Inicio Against the Gods ATG – Capítulo 26

ATG – Capítulo 26

Modo Noche

CAPÍTULO 26 – AGITACIÓN (5)

Xiao Kuangyun fue realmente salvaje, pero dentro del clan Xiao, verdaderamente tenía el derecho para ser salvaje. Sin mencionar sus discursos que perforaban los oídos, incluso si llamaba a todo el clan Xiao, perros, todos en el clan Xiao habrían obedientemente escuchado. Definitivamente no habría nadie que se atreviera a responder. Puede incluso ser posible que algunos menearían sus colas por consecuencia.

“Antes que el Dignatario Xiao Zheng muriera, él recordó su afección por su hijo, y dejó detrás un deseo de muerte. Esperó que eligiéramos a un único ser con la mejor aptitud entre la generación más joven aquí para llevarlo a la Secta Xiao.”

Xiao Kuangyun tomó la lista que Xiao Yunhai había preparado una noche antes, observó todo a su alrededor, y luego dijo con arrogancia: “Hoy, personalmente comprobé eso. En un tiempo, cualquiera cuyo nombre llame vendrá al frente de mí y mostrará su fuerza profunda. ¡Sin embargo, la aptitud no está decidida por el nivel de tu fuerza profunda, sino por tu fundación y potencial!”

“Antes de venir aquí, mi honorable padre me dio a traer un montón de Polvo Profundo de Apertura. ¡La persona seleccionada no solo será llevada a la Secta Xiao, sino también recibirá este Polvo Profundo de Apertura como recompensa! Buena medicina solo puede ser disfrutada por aquellos con suficiente aptitud. ¡Solo sería un malgasto si fuera utilizado en el cuerpo de una basura!” Diciendo esto, la mirada de Xiao Kuangyun se inclinó hacia Xiao Yunhau. “Maestro del clan, trae el Polvo Profundo de Apertura. A pesar que es un regalo para el clan Xiao, ¿no debes tener alguna queja sobre darle esto al único con la mejor aptitud como recompensa, cierto?”

No importa cuán ridículas las palabras de Xiao Kuangyun eran, Xiao Yunhai aun así no se atrevería a tener alguna reservación. Sin embargo, al escuchar sus palabras, la expresión de Xiao Yunhai de repente se volvió pálida, y sudor frío rompió desde su frente. Él no se movió para recuperar el Polvo Profundo de Apertura, sino más bien estaba de pie ahí en confusión.

“¿Qué pasa?” La expresión de Xiao Kuangyun se oscureció: “Maestro del clan Xiao, no deberías estar indispuesto a compartir el Polvo Profundo de Apertura, ¿cierto?”

“No, no, por supuesto que no.” Xiao Yunhai prontamente agitó su cabeza con una expresión aterrorizada: “Es solo que… Solo que…”

“¿Solo qué?”

Con un sonido *putong*, Xiao Yunhai se arrodilló en una rodilla con ambas manos temblando. Cuando dijo con rostro lleno de terror: “Me… Merezco morir… El Polvo Profundo de Apertura que el joven maestro Xiao nos regaló ayer, lo dejé en nuestra enfermería y le dije a la persona de ahí que debe protegerlo bien. Pero… Pero esta mañana, la persona de la enfermería de repente corrió hacia mí a decirme que el Polvo Profundo de Apertura en la enfermería había inesperadamente… ¡Desaparecido!”

Hua… La multitud debajo de repente rompió en un caos.

Para robar el tesoro traído por la Secta Xiao… ¡¿Quién podría tener tales nervios?.

“¿Huh?” Xiao Che frunció el ceño ligeramente como una explosión de sospecha apareció en su corazón… Basado en su entendimiento de diez años de Xiao Yunhai, él lo consideraba una persona cautelosa. Sabiendo su carácter, para él poner el tesoro, que la Secta Xiao trajo, en la enfermería después de recibirlo de ella en lugar de mantenerlo consigo mismo era un poco irrazonable… Sabiendo que la enfermería solo tenía a Xiao Gu, quién se había devotado completamente a la medicina y no había practicado fuerza profunda, la enfermería podría ser considerada el área más débilmente defendida dentro del clan Xiao.

No solo eso, el Polvo Profundo de Apertura fue traído por la Secta Xiao. Incluso si alguien lo anhelaba, al menos ellos debería haber esperado hasta que las personas de la Secta Xiao se fuera para actuar. Por qué ellos inesperadamente tomaron tal peligrosa acción… Incluso si ellos lo robaron, ¿tendrían una vida para usarlo después?

Todo el cuerpo de Xiao Lie se agitó. De inmediato miró hacia Xiao Lingxi, solo para encontrar que Xiao Lingxi también tenía un rostro lleno de asombro. Notando la mirada de Xiao Lie, Xiao Lingxi prontamente agitó su cabeza con fuerza para indicar que ella no tenía nada que ver con esto. Xiao Lie retrocedió su mirada y tomó un profundo suspiro de aliento por dentro.

“Qu… ¡¡QUÉ!!”

Xiao Kuangyun violentamente se puso de pie desde su asiento cuando su expresión se tornó incomparablemente oscura, su cuerpo irradió un aura siniestra. Él observó a Xiao Yunhai y dijo con ferocidad: “Estás diciendo que… ¿Hay en realidad alguien que robaría el Polvo Profundo de Apertura?”

“Su humilde sirviente no pudo protegerlo. Pido al joven maestro Xiao que administre castigo.”

Xiao Yunhai bajó su cabeza, una mirada de vergüenza y miedo cruzó por todo su rostro.

“¡Esto es ridículo!” Xiao Kuangyun violentamente tomó un respiro mientras su pecho exhaló. Su complexión se tornó más y más oscura; evidentemente estaba extremadamente furioso: “Alguien en realidad se atrevió a robar nuestro regalo para el Clan Xiao. ¡Bien! ¡Muy bien! ¡Realmente subestimé a esta Ciudad Nuble Flotante! Todos ustedes son realmente… ¡Muy audaces!”

La furia y el intento asesino de Xiao Kuangyun se habían extendido a casi todo el clan Xiao. Esto causó que las espaldas de todo se estremecieran y sus corazones convulsionaran. Ellos incluso no se atrevían a respirar fuerte, incapaces de hacer frente a este pánico, abrazaron sus cabeza bajo por miedo a que Xiao Kuangyun los mirara.

Xiao Che entrecerró sus ojos, su mirada directamente sobre los ojos de Xiao Kuangyun. Un poco tiempo después, se acercó a Xiao Lie y preguntó en un tono bajo: “Abuelo, el maestro del clan no ofendió a este Xiao Kuangyun ayer, ¿cierto?”

Xiao Lie estaba conmocionado, entonces negó con la cabeza: “Xiao Yunhai fue siempre prudente, él no debería haber ido muy lejos.”

“Entonces eso es extraño.” Xiao Che frotó su barbilla y luego dijo tranquilamente: “La furia de este Xiao Kuangyun claramente es falsa. Si el maestro del clan lo ofendió, y él planeó robarlo él mismo y entonces culpar al maestro del clan, entonces tendría sentido. Si ese no es el caso… ¿No me digas que este Xiao Kuangyun está actuando?”

“… Cuida tu boca.” Xiao Lie no entendió el significado de sus palabras y así tranquilamente le advirtió.

Los ojos de Xiao Kuangyun se tornaron siniestro y su expresión se oscureció al color de una nube de tormenta: “Ayer, cuando saqué el Polvo Profundo de Apertura, habían solo miembros del clan Xiao alrededor. No creo que las personas de tu clan Xiao serían suficientemente estúpidas para dejar que el hecho de que han obtenido una medicina de alto grado se esparza a los oídos de extraños. Además, las habilidades defensivas de tu clan Xiao no pueden ser consideradas débiles en Ciudad Nube Flotante. Si alguien quería romperla, no sería fácil… ¡Entonces, el ladrón debe ser de tu clan Xiao!”

Las palabras de Xiao Kuangyun causaron que la expresión de todos los miembros del clan Xiao cambie. El sonido de susurros se hizo más fuertes. Xiao Yunhai también rápidamente asintió:

“¡Cierto! Joven maestro Xiao lo ve claramente. Después que supe que el Polvo Profundo de Apertura había sido robado, también pensé que fue robado por alguien de nuestro clan Xiao. Xiao Gu de la enfermería tiene casi sesenta años y no tiene interés en asuntos mundanos. Él simplemente no tendría algún tipo de deseo por el Polvo Profundo de Apertura, así que no debería ser él quien lo robó. Todos los demás deben probablemente ser vistos con sospecha.”

“¡Hmph! ¡El insignificante clan Xiao no es digno de mencionar en los ojos de nuestra Secta Xiao! ¡Cualquier humilde persona de nuestra Secta podría aniquilar a todo tu clan con una sola mano! Esta vez, los agraciamos con nuestra presencia y viajamos arduamente miles de li a su clan Xiao. Eso les dejo una inmensa cantidad de prestigio y fue una gran muestra de amabilidad… ¡Y aun así me dieron una gran sorpresa! ¡Esto es prácticamente una bofetada al rostro de nuestra Secta Xiao!”

Una bofetada al rostro de la Secta Xiao… Esta incomparablemente extraña y gran acusación causó que el rostro de Xiao Yunhai de inmediato se tornara pálido.

Los ojos de Xiao Kuangyun eran como los de una víbora, barriendo de un rostro a otro. Todos los tocados por su mirada bajaron su cabeza como si intentaran evitar ser golpeados por un rayo.

Nadie se atrevió a mirarlo a los ojos… Sin embargo, esto absolutamente no significó que los ojos de Xiao Kuangyun eran increíblemente penetrantes, o que su aura era muy feroz. Era solo debido a que tenía a la enorme Secta Xiao atrás de él.

La mirada de Xiao Che giró hacia el rostro de Xiao Kuangyun y su expresión se tornó incluso más decaída. Él dijo en voz baja que solo él podría escuchar: “El comportamiento de este Xiao Kuangyun es también inesperadamente falso… ¿Qué exactamente quiere hacer?”

En las dos vidas llenas de recuerdos de Xiao Che, particularmente esos de la vida en el Continente Nube Azur, él había experimentado incontables intenciones de bien y mal y bordeó la frontera entre la vida y la muerte múltiples veces. La cantidad de personas que se había encontrado era incluso más innumerable, desde la más ordinaria de las personas a los gobernantes del mundo. Ni siquiera un practicante de lo profundo que tenía cientos de años de edad necesariamente sería capaz de compararse a la crueldad vista por sus ojos.

Xiao Kuangyun una vez más barrió su mirada alrededor. Su tono de repente se tornó leve:

“Olvídalo, a pesar que es verdaderamente lamentable, no puedo ser molestado con las personas de este pequeño lugar. La persona que robó el Polvo Profundo de Apertura, te daré quince segundos para obedientemente salir y entregar el Polvo Profundo de Apertura. ¡Puedo mostrarte misericordia por la primera ofensa! Si continúa siendo obstinado, entonces no me culpes por ser descortés.”

“¡Xiao Ba, comienza a contar!”

Después que Xiao Kuangyun terminara de hablar, soltó un frío bufido y se sentó. El joven hombre vestido de negro a su derecha dio un paso adelante y comenzó la cuenta regresiva en voz baja.

Xiao Yunhai de inmediato giró y dijo en voz alta: “La alimaña que robó el Polvo Profundo de Apertura, ¡¿escuchaste eso?! El joven maestro Xiao es magnánimamente tolerante a que entregues ese regalo. ¡Rápidamente enmienda tu error y ven a disculparte! ¡¡Sino, sin mencionar al joven maestro Xiao, todo el clan Xiao nunca te perdonará!!”

“… Doce… Once… Diez… Nueve…” El hombre de ropas negras llamado Xiao Ba continuó la cuenta regresiva.

Todos en el clan Xiao giraron a ver a sus vecinos, uno tras otro suponiendo quien fue lo suficientemente imprudente para atreverse a robar algo que la Secta Xiao había traído. A pesar que la boca de Xiao Kuangyun había pronunciado ‘misericordia’, de su expresión, nadie creía que ellos obtendrían su ‘misericordia’ después de voluntariamente admitir su culpa.

“… Cuatro… Tres… Dos… Uno… ¡Se acabó el tiempo!”

La voz de Xiao Ba cayó, y luego dio un paso hacia atrás. Xiao Kuangyun una vez más se puso de pie, con su mirada oscura y cruel cuando se mofó; “Ya te di una oportunidad. ¡Ya que no sabes una buena cosa cuando la vez, no me culpes por ser despiadado después de atraparte! ¡Xiao Jiu!”

“¡Sí!”

En el despertar del grito de Xiao Kuangyun, otro joven hombre de ropas negras dio un paso adelante y entonces de inmediato levantó su palma. Un torbellino de fuerza profunda comenzó a condensarse en su palma.

“Maestro del clan Xiao, el Polvo Profundo de Apertura fue robado con la caja negra, ¿cierto?”

“Sí, ellos fueron robados juntos.” Xiao Yunhai asintió. Su rostro reveló una mirada sospechosa, como si no entendiera por qué se le estaba haciendo esta pregunta.

“Muy bien… Sobre la caja negra que contiene el Polvo Profundo de Apertura está una marca de fuerza profunda única en nuestra Secta Xiao… ¡La marca águila! Siempre que usemos la fuerza profunda única de nuestra Secta Xiao, podemos rápidamente determinar el paradero de cada marca águila en los alrededores.”

Tan pronto como Xiao Kuangyun terminó de hablar, la mano de Xiao Jiu de repente bajó como un gruñido de “está ahí” escapó desde sus labios. Su cuerpo entonces se tornó en un ventarrón mientras se apresuró hacia su derecha como un rayo. Su velocidad fue demasiado rápida; en una abrir y cerrar de ojos él desapareció de la vista de todos.

“Jeje, parece que ya lo hemos encontrado.” Xiao Kuangyun se mofó, un fuerte sentido de autosatisfacción destelló a través de la profundidad de sus ojos… Como si estuviera complacido con su propia actuación.

“Maravilloso. Como esperé de la Secta Xiao, ni una gota de agua puede filtrarse.” El rostro de Xiao Yunhai también reveló una feliz expresión, la cual luego se oscureció una vez más. Él solemnemente dijo: “Joven maestro Xiao, la naturaleza de este asunto es muy vil. No solo provocó la ira del joven maestro Xiao, sino también causó que nuestro clan Xiao perdiera un poco de prestigio. Así que no importa quien haya sido el ladrón, incluso si es mi hijo, joven maestro Xiao no necesita tener alguna aprehensión. ¡¡Debe severamente castigarlo!!”

“¡Hmph! Por supuesto. ¡Nadie que haya ofendido a mi Secta Xiao ha conocido un buen final!”

En este momento, una ráfaga de viento sopló. Xiao Jiu ya había vuelto, sus manos sostenían una caja de madera. La marca águila sobre la caja de madera estaba aun débilmente irradiando luz. Esta caja de madera realmente era la caja que contenía el Polvo Profundo de Apertura que Xiao Kuangyun le había dado a Xiao Yunhai ayer.

“Joven maestro, lo encontré.” Xiao Jiu deliberó la caja de madera a Xiao Kuangyun y luego dio un paso hacia atrás sin hacer algún sonido.

Todos los susurros se detuvieron. Los alrededores se tornaron tan tranquilos que incluso la caída de una aguja podía ser escuchada. La atmósfera se tornó completamente fría. Todos abrieron sus ojos y contuvieron sus respiraciones, esperando ver quien fue el que tenía suficiente coraje para atreverse a robar el Polvo Profundo de Apertura… Todos ellos podrían suponer cuan trágico sería el destino de esa persona.

“Xiao Jiu, ¿dónde encontraste esta caja?” Xiao Kuangyun preguntó con una risa de burla.

“El patio 66, bajo la almohada del propietario.” Xiao Jiu claramente respondió con un rostro sin expresión.

El patio 66…

La mirada de todo el mundo convergió en una dirección, increíblemente mirando a la chica que parecía como si estuviera petrificada.

Al escuchar las palabras “patio 66”, Xiao Lingxi estaba aturdida en el lugar. Viendo par tras par de ojos girando hacia ella, dio un paso hacia atrás e histéricamente negó con la cabeza, gritando involuntariamente: “No fui yo… ¡No fui yo!”

 

  • David Fleitas

    el croto de Xiao Kuangyun seguramente lo planto para que se lleven a xiao Lingxi