Inicio Against the Gods ATG – Capítulo 37

ATG – Capítulo 37

Modo Noche

CAPÍTULO 37: VENAS ESPIRITUALES DEL DIOS CELESTIAL

Xiao Che dijo cada palabra con absoluta determinación. No estaba intentando consolar a Xiao Lie y a Xiao Lingxi, ni estaba bromeando, era más bien una absoluta desicividad la cual simultáneamente también lo obligaba a cumplir esa decisión no importa qué.

Sus palabras hicieron perplejos a Xiao Lie y a Xiao Lingxi por mucho tiempo. Sin embargo, inmediatamente después de eso, Xiao Lingxi agitó su cabeza y sus ojos empañados entre lágrimas lo miraron: “Pequeño Che, no tienes que hacer eso. Solo quiero que vivas pacífica y normalmente. Está bien siempre que solo te protejas a ti mismo… Cuando venga el día que me suelten, definitivamente iré a buscarte… Sin embargo, por todos los medios, no debes hacer tales cosas tontas; o algo peligroso.”

En sus ojos, él aún era el chico que necesitaba su protección. Después de escuchar su declaración…

El hecho que el pensamiento existía en la mente de Xiao Che, ya era suficiente. ¿Cómo podría ser posible que ella estuviera dispuesta a dejarlo arriesgar su vida, a algún tipo de peligro, por ellos?

“No te preocupes. Por supuesto me protegeré bien.” Xiao Che sonrió a medida que la observó: “Debido a que el abuelo y pequeña tía están aquí esperando por mí. Debido a que… No he completado la promesa que le hice a pequeña tía.”

“¿Promesa?” Los brillantes ojos de Xiao Lingxi se balancearon ligeramente cuando lo miró extrañada.

Xiao Che no explicó y caminó al frente de Xiao Lie. Él se arrodilló en ambas rodillas y se postró pesadamente: “Abuelo, soy el nieto tuyo y he estado bajo tu protección por dieciséis años, pero ahora es tiempo que expanda mis alas y me alce. Eres un gran abuelo así que tu nieto no continuará avergonzándote al quedar siendo una basura por siempre… Espera por mí, volveré. Antes de mi regreso, debes… Cuidar de ti mismo.”

“Bien… ¡Bien!” Xiao Lie lentamente asintió con su cabeza a medida que su voz tembló y lágrimas aparecieron en ambos de sus ojos. Él fue hacia adelante para ayudar a Xiao Che a levantarse, tomó una tableta de madera con un borla blanca colgante desde su cuerpo y la puso en la mano de: “Che’Er, el clan Xiao te ha expulsado y no hay lugar para ti en Ciudad Nube Flotante. Tus venas profundas han sido inhabilitadas y nunca has dado un pie fuera de Ciudad Nube Flotante en toda tu vida. Si no tienes un destino programado, entonces toma esta tableta y ve a la Ciudad llamado ‘Luna Nueva’, y pregunta por una persona llamada Sikong Han.”

“Sikong Han vino a Ciudad Nube Flotante hace unos pocos años y debido a cierta situación, él estuvo en deuda conmigo, y así me dio esta tableta. Una vez que lo encuentres en Ciudad Luna Nueva, pásasela y dile que eres mi nieto. Tal vez él puede darte un lugar para que te quedes.”

Incluso después de decir que estaba ‘aliviado’, no había forma de que él pudiera esconder su preocupación e intranquilidad en su mirada y expresión. Este nieto que casi no tenía fuerza profunda o experiencia fuera de Ciudad Nube Flotante solo podría quedarse fuera desde ahora en adelante, sin poder confiar en nadie. ¿Cómo podría estar aliviado? Cómo no podría estar deprimido.

Xiao Che tomó la antigua tableta de madera en la mitad de su mano y asintió con ferocidad.

Después dijo: “Antes de irme, primero quiero darle mis respetos al… Tío Xiao.”

“Nn.” Xiao Lie asintió, complacido.

“¡Pequeño Che!” El momento en que Xiao Che giró su cuerpo, Xiao Lingxi una vez más lo tomó fuertemente con ambas manos, su mirada llena de reluctancia para dejarlo ir había cerca y completamente, fundido el corazón de Xiao Che.

