ATG – Capítulo 1045

Modo Noche

Capítulo 1045 –Borrando la existencia una vez más de un Reino de la Tribulación Divina

Yun Che no siguió retrocediendo más. Miró fijamente a la Flor Emplumada Espiritual de Hielo por un largo tiempo y luego comenzó a caminar lentamente hacia adelante. Se acercó paso a paso al extremadamente peligroso simio gigante con armadura de hielo, pero sus ojos seguían mirando en dirección de la Flor Emplumada Espiritual de Hielo.

Mu Xuanyin entendió claramente su intención cuando lo vio actuar de esa manera. Ella se sintió enojada en su corazón, “¡Sinvergüenza! ¡Estás arriesgando tu vida por un momento de avaricia! ¡Este mocoso nunca aprende su lección!”

“Especialmente, ¿por qué se está comportando así por una mera Flor Emplumada Espiritual de Hielo? En el Lago Celestial de la Profundidad Gélida, puedes encontrar fácilmente una flor similar, ¡que sería mucho mejor que esa!”

Yun Che gradualmente se acercó, avanzando a un ritmo extremadamente lento. El aura que emanaba del simio gigante se volvió cada vez más temible a medida que se acercaba cada vez más.

Aunque estaba asumiendo un gran riesgo al hacerlo, Yun Che aún confiaba en lograr su objetivo. Usando la Cascada del Corte Lunar para ocultar su figura, junto con el Relámpago que Fluye Oculto que ocultaba su aura, él confiaba en que a menos que el mono gigante lanzara su sentido espiritual y mirara alrededor con cautela, le sería muy difícil descubrir su existencia, incluso si solo estuviera a unos treinta metros de el.

Además, actualmente estaba en hibernación.

En medio del silencio helado, Yun Che continuó avanzando mientras mantenía su ritmo extremadamente lento y silenciosamente llegó ante la Flor Emplumada Espiritual de Hielo. Él no experimentó ninguna sorpresa o peligro en su camino hacia la flor. Yun Che estaba a solo diez metros del simio gigante con armadura de hielo actualmente. Podía sentirlo débilmente dejando escapar un profundo suspiro mientras dormía.

Pero no hubo un cambio inusual en el aura del simio gigante con armadura de hielo. Era evidente que no había percibido su presencia.

Yun Che estaba aún más sorprendido cuando miró la Flor Emplumada Espiritual Helada de cerca. Era solo del tamaño de la palma de un adulto y sus siete pétalos parecían plumas de la cola. Cada pétalo estaba diseminando un aura distinta, como si todos ellos fueran formas de vida independientes.

La flor emitía una luz blanca y fría, dándole un aspecto particularmente magnífico y hermoso. Sin embargo, cuando Yun Che lentamente acercó su palma a ella, no sintió la frialdad característica de las flores de atributos de hielo. En cambio, sintió una sensación cálida y confortable, que hizo que la gente se sintiera cómoda.

“Está bien…” Yun Che tocó ligeramente la Flor Espiritual Emplumada de Hielo con mucho cuidado. La Perla del Veneno Celestial brilló con una tenue luz, después de lo cual la flor fue arrancada del tallo.

Al observar todo el proceso desde lo alto en el cielo, Mu Xuanyin frunció el ceño levemente, “¡Déjame enseñarte una lección!”

Uno debería arriesgar su vida cuando era necesario para lograr su objetivo, pero sin duda era un gran tabú hacerlo solo para satisfacer su codicia por algo innecesario. Lo que la enojo fue que a pesar de que sabía que el Lago Celestial de la Profundidad Gélida tenía un sinfín de flores espirituales y todo tipo de hierbas, todavía tomó el riesgo de acercarse a una bestia profunda en el Reino de la Tribulación Divina con el fin de obtener una mera Flor Espiritual Emplumada de Hielo. ¡Su acción fue totalmente ridícula!

