Inicio Against the Gods ATG – Capítulo 23

ATG – Capítulo 23

Modo Noche

Capítulo 23 – Agitación (2)

“¡Sí! Mañana en la mañana, todo el mundo en el clan Xiao se reunirán aquí. Prometo que nadie faltará.” Xiao Yunhai prontamente añadió.

“¡Bien! Nuestro tiempo es realmente precioso; solo tenemos hasta mañana. No quiero que haya algún asunto inesperado.” Xiao Kuangyun dijo con indiferencia, entonces inclinó su cabeza: “Todos ustedes son los descendientes del estimado Dignatario Xiao Zheng, es solo justo que haya traído este regalo. Xiao Ba, dales el regalo.”

El llamado Xiao Ba dio un paso al frente y sin expresión puso una caja de madera en frente de Xiao Yunhai. Las manos de Xiao Yunhai temblaron cuando recibió con una expresión aterrorizada sobre su rostro: “Agra… Agradezco a la Secta Xiao por su regalo. Estoy muy agradecido.”

“La cosa dentro es llamada ‘Polvo Profundo de Apertura’. Puede aclarar las venas profundas, dejando que una persona cultive mucho más rápido por un cierto periodo de tiempo. También tiene un efecto restaurador muy bueno sobre las venas profundas que han sido dañadas por alguna razón. Incluso entre nuestra Secta Xiao, esto es considerado una medicina muy efectiva.”

La implicación era que… Ya que era una medicina efectiva para la Secta Xiao, entonces para ellos, sería considerado un elixir mágico de primer nivel-

“También tiene un efecto restaurador sobre las venas profundas que fueron dañadas por alguna razón”… Esta sentencia causó que la expresión del ahora taciturno y silente Xiao Lie de repente diera un espasmo. Sus ojos filtraron una extraña luz, pero entonces de inmediato suspiró por dentro y su expresión se debilitó.

Xiao Yunhai cuidadosamente puso la caja de madera a un lado, y entonces dijo con un rostro lleno de gratitud: “Ya que es la medicina de la Secta Xiao, entonces sus efectos deben ser mayores a mi imaginación. No sé cómo nuestro clan Xiao será capaz de repagar el favor del joven maestro Xiao…

“Ya que el joven maestro Xiao no necesita descansar, ¿qué hay con tener unas pocas personas para llevar a estos caballeros por un tour alrededor de nuestro clan Xiao o Ciudad Nube Flotante? A pesar que es una pequeña ciudad, tenemos unos pocos lugares que pueden iluminar sus ojos.”

Viendo que Xiao Kuangyun no lo rechazó, Xiao Yunhai de inmediato tomó y arrastró a Xia Yulong hasta ahí: “Este es mi hijo, Xiao Yulong. Su edad es similar al joven maestro Xiao. ¿Por qué no dejan que él les guie en su paseo?”

La intención de Xiao Yunhai era muy clara. Él quería, cuanto mejor sea posible, que Xiao Yulong sea el primero en mezclarse y tener familiaridad con Xiao Kuangyun. De esa forma, las oportunidades de él siendo llevado a la Secta Xiao se incrementarían. Si él podía hacer una buena impresión sobre Xiao Kuangyun, entonces era posible que pueda obtener la protección de Xiao Kuangyun una vez esté en la Secta Xiao, de este modo elevaría su posición con rapidez…

“Este humilde sirviente es Xiao Yulong, para ser capaz de ver la elegancia de los nobles invitados de la Secta Xiao seguramente es la fortuna de toda mi vida.” Xiao Yulong dio un paso adelante, su rostro humilde y modesto.

Xiao Kuangyun le dio a Xiao Yulong una revisada e indiferentemente dijo: “Bueno, entonces guíanos para este paseo. Me he quedado en lugares populares por mucho tiempo, no es malo tener una mirada de las áreas remotas. El resto de ustedes pueden dispersarse. No me gusta ser seguido por muchas personas. Los buscaré cuando los necesite.”

“¡Sí, sí!” Xiao Yunhai respondió tan prontamente como asintió: “Si los caballeros necesitan algo, entonces por favor de inmediato díganle a alguien aquí. Yulong, por favor toma buen cuidado de esos honorables invitados.”

