Inicio Against the Gods ATG – Capítulo 29

ATG – Capítulo 29

Modo Noche

CAPÍTULO 29 – AGITACIÓN (8)

No importa cuán gran o pequeño eran los patios, el clan Xiao tenía un total de doscientos treinta y tres patios. Los patios estaban preparados irregularmente y muchos de ellos parecían casi exactamente el mismo. Si ni siquiera hiciéramos mención a los miembros de la Secta Xiao que llegaron ayer y solo hablemos sobre personas que ya han vivido aquí por diez o incluso veinte días, incluso ellos no necesariamente recordarían las posiciones de todos los patios, ni precisamente los conectarían con su propietario. Esto fue por lo que Xiao Che estaba seguro que Xiao Jiu ni siquiera había ido al patio de Xiao Lingxi… Incluso si él deliberadamente fue ahí a comprobarlo ayer, no podría posiblemente encontrarlo otra vez en tan poco tiempo. Él debería haber falseando su búsqueda y en lugar de ello solo al azar caminó en círculos por un tiempo hasta que volvió con la caja que contenía el Polvo Profundo de Apertura.

El silencio de Xiao Jiu y el dramáticamente empeoramiento de las complexiones de Xiao Kuangyun y Xiao Yunhai incluso dejaron que los tontos comenzaran a entender qué estaba pasando.

Xiao Yunhai sin fallas respondió a la pregunta de Xiao Che… Y aun así no sabía que era solo un señuelo. La segunda pregunta que vino inmediatamente después hizo que ellos se hundieran profundos en un hoyo. Con esta tercera pregunta… Era virtualmente una rotunda bofetada a sus rostros.

“Pequeño Che…”

Xiao Lingxi enterró su rostro en sus manos a medida que su visión se tornó confusa. En su más impotente situación, todo el mundo se había alejado de ella, cuestionándola, y agraviándola por un periodo de tiempo. Solo él se quedó como siempre. Él puso su cuerpo sin miedo en frente suyo en un intento de escudarla… Y confrontó a las personas que ni siquiera aquellos del clan Xiao se atreverían a provocar.

Esta silueta dejó una profunda impresión en el fondo de su corazón, y este recuerdo puede durar toda una vida, sin alguna oportunidad de alguna vez desaparecer o debilitarse.

La expresión de Xia Qingyue se tornó brillante una vez más. Las preguntas fueron respondidas sin fallas y todo el mundo estaba completamente convencido de su acto, pero inesperadamente, él completamente giró toda la situación con solo unas pocas simples preguntas, mientras también exponía sus mentiras. Ella una vez más descubrió que en realidad verdaderamente no lo entendía. No, debe ser dicho que él tenía escondido su verdadero yo de todos los demás… Ya que nadie sabía de sus espantosas habilidades médicas que podrían sorprender a todo el mundo. En el momento, él solo había revelado un complot que dejó a otros incapaces de moverse.

La mirada sobre el rostro de todos secretamente cambió…

Sin embargo, no había rastro de algún cambio sobre el rostro de Xiao Lie. En lugar de eso, él se tornó incluso más pálido como ambas de sus manos tranquilamente temblaban.

Él sabía desde el inicio que era un acto para cambiar la culpa sobre alguien más. Excepto que Xiao Lingxi terminó con la posición de chivo expiatorio… Como él notó la forma en que la mirada de Xiao Kuangyun cambió cuando sus ojos giraron en la dirección de Xiao Lingxi, él fue en un ataque de ira. Sin embargo, no pudo abrir su boca para hablar, y no podía posiblemente intentar hablar. Esta vez, las pocas sentencias de Xiao Che expusieron sus feas y viciosas intenciones en frente de todas las personas que estaban actualmente presentes.

¿Pero después de eso?

¿Podrían ellos incluso estar avergonzados? ¿La vergüenza cubriría sus rostros? ¿Se disculparían? O tal vez, ¿gritarían que todo era un malentendido?

Jaja… ¡Eso es absolutamente imposible!