Ella señaló ligeramente su dedo. Una luz azul estalló de inmediato, con una punta tan afilada como una aguja.

Yun Che miró profundamente la Flor Espiritual Emplumada de Hielo mientras la sostenía entre sus palmas. Justo cuando iba a colocarla dentro de la Perla del Veneno Celestial, un cambio abrupto sucedió en su entorno. Una sensación de peligro inminente inmediatamente punzo los nervios de todo su cuerpo.

“¡¡¡¡ROAR!!!!”

El flujo de aire tranquilo en el lugar se agitó intensamente como un tsunami. El simio gigante de armadura de hielo se levantó y dejó escapar un rugido que sacudió el cielo. Yun Che, que estaba a solo diez metros de distancia, casi vomitó sangre debido a las ondas de choque generadas por ella. A medida que el simio gigante liberaba su poder sin restricción, el hielo y la nieve en los alrededores se rompieron debido al impacto. La figura de Yun Che también fue expuesta en poco tiempo y los ojos del simio gigante de armadura de hielo, que estaban liberando la luz de la locura y la ira, claramente vio la Flor Espiritual Emplumada de Hielo en su mano.

“…? !!” Yun Che palideció de miedo. Él almacenó rápidamente la flor en la Perla del Veneno Celestial antes de lanzarse como un rayo.

No importa qué criatura, todos necesitarían algo de tiempo para ponerse completamente sobrios después de despertarse de su sueño. Por lo tanto, a pesar de que el simio gigante con armadura de hielo se despertó en el momento en que arrancó la Flor Espiritual Emplumada de Hielo, confiaba en dejar el lugar de forma segura.

Pero, el simio gigante con armadura de hielo parecía tan violento, como si hubiera sido apuñalado con un cuchillo. Estaba en un profundo sueño hace un momento, liberando un aura incomparablemente tranquila. Y ahora, parecía haberse vuelto completamente loco, justo después de despertarse de su sueño.

Maldita sea… Yun Che rechinó los dientes.

¿Cómo sucedió esto? ¿Podría ser también una característica de las bestias profundas violentas que viven en el Valle del Fin de la Neblina?

Naturalmente, no era coincidencia que el simio gigante con armadura de hielo durmiera alrededor de la Flor Espiritual Emplumada de Hielo. Eligió la ubicación porque el aura de la flor tenía un poder de atracción extremadamente fuerte. Incluso si no se hubiera despertado de tal manera tan sorprendente, pronto se habría despertado por si solo debido a la ausencia del aura de la Flor Espiritual Emplumada de Hielo aunque Yun Che se habría marchado con seguridad en ese momento.

Pero ahora, no solo se despertó de una manera tan sorprendente, sino que también vio a la Flor Espiritual Emplumada de Hielo caer en las manos de Yun Che. Como tal, su inicial aura frenética se volvió inmediatamente más turbulenta, como un volcán en erupción dos veces seguidas. El simio gigante saltó en el aire mientras se abalanzaba hacia Yun Che y estrello su enorme puño con furia.

¡¡BOOM!!

Como si el aire hubiera sido sacudido por el estruendo repentino de un trueno, toda la zona a varios kilómetros por delante estaba rodeada por el aterrador poder del primer ataque lanzado por el gigantesco simio con armadura de hielo. Todas las piedras de hielo, árboles enormes y glaciares se rompieron y destruyeron en un instante, causando que la capa de nieve se derrumbara a una velocidad asombrosa.

Sintiendo una sensación opresiva y fatal desde atrás, Yun Che, que no tenía medios para evadir el ataque, inmediatamente activó “Retumbando los Cielos”, y desató el Bloqueo del Sol y Sellado de la Luna con todas sus fuerzas.

BOOM–

Como si hubiera sido golpeado por un martillo pesado, Yun Che sufrió una fuerte caída, que nuevamente produjo un sonido muy fuerte en los alrededores. Un enorme pozo, con una profundidad de decenas de metros, apareció alrededor del lugar donde había caído.

