Inicio Against the Gods ATG – Capítulo 30

ATG – Capítulo 30

Modo Noche

CAPÍTULO 30 – AGITACIÓN (9)

Las palabras de Xiao Yulong hicieron que todo el cuerpo de Xiao Lie temblara, sus pupilas de inmediato se contrajeron como estaba de pie ahí estupefactamente.

Observando la siniestra sonrisa de Xiao Yulong, cómo podría él no darse cuenta que el murmullo en ese día, en frente de la tumba de su hijo Xiao Ying… ¡Había sido enteramente escuchado!

Lo que Xiao Yulong había dicho causó que la multitud rompa en un bullicio. Las mandíbulas de todos cayeron tan abiertas como cambiaron su concentración hacia Xiao Lie y cuando vieron la inusual reacción de Xiao Lie, el asombro en sus corazones de repente se magnificó muchas veces. Con esto, el sonido de la discusión también había comenzado a incrementarse.

Xiao Che estaba completamente perplejo; cuando tomó nota de la reacción de Xiao Lie, estaba estupefacto en su lugar. Xiao Lingxi tenía una expresión pálida, y observó a Xiao Lie con la mirada vacía.

“¡Yulong! ¿Qué es esto?” Xiao Yunhai frunció el ceño a medida que preguntó solemnemente.

Xiao Yulong giró a un lado y respondió respetuosamente: “Hace unos pocos días cuando fui al cementerio a la montaña trasera a pagar mis respetos, coincidencialmente encontré al Quinto Dignatario. Al mismo tiempo, él estaba de pie en frente de su hijo, la tumba de Xiao Ying y estaba murmurando algo para sí mismo… Pero lo escuché muy claramente, él estaba diciendo… Que Xiao Che de hecho, ¡no era el hijo biológico de Xiao Ying!”

De las palabras de Xiao Yulong justo ahora y la reacción de Xiao Lie, la multitud ya había débilmente supuesto la verdad, pero ahora que Xiao Yulong lo había planamente anunciado, era como escuchar una repentina palmada estruendosa. Todos en el clan Xiao estaba completamente asombrados. Esos que eran familiares y amigables con Xiao Lie ampliaron sus ojos incluso más, con rostros llenos de completa incredulidad.

“Esto…” Xiao Yunhai también tenía un rostro lleno de shock. Gravemente dijo: “¡Yulong! ¡¡Este es un asunto mayor que concierne a nuestra línea de sangre, absolutamente no puedes hablar imprudentemente!!”

Xiao Yulong respondió con firmeza: “Por supuesto que no me atrevería a mentir sobre tan gran asunto. Como por la verdad, no lo sabría después que le preguntaran al Quinto Dignatario… Quinto Dignatario, supongo que ya escuchó lo que claramente dije, si tiene una clara conciencia, y que Xiao Che es realmente su nieto biológico, entonces ¿se atreve a jurar por el honor de su hijo?”

La mirada de todos se había concentrado sobre Xiao Lie. Como él está de pie ahí rígidamente, su expresión se tornó más amarga y severa, no pronunció una sola palabra o dio una explicación por bastante tiempo… Su hijo, Xiao Ying, era el más grande orgullo de su vida, e incluso si él había fallecido, nunca juraría por el honor del fallecido Xiao Ying, si ese era el precio.

Xiao Che abrió su boca, pero no pudo decir una sola palabra. Su pecho se sintió vacío, cuando una pesada y rígida emoción rápidamente barrió a través de todo su cuerpo.

“Padre, cómo puede pequeño Che no ser tu nieto biológico… ¡¡Padre, rápido, si, rápido diles algo!!” Xiao Lingxi fuertemente agitó el cuerpo de Xiao Lie a medida que gritó en un tono aterrorizado de voz.

Pero Xiao Lie no pronunció una sola palabra por un largo tiempo, como si se hubiera vuelto una estatua. Su expresión tranquilamente se tornó decrépita, en una abrir y cerrar de ojos, de repente se volvió más viejo por más de diez años.

“Quinto Dignatario, ¿cómo surgió eso? ¿Fueron verdad las palabras que Yulong dijo?” Xiao Yunhai agitadamente preguntó a Xiao Lie a medida que frunció el ceño.

