ATG – Capítulo 3

Modo Noche

Capítulo 3 – ¿Cásate Conmigo?

 

“¡¡Ahh!!”

 

Xiao Lingxi gritó y saltó hacia atrás como un conejo asustado, sus dedos tocaron sus labios entumecidos mientras sus hermosos ojos se abrieron sorprendida y un toque de rojo se extendió rápidamente desde su hermoso rostro hasta su nuca: “Tú… Tú… ¡Me has besado de nuevo!!”

 

“Tienes la misma reacción de siempre.” El inocente Xiao Che tenía una expresión de corazón roto en su rostro, “Cuando éramos más jóvenes, siempre jugábamos tu juego favorito de beso beso, hoy en día, te pones en estado de shock cada vez que trato de besarte”

 

“¡Tú… tú… ¡tu sabías que eso era cuando éramos niños!” La cara de Xiao Lingxi se ruborizó y se tornó del color de una rosa roja, “¡Ahora somos adultos y no podemos permitirnos el lujo de perder el tiempo! Tú… ¡Pronto tendrás una esposa! ¡En el futuro sólo puedes besar a tu mujer!”

 

“Por qué…”

 

“¡Porque soy tu tía!” Xiao Lingxi pisoteó mientras perdía la respiración.

 

“Entonces…. ¿Qué hago si quiero besarte?” Sonriendo maliciosamente, Xiao Che puso su mano bajo su barbilla.

 

“Entonces… ¡Deberías casarte conmigo!” Xiao Lingxi levantó la nariz con ira.

 

“¡Oye! Tú eres mi tía, ¿cómo podría casarme contigo?… ” Xiao Che dijo con su voz baja mientras sus ojos se abrieron.

 

“¡Incluso tú lo sabes! Si te atreves a robar otro beso, le diré a tu mujer y dejare que se encargue de ti. ¡Hump! ¡Hump!” Xiao Lingxi lo miró triunfalmente, con la nariz en alto.

 

La voz de Xiao Hong vino de afuera una vez más: “Joven maestro, ¿está listo? Ya es hora de ir a buscar a la novia”

 

“Sí, ya salgo.” Xiao Che miró su atuendo y se dispuso a irse, después de dos pasos, Xiao Lingxi tomó su mano y dijo con una cara seria, “Xiao Che! Antes de partir, repite la promesa que hicimos ayer, palabra por palabra, o no te dejaré ir.”

 

¿La promesa de ayer? Xiao Che pensó durante un rato y solo pudo decir: “Está bien…. Después de casarme con Xia Qingyue, no voy a olvidar a pequeña tía sólo porque tengo una esposa, pasaré la misma cantidad de tiempo con mi tía como antes, escucharé los llamados de tía pequeña y llegaré tan pronto como me llame, al igual que antes… No creo haber olvidado una palabra”

 

“Huehue, qué buen chico” Xiao Lingxi sonrió dulcemente pero no soltó la mano de Xiao Che, “Sin embargo, agregaremos algo más hoy, algo que olvidé ayer… Aunque Xia Qingyue está a punto de convertirse en tu esposa, ¡en tu corazón ella no puede superarme! Repite eso ahora, ¡rápido, rápido, rápido! “

 

Xiao Che miró sus hermosos ojos y dijo: “Si me besas, haré esa promesa”.

 

“Entonces… ¿te casaras conmigo?”

 

“……” Xiao Che fue derrotado.

 

“Joven Maestro, ¿todavía no está listo?” Está prohibido pasarse el “momento auspicioso” La voz urgente de Xiao Hong vino de afuera otra vez.

 

Xiao Che puso la mano en la puerta pero no la abrió todavía, susurró: “No puedo hacer esa promesa porque en mi corazón, ya eres mi número uno, incluso si hay un centenar de Xia Qingyue, ella no puede alcanzarte, eres insustituible.”

 

Cuando su voz se desvaneció, abrió la puerta y se fue.

 

Xiao Lingxi se quedó quieta, congelada en ese lugar durante un rato, un arco se formó en el borde de sus labios y después se alejó alegremente, como una chica a quien le dieron su caramelo favorito.