Él añoró tanto ser capaz de llevar a Xiao Lingxi y a Xiao Lie fuera… Pero incluso teniendo un corazón lleno de intención e impulso, no tenía la habilidad ni la calificación para hacer eso… Al menos en ese oscuro lugar sin luz del día, ellos estarían considerablemente seguros.

“Pequeña tía.” Xiao Che ligeramente tomó la mano de Xiao Lingxi y la observó con gentileza: “No puedo soportar dejarte, incluso más que como pequeña tía no puede soportar dejarme… Así que volveré dentro del más corto periodo de tiempo… Lo juró, completaré lo que dije esa noche… La promesa que le hice a pequeña tía…”

Xiao Lingxi lentamente suavizó su agarre mientras las manos de Xiao Che estaban tomándolas con suavidad… Entonces él giró y caminó hacia adelante con pasos lentos, nunca giro dándose vuelta… Era debido a que estaba asustado de que una vez volteara, sería incapaz de irse… Y estaba incluso más asustado de que una vez volteara, ellos tendrían dos corrientes de incontrolables lágrimas fluyendo en el momento que había girado su cuerpo.

Abuelo… Pequeña tía… Dentro de tres años, definitivamente regresaré… ¡¡Esperen por mí!!

¡¡¡¡Esperen por mí!!!!

Promesa… Promesa…

Xiao Lingxi observó a la silueta de Xiao Che que estaba alejándose más y más con ojos empañados, murmurando ausente de mente eso en su corazón… De repente, lo que él dijo esa noche reverberó dentro de su corazón…

“¡Si no fueras mi pequeña tía, definitivamente me casaría contigo!”

Xiao Lingxi cubrió su boca y en segundo, intentó su mejor esfuerzo para aguantar todas sus lágrimas que estaban locamente apresurándose fuera como un flujo.

………

Cementerio del clan Xiao.

De pie en frente de la tumba de Xiao Ying, la mirada de Xiao Che estaba fijada en esa vieja lápida por un largo tiempo. Luego se arrodilló en ambas rodillas y se postró tres veces, sus ojos llenos con determinación cuando terminó.

“Tío Xiao, este enorme favor que has hecho a mi familia Yun, yo, Yun Che, nunca lo olvidaré. Si el día viene cuando sepa que mis padre están aún vivos, intentaré mi mejor esfuerza para encontrarlos, y también al bebé que ellos se llevaron en ese momento… Tu hijo. ¡En el día cuando finalmente obtenga poder, encontraré a la persona que te asesinó, ese día tomaré venganza por ti, y por el abuelo!”

Xiao Che juró un pacto en frente de la tumba de Xiao Ying e hizo otra inclinación después de levantarse, antes de irse con pesados pasos.

“De ahora en adelante, ya no soy Xiao Che… ¡Mi nombre es Yun Che!”

………

Las noticias de la tortura de Xiao Yulong agitaron a todo el clan Xiao, y causaron disturbios en el clan Xiao por el resto de la noche. Xiao Yunhai se debilitó por un largo tiempo después que su furia dio un pesado golpe a su corazón y después de despertar, como un hombre loco, ordenó que todo el clan encontrara al culpable. Sin embargo, después de buscar toda la noche, ni siquiera una silueta o un rastro del culpable se encontraron.

¡La mejor explicación sería que eso fue hecho por alguien dentro del clan Xiao!

Xiao Kuangyun estaba también furioso en este asunto, pero solo se molestó por un tiempo debido que solo sintió una gran pena de perder un obediente y capaz esclavo. Él podría tener ese tipo de esclavo en cualquier lugar que quisiera. Sin embargo, ahora que no podría llevarse a Xiao Yulong, quien actualmente no parecía ni humano ni fantasma, así su opción naturalmente cayó sobre la persona que era segundo a Xiao Yulong en la ‘evaluación’ de ayer.

El nieto más joven del Tercer Dignatario Xiao Ze… Xiao Chengzhi.