Xiao Lie lentamente levantó su cabeza y tomó un profundo respiro. Xiao Yulong lo había forzado a jurar por su hijo Xiao Ying… Pero eso fue algo que nunca haría no importa qué. Por lo tanto, este asunto el cual él había escondido por dieciséis años, fue destinado a ser incapaz de quedar escondido desde ahora en adelante. Él había pensado que podría cubrir la verdad por toda una vida, hasta el día en que muriera, pero nunca hubiera pensado que en realidad sería inmisericordemente revelado tan rápido bajo esta inimaginable situación, y en frente de tantas personas.

La apariencia de Xiao Lie ya había tácitamente estado de acuerdo. Si por otra manera, él ya podría haber jurado sin aprensión y sellado la boca de Xiao Yulong. Todos en el clan Xiao estaban estupefactos. Incluso Xia Qingyue también estaba aturdida. Xia Hongyi que estaba de pie en los alrededores tranquilamente en este momento también tenía un rostro lleno de shock… ¿Xiao Che no era el hijo de Xiao Ying?

“Abuelo…”

Como Xiao Che caminó en frente de Xiao Lie, cada paso que tomó era incomparablemente denso. Cuando él observó el rostro que parecía haberse vuelto más viejo considerablemente en un instante, Xiao Che sintió una explosión de dolor en su corazón. Intentó su mejor esfuerzo en quedarse sereno, y preguntó suavemente: “Abuelo… Es esto realmente… ¿Verdad?”

Xiao Lie bajó su mirada y observó a Xiao Che. Él le dio una amarga sonrisa y en sus ojos nublados, estaba una complicada expresión que Xiao Che era incapaz de ver claramente: “A pesar que no eres mi nieto biológico, pero por el transcurso de todos estos años, siempre te he tratado como mi propio nieto…”

¡Si el silencio antes significaba su consentimiento, en ese caso, esta sentencia fue la confirmación que todo el mundo había escuchado claramente!

El clan Xiao instantáneamente explotó en una conmoción. Estando en el clan Xiao por muchos años, esta era sin duda, la noticia más sorpréndete que cualquier había escuchado antes.

Xiao Che estaba de pie ahí sin expresión sin pronunciar un solo sonido por un tiempo, como si hubiera perdido su alma. Xiao Lingxi estaba también estupefacta; ella negó con su cabeza furiosamente, se apresuró hacia Xiao Lie y agitadamente gritó: “¡Padre! Qué estás diciendo… Pequeño Che creció conmigo desde temprana edad, él es el hijo biológico de mi hermano Xiao Ying, cómo podría no ser tu propio nieto… Debes estar bromeando… ¿¡No es así!?”

Una mano se extendió y tomó la mano de Xiao Lingxi. En este momento la expresión de Xiao Che había cambiado a la normalidad. Él observó a Xiao Lingxi y gentilmente agitó su cabeza, revelando una sonrisa superficial: “Está bien, pequeña tía. El abuelo siempre será mi abuelo, y siempre serás mi pequeña tía. Siempre seremos la familia más cercana, así que no importa si estamos relacionados por sangre o no; nuestros sentimientos nunca cambiarán… ¿Es realmente importante si no soy el hijo biológico?”

“Pequeño Che…” Los ojos de Xiao Lingxi instantáneamente se volvieron brumosos.

Mientras por otro lado, unos perros rabiosos que de repente obtuvieron la vista de la enorme ‘debilidad’ de Xiao Che comenzaron a ladrar salvajemente.

“¡Simplemente ridículo! ¡Ridículo! Este jovencito que nuestro clan Xiao a criado por dieciséis años, no pertenece a nuestro clan Xiao, y en realidad es un bastardo que llevaba la sangre de un forastero… Esto es prácticamente la más grande broma en la historia del clan Xiao!” El Primer Dignatario Xiao Li rugió con un rostro lleno de furia.

“¡Xiao Lie! ¡En realidad trajiste a un bastardo a nuestro clan Xiao, y dejaste que nuestro clan Xiao lo criara por dieciséis años! Cómo quieres que nosotros… ¡Incluso te regañemos! ¡Argh!” El Tercer Dignatario Xiao Ze suspiró pesadamente.