Esto solo los enfurecería aún más, y haría que las cosas se salieran de sus manos lo cual sucesivamente haría las consecuencias incluso más severas. Las personas que estaban presentes también estaban conscientes de esta farsa, pero no se atrevieron a abiertamente declarar que ello estaba pasando. En lugar de eso, olas de furia vinieron desde el grupo opuesto, como hojas balanceándose en el viento…

¡Esto fue debido que el otro grupo era el hijo del Maestro de la Secta Xiao! ¡Él podría aplastar todo el clan Xiao con un solo dedo! Sin suficiente poder, ¿cuál era la utilidad de tener una lengua brillante y una mente observadora? En el rostro del absoluto poder, esta auto-llamada verdad ni siquiera sería considerada como solo una broma.

“¡¡Xiao Che!! ¡¡Indigno bastardo, todavía no cierras la boca!!”

El Primer Dignatario apuntó a Xiao Che y desesperadamente bramó en furia: “¡Una y otra vez buscar una ridícula razón para desacreditar al maestro del clan y a nuestro nobles invitados de la Secta Xiao! ¡Cuál exactamente es tu motivo! ¿Por qué la Secta Xiao intentaría incriminar a Xiao Lingxi? Todo el mundo sabe que la palabra de la Secta Xiao sostiene un enorme peso. ¡Si dicen que el Polvo Profundo de Apertura fue encontrado en la habitación de Xiao Lingxi, entonces fue encontrado en la habitación de Xiao Lingxi! ¡Nadie en Ciudad Nube Flotante tiene el derecho para cuestionar su autoridad!”

“Esto es verdaderamente indignante, para cuestionar incluso a los honorables invitados de la Secta Xiao. El maestro del clan y el joven maestro Xiao habían repetidamente exhibido su paciencia pero inesperadamente, si le das una pulgada, él querría una milla; esto es simplemente intolerable… Joven maestro Xiao, maestro del clan, este está rogando por el rápido arresto de la ladrona Xiao Lingxi y el balbuceador de tontería, Xiao Che!”

El Segundo Dignatario Xiao Bo gritó en furia.

De hecho todos los presentes también eran conscientes de la situación a la mano, y aún no se atrevían a decirlo en voz alta. El Primer Dignatario y el Segundo Dignatario sinvergüenzamente rugieron, y no había una persona que habló en su favor, pero había una mirada de pena en los ojos de todos… El grupo opuesto era la Secta Xiao. Incluso si viste a través de su truco. Incluso si completamente desenvolviste su complot y sacaste a la luz la verdad, ¿cuál era la utilidad?

La expresión de Xiao Kuangyun ya se había oscurecido al color de carbón. Él no pensó que su plan ‘perfecto’ fallara en su rostro en frente de tantas personas… A pesar que aquellas personas lo observaban con una expresión temerosa, y no se atrevían a hacer algún sonido, él apostaría su pequeño dedo del pie que en sus mentes, ¡ellos habían inevitablemente reído en mofa hacia él y lo vieron como un perro!

¡Y todo esto fue debido a Xiao Che!

Xiao Kuangyun se tornó más y más furioso a medida que dirigió su intento asesino al don nadie que no le puso atención a su importancia.

Él habló en un tono profundo: “Yo, de la digna Secta Xiao, no tengo obligación de responder la pregunta de una inútil pieza de basura del clan Xiao. Además, ¡no tengo obligación en explicar un asunto perteneciente a mi Secta Xiao! ¿Cuál Dignatario en el clan Xiao está a cargo de cumplimiento de la ley? ¡De inmediato arresten a esta ladrona y a la pieza de basura que intentó inútilmente escudarla!”

“¡¡Solemnemente obedezco la orden del joven maestro Xiao!!”

Rugió el Cuarto Dignatario Xiao Cheng, el jefe del cumplimiento de la ley dentro del clan Xiao que vio su oportunidad para hacer una aparición. Él de repente giró su cabeza, sus ojos revelando un ominoso brillo a medida que ellos caían sobre la víctima Xiao Lingxi, y gritó en voz alta otra vez:

“¡Xiao Lingxi, Xiao Che! ¡¡Ustedes dos ya cometieron un serio crimen, vengan conmigo de una vez al salón de cumplimiento de la ley a esperar su castigo!!”