“Sí, padre.”

Xiao Yunhai y los cinco dignatarios se fueron respetuosamente. Las personas de la Secta Xiao arribaron después de lo esperado así que naturalmente los asuntos oficiales serán retrasados para mañana.

Xiao Yulong estaba de pie al lado de Xiao Kuangyun y se inclinó, mostrando una actitud relativamente humilde. Su rostro reveló una sonrisa: “Joven maestro Xiao, a pesar que esta Ciudad Nube Flotante es pequeña, pero tiene todo lo que usted espera que tenga. No sé si el joven maestro Xiao quiere primero experimentar el hermoso escenario, finas delicias, o… ¿Hermosas mujeres?”

Viendo la vaga sonrisa sobre el rostro de Xiao Yulong, los ojos de Xiao Kuangyun brillaron, su rostro también reveló un rastro de una sonrisa obscena: “Como hombres, ¿qué dices que debemos experimentar primero?”

¿Cómo podría Xiao Yulong no saber qué tipo de personas él era desde su rostro superficial? De inmediato le dio un je je y dijo: “¡Puedo decir que el joven maestro Xiao es un verdadero hombre de una sola mirada! ¡Como verdaderos hombres, obviamente debemos primero experimentar las cosas que un verdadero hombre disfruta! A pesar que nuestra Ciudad Nube Flotante es una pequeña ciudad, nuestra Casa Celestial Fragrante es conocida ampliamente. Más que unas pocas personas viajas cientos de li debido a su reputación. ¿Debemos dar una parada por ahí?”

“Tú, niño, eres muy sensible.” Xiao Kuangyun, sus labios se curvaron hacia arriba, observó los ojos de Xiao Yulong por un momento: “Vamos.”

Los pasos de Xiao Yulong eran rápidos caminando adelante y liderando. Cuando ellos estaban a punto de irse, la silueta de una hermosa chica apareció en la línea de vista de Xiao Kuangyun.

La figura de la chica era maravillosamente conmovedora y delicada al extremo. Observando desde lejos, su físico era tan agraciado que era simplemente muy difícil de describir. Bajo la larga falda azur, uno podía débilmente observar un par de exquisitas y delgadas piernas. Su vestido flotaba en el despertar de su lento caminar y su joyería ocasionalmente brillaba sobre su delicada y femenina figura. Los perfectos arcos de su cintura, pechos, y nalgas eran indescriptiblemente adorables. Ella irradiaba un incomparable encanto que agitaba el alma y tenía un tipo de orgullosa apariencia y actitud que trascendía este mundo.

La boca de Xiao Kuangyun jadeó abiertamente y todo su cuerpo se congeló en el lugar. Sus ojos inquebrantablemente puestos sobre esa exquisita silueta en la distancia. Entrando en pánico por dentro, casi creyó que estaba viendo una ninfa de río de las leyendas. Como si notara su mirada, la chica movió su rostro hacia él, dándole una fría mirada, entonces giró su cabeza y caminó dentro del patio. Incluso su complexión, desde la mirada que Xiao Kuangyun tenía cuando ella giró su mirada hacia él, causó que todo su cuerpo se agitara, como si todos los huesos en su cuerpo se hubieran tornado suaves.

Él aún no se recuperada incluso después que Xia Qingyue había dejado su vista.

A la repentina e inoportuna aparición de Xia Qingyue, el corazón de Xiao Yulong dio un *thump* como oraba que ella no haya sido vista por Xiao Kuangyun. Pero desafortunadamente, Xiao Kuangyun la vio y también mostró la misma reacción que la mayoría de hombres tenía la primera vez que vieron el verdadero rostro de Xia Qingyue… No, la reacción era incluso más exagerada. El corazón de Xiao Yulong comenzó a inmediatamente distorsionarse… En esta pequeña Ciudad Nube Flotante, ¿cómo podría alguna mujer que Xiao Kuangyun haya puesto en sus ojos escapar? Y una vez que Xiao Kuangyun puso sus ojos sobre ella, también significaba que él no sería capaz de obtener a Xia Qingyue en toda su vida.

Sin embargo, él de inmediato apretó sus dientes ligeramente y, de pie al costado de Xiao Kuangyun, ondeó su mano en frente del rostro de Xiao Kuangyun. Él tranquilamente susurró:

“¿Joven maestro Xiao?”

“Esa chica… ¿Quién es esa chica? ¿Quién es ella?” La expresión de Xiao Kuangyun estaba en tumulto e incluso su voz estaba temblando en emoción: “Este mundo… ¡En realidad tenía una mujer tan hermosa! Todas mis esposas y concubinas… Todas las mujeres con la que he jugado… Agregadas juntas no serían nada a su lado… Un hada… Ella simplemente es un hada…”

Xiao Kuangyun había sido conmovido a tal estado de emoción que se había tornado incoherente. La luz en sus ojos era tan caliente casi al punto de combustión. Xiao Yulong cambió a una actitud bien intencionada y dijo con un rostro lleno de sonrisas: “Ella se llama Xia Qingyue y es la mujer más hermosa de nuestra Ciudad Nube Flotante. Verdaderamente es una persona parecida a un hada.”

“Xia… Qingyue. ¿Xia? ¿Entonces no es miembro del clan Xiao?”

“¡Cierto!” Xiao Yulong asintió, sus ojos estrechados. Él claramente declaró: “Ella no es un miembro de nuestro clan Xiao, sino más bien es la hija del mercader más rico en nuestra Ciudad Nube Flotante. Ella solo se acaba de casar en nuestro clan Xiao hace tres días, casándose con el nieto del Quinto Dignatario, Xiao Che.”

“¿Qué? ¿Está casada?” La expresión de Xiao Kuangyun dio una falsa expresión de decepción. En un destello, entonces se convirtió en celos llameantes y un extremo e intenso deseo: “¡Ella está casada! Y en tu clan Xiao… ¡¡Eso es absolutamente ridículo!! ¡¿Cómo puede el nieto de un bueno para nada Dignatario del clan Xiao ser digno de este tipo de hada?!”

“¡Cierto! ¡Las palabras del joven maestro Xiao son muy ciertas!” Xiao Yulong prontamente agregó: “Solo una persona con una cantidad de talento como el joven maestro Xiao puede ser digna de este tipo de hada. Joven maestro Xiao no sabe que a pesar que la persona con la que ella se casó es el nieto de un dignatario, él en realidad en la persona más inútil de nuestro clan Xiao… Sus venas profundas han sido deformadas desde su infancia. Incluso ahora, aún está en el primer nivel del Profundo Reino Elemental. Es la absoluta desgracia de nuestro clan Xiao.”

“Qu… ¿Qué?” La expresión de Xiao Kuangyun se tornó pálida y sus manos comenzaron a temblar: “¡Esa belleza está inesperadamente casada con ese tipo de basura! Esto es absolutamente imperdonable… ¡Imperdonable!”

“¡Ese tipo de mujer debe pertenecerme a mí, a Xiao Kuangyun! ¡¿Cómo podría una pieza de basura del clan Xiao ser digna de ella!?” Xiao Kuangyun gruñó en voz baja, las llamas de sus celos se prendieron. De inmediato caminó hacia el patio en el que Xia Qingyue había entrado.

Él caminó solo dos pasos cuando una voz forzosa y digna sonó desde detrás de él: “Joven maestro. El que el maestro de la Secta lo designara para que venga aquí es también un tipo de experiencia de aprendizaje. ¡El maestro de la Secta específicamente le advirtió que no debe hacer nada que baje la reputación de la Secta! Especialmente robarle la esposa a alguien más.”

Xiao Kuangyun dejó de moverse, todo su rostro lleno de lujuria y discrepancia. Sin embargo, él aun obedientemente dejó de moverse.

Xiao Yulong miró a ese señor llamado Xiao Moshan en desconcierto… Parece que vino aquí no solo para acompañar y proteger a Xiao Kuangyun, sino también como su inspector. Solo una sentencia fue suficiente para asustar a Xiao Kuangyun en inacción. Además, desde sus palabras, era evidente que este Xiao Kuangyun ya había robado las esposas de otros unas pocas veces antes.

La mirada de Xiao Yulong fluctuó. Él rápidamente caminó al lado de Xiao Kuangyun y dijo en voz baja: “Joven maestro XIao… Si ha puesto los ojos sobre esa Xia Qingyue, usted no puede tener que usar la fuerza para tomarla. Hay muchos métodos para hacer esto.”

“¿Métodos? ¿Qué métodos?” Xiao Kuangyun giró su cabeza y lo miró con su mirada llameante.

Xiao Yulong de inmediato se inclinó hacia su oreja rápidamente susurrando. Después que terminó de hablar, los ojos de Xiao Kuangyun se iluminaron. La esquina de su boca también reveló el rastro de una sonrisa obscena e impaciente.

“Esto es algo que acabo de saber. No le he dicho a nadie más. No creí que pasaría a ser capaz de ayudar al joven maestro Xiao. Verdaderamente no se puede tener algo mejor.” Viendo la obscena sonrisa de Xiao Kuangyun, el corazón de Xiao Yulong se llenó de aborrecimiento, pero su rostro aun obedientemente sostenía una sonrisa.

“Muy bien. Extremadamente bien.” Xiao Kuangyun lentamente asintió.

“Parece que el joven maestro tiene similar gusto en hermosas mujeres. En realidad, dentro de nuestro clan Xiao, hay más bellezas que solo Xia Qingyue,” Xia Yulong dijo en voz baja. “El Quinto Dignatario Xiao Lie tiene una hija que acaba de cumplir quince este año, pero ya es una asombrosa belleza. Ella no es peor que Xia Qingyue por mucho… ¿No sé si el joven maestro Xiao tiene algún interés?”

“Quince años… ¿Y casi tan hermosa como esa hada de hace un momento?” Los ojos de Xiao Kuangyun ferozmente se ampliaron, revelando un brillo parecido al de un lobo.

Al ver la mirada en sus ojos, Xiao Yulong sabía qué debería hacer. Él una vez más se inclinó hacia Xiao Kuangyun y dijo en voz baja, “si el joven maestro Xiao está interesado, entonces esto es incluso más fácil. El método es realmente simple, solo tenemos que…”

Xiao Yulong se inclinó más cerca al oído de Xiao Kuangyun y otra vez susurró algo.

“¡JAJAJA! JAJAJA…” Xiao Kuangyun comenzó a reír salvajemente como la obscena mirada en sus ojos se intensificó: “Cuando regrese, debo realmente agradecerle a mi padre por dejarme conocer a dos asombrosas bellezas… Realmente no llegué aquí a este lugar lejano en vano.”

Su mirada giró hacia Xiao Yulong. Él entonces lentamente asintió: “Te llamas… Xiao Yulong, ¿cierto?”

“¡Sí, sí! Este humilde es Xiao Yulong.” Xiao Yulong mostró emoción en su rostro. Para que Xiao Kuangyun recordara su nombre era su más grande honor.

“Eres muy bueno, nada mal en lo absoluto. Si esas dos cosas se llevan a cabo exitosamente, entonces después de que regresemos a la Secta Xiao, solo debes pegarte a mi lado.” Xiao Kuangyun dijo con ojos estrechados.

“¡Ah!” Todo el cuerpo de Xiao Yulong se agitó. Estaba tan emocionado que sus ojos estaban abiertos ampliamente. Después que se recuperó, se arrodilló en frente de Xiao Kuangyun con un *putong* y pesadamente tocó el suelo con la frente. “¡Yulong agradece al joven maestro Xiao por su gran amabilidad! Si es posible quedarme al lado del joven maestro Xiao, entonces Yulong lealmente cuidará del joven maestro Xiao!”

Este resultado causó que el corazón de Xiao Yulong lata con mucha rapidez en placentera sorpresa… Para ser capaz de entrar en la Secta Xiao ya era un encanto equivalente a alcanzar el cielo en un paso. Y aún para ser capaz de seguir al hijo del maestro de la Secta es toda una cosa diferente. Es algo que Xiao Yulong nunca se atrevería de imaginar.