“Sss…” Yun Che rápidamente se puso de pie dentro del enorme pozo. Su cuerpo entero estaba sintiendo tanto dolor intenso como entumecimiento. En el momento en que se levantó, la sangre fluía por la comisura de su boca, sus fosas nasales y orejas; si no fuera por el hecho de que inmediatamente había activado Retumbando los Cielos y abierto la barrera del Dios Maligno, ya podría estar muerto, incluso si él sobrevivió al ataque.

¡Esa era la fuerza de un ser en el Reino de la Tribulación Divina!

Aunque de alguna manera resistió el ataque, eso no significaba que estuviera fuera de peligro. Por el contrario, ni siquiera tuvo tiempo para jadear. Antes de que pudiera calmar su agitada energía profunda, se encontró envuelto en una luz escarlata y penetrante que los ojos de la otra parte estaban liberando. El grueso y pesado brazo del simio gigante con armadura de hielo nuevamente se movió hacia abajo para atacar por encima de su cabeza, trayendo consigo el poder de la muerte y al instante cubrió su campo de visión.

Yun Che se movió instantáneamente a una velocidad extremadamente rápida, antes de abrir la barrera del Dios Maligno una vez más con todo lo que tenía.

¡¡BOOM!!

El suelo se partió y se hundió e incluso todas las pequeñas montañas a varios kilómetros de distancia se derrumbaron y colapsaron. Como si hubiera sido golpeado por un martillo pesado de nuevo, Yun Che fue enviado a volar hacia el cielo. A pesar de que solo fue golpeado por las ondas de choque remanentes del ataque, la barrera del Dios Maligno se hizo añicos después de perseverar por un breve tiempo. Sin embargo, logró escapar del gran peligro debido a su ayuda.

El aura y la sangre de Yun Che se vieron sumidas en el desorden y tuvo que darlo todo para estabilizar su postura en el aire. Escupió una bocanada de sangre y rechinó los dientes con tanta fuerza que casi se rompen…

¡Huir no funcionará! Es básicamente imposible huir de esa bestia profunda. Si fuera atacado por su ataque una vez más, estaría en peligro de verdad.

Casi había alcanzado su límite al usar toda su fuerza para ejecutar el Bloqueo del Sol y Sellado de las Nubes dos veces seguidas dentro del estado [Retumbando los Cielos].

Si quería salir vivo de allí, solo quedaba un método a su disposición…

¡¡¡Matar al gigantesco simio con armadura de hielo!!!

Mientras pensaba en los medios para lidiar con su situación actual, la luz roja sangre que emanaba de los ojos del simio gigante con armadura de hielo lo había envuelto nuevamente. Se había centrado en el aura de Yun Che, lo que lo hacía incapaz de evadir su ataque. El simio gigante giró su brazo, preparándose para envolver el entorno con el poder del Reino de la Tribulación Divina.

Una expresión sombría apareció en los ojos de Yun Che pero él no mostró intenciones evasivas. En cambio, tomó la iniciativa de cargar hacia el simio con armadura de hielo. Justo cuando estaba a punto de golpearlo con su enorme brazo, una figura azul brilló sobre su cuerpo y dejó escapar un rugido de dragón que sacudía el mundo.

“¡¡¡¡¡ROAR!!!!!”

El simio acorzado de hielo se estremeció intensamente bajo la influencia del Dominio del Alma del Dragón. La mirada frenética en sus ojos rápidamente se convirtió en miedo y sus movimientos también se detuvieron. Sin pretender contener nada, Yun Che desató toda su energía profunda en este momento, mientras apuntaba directamente hacia la cabeza del simio con armadura de hielo.

Sostenía la Cuchilla de la Mariposa Sombra con su mano derecha.

Cuando colocó su mano izquierda sobre la Cuchilla de la Mariposa Sombra, una luz verde brilló sobre ella.