La situación había hecho un repentino cambio. Era obvio que ellos habían sido expuestos, y aun así el grupo opuesto actuó sin importarle el precio de su orgullo y de inmediato hizo un acercamiento directo.

Xiao Che en realidad se tornó alarmado a medida que retrocedió, y susurró hacia Xia Qingyue:

“¡Oye! ¡¡Qingyue mi esposa, dónde está tu maestra!!”

“No sé.” Xia Qingyue respondió sin un poco de interés.

La razón de por qué Xiao Che se atrevió a inmisericordemente abofetear el rostro de la Secta Xiao no era debido a que su sangre se le subió a la cabeza, sino debido que sabía que la maestra de Xia Qingyu estaba en los alrededores… Anoche, él había incluso específicamente recordado a Xia Qingyue que notificara a su maestra.

Al final, Xia Qingyue solo le ofreció un “no sé.” Esta hija de p*rra.

La profunda fuerza de Xiao Cheng estaba en el top cinco dentro del clan Xiao, así que era fundamentalmente imposible que Xiao Che tuvieran la habilidad para resistirlo. Pero ahora, una alta sombra apareció de repente, en un destello, y de pie en frente de Xiao Che y Xiao Lingxi. Con todo su cuerpo emanando Fuerza Profunda, Xiao Lie había abruptamente llegado…

Una vibración sonó como una tormenta de arena sopló tan lejos como cualquier podría ver. El Xiao Cheng que había estado rápidamente apresurándose hacia su objetivo fue directamente golpeado a medida que voló hacia atrás. Después de aterrizar, él se tambaleó hacia atrás siete u ocho pasos hasta que recobró su balance.

Dentro del clan Xiao… ¡Debería ser dicho que, dentro de toda la Ciudad Nube Flotante, la única persona que podría hacerlo rendirse en un solo golpe era el único en el décimo nivel del Profundo Reino Espíritu, Xiao Lie!

“¡Xiao Lie! ¡Cuál es el significado de esto! ¿Descaradamente vas a escudarlos?” Si fuera el pasado, Xiao Cheng indudablemente encogería en presencia de Xiao Lie, pero en este momento, sin embargo gritó con completa confianza.

A pesar que sabía lo que estaba pasando, y sabía que no había utilidad en luchar para defenderlos, ¿cómo podría Xiao Lie silenciosamente ver a Xiao Che y a Xiao Lingxi ser llevado para sufrir tal injusticia? Ignorando a Xiao Cheng, él giró hacia la plataforma y habló: “Maestro del clan, con respecto a la situación de hoy, ¡siempre tenía algo que quería decir! ¡Es absolutamente imposible que mi hija, Xiao Lingxi sea una persona que robaría el Polvo Profundo de Apertura!”

“¡Jaja, Xiao Lingxi es tu hija, así que por supuesto que dirías eso!”

Xiao Li rio fríamente; “¡Sin embargo, la verdad ya está clara, lo que sea que tengas que decir es completamente inútil! ¡Si te atreves a escudarlos y a obstruir este arresto otra vez, no me culpes por no reconocer nuestra relación con respecto al clan Xiao ya que también te detendré junto con ellos!”

Ya que él estaba de pie al lado de Xiao Kuangyun, Xiao Li tenía suficiente confianza para mentir abiertamente a la luz del día y habló como si estuvieran en lo correcto, con una increíble expresión en su rostro.

Xiao Lie estaba incomparablemente balanceado a medida que observó a Xiao Yunhai y ligeramente habló: “Sí, es verdad que le dije a Xi Er que el Polvo Profundo de Apertura tenía la habilidad de reparar venas profundas. Instantáneamente lo lamenté después de decirle eso, debido a que conocía su personalidad, estaba asustado que ella sería lo suficientemente impulsiva para robar el Polvo Profundo de Apertura. ¡Como resultado, estuve de pie al frente de la puerta de su patio toda la noche, hasta el amanecer! ¡Ella absolutamente ni siquiera tomó medio paso fuera de la entrada de su patio!”