Si esto pasaba, Xiao Ze y Xiao Chengzhi indudablemente estarían muy alegres.

Sin embargo la mirada que todos en el clan tenían hacia Xiao Ze, cambió. Especialmente Xiao Yunhai y Xiao Li; cuando observaban a Xiao Ze, intento asesino podría ser visto escondido profundo en sus ojos.

Si realmente fue un miembro del clan Xiao quien había dejado lisiado a Xiao Yulong, entonces Xiao Ze estaría bajo la más gran sospecha.

Sin embargo aparentemente esta no era ninguna de las de Xiao Kuangyun. En la tarde, despedido por todos los nobles de Ciudad Nube Flotante, las cuatro personas de la Secta Xiao tomaron a Xiao Chengzi junto con ellos para dejar Ciudad Nube Flotante, y se dirigieron hacia la Secta Xiao, con las capacidades de la Secta Xiao, era extremadamente fácil para ellos enviar unas pocas bestias profundas voladoras. Sin embargo esta vez, bajo las órdenes del Maestro de la Secta Xiao, a ellos se les prohibió usar alguna bestia profunda voladora a fin de que Xiao Kuangyun ganara experiencia.

Después que Xiao Kuangyun se fue, Chu Yueli también se preparó para llevarse a Xia Qingyue a Nube Congelada Asgard.

“Maestra.” Después de despedirse de su padre y hermano, Xia Qingyue regresó al lado de Chu Yuelo.

Chu Yuelo giró, su rostro gélido, incomparablemente frío y elegante: “La distancia entre Nube Congelada Asgard y aquí es mucha, después que regreses a Nube Congelada Asgard, no puedes saber cuándo tendrás la oportunidad de regresar. No dejes algún asunto sin terminar que puedas encargarte.”

“No se preocupe, maestra. Qingyue ya ha hecho sus preparaciones, así puedo seguir a la maestra y partir en cualquier momento. A pesar que mi padre está reacio a que parta, siempre ha estado profundamente agradecido sobre la entrada de Qingyue a Nube Congelada Asgard.”

Chu Yueli asintió: “Si ese es el caso, podemos comenzar nuestro viaje ahora. Mi lady siempre ha querido conocerte por muchos años, desde que te mencioné. Creo que si ella te ve, definitivamente gustará de ti.”

“Mi padre ya nos ha ayudado a preparar caballos profundos. Le pido maestra caminar hacia el establo.” Xia Qingyue respetuosamente dijo.

“No hay necesidad.” Chu Yueli negó con la cabeza y dijo: “Los Caballos Profundos son muy lentos. Te llevaré usando la Profunda Técnica Flotante. También, debes encargarte de sentir los cambios en la energía profunda de mi cuerpo en el medio de mi técnica, eso será beneficioso para tu fuerza profunda en el futuro… Partamos; dame tu mano.”

Xia Qingyue tomó su delicadamente blanca mano derecha sin dudar. Era obvio que la Profunda Técnica Flotante de Chu Yueli la llevaría con mucha velocidad por el cielo. Este pensamiento había dejado un poco de emoción y expectación en su corazón.

Chu Yueli un tanto extendió su mano fría para tomar la de Xia Qingyue. En un destello, la frialdad sobre su cuerpo cambió y las formidables Artes Secretas Nube Congelada comenzaron a rápidamente arremolinar… Pero entonces todo el cuerpo de Chu Yueli de repente comenzó a agitarse. Las recientemente activadas Artes Secretas Nube Congelada también de repente, desaparecieron sin rastro. Ella giró su cuerpo hacia Xia Qingyue, su hermosa mirada inquebrantable estaba fijada sobre Xia Qingyue… Era claro que había un cierto tipo de extremo asombro en sus ojos, como si hubiera un inconcebible asunto material.

“¿Maestra? ¿Qué pasa?” Xiao Qingyue preguntó, alarmada, debido a la espantosa e inesperada reacción de Chu Yueli.

“Imposible… ¡¡Esto es absolutamente imposible!!”

