ATG – Capítulo 248

Modo Noche

Capítulo 248 – La Noche Antes del  Valle Celestial

“¿Estás bien?”, Dijo Chu Yuechan, tratando de parecer menos fría. Sin embargo, debido a que estaba siendo abrazada, los latidos de su corazón se habían salido de control y tuvo que hacer uso de las Artes Nube Congelada para poder calmarse.

En los últimos cinco meses, ella  había sido constantemente abrazada por él. Ella no podía estar más familiarizada con su contacto. En algún momento dentro de ese período de tiempo, sin saberlo, había comenzado a disfrutar de la sensación de ser abrazada. Sin embargo, una voz dentro le dijo que no tenía más remedio que aceptarlo porque ella estaba paralizada y tuvo que depender de él para su protección. Era diferente ahora… Ya había cometido un grave error al acostarse con él, por lo que no debería de seguir cometiendo más errores…

Yun Che presiono la totalidad de su peso corporal en Yuechan Chu, un aspecto muy débil de una manera medio muerta. Dijo en voz muy débil: “Yo… yo estoy bien. Pequeña Hada… no me dejes… ”

“…” Chu Yuechan no pudo responder. Al oír a Yun Che habla con una voz tan débil había enviado un dolor equivalente a las agujas de perforación a través de su corazón. No podía soportar el empujar a Yun Che fuera. Ella sólo podía tranquilamente ser abrazada por él… Había intentado realmente el armarse para empujarlo hacia un lado, pero no al final no pudo soportar la idea de hacerlo.

Ya es muy tarde. Sólo estamos nosotros dos aquí y no hay nadie alrededor que nos pueda molestar. También está gravemente herido… solo lo dejare esta vez. Será la última vez… Esto fue lo que Chu Yuechan repitió constantemente en su corazón para consolarse y convencerse a sí misma.

Fue sólo hasta que Chu Yuechan había enviado su profunda energía en el cuerpo de Che Yun para comprobar la condición actual de Yun Che…

¡Explosión!

En el momento en que Yun Che había sido empujado lejos por Chu Yuechan, con la espalda contra la pared y él hizo una mueca de dolor y gritó: “¡Ah, me duele. ¡Duele!”

“En realidad se atreve a engañarme de esta manera!” Chu Yuechan dijo con frialdad, su cara todavía era tan fría como siempre, pero sus ojos mostraban su mal humor. Aunque en la superficie estaba enfadada, había sentido alivio en su corazón al saber que sus heridas estaban tomando un giro mejor. Sin embargo, este tipo de sensación de alivio le había causado que su mente entrara en un desorden… No se supone que sea capaz de sentirse de esta manera.

Yun Che frotó su espalda con las manos y dijo de una manera lamentable: “Pensé que mi Pequeña Hada haría algo justo así. Pequeña hada, sé que en los últimos días, usted siempre tiene… ”

“Usted no tiene permiso para seguir hablando!”

El pecho de Chu Yuechan temblaba mientras interrumpió a Yun Che con un tono frío. Se dio la vuelta, y dijo con una voz fría carente de emoción: “Lo que ha ocurrido entre usted y yo fue un error. Casi he olvidado lo que ocurrió. Espero que usted haga lo mismo. Si usted no puede olvidarse de eso, a continuación, sólo finja que todo fue un sueño. Por favor, no intente hacer que sea una realidad”.

Yun Che: “…”

“Lo que ha pasado entre tú y yo no puede ser conocido por personas ajenas. Si no desea encontrar dificultades a causa de ello, por favor no revele las seis etapas del Arte de la Nube Congelada que ha obtenido… Usted es el esposo de Qingyue. Si usted no desea que ella y Nube Congelada Asgard se conviertan en el hazmerreír del mundo, y sean cuestionadas sobre su ética moral, por favor olvídese de mí… ”

Chu Yuechan cerró ambos ojos, y los espíritus de hielo alrededor de su cuerpo flotaron alrededor de ella de una manera loca: “Una vez que deje la Villa Espada Celestial, nunca nos encontraremos de nuevo.”

Después de decir eso, Chu Yuechan desapareció de la vista de Yun Che. Yun Che sólo pudo contemplar en silencio los espíritus de hielo que aún tenían que desaparecer…

“Suspiro.” Después de un tiempo, Yun Che regresó a la cama y dejó escapar un largo suspiro. Puso sus dos manos sobre su nariz y todavía podía oler su fragancia vagamente, la cual era similar a un loto de hielo.

“Parece que eres incapaz de alcanzar tus objetivos.” dijo jazmín.

“Usted no puede entender.” Yun Che inclinó la cabeza y murmuró antes de suspirar de nuevo. Él le dio a las palabras de despedida de Chu Yuechan cierta reflexión… “Hazmerreir del mundo ”, cuestionar acerca de su ética moral ”… estas palabras habían sido profundamente grabadas en su mente.

Xia Qingyue era su esposa.

Chu Yuechan era Maestra Mayor de Xia Qingyue, y al mismo tiempo, también fue parcialmente su maestra.

Estos dos asuntos que habían violado la ética moral sin duda llamara la atención del mundo… Sobre todo si se trataba de una secta respetada en el Imperio Viento Azil, como Nube Congelada Asgard.
Incluso si Chu Yuechan tenía sentimientos por él como persona, al mismo tiempo que ella era la Hada de la Belleza Congelada. No podía arruinar la reputación de mil años a sabiendas de Nube Congelada Ashgard sin tener en cuenta las consecuencias.

Independientemente de cómo se sentía, el rechazo, era la única opción que podía escoger.

————–

La clasificación del torneo, tanto en el escenario principal y  el segundario habían terminado. Las clasificaciones de más de quinientas sectas se habían decidido.

1er Lugar: Familia Imperial Viento Azul
2do Lugar: Nube Congelada Asgard
3er Lugar: Villa Espada Celestial
4to Lugar: Secta Xiao
5to Lugar: Clan Cielo Abrazador

Después de que estas clasificaciones se dieron a conocer, habían causado grandes olas, entre los que están en el círculo de lo profundo en el Imperio Viento Azul. Yun Che y Xia Qingyue tenían sólo diecisiete años, pero sus nombres ya se habían extendido a lo largo de todos los rincones del Imperio Viento Azul y viajado hacia las otras seis naciones muy rápidamente.

Las otras naciones siempre han prestado gran atención al Torneo de Clasificación del Imperio Viento Azul. Los resultados de la clasificación del torneo habían impactado en gran medida a las otras naciones también, haciéndolos incapaces de no recordar los nombres Yun Che y Xia Qingyue.

El origen de Yun Che, sus circunstancias, los incidentes que había sido implicados en dentro del Palacio Profundo Viento Azul, su actuación en el torneo de clasificación… fueron todos fabricados en varios libros que circulaban por el mercado. Su batalla con Xia Qingyue todo había sido exagerada y promocionada para ser trascendental y se describe como si hubiera sido una batalla entre dioses… Los demás, incluso incluyen la historia sentimental de amor de él y la Princesa de la Luna Azul que podría mover incluso el cielo y tierra…

Si Yun Che estuviera caminando por cualquiera de las calles en cualquiera de las ciudades del Imperio Viento Azul que hablaban de sus hazañas, él habría tenido una convulsión en el acto.

Yun Che había subestimado en gran medida la influencia del torneo de clasificación. Mientras que él se alojaba en la tranquila Villa Espada Celestial, él no tenía ni idea de que su nombre y sus acciones estaban siendo exageradas y se extendían alrededor como leyendas.

Después de que la clasificación del torneo había terminado, las diversas grandes sectas habían empezado a salir. Sólo las mejores diez sectas de la clasificación del torneo habían permanecido en aras de entrar en el Reino Secreto de la Villa Celestial. Ninguno de ellos estaba dispuesto a pasar esta oportunidad por alto.

A medida que pasaban los días, el día en que la entrada al Reino Secreto del Valle Celestial sería abierta rápidamente se acercó.

Después de que Yun Che había despertado, la recuperación de sus heridas había acelerado considerablemente. Él no fue a ninguna parte durante los próximos dos días y había cuidado en silencio sus heridas. Sobre la base de sus lesiones en la Arena del Discurso de la Espada, el otro día, nadie creería que ya había despertado. Además, sus heridas fueron en su mayoría curadas.

La noche antes de la apertura del Reino Secreto del Valle Celestial.

Ling Yuefeng estaba de pie bajo un viejo árbol en su patio, mirando a la luna creciente en el cielo nocturno. Sus ropas habían conseguido humedad de la atmósfera brumosa de la noche. Había demostrado que había estado de pie aquí por mucho tiempo.

“Suspiro.” Ling Yuefeng de repente dejó escapar un largo suspiro.

“Yuefeng, lo que ha sucedido, ya ha ocurrido. No hay ningún punto en pensar en ello. A pesar de que hemos perdido, esto no significa que los discípulos de nuestra Villa Espada Celestial son débiles. Tanto Yun Che y Xia Qingyue siendo así de fuertes fue inesperado. Nuestra pérdida no fue sin razón justificable “.

Xuanyuan Yufeng se acercó y lo consoló.

Ling Yuefeng continuó mirando la luna creciente, mientras estaba sumido en sus pensamientos. No se había dado cuenta de que Xuanyuan Yufeng estaba cerca. Tenía una mirada compleja en sus ojos cuando se dio la vuelta y suspiró, mientras decía: “Han sido alrededor de mil doscientos años desde que nuestros antepasados ​​habían construido la Villa Espada Celestial. Nadie había desafiado nunca nuestra posición como la secta número uno. Sin embargo, durante mi tiempo como Maestro de la Villa, en realidad… He estado tratando de aceptar tranquilamente los hechos, pero no soy capaz de dejarlos ir. Le he faltado al respeto a nuestros antepasados ​​. He dejado que la historia de mil años de la Villa Espada Celestial cayera”.

“No lo ponga así.” Xuanyuan Yufeng lo consoló: “Usted ha obtenido la gran responsabilidad de Maestro de la Villa desde que era joven. Han sido veintiún años desde entonces. He estado contigo en todo momento. Hemos visto a la Villa Espada Celestial crecer, hemos visto a Yun’er y Jie’er convertirse en alguien fuerte bajo su cuidado y superando a los demás jóvenes. Ya hemos hecho lo suficiente para estar orgullosos de nosotros mismos. Aunque no se cumplieron las expectativas como se esperaba durante la clasificación del torneo, la clasificación del torneo es sólo una competencia entre las generaciones más jóvenes. Ya se trate de nuestra fundación, los recursos, el prestigio o la fuerza en general, nosotros no perderemos incluso si usted pone a las otras nueve sectas clasificadas juntas. ¿Por qué no puedes simplemente dejarlo ir si ese es el caso? ”

Las palabras de xuanyuan Yufeng habían calmado en gran medida a Ling Yuefeng. Abrazó a Xuanyuan Yufeng y dijo con emoción: “Mi esposa, tienes razón. Tenerlos en mi vida fue mi mayor bendición. Porque no dejarlo pasar? ”

Xuanyuan Yufeng sonrió suavemente y se apoyó en el hombro de su marido.

Ling Yuefeng desvió la mirada, viendo a la distancia, y dijo: “Todavía hay luz en la habitación de Yun’er… suspiro, te puedo decir que ha estado muy agitado últimamente. Creo que el que va a tener el tiempo más difícil en dejarlo ir sería Yun’er. Me preocupa que su confianza en si mismo y el amor hacia la esgrima tengan un impacto. Debería hacerle una visita y hablar con él sobre esto “.

Xuanyuan Yufeng se levantó y lentamente negó con la cabeza: “La inquietud de Yun’er no tiene nada que ver con la derrota del otro día.”

“Te refieres…”

Xuanyuan Yufeng dijo: “Eso es bueno también. Yuefeng, seguir adelante y hacerle una visita. Que hable de sus problemas y tal vez le puede dar un consejo. Él sabrá qué hacer a partir de entonces. ”

Ling Yuefeng asintió y salió del patio lentamente, hacia la dirección del patio de Ling Yun.

Xuanyuan Yufeng regresó a su habitación. No mucho tiempo después, alguien había llamado a la puerta: “Yufeng, soy yo.”

Al escuchar eso, Xuanyuan Yufeng fue inmediatamente a abrir la puerta. Sorprendentemente, era Ling Kun.

Ling Kun se sentó al entrar en la habitación. Miró a Xuanyuan Yufeng un poco antes de decir: “Yufeng, como has estado durante los últimos años? Ese mocoso Ling Yuefeng nunca la a maltratado, verdad? ”

“Yuefeng siempre me ha tratado bien. Gracias por la preocupación, tío. “Xuanyuan Yufeng respondió con una sonrisa. Sirvió una taza de té para Ling Kun antes de sentarse frente a él. Ella le preguntó de mal humor: “Yo quería ver a tío esta tarde por la noche porque quería saber… lo que quería saber era si mi padre… mi padre todavía… ¿Todavía está enfadado conmigo?”

“. Je, je” Ling Kun se rió y dijo: “Yufeng, como su hija, debe saber más claro que nadie acerca de qué tipo de persona es tu padre. El Noveno Anciano lo ha superado hace mucho tiempo. ¿De verdad cree que la relación entre la Poderosa Región Espada Celestial y la Villa Espada Celestial podría haberse facilitado por un asistente tan humilde como yo? El Noveno Anciano había estado siempre en secreto moviendo los hilos desde atrás. La armadura de escamas de dragón que había traído era del Noveno Anciano. Aunque el Noveno Anciano había aceptado desde hace tiempo su matrimonio con Ling Yuefeng… su personalidad obstinada le había impedido decir algo. Lo único que le ha disgustado a lo largo de los años es que no has volvió a visitarlo ni una sola vez”.

Los ojos de xuanyuan Yufeng se puso lagrimosos: “Ese año, Padre volo en una rabia enorme e incluso me dijo que le había hecho perder la cara. ¿Cómo me atrevería a volver? ”

“suspiro, niña tonta. Te equivocas… Usted es la única hija del Noveno Anciano. Él realmente nunca se molestó. A pesar de que él no lo dijo abiertamente, cualquiera puede decir que él te extraña mucho. Si no fuera asi, no seguiría hablando de lo que hizo en el pasado… Después de que hayamos sellado al demonio, debe llevar a Yuefeng, junto con Yun’er y Ji’er y visitar la Poderosa Región Espada Celestial conmigo. Cuando el Noveno Anciano te va, junto con sus dos nietos, él estará muy eufórico. Después de haberse reunido con el Noveno Anciano y eliminado la brecha entre usted y él, regularmente usted y sus nietos podrían visitarlo. En ese punto del tiempo, será un gran beneficio para la Villa Espada Celestial. Si Yun’er y Jie’er son capaces de recibir personalmente la orientación del Noveno Anciano, su destreza sin duda se dispara.

Xuanyuan Yufeng, con gran dificultad, controlo sus emociones y lentamente asintió con la cabeza: “… Muy bien. Cuando Yuefeng regrese, voy a hablar con él sobre esto “.

“Eso es bueno.” Rió Ling Kun. A continuación, casualmente preguntó: “Cuando venía encima, vi a Yuefeng corriendo hacia el sureste, hay un asunto urgente?”

“Él fue…”

La voz de xuanyuan Yufeng cambió de repente cuando ella levantó la cabeza bruscamente. Tenía una expresión fea en su cara: “Sureste? Usted ha dicho… sureste? “