí aturdido por un rato antes de finalmente reír amargamente. Después de calmarse, miró de regreso al wok de tortuga, después de lo cual un brillo extraño surgió en sus ojos. Por alguna razón, después de que algo de su longevidad fuera absorbida, ahora sentía como si hubiera algún tipo de conexión entre él y el wok, como si de hecho pudiera controlarlo ahora.

Con el corazón palpitando, extendió su mano y apuntó un dedo hacia él.

El wok de Tortuga inmediatamente parpadeó, se encogió y voló hacia Bai Xiaochun. En un parpadeo, desapareció en la punta de su dedo. Sus ojos se abrieron sorprendido, Bai Xiaochun se puso de pie y retrocedió algunos pasos. Miro a sus dedos y luego de regreso a la estufa vacía.
“Esto… esto…” Apuntó su dedo abajo hacia el piso, un destello de luz negra resplandeció, un sonido metálico sonó y el wok apareció nuevamente.

Después de experimentar unas veces más, su expresión cambio de grave a fascinada, a melancólica. Finalmente, suspiró.

“Bueno, puedo absorber esta cosa en mi cuerpo, pero el precio que tuve que pagar fue un año de longevidad. ¿Cómo es que me parece que aún me jodí a mí mismo?”

El día siguiente al medio día, Bai Xiaochun estaba tratando de encontrar una manera de obtener de vuelta la longevidad que había sido sacada de él. Estaba en medio de su investigación cuando, de repente, miró hacia arriba. Justo acababa de sentir que había ocho personas acercándose a la entrada de Los Hornos.

Era algo que nunca hubiera sido capaz de detectar cuando solo estaba en el primer nivel de Condensación de Qi. Sin embargo ahora que estaba en el tercer nivel, podía sentir inmediatamente que una de las ocho personas no era otro que Xu Baocai.

Casi al mismo tiempo, la voz de Xu Baocai sonó, llena de furia y odio.

“¡Bai Xiaochun, tienes Hermanos Mayores para protegerte, pero yo también! ¡Hoy, la rivalidad entre nosotros va a terminar permanentemente!”

(1)   Meridiano Canales por donde circula la energía o “qi” en la medicina tradicional china. Y en Xianxia en general.