ATG – Capítulo 1138

Modo Noche

Capítulo 1138 – La chica misteriosa

Esto es…

Yun Che rápidamente se puso alerta en su corazón y concentró su mente. Inmediatamente, la sensación ilusoria de caer en un mundo de interminable noche oscura desapareció. Aunque su línea de visión se hizo evidente junto con ello, él todavía no había desviado sus ojos y en cambio estaba mirando directamente a los ojos de la chica vestida con falda negra. No se sabía si se debía a que inconscientemente él no quería apartar la mirada de sus ojos o alguna otra razón completamente distinta.

La chica en el cielo dejó escapar un ligero sonido de sorpresa.

“¿Qué es eso?” La chica de falda azul a su lado la miró mientras preguntaba con perplejidad.

“Hermana Mayor, bajemos.”

Yun Che y Huo Poyun observaron sorprendidos cómo las dos chicas descendían del cielo. Como hadas en las nubes descendiendo a la tierra, se acercaron a los dos.

“Oh, ya veo”. Cuando la chica de azul notó a Huo Poyun, parecía haber comprendido un poco el motivo por el que la chica la arrastraba hasta allí. Este hombre que estaba emitiendo una intensa aura de llamas tenía una fuerza profunda asombrosa, y debería tener una gran reputación en el Reino de Dios. Sin embargo, como todavía no tenía ninguna impresión de él a pesar de eso, no era de extrañar que la chica de la falda negra sintiera curiosidad por él.

En cuanto al hombre que estaba a su lado… estaba en el primer nivel del Reino de la Tribulación Divina y ni siquiera merecía otra mirada.

Pero se sorprendió mucho al descubrir que cuando la niña alzó la cara, en realidad estaba mirando al hombre que estaba solo en el primer nivel del Reino de la Tribulación Divina con sus brillantes y misteriosos ojos que parecían una noche estrellada. Además, ella lo miró con incomparable seriedad por un buen rato.

“¿???” La chica de azul arrugó profundamente sus finas cejas en duda.

“Hermano mayor, ¿puedes decirme tu nombre?”, Preguntó la chica de repente. Como su cuerpo era demasiado pequeño, ella también tenía que levantar la cabeza y mirar directamente a los ojos de Yun Che.

La niña tenía una leve sonrisa en su rostro y era extremadamente tierna, pero Yun Che sintió una vaga sensación de peligro por parte de ella. También vio la mirada profunda de sorpresa en la cara de la chica a su lado. Era obvio que estaba sorprendida de que la chica tomara la iniciativa de hablar con él.

“Yun Che.” Respondió Yun Che inmediatamente de una manera concisa.

La otra parte se acercó a ellos de repente, su identidad e intención eran desconocidas, e incluso le hizo sentir una vaga sensación de peligro, por lo que estaría completamente bien para él casualmente inventarse un nombre. Pero… bajo la mirada de la chica, un extraño sentimiento se envolvió en su corazón de que sería extremadamente tonto mentir frente a ella.

“Yun Che… Ese es un nombre tan raro.” La niña recordó el nombre desconocido en su corazón. Sus ojos negros todavía lo miraban con seriedad, como si quisiera ver a través de todo. “¿Has venido también a participar en la Convención del Dios Profundo?”

“Por supuesto.” Respondió Yun Che, una vez más con palabras incomparablemente simples y contundentes.

“¡Haz tu mejor esfuerzo entonces!”

Habiendo terminado sus palabras, dejó escapar una dulce risa. Luego, ella tiró de la mano de la chica de azul a su lado. “Hermana Mayor, vamos.”

“…” La chica de azul le dio a Yun Che una mirada profunda, pero no dijo nada. Ella tiró de la pequeña mano de la niña y se fue volando.

“¡Espera un momento!” Fue en este momento que Huo Poyun, que había estado indescriptiblemente callado durante todo este tiempo, gritó de repente. “Umm… her… hermana pequeña, esta humilde es Huo Poyun del Reino del Dios de la Llama. ¿Podría decirme su edad… actual?”

Preguntó Huo Poyun impetuosamente con una voz claramente ansiosa, lo que hizo que Yun Che se sintiera sorprendido y desconcertado en su corazón.

La chica de falda negra giro su cabeza. Ella dijo con una dulce sonrisa, “Aunque parezco muy joven, cumplí quince años el mes pasado y ya no soy una niña. Hermano Mayor Poyun, también haz tu mejor esfuerzo en la Convención del Dios Profundo.”

“…” Huo Poyun estaba estupefacto en el lugar, como si de repente hubiera sido alcanzado por un rayo, y no pronunció una sola palabra durante mucho tiempo.

Cuando las dos hermanas se marcharon, Yun Che permaneció de pie en su lugar. Con las cejas tensas, parecía estar meditando en silencio algo. Después de un buen rato, descubrió que Huo Poyun junto a él tampoco se había movido una pulgada, ni había dicho una sola palabra, y era solo su expresión la que cambiaba continuamente.