 

Cuando Xiao Che salió de la habitación, su maravilloso equipo de bodas lo esperaba, Xiao Hong amablemente le sonrió, “joven Maestro, por favor, suba al caballo, durante el camino lo protegeré con todo lo que tengo… Pero por supuesto, hoy es el gran día del joven Maestro, no debería preocuparme tanto, ya que sólo habrá cosas buenas que están esperando por suceder”

 

“Gracias, Abuelo Hong.” Xiao Che sonrió a Xiao Hong y se subió al caballo, una voz suave de repente vino de su izquierda,

 

“Parece que vine en el momento justo. ¿El hermano Xiao Che va a recoger a su novia ahora? Felicitaciones”

 

Las cejas de Xiao Che fruncieron ligeramente al oír ese sonido y vio a dos hombres jóvenes caminando lentamente a su lado, la persona que hablaba era un joven de veinte años de complexión mediana, era tan guapo como elegante, sus ojos estaban claros como el cristal sobre una cara refrescante y  llevaba una sonrisa brillante, a sus espaldas había un joven más delgado. Sus pasos siguieron rápidamente detrás del que hablaba.

 

Viéndolos, Xiao Che sonrió, “Oh, es el hermano Yulong y el hermano Xiao Yang, ¿Ustedes se tomaron la molestia de hacer este viaje aquí para verme partir?”

 

Xiao Yulong era el hijo del líder del clan Xiao, a la edad de veinte años, sin importar su apariencia, su talento, el uso de la palabra y la sabiduría estaba en la cima de la generación más joven en el clan Xiao. Su fuerza profunda ya había alcanzado el tercer nivel del Reino Naciente Profundo, él es el orgullo de su padre, Xiao Yunhai, la alegría y también la esperanza futura del clan Xiao, tenían grandes expectativas para él, porque se convertiría en el próximo líder si no ocurrieran accidentes, poseía muchas buenas cualidades pero nunca había sido arrogante, él es uno de los que era amable y educado con todo el mundo, incluso con Xiao Che, que era consideraba un inútil ante los ojos de todos, nunca se había burlado de Xiao Che, en cambio, era tan amable como era educado, no sólo eso, con frecuencia expresó señales de preocupación cuando se enfrentó con el problema de la vena profunda dañada de Xiao Che.

 

A Xiao Che siempre le había agradado Yulong, admiraba y apreciaba la bondad de Yulong… Por supuesto, esos sentimientos provenían del anterior Xiao Che.

 

La identidad de la persona detrás de Xiao Yulong tampoco era tan simple. No era sólo un discípulo ordinario del clan Xiao; Él era el nieto más joven del segundo Anciano, Xiao Yang, a la edad de diecinueve años, estaba en el noveno nivel del Reino Elemental Profundo, desde que era un niño, siempre seguía a Xiao Yulong y escuchaba cada una de sus palabras, Sin embargo, no era tan amable con Xiao Che como lo era Xiao Yulong.

 

Aunque ambos eran nietos de los Ancianos, nunca le importo Xiao Che, siempre que Xiao Che trataba de entablar una conversación, o lo ignoraba o respondía con la nariz hacia arriba de forma arrogante

 

Como nieto de un anciano del clan Xiao, no sólo Xiao Che tenía su propia vivienda, sino que también era dueño de un pequeño patio separado, aparte de su abuelo Xiao Lie, su tía Xiao Lingxi, y su mejor amigo, muy pocas personas realmente lo visitaban, en este momento Xiao Yulong vino con Xiao Yang con el propósito de verlo partir a su viaje de bodas.

 

“Jajaja, por supuesto” Xiao Yulong se acercó con una carcajada y dijo, “La persona con la que te estás casando hoy, es la joya más brillante de nuestra Ciudad Nube Flotante, este no es sólo el gran evento de nuestro clan Xiao, sino que es el gran evento de nuestra Ciudad Nube Flotante, ya que tú tienes la oportunidad de casarse con este tesoro, tu hermano aquí está muy feliz por ti, por supuesto, también estoy envidioso y avergonzado, Jajajaja”

 

Xiao Che también se rió “El hermano Yulong cuenta unas broma muy graciosas, con el talento del hermano Yulong, toda la población femenina de la Ciudad Nube Flotante es tuya para elegir”

 

“Joven Maestro, tenemos que ponernos en marcha”, advirtió Xiao Hong.

 

“Hermano Xiao Che, date prisa, esperamos ansiosamente a que traigas de una manera espectacular la joya más brillante de la Ciudad Nube Flotante al clan de Xiao” dijo Xiao Yulong con una sonrisa.