“¡Tch!” Xiao Li desdeñosamente se rio en burla: “¡A fin de absolver el crimen de tu hija, podrías pensar en tal ridícula razón! Pensando en ello, ¿alguien incluso creería tus palabras? Nuestros amigos presentes hoy, ¿alguien de ustedes le cree?”

En la presencia de los rostros sombríos de los cuatro miembros de la Secta Xiao, nadie se atrevió a hablar.

La expresión de Xiao Lie se tornó fríamente determinada a medida que habló en voz alta: “¡Yo, Xiao Lie siempre he vivido de una manera justa y honorable! ¡A pesar de no ser un verdadero caballero, nunca he menospreciado a nadie de más bajo estatus! ¡Nunca he herido a nadie, ni he engañado a nadie! ¡Si lo que he dicho antes tenía incluso la mitad de una mentira, pueden los cielos y la tierra castigarme, y condenarme a una terrible muerte!”

Las palabras de Xiao Lie fueron sonoras y golpearon los corazones de las personas. Cada palabra individual estaba llena al borde con una profunda justicia y espíritu. ¡Xiao Lie no era solo el más fuerte de Ciudad Nube Flotante, sino también su integridad era bien conocida! En realidad no era necesario que él jurara un pacto ya que otros creían sus palabras… Pero, a pesar que no fue necesario que él dijera aquellas palabras, con la anterior declaración de Xiao Che, todos los presentes ya habían visto la verdad. Sin embargo, en el medio del dominante poder de la Secta Xiao, era fundamentalmente imposible cambiar la acusación desfavorable puesta sobre Xiao Lingxi. Incluso si Xiao Lie trajera más evidencias, era inútil, y meramente causaría que Xiao Kuangyun esté furioso de humillación.

“JAJAJAJAJAJA…”

Una explosión de una risa desdeñosa de repente se escuchó en el medio de las personas pertenecientes al clan Xiao. Un Xiao Yulong que no había molestado en hablar, de repente dio un paso adelante y apareció.

Él giró hacia Xiao Lie, riendo cuando lo observó: “En este asunto, este Xiao Yulong no tiene absolutamente derecho para hablar o intervenir, pero tan de repente, cuando escuché el gran discurso del Quinto Dignatario, verdaderamente no podría aguantarme más… ¡Una persona que ha engañado a todo el clan Xiao por más de diez años, inesperadamente profesa ser ‘justo y honorable’ y que nunca ha engañado a otro! ¡Esto es simplemente una broma más grande que los cielos!”

Ha engañado a todo el clan Xiao por más de diez años… Aquellas palabras conmocionaron a todo el mundo.

A medida que escuchó las palabras de Xiao Yulong y vio su expresión, las cejas de Xiao Che de repente se hundieron, y una mala premonición emergió dentro de su corazón.

“¡Xiao Yulong, qué quieres decir!” Xiao Lie de inmediato frunció sus cejas y preguntó en voz baja.

Xiao Yunhai también habló con una expresión seria sobre su rostro: “¡Yulong! El Quinto Dignatario siempre ha sido una persona de virtud y prestigio. ¡En la presencia de nuestros nobles invitados de la Secta Xiao, en la presencia de nuestro clan Xiao, y en la presencia de nuestros amigos de Ciudad Nube Flotante, no debes indiscriminadamente soltar habladurías!”

Xiao Yulong se inclinó ligeramente, y dijo: “Padre te pido que no te preocupes, tu hijo naturalmente no se atreverá a hablar tan casual abiertamente a la luz del día.” Cuando él observó a Xiao Lie, sus ojos se entrecerraron y rio débilmente: “Quinto Dignatario, usted clama ser ‘justo y honorable’ que nunca ha engañado a otro, entonces se atreve a jurar sobre la vida de honor y gloria de su hijo Xiao Ying… ¡¡Que Xiao Che es de hecho tu nieto relacionado de sangre!!”

  • David Fleitas

    maldito,nadie le lleva la contra porque es el principeso :V

  • Ecle-chan

    Oh mierda!!! en serio espero que cada uno de esos bastardos muera dolorosamente.