Chu Yueli ausente de mente soliloquió a medida que de repente extendió su otra mano. Después que ambas manos tomaron la muñeca derecha de Xia Qingyue a medida que la frialdad sobre su cuerpo se expandió. Los hermosos ojos de Chu Yueli luego se ampliaron otra vez a medida que todo su cuerpo ferozmente tembló más que antes; sobre su rostro descansaba una expresión de completa incredulidad y asombro… ¡Y éxtasis! Ella firmemente tomó la mano de Xia Qingyue a medida que la observó a los ojos y en realidad se tornó temporalmente sin habla debido a sus emociones desbordantes.

Su expresión dejó que Xia Qingyue esté aún más alarmada: “Maestra… Qu… ¿Qué rayos está pasando?”

“¡Qingyue!” Chu Yueli de repente se volvió consiente del frenesí en su corazón que era incapaz de aliviar y detener. Cuando practicaba las Artes Secretas Nube Congelada, toda la mente de uno se inclinaría, poco a poco, hacia un estado frío y silencioso. Era extremadamente difícil influenciar su expresión. No era conocido por cuantos años, su expresión tan fría había estado fuera de control: “Infórmale a tu maestra, ¿qué exactamente has hecho durante este periodo de tiempo? ¿Te encontraste con alguna extraordinaria persona? ¿O consumiste algún tipo de píldora que va en contra de los dioses?”

“Yo…” Xia Qingyue momentáneamente se sobresaltó.

“En total, una persona solo puede tener cincuenta y cuatro entradas profundas. Una persona ordinaria es bendecida con aproximadamente diez entradas profundas innatas mientras una persona con alto talento puede ser bendecido con alrededor de quince entradas profundas. ¡Cuando te encontré, descubrí que tenías veintiuna entradas profundas abiertas, una excepcionalmente gran bendición solo una en un millón! Si uno tiene más entradas profundas abiertas, su velocidad de cultivación de lo profundo, y su velocidad de activación se incrementarían. No importa qué, un practicante con veinte entradas profundas abiertas indudablemente cultivarían y activarían su fuerza profunda dos veces más rápido que un practicante nacido con solo diez entradas profundas abiertas.”

“Es extremadamente difícil abrir una entrada profunda, por ello incluso le tomó a Mi lady el tiempo digno de un siglo para meramente abrir siete entradas profundas y lograr la apertura de treinta entradas profundas. ¡En todo el Imperio Viento Azul, la persona que logró el supremo estado de abrir treinta entradas profundas, no podría posiblemente sobrepasar los cinco! La razón de por qué el Polvo de Apertura de lo Profundo, el regalo que la Secta Xiao le dio al Clan Xiao, podría acelerar el proceso de cultivación de fuerza es debido a que eso es capaz de temporalmente abrir tres o cuatro entradas profundas por un poco periodo de tiempo. Sin embargo, eso es meramente un efecto temporal… Incluso así, el Polvo de Apertura de lo Profundo es aún una medicina considerablemente preciosas para la Secta Xiao.”

“Aún Qingyue, tu…” Chu Yueli forzosamente agarró los hombros de Xia Qingyue a medida que sus hermosos ojos la miraron sin pestañar: “¡Todas las cincuenta y cuatro entradas profundas han sido abiertas! Y han sido abiertas permanentemente… ¿Entiendes qué es lo que esto implica? ¡Esto significa que la velocidad de tu cultivación y activación de tu fuerza profunda es casi el doble que Mi lady! ¡También sería cinco veces más rápida que la de una persona ordinaria! No solo eso, la cultivación de cualquier habilidad profunda que practique sería ilimitada. ¡Cuando sea que tu fuerza profunda haga un progreso, nunca golpeará un ‘cuello de botella’!”

“¡Cuando todas las venas profundas en las cincuenta y cuatro entradas profundas han sido completamente abiertas, son lo que las leyendas se refieren como las ‘Venas Espirituales del Dios Celestial’, y se dice que solo un Dios de leyendas poseería aquellas venas profundas! ¡Esto nunca ha pasado antes en todas la historia del Imperio Viento Azul! Qingyue… En este periodo de tiempo, ¡qué exactamente te ha pasado!”