“¡Claramente sabías que era un bastardo pero aun así lo trajiste al clan Xiao, y lo dejaste disfrutar los privilegios de ser el nieto de un Dignatario! Xiao Lie, en realidad mentiste a todo nuestro clan por dieciséis años. Si Yulong no descubría esto por suerte, tal vez hubiéramos sido engañados por ti por siempre. ¡Por ese tiempo, los descendientes del clan Xiao se habrían mezclado con la sangre de forasteros! ¡Xiao Lie, sabes cuan gran pecado es este!” El Cuarto Dignatario Xiao Cheng apuntó a Xiao Lie cuando su rostro se tornó rojo debido a su agitación.

El Segundo Dignatario Xiao Bo regañó en voz alta: “¡No me pregunto por qué cada descendiente de nuestro clan Xiao tenía el talento sobre el promedio, pero todo de repente un basura de venas profundas rotas apareció! ¡Así que ahora se sabe que esta basura que el clan Xiao ha criado por dieciséis años era en realidad un bastardo! ¡¿Si esto fuera a expandirse, no nuestro clan Xiao se convertiría en el hazmerreír de Ciudad Nube flotante?!”

No solo los cuatro grandes dignatarios, sino incluso los de mediana edad, y los asistentes que pertenecían a los cuatro grandes dignatarios se pusieron de pie, inmisericordemente criticando a Xiao Lie. Por un momento, Xiao Lie se volvió el objetivo de una multitud de flechas verbales.

“¡Quinto Dignatario, esto es… Es… Argh!” Después que el color facial de Xiao Yunhai fue a través de una serie de cambios a medida que suspiró por un largo periodo de tiempo.

“Jeje, ustedes verdaderamente me han dejado ser testigo de tan extremadamente divertido espectáculo. ¡El clan Xiao el cual ha desarrollado lo que hoy es con gran dificultas, inesperadamente ha mezclado al clan a un bastardo de quien sabe dónde! ¡Incluso yo me estoy sintiendo avergonzado por todos ustedes!” Cuando Xiao Kuangyun abrió su boca, su voz era el usual sonido de afilado desagrado. Él miró a Xiao Che y con entusiasmo continuó: “¡Hoy es el encuentro general del clan Xiao, más que las personas del clan Xiao y las personas que fueron invitadas, forasteros no tienen lugar aquí! ¡¡Maestro del clan Xiao, qué estás esperando, rápido lanza a este bastardo de aquí y desde este día en adelante, no se le debe permitir incluso tomar medio paso dentro del clan Xiao!!”

“Ahh… Esto…” Xiao Yunhai tenía una expresión de ‘no pudo soportarlo’. Sin embargo después de dudar por un tiempo, apretó sus dientes, volteó hacia Xiao Che y habló: “Xiao Che, el Quinto Dignatario ya ha admitido que no eres su nieto; tampoco tienes la sangre del clan Xiao en tu cuerpo… A pesar que nuestro clan Xiao te ha criado en vano por dieciséis años, pero en esos dieciséis años, también estuviste en la oscuridad y si fuéramos a ir tras de ti por nada, eso mostraría nuestra pequeñez… Solo vete, rápido deja nuestro clan Xiao. ¡De ahora en adelante, no tiene nada que ver con nuestro clan Xiao y no se te permite tomar medio paso dentro de nuestro clan Xiao alguna vez!”

Todas las miradas se concentraron en Xiao Che otra vez, y muchas personas silenciosamente suspiraron en sus corazones. Sin embargo, Xiao Che no tenía el más pequeño rastro de querer rogar o una expresión triste sobre su rostro. Después de escuchar las palabras de Xiao Yunhai, él solo sonrió ligeramente con signos de sarcasmo: “Maestro del clan y los dignatarios no necesitan preocuparse, ya que no pertenezco a su clan Xiao en lo absoluto, entonces me iré… ¡Además me iré ahora mismo!”

Él se puso de pie en frente de Xiao Lie a medida que sus ojos temblaron por un tiempo, y luego de repente preguntó: “Abuelo… Si no soy tu nieto, entonces ¿quiénes exactamente son mis padres biológicos?”

Xiao Lie había sabido en avanzada que él le haría esta pregunta. Él cerró sus ojos y negó con la cabeza: “No lo sé, Xiao Ying te recogió de fuera, incluso él no sabía quiénes eran tus padres biológicos…”

“……” De la negación de Xiao Lie y sus complicados ojos, Xiao Che sabía que esta no era la verdadera respuesta. Él debe saber la verdad de su nacimiento, pero en frente de muchas personas, no era capaz de decirlo.

Con un sonido de *plop*, Xiao Che se arrodilló pesadamente en frente de Xiao Lie y sinceramente dijo: “Abuelo, incluso si no soy tu nieto biológico, pero en esos dieciséis años, me has tratado mejor que al tuyo. Me criaste, educaste, protegiste gastaste incontable sangre y sudor en mí, y nunca podré regresarte esos dieciséis años de afecto. Siempre he estado extremadamente agradecido por tener tan amable abuelo como tú. A pesar que fue solo hoy que descubrí que en realidad no tengo la sangre del clan Xiao, ¿qué importa? ¡Eres mi abuelo y soy tu nieto, incluso si no estamos relacionados por sangre, siempre mantendré este afecto en mi corazón! ¡Siempre que al abuelo no le importe, siempre seré tu nieto!”

Aquellas palabras causaron que todos sintieran un temblor en sus corazones. Los ojos de Xiao Lie comenzaron a humedecerse a medida que pesadamente asintió, dijo “bien” con una voz roca, y caminó hacia adelante, levantando sus manos con la intención de levantar a Xiao Che.

Sin embargo Xiao Che evitó sus manos, se dobló hacia abajo, y pesadamente hizo una reverencia hacia Xiao Lie.

“Abuelo, pequeña tía, no importa qué pase después que me vaya, les pido que cuidadosamente se protejan a sí mismos, y tomen cuidado de su salud…”

Cuando Xiao Che se puso de pie, su frente tenía moretones. Sin embargo la sonrisa sobre su rostro quedó tan gentil y calmada como el viento otoñal. Él giró su cuerpo y caminó hacia la dirección de la puerta. Él no quería irse… Debido a que el abuelo y pequeña tía estaban aquí; aún quería usar su vida para protegerlos… Pero, tenía que irse, o más el abuelo y pequeña tía serían arrastrados a un imprevisible embrollo. Independientemente de si él quería quedarse o no, aún sería forzado a irse de cualquier forma.

“¡¡Pequeño Che!!”

Los gritos sollozos de Xiao Lignxi vinieron desde detrás, y los pasos de Xiao Che pausaron ligeramente, pero no se detuvo. No miró atrás, y caminó hacia la puerta sin dudar… Nadie sabía que bajo su tranquila y calmada fachada, enmascarada yacía una multitud de furia, resentimiento y la intención de asesinar…

Él era excesivamente sabio y perspicaz, pero no tenía poder… Sin poder, no podría luchar, no podría proteger a su abuelo y a su pequeña tía, y ni siquiera tenía la fuerza para forcejear… No tenía otra opción más que ser expulsado de esta manera…

El día cuando él renació, deseó ganar poder, y poder era algo que los humanos habían siempre instintivamente perseguido desde el inicio. En este momento, comparado a sus anteriores días, su sed por enorme poder se había multiplicado por un céntuplo, y podría incluso ser dicho ser mil veces más intenso…

Él quería ganar enorme poder para proteger a su abuelo y a su pequeña tía, para lavar toda esta humillación, y para hacer a las personas que había revelado sus feos rostros hoy, lamentarlo. Él quería que Xiao Kuanguyn muriera sin un cadáver… ¡E incluso quería que todo el clan Xiao pagara un inolvidable precio!

“Por favor mantén seguros a mi abuelo y a mi pequeña tía… Te lo ruego…”

Mientras pasado por el lado de Xia Qingyue, Xiao Che dijo en una voz que solo ella podría escuchar.

Este hombre que estaba rebosante con misterio y arrogancia; cuando dijo eso, sus ojos revelaron una desesperada petición por ayuda… Tal vez, en toda su vida, nunca había rogado a nadie, durante su petición parecía tener el corazón particularmente desgarrado. El corazón de Xia Qingyue se estremeció pesadamente, e inesperadamente tuvo un instantáneo sentimiento de sofocación… Ella no pudo evitar involuntaria y lentamente, asentir.