“Hermano Poyun, ¿reconoce a esas dos hermanas…? ¿O quizás adivinas sus identidades?”, Preguntó Yun Che. Huo Poyun tenía mucha más comprensión del Reino de Dios, en comparación con él, por lo que podría ser posible que fuera la primera y supiera de ellas. Especialmente, porque su extraña reacción demostró que sus identidades eran ciertamente extremadamente importantes.

Huo Poyun echó la cabeza hacia atrás y dijo de repente: “Esa chica vestida de azul me transmitió una sensación opresiva. Su nivel de cultivo no es más bajo que el de Jun Xilei, la sucesora del Soberano de la Espada que conocimos antes.”

“¿No más bajo que Jun Xilei?”, Repitió Yun Che sorprendido. “No me digas que ella es una de los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental.”

“Entre los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental, dos son mujeres: Jun Xilei, la sucesora del Soberano de la Espada, y la otra es el ‘Hada Yingyue’, la hija del Rey del Reino de la Luz Resplandeciente. La ropa que tenía era bastante similar a la descripción del maestro de la Vestidura Inmortal de la Luz Resplandeciente que es única del Reino de la Luz Resplandeciente. Por lo tanto, ¡ella debería ser uno de los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental, Shui Yingyue!”

“Ya veo.” Yun Che asintió levemente antes de decir con una sonrisa. “Para poder ver a dos Hijos de Dios de la Región Oriental uno tras otro en un día, parece que nuestra suerte es realmente buena en este momento. Esta es una buena señal.”

Yun Che dijo en su corazón en perplejidad: cuando Huo Poyun vio a Jun Xilei antes, no mostró una reacción tan exagerada. Entonces, ¿por qué actuó así cuando vio a Shui Yingyue que es una de los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental similar a ella?

“Pero… en lugar de Shui Yingyue, esa persona a su lado…” Huo Poyun dejó escapar un gran aliento y su tono se hizo más intenso. “Esa pequeña niña, ella… ¡su fuerza profunda realmente ha alcanzado el Reino Espíritu Divino!”

“…” Yun Che estaba estupefacto. Poco después, su expresión se volvió solemne cuando sintió una descarga indescriptible en su corazón.

“Alcanzar el Reino Espíritu Divino a la edad de quince años… Eso es simplemente… ¡imposible en absoluto! Nunca he oído hablar de tal cosa. Incluso entre aquellos genios históricos que el maestro me contó, ¡no había nadie que hubiera alcanzado el Reino Espíritu Divino antes de cumplir los veinte años! Pero justo ahora… vi a una persona así con mis propios ojos, y ella solo tiene quince años. ¡Tan solo quince años, hombre!”

La esquina de la boca de Huo Poyun se contrajo un poco. Entonces, una sonrisa amarga apareció en su rostro, “Siempre pensé en mí mismo como un genio, y nunca creí que fuera inferior a alguien. Pero… quién hubiera pensado que habría un practicante profundo de quince años en el Reino Espíritu Divino. ¡Yo… ni siquiera tengo la calificación para compararme con ella!”

“¡Cómo podría haber tal persona! Si realmente solo tiene quince años, entonces… ¡ella es básicamente un monstruo!”

Como alguien que puso un gran énfasis en la dignidad y era una persona orgullosa y distante de corazón, uno podía imaginar el impacto y el golpe que había sufrido al encontrarse con un “monstruo” que se había cultivado hasta el Reino Espíritu Divino a la edad de quince años. Además, no fue que lo haya oído hablar de tal persona de alguien más, sino que se encontró con la verdadera escena cara a cara.

Las olas tormentosas surgieron en el corazón de Yun Che. Esa chica de cabello negro con falda negra, pupilas hechizantes, y una cara dulce y hermosa, ¿en realidad era una existencia tan aterradora?

Reino Espíritu Divino… a la edad de quince años…

Recordando el momento en que tenía quince años, todavía estaba siendo criado cuidadosamente bajo la protección de su abuelo y su pequeña tía. Por otro lado, ella tenía la capacidad suficiente para espantar a todo el Reino de Dios.

“Hermano Poyun, dado que ella es un ‘monstruo’, naturalmente no hay necesidad de compararse con ella. Además, dada su inusual alta cultivación, es muy probable que haya usado algunos medios inusuales para cultivar… Por ejemplo, tener una herencia del mismo nivel que un Reino Rey”

Yun Che dijo estas palabras para consolar a Huo Poyun, así como para consolarse un poco también… Ejerció todas sus fuerzas para elevar su cultivación, y fue personalmente instruido por alguien en el reino supremo, un Maestro Divino. No solo empapó su cuerpo en el Lago Celestial de la Profundidad Gélida durante todo el año, también disfrutó de los recursos de nivel más alto del Reino de la Canción de Nieve. Además, arriesgó su vida e incluso cometió un gran pecado al quitarle el yin vital del fénix de hielo a Mu Xuanyin. Después de pasar por todo esto, apenas logró alcanzar el Reino de la Tribulación Divina, y aún confiaba mucho en sus venas profundas y su capacidad de comprensión que eran muy superiores a las de una persona común.

Ahora descubrió que una niña de quince años había alcanzado el Reino Espíritu Divino como si no fuera nada especial… ¿Todavía quedaba justicia e imparcialidad en el mundo?

“¡Eso es imposible!” Para su sorpresa, Huo Poyun sacudió su cabeza con determinación. “Solo un Reino Rey podría tener esa clase de ‘herencia’, y se mantienen en secreto con especial cuidado. Si el Reino de la Luz Resplandeciente tuviera tal herencia, ya se habría convertido en un Reino Rey. Además, los Reino Rey no pueden participar en la Convención del Dios Profundo precisamente por la existencia de esas herencias especiales. Si esa niña hubiera cultivado usando tal ‘herencia’, ciertamente no se le permitiría participar en la Convención del Dios Profundo.”

“Huu… Reino Espíritu Divino a la edad de quince años. Después de otros diez o veinte años… ¿no superaría a los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental? ¿Cuándo apareció ese monstruo en el Reino de Dios? Además, no recuerdo que el maestro haya mencionado algo sobre ella.” Huo Poyun negó con la cabeza mientras decía. Todavía tenía que calmarse después de recibir un estímulo tan enorme.

“Reino Luz Resplandeciente…” Yun Che dijo en voz baja. “Me parece recordar que cuando llegamos aquí por primera vez y vimos el Halcón del Caos Primordial del Reino de la Luz Resplandeciente, tu maestro dijo que el Reino de la Luz Resplandeciente le había dado el ‘Halcón del Caos Primordial’ a su ‘hija pequeña’ como su regalo de cumpleaños hace un mes. En ese momento, le preguntaste si quería decir el “Hada Yingyue” por “hija pequeña”, a lo que tu maestro negó con la cabeza en negación.”

Huo Poyun estaba sorprendido.

“Justo ahora esa niña pequeña llamó a Shui Yingyue ‘Hermana Mayor’ y también nos dijo personalmente que ella cumplió quince años hace un mes. ¿No se conectan todos estos puntos muy bien el uno con el otro? Teniendo en cuenta la información que tenemos, ella debería ser la pequeña princesa del Reino de la Luz Resplandeciente, y también la que más aprecia al Rey del Reino de la Luz Resplandeciente. Regalar uno de los símbolos del Reino de la Luz Resplandeciente, el “Halcón del Caos Primordial”, a una niña como ella, y no a Shui Yingyue, una de los Cuatro Hijos de Dios de la Región Oriental, demuestra que su posición en los ojos del Rey del Reino de la Luz Resplandeciente están definitivamente por encima de su hermana mayor.”

“Las palabras del hermano Yun ciertamente suenan perfectamente bien.” Huo Poyun asintió ligeramente con la cabeza. “Así que el Reino de la Luz Resplandeciente no solo tiene a alguien tan talentosa como Shui Yingyue, también tienen un monstruo tan aterrador. El Reino de los Aleros Sagrados siempre ha sido el más fuerte entre los tres grandes reinos, pero parece que en la próxima generación, el Reino Aleros Sagradas probablemente sea empujado hacia abajo por el Reino de la Luz Resplandeciente.”

“Parece que debería prepararme bien”, dijo Huo Poyun. “Teniendo en cuenta lo enorme que es la Región Divina del Este, sin duda hay muchos, muchos más genios extraordinarios favorecidos por el cielo que desconozco. Esta Convención del Dios Profundo definitivamente va a ser mucho más difícil de lo que esperaba… ¡Huu!”

De repente, Huo Poyun pensó en algo en este momento. Huo Rulie obviamente sabía que el Reino de la Luz Resplandeciente tenía un monstruo así, pero nunca se lo mencionó. Anteriormente, también se había detenido justo antes de decir algo, cuando estaban hablando del Halcón del Caos Primordial. Él debió temer que golpearía significativamente su confianza y arrogancia. Porque un practicante profundo de quince años en el Reino Espíritu Divino… era suficiente para hacer que cualquiera que se presentara como un genio sintiera una sensación de inferioridad.

Se había producido un cambio considerable en el estado mental de Huo Poyun. Buscó un lugar tranquilo y entró en el estado de cultivo con todo su cuerpo bañándose en fuego… incluso si había menos de tres días antes del comienzo de la batalla preliminar.

Como alguien completamente indiferente a la Convención del Dios Profundo, Yun Che, naturalmente, no hizo nada similar a Huo Poyun. Sin embargo, no exploró la ciudad antigua como lo estaba planeando antes, y pasó la mayor parte de su tiempo esperando a que la competencia comenzara en un lugar tranquilo. Pero él no se estaba cultivando en absoluto y, en cambio, reflexionaba sobre algo continuamente…

Estaba pensando que una vez que la competencia preliminar llegara a su fin, y él entrara en el Reino Divino del Cielo Eterno, cómo debería buscar a Jazmín o llamar su atención hacia él. Cuando viera a Jazmín, ¿qué debería decir? ¿Qué debería preguntar? ¿Qué debe hacer…?

Si él tuviera éxito… ¿Qué pasaría si las cosas no salieran como él quería… Qué haría si ella no estaba dispuesta a verlo… Qué pasaría si…

Descarga:
<