 

Xiao Che asintió e inmediatamente se sentó firmemente, el equipo de escolta de bodas atravesó el patio al son de los tambores y gongs que golpeaban directamente hacia la casa del clan Xia

 

Al momento en que Xiao Che desapareció de la vista, la sonrisa de Xiao Yulong se congeló y se oscureció, de repente se dio la vuelta y lanzó ferozmente un bofetón a Xiao Yang en la cara, en voz baja siseó: “¡Patético!”

 

La bofetada de Xiao Yulong fue un golpe directo y la mejilla izquierda de Xiao Yang comenzó a hincharse, se apresuró a postrarse a los pies de Xiao Yulong y temerosamente dijo: “Yo… yo claramente arrojé el Polvo de Corazón Asesino y el mensaje que recibí confirmaba que se derrumbó… yo… yo tampoco sé lo que está pasando aquí…”

 

“MMM!” Las cejas de Xiao Yulong se tensaron y distorsionaron su rostro, “Gasté tanto dinero para conseguir un veneno para él que ni siquiera el Dr. Seto tiene la cura, ¡pero lo jodiste todo! No me digas que ¿quieres que vea personalmente a Xia Qingyue casarse con ese bueno para nada de Xiao Che? “

 

“Jefe, ese chico acaba de salir. Tendremos una oportunidad durante el camino de la boda… Aunque no podemos ocuparnos personalmente de esto por miedo a que nos vean, podemos instigar a un ejército de resistencia del clan Yuwen y a otros, hay otros Nobles que codician a Xia Qingyue, sólo escuchando a la gente hablar sobre el matrimonio de Xia Qingyue con Xiao Che haría rechinar sus dientes, si los animamos un poco y salimos juntos, podríamos… “

 

“Si fuera realmente tan simple, entonces porque perdí tanto tiempo ¡obteniendo el Polvo de Corazón Asesino!” Xiao Yulong fríamente interrumpió a Xiao Yang y continuó: “Xiao Che es un bueno para nada, pero su abuelo está en el décimo nivel del Espíritu Profundo, ¿Quién se atrevería a ofenderlo? Además, el padre de Xia Qingyue no se opuso a este matrimonio en absoluto, ¿Quién se atrevería a ofender abiertamente al clan Xia y a Xiao Che? Incluso si los chicos del clan Yuwen se agruparan con la gente del gobernador, su familia obviamente les impediría hacer cualquiera cosa… ¿Y no viste que el bastardo viejo Xiao Hong lo escolta personalmente? Con él alrededor, ¿cómo podría iniciar cualquier problema?

 

Mientras hablaba, Xiao Yulong apretó las manos. Los sonidos de huesos dislocándose se podían escuchar claramente, la primera vez que vio a Xia Qingyue, pensó que había encontrado un ángel y ya estaba perdido, a partir de entonces, juró hacer de Xia Qingyue su mujer en esta vida.

 

Pero Xia Qingyue, en realidad iba a casarse con Che, ¡el más despreciado del Clan Xiao! ¿Cómo podría aceptar esto de buena gana?

 

“Jefe, de hecho… de hecho no tienes que preocuparte tanto” Xiao Yang miró la expresión facial de Xiao Yulong y habló cuidadosamente, “Piénselo, con el temperamento de Xia Qingyue que ni siquiera se molestó en echar un vistazo a ninguno de los talentos en Ciudad Nube Flotante, ¿Cómo le podría gustar Xiao Che? La única razón por la que se casa con Xiao Che es por un acuerdo hecho hace dieciséis años. Si ella se casa con la familia, es absolutamente imposible que Xiao Che le toque anqué sea un dedo… Después de que ella haya entrado en nuestro clan Xiao, las oportunidades en las que el jefe se pueda topar con ella aumentaran enormemente, el bueno para nada Xiao Che no es comparable a la belleza y el talento natural del Jefe, después de un tiempo, ¿cómo podría no impresionar a Xia Qingyue? En ese momento…”

 

Escuchando las palabras de Xiao Yang, el ceño fruncido de Xiao Yulong empezó a estirarse mientras sus estrechos ojos se entrecerraron, le tocó la punta de la nariz con el dedo y le susurró, “Has tocado un punto bastante razonable… parece que no ser capaz de envenenar a ese bueno para nada hasta la muerte también puede ser buena cosa”