Cuando envenenó a Mu Hanyi en el Imperio del Viento Helado, solo había usado la mitad del aliento del dragón cornudo que Mu Xuanyin le había dado. En este momento, la mitad restante había sido esparcida sobre la Cuchilla de la Mariposa Sombra.

Después de todo, la única cosa en su poder que era capaz de matar al simio, ¡no era otra que el aliento del dragón cornudo!

Tuvo que inyectar el veneno en el cuerpo del simio con armadura de hielo para usar efectivamente el veneno del aliento del dragón cornudo contra este último. Pero el simio no solo tenía una armadura de hielo incomparablemente gruesa, su cuerpo también estaba siendo protegido por el poder de su cultivo en el Reino de la Tribulación Divina. Incluso si tuviera la Espada de la Mariposa Sombra y también usara Retumbando los Cielos a su máxima capacidad, no tenía la confianza absoluta en abrir la armadura de hielo de su enemigo y clavarla en su cuerpo.

Como solo tenía una oportunidad para llevar a cabo su ataque, no quería apostar por algo tan incierto.

La parte más frágil de una criatura… eran sus ojos, sin la más mínima duda.

Enfrentando al simio de armadura de hielo, que estaba temporalmente en un estado asustado debido a la intimidación del Dios Dragón, la energía y velocidad profunda de Yun Che rápidamente aumentaron hasta sus límites. Moviéndose como una estrella fugaz, disparó una cuchilla de luz sin forma que tenía un pie de longitud y perforo directamente hacia la cabeza de su oponente …

¡¡RIP!!

La Cuchilla de la Mariposa Sombra apuñaló firmemente ojo derecho del simio que era tan grande como el tamaño de la cabeza de una persona adulta. Pero inesperado, el sonido que se desprendía de él al romperse era similar a una roca dura y tensa que se cortaba.

“¡¡Rooa… Woo…!!”

El simio gigante con armadura de hielo levantó de repente la parte superior de su cuerpo y dejó escapar un furioso rugido de dolor. Un grito ahogado escapó de la boca de Yun Che cuando fue enviado volando a la distancia por el impacto. Al instante siguiente, su visión se oscureció de repente. En medio del dolor y la rabia que sentía debido al ojo derecho destruido, el mono gigante con armadura de hielo se balanceó alrededor de su enorme brazo de una manera desordenada, que simplemente golpeó su cuerpo.

Nnzz—

Cuando perdió la conciencia en un instante, Yun Che no sintió el más mínimo dolor. Solo podía sentir que su cuerpo se alejaba en un mundo en blanco, como una hoja muerta siendo arrastrada por un huracán…

“¡Oh no!” La expresión de Mu Xuanyin cambió cuando vio la escena e inmediatamente voló hacia él.

¡BANG!

Yun Che quedó fuertemente aplastado contra el suelo y su cuerpo solo se detuvo después de cavar un barranco de varios cientos de metros de largo. Su conciencia completamente nublada finalmente había comenzado a recuperarse, exponiéndolo despiadadamente a un dolor cada vez más intenso que podía sentir en cada parte de su cuerpo.

Durante los dos ataques anteriores que recibió, estaba usando la barrera del Dios Maligno con todas sus fuerzas en el estado de Retumbando los Cielos, que era su último estado defensivo. Además, solo tenía que resistir las ondas de choque remanentes. Pero aun así sufrió heridas internas.

Esta vez, él no tenía la protección de la barrera del Dios Maligno por lo cual fue golpeado directamente por el simio gigante con armadura de hielo.

Como podía sentir un dolor intenso, eso significaba que había recuperado los sentidos. Yun Che lentamente abrió sus ojos y movió levemente los dedos de su mano derecha. Luego, levantó su brazo con dificultad y lo trajo detrás de él para agarrar una piedra de hielo rota. Parecía tener la intención de ponerse de pie. Pero al levantar su brazo hasta cierto punto, notó que todo su brazo estaba teñido con sangre fresca…

Los huesos de su brazo izquierdo estaban completamente rotos. Él no podía sentir nada de eso.

¡BANG!

A pesar de ejercer todo su poder para levantarlo, el brazo terminó cayendo pesadamente antes de poder levantarlo a una altura suficiente. No había nada más que un fuerte dolor en su cuerpo y era difícil moverse incluso un poco. No solo su brazo izquierdo, también sentía que su caja torácica izquierda y su esternón estaban rotos en su mayoría. Sus órganos internos movido mucho y un había innumerables grietas sobre ellos.

“¡Aooo … wooo!”

“Woooaarr ~~~~”

Podía oír los rugidos trastornados de ira y dolor que venían de la distancia. En medio de su línea de visión borrosa, vio una figura enorme retorciéndose locamente y luchando, mientras cubría su ojo derecho.

Comenzando por el ojo derecho perforado, una extraña capa de color carmesí comenzó a extenderse rápidamente a través de su gruesa armadura de hielo. En un abrir y cerrar de ojos, todo el cuerpo del mono gigante se cubrió con esa capa, después de lo cual el color carmesí se profundizó a un ritmo extremadamente rápido.

Muy pronto, el cuerpo blanco como el hielo del simio gigante con armadura de hielo se volvió carmesí. Sus rugidos y movimientos de lucha se volvieron cada vez más impotentes antes de caer pesadamente en el suelo, moviéndose y retorciéndose en desesperación.

“Hehe… Hehe…” Tumbado paralizado en el suelo, Yun Che se rió a pesar de estar extremadamente herido. En realidad, había matado a un ser en el Reino de la Tribulación Divina una vez más, después de haber hecho lo mismo con Mu Hanyi hace tres meses. Aunque confiaba en el Dominio del Dios Dragón y el veneno del dragón cornudo en ambas ocasiones, definitivamente era un milagro que solo él era capaz de crear.

Él podría estar extremadamente herido en este momento, pero era solo él el único que podía sobrevivir después de ser golpeado por un poder del Reino de la Tribulación Divina en un enfrentamiento frontal. Si se tratara de otro practicante profundo, incluso aquellos en el Reino del Alma Divina, habrían sido aplastados al instante. Ni hablar de estar en su último aliento, incluso sus huesos no quedarían intactos.

Era solo que estaba tan gravemente herido esta vez que su condición era algo miserable. No había sido herido hasta tal punto, incluso cuando tuvo una feroz batalla con Xuanyuan Wentian en el pasado.

Aunque el simio gigante con armadura de hielo había muerto, el peligro estaba lejos de terminar. Él todavía estaba en el Valle del Fin de la Neblina, después de todo. Una brutal bestia profunda podría aparecer ante él en cualquier instante. Olvídate de esconderse, no podía pararse en este momento. Incluso un Lobo Invernal de Escarcha, la bestia profunda más débil del valle, podría matarlo con facilidad.

Fue en este momento que una luz profunda comenzó a brillar alrededor de su pecho de repente. La luz profunda activó rápidamente una formación profunda de pequeño tamaño, que lanzó suficientes rayos de luz para cubrir todo su cuerpo dentro de ellos. Poco después, desapareció al instante del lugar.

En este momento, habían pasado exactamente setenta y dos horas desde que ingresó al Valle del Fin de la Neblina. Por lo tanto, la formación espacial profunda, que Mu Xuanyin le había dejado, se desencadenó porque la condición se había cumplido. Y así, el severo castigo que le dio Mu Xuanyin finalmente había llegado a su fin.

“Realmente es un tipo afortunado”, murmuró Mu Xuanyin, mientras permanecía de pie en el Cielo, lejos de la ubicación de Yun Che. Luego, ella se dio vuelta y desapareció sin hacer ni un sonido.

Descarga: