ATG – Capítulo 12

Modo Noche

Capítulo 12 – Si no fueras mi Pequeña Tía

 

Xiao Che retiró su conciencia de la Perla de Veneno del Cielo y recogió las ropas de la chica del suelo. Él purificó el veneno en ellas antes de enviar la ropa de vuelta dentro de la Perla de Veneno del Cielo, luego rápidamente cubrió el cuerpo de la chica con ellas antes de dejar escapar un pequeño suspiro de alivio.

 

¿Qué clase de persona era esta chica realmente? ¿Por qué apareció aquí? ¿Por qué succionó su sangre? ¿Cómo sabía acerca de la Perla de Veneno del Cielo? ¿Y cómo ella entro en la Perla de Veneno del Cielo?

 

Xiao Che no podía pensar en una respuesta para cualquiera de estas preguntas.

 

Observó en silencio a esta chica por un largo tiempo y luego extendió una mano para tocar ligeramente su labio superior. Las yemas de su dedo inmediatamente sintieron una chispa de calidez, en contraste a la frialdad de antes. Un aliento débil también se podía sentir, uniformemente rozando contra las yemas de sus dedos.

 

Estos fueron todos signos de vida.

 

“¿Pequeña hermana?” Xiao Che llamó, sacudiendo su cuerpo.

 

No importa en que tiempo, la apariencia de una mujer era la carta de negociación más fuerte y la más poderosa arma. Si esta chica no fuera tan hermosa como un hada, sino que en cambio fuera horriblemente fea a un punto que uno podría vomitar por tres días con solo un vistazo, Xiao Che absolutamente, sin vacilación, la patearía fuera de la Perla de Veneno del Cielo. Pero esta chica no sólo estaba envuelta completamente en misterio, sino también había solo entonces mordido su dedo y con fuerza succionó su sangre, causándole a su cuerpo romper en sudor frío. Ella incluso extrañamente apareció dentro de la Perla de Veneno del Cielo. Sin embargo, cuando Xiao Che la miró, más que el previo sentido de peligro, en vez de eso sintió una innegable sensación de lástima. Esto fue porque esta chica era una belleza, tan hermosa que era imposible para alguien asociarla con la palabra ‘peligro’.

 

Más que el instinto natural de un hombre, era más apropiado decir que esto sería más la base de la naturaleza de innumerables hombres.

 

Xiao Che gritó por un largo tiempo, pero la chica no respondió en absoluto. Él retrocedió unos pasos y luego en silencio la miró.

 

Esta chica definitivamente no era normal… Xiao Che pensó para sí mismo. Desde las cicatrices que tenía en su cuerpo, y su ropa rasgada, era fácil ver que el veneno en su cuerpo no fue derramado accidentalmente, sino que mejor dicho fue aplicado a la fuerza por alguien de otra manera. Para esta joven chica, el veneno más común habría sido suficiente para matarla, pero su enemigo en vez de eso usó un veneno tan fuerte que lo alarmó incluso a él.

 

La persona capaz de utilizar este tipo de veneno era definitivamente una persona muy aterradora.

 

Lo qué era incluso más aterrador fue eso, incluso con su cuerpo entero cubierto en este veneno, ¡¡ella todavía no había muerto!!

 

Entonces, ¿qué debería hacer con ella? ¿Debería solo dejarla dormir tranquilamente dentro de la Perla de Veneno del Cielo?

 

Xiao Che meditó por un largo tiempo antes de salir silenciosamente de la Perla de Veneno del Cielo, dejando a la chica dentro. Aunque esta chica había succionado su sangre, parecía ser un comportamiento inconsciente. Una chica tan hermosa, ¿cómo podría ella posiblemente ser malvada? Si él tomaba un paso atrás para pensar sobre ello, a una edad tan joven, ¿cómo podría ella convertirse en una amenaza?

 

Él también no tenía idea de cuándo ella despertaría.

 

Después de purificar el veneno en el suelo a lo mejor de su capacidad, Xiao Che comenzó a salir. En la oscuridad de la noche, sólo podía oír sus propios pasos. Cuando estaba a sólo un centenar de pasos de la pared trasera del clan Xiao, de repente vio una sombra caminando directamente hacia él.

 

Sus pasos de repente se detuvieron conforme miraba adelante… ¿Quién se esconde aquí tan tarde?

 

La sombra en frente de él también lo descubrió y se detuvo, preguntando alertadamente: “¿Quién es?”

 

Esta voz causó a Xiao Che mirar inmediatamente, involuntariamente diciendo: “¿Pequeña tía?”

 

“¿Ah?” La sombra dejó escapar un suspiro tranquilo, y rápidamente corrió hacia él. Viniendo más cerca, la luz de la luna reveló una amable pero encantadoramente elegante mejilla. Era precisamente Xiao Lingxi. Viendo claramente a Xiao Che, ella abrió sus ojos grandes. “¿Xiao Che? ¿Por qué estás aquí?”

 

“Yo…” Xiao Che rascó su cabeza. “No podía dormir, así que salí para mirar las estrellas.”

 

“¿Mirar las estrellas? Esta noche es tu noche de bodas, no estás tú con Xia Qingyue consumando…consumando tu matrimonio, ¡¿sino que en lugar de eso viniste aquí para mirar las estrellas?!” Xiao Lingxi agarró el brazo de Xiao Che, con un puchero enojado en su rostro.

 

“¿No sabes cuan peligroso es aquí? De vez en cuando, bestias profundas saldrán, y cuando es esto oscuro, a veces bandidos vendrán aquí. ¿Qué pasaría si descuidadamente te encuentras con ellos? Te he dicho muchas veces, si yo o tu abuelo no están a tu lado, absolutamente no puedes venir aquí, incluso si es durante el día. En realidad… ¡no escuchas mis palabras!”

 

Mientras hablaba, Xiao Lingxi también airadamente pellizcó el brazo de Xiao Che como castigo.

 

“¡Ah! ¡Duele, duele!” Xiao Che apresuradamente gritó y luego dijo en tono de disculpa, “pequeña tía, sé que estoy equivocado, la próxima vez definitivamente no me atreveré.”

 

“¡¿Quieres que haya una próxima vez?!” Xiao Lingxi lo miró con sus hermosos ojos.

 

“… ¡Definitivamente no habrá una próxima vez! Si quiero salir a las montañas en el futuro, definitivamente llamaré a pequeña tía para que venga conmigo.” Xiao Che juró solemnemente. Con eso dicho, si no fuera por el valor de su vida extra de recuerdos, él definitivamente no se atrevería a salir a este lugar solo por la noche.

 

“Eso me gusta más… ¡No está permitido una próxima vez!”

 

“Entonces… Pequeña tía, ¿por qué has venido aquí? Ya es tarde.” Xiao Che preguntó, confundido.

 

“Yo…” La voz de Xiao Lingxi disminuyó, sus ojos de apariencia un poco vacía. “No sé por qué, pero no podía dormir. Entonces vi que las estrellas eran realmente brillantes esta noche, así que quería salir a la montaña trasera para echar un vistazo.”

 

Xiao Che miró arriba al cielo, luego dijo con una sonrisa, “en el pasado, pequeña tía y yo con frecuencia escapábamos aquí por la noche para disfrutar del viento nocturno y mirar las estrellas… Y a menudo éramos atrapados y regañados por el abuelo.”

 

“Hm.” Xiao Lingxi respondió, luego tranquilamente dijo: “También pensé sobre eso, así que pensé ver cómo se sentía salir por mí misma a mirar las estrellas… Porque en el futuro, no podría ser capaz de mirar las estrellas con pequeño Che.”

 

“¿Ah? ¿Por qué?”

 

“¡Estúpido! ¡Porque pequeño Che está casado! En el futuro, debe estar acompañando a su esposa, Qingyue, en la cama por la noche, más que venir a disfrutar el viento nocturno y mirar las estrellas.” Xiao Lingxi lo miró fríamente y luego hizo un puchero por alguna razón.

 

“¡Eso no es cierto! Siempre y cuando pequeña tía esté dispuesta, no importa cuándo, estaría dispuesto a venir aquí con pequeña tía para mirar las estrellas… ¡Oye! ¿No estoy haciendo eso contigo ahora mismo?” dijo Xiao Che con una sonrisa.

 

“¡Todavía estás diciendo eso! Saliendo a escondidas a las montañas traseras durante su noche de bodas… ¡Ah! Fuiste forzado a salir aquí por Xia Qingyue, ¿lo fuiste?”

 

Pensando en eso, el rostro de Xiao Lingxi se llenó con ira y estampó sus pies:”¡Mmm! Eso es demasiado excesivo, ¡Voy a ir a buscarla!”

 

“No necesitas preocuparte por ella.” Xiao Che agarró la mano de Xiao Lingxi. “No fui forzado salir aquí por ella. Salí por mí cuenta. Tal vez sólo descuidadamente predije que me encontraría a pequeña tía aquí… Vamos, vamos a ese lugar.”

 

“Ah…”

 

Liderando a Xiao Lingxi por la mano, Xiao Che trotó a través del viento fresco de la noche hacia ese lugar familiar.

 

Esta era una pequeña colina cubierta por hierba suave y tierna. Xiao Che y Xiao Lingxi se apoyaron el uno contra el otro, hombro con hombro, bañándose en el ocasional viento nocturno, con sus corazones en paz.

 

“Pensé que después de que pequeño Che se casara, perdería una gran parte de ti. Xia Qingyue es tan hermosa, mejor que yo en cada aspecto. Estaba angustiada que una vez que la tengas a ella, siempre permanecerías a su lado, dejándome con menos y menos tiempo contigo.” Mirando al cielo nocturno, los ojos de Xiao Lingxi desbordaron con una luz vacilante que era aún más brillante que las estrellas.

 

“Pequeña tía no creyó realmente en mis palabras en lo absoluto.” Xiao Che amargamente respondió: “Claramente dije esta mañana que en mi corazón, cien Xia Qingyue no se comparará con pequeña tía. Pequeña tía me obligó… Er, espera no, prometió conmigo. Firmemente lo recuerdo, y absolutamente estaré dispuesto a cumplirlo…”

 

“Después de casarme con Xia Qingyue, no olvidaré a pequeña tía sólo porque tengo una esposa. Voy a pasar la misma cantidad de tiempo con pequeña tía como antes, escucharé las llamadas de pequeña tía y llegaré tan pronto cuando sea llamado igual que antes. Y por último, aunque Xia Qingyue es ahora mi esposa, en mi corazón, ella definitivamente no superará a pequeña tía… Garantizo que recordare cada palabra ¡Es verdad!”

 

“…” Xiao Lingxi tenía una expresión atónita en su rostro y la mirada en sus ojos borrosos. “Sé que fui un poco excesiva. Sólo estaba… Simplemente jugando. ¿De verdad lo mantuviste en tu corazón todo el tiempo?”

 

“Por supuesto.” Xiao Che asintió sin vacilación. “Porque pequeña tía y el abuelo son las personas más importantes en mi vida. Otras personas no pueden compararse a ustedes. Pequeña tía, te prometo, a pesar de que ahora estoy casado, nunca me perderás, al igual que espero nunca perderte.”

 

“Jeje…” Xiao Lingxi felizmente sonrió, sus manos abrazando el brazo de Xiao Che. Ella apoyó su cabeza en su hombro. “Como esperaba, mi pequeño Che es el más bien comportado, y más obediente.”

 

Una nube oscura flotó a través del cielo, bloqueando temporalmente la luna llena, inmediatamente disminuyendo la iluminación del entorno.

 

“Ahora que pienso en ello, ha sido un largo tiempo… No, parece que han sido unos pocos meses desde que salimos aquí para mirar las estrellas juntos. Cuándo éramos pequeños, si era invierno o verano, nosotros con frecuencia nos escapábamos para venir aquí. Recuerdo una noche de invierno, en este mismo lugar, desde luego el cielo estaba lleno con muchas estrellas. Miramos por un largo tiempo, entonces accidentalmente caímos dormido uno contra el otro… Y resultó inesperado que nevara esa noche, y fuimos congelados mientras dormíamos. Cuándo padre nos encontró, ya nos habíamos convertido en dos pequeños muñecos de nieve. Después, sólo nos recuperamos después de permanecer al lado de un fogón por dos días y beber un montón de medicina amarga. Padre estaba realmente enojado, pero fue renuente a nalguearme, sin mencionarte. Así que después de que nos sentimos mejor, él nos hizo palear un largo parche de nieve como castigo.”

 

Xiao Che continuó con una sonrisa, “y entonces, nosotros sólo paleamos un poco antes de que empezáramos a jugar en la nieve. Incluso hicimos un gran muñeco de nieve que realmente se parecía al abuelo. Él no sabía si debía reír o llorar. Una vez que él comenzó a reír, se olvidó por completo de nuestro castigo.”

 

“¡Uh Huh! Padre siempre fue así. Él usualmente parece realmente feroz, pero nunca se atrevió a golpearnos ni una sola vez y sólo montaba un espectáculo para asustarnos. No importa qué, mientras nosotros tirábamos incluso una pequeña rabieta, él obedientemente nos escuchaba.” El rostro de Xiao Lingxi estaba lleno de una sonrisa cálida.

 

“Una vez no fue así.” La sonrisa de Xiao Che se convirtió vaga. “En mi doceavo cumpleaños, cuando tenías once años, el abuelo te consiguió un pequeño patio, y te prohibió dormir junto conmigo en el futuro. Recuerdo que le rogabas al abuelo cada día, llorando y gritando, e incluso furiosamente dejando de comer. Pero abuelo fue muy inflexible. No importa qué, él no te dejaría dormir en la misma cama conmigo… Con el paso del tiempo, solo pudiste obediente seguir su orden.”

 

“Eso… ¡Eso es porque era muy joven, y tenía un montón de cosas que no entendía!” Xiao Lingxi suavemente pellizcó el hombro de Xiao Che. “Algunas cosas de chicas que solamente aprendí después de crecer, hmph.”

 

“¿Qué cosas?” Xiao Che ampliamente abrió sus ojos, con el rostro lleno de sospecha.

 

“Que… ¡Que niños y niñas no pueden dormir juntos después de que crezcan! No puedo creer que no lo sepas.” Pensando sobre qué había sucedido antes, Xiao Lingxi añadió otra frase: “¡También, ellos no pueden besarse al azar como cuando eran pequeños!”

 

“Ah, así es como es…” Xiao Che miró a la adorable mejilla de Xiao Lingxi, teñida de jade bajo la brillante y hermosa luz de las estrellas. Él en silencio se apoyó más cerca: “Pero, siempre que quiera besarte, ¿qué debo hacer?”

 

“¡Entonces, cásate conmigo!” Xiao Lingxi respondió con un rostro orgulloso, sus mejillas rosadas se levantaron ligeramente.

 

“Si no fueras mi pequeña tía, definitivamente me casaría contigo”, Xiao Che dijo sin pensar.

 

“…”

 

Después de decir eso, Xiao Che inmediatamente miró con su mente en blanco. La expresión de Xiao Lingxi también se congeló a medida que vagamente lo miró fijamente… Como si ambos se hubieran quedado mudos.