ATG – Capítulo 422

Modo Noche

Capítulo 422 – Profunda Fórmula Completada

La fórmula fundamental de la Oda Mundial de Fénix fluyó hacia la mente de Yun Che. Lo que palpitaba primero no era la mente de Yun Che, sino la semilla del fuego del Dios Maligno. Una llama que también comenzó a arder dentro de la mente de Yun Che, impregnando gradualmente la formula profunda firmemente en su alma.

Los requisitos para aprender la Oda Mundial del Fénix, requerían tener la sangre del Fénix. Incluso poseyendo el linaje del Fénix, todavía tomaría un tiempo muy largo para comprender la fórmula fundamental de la Oda Mundial del Fénix. Esto se debía a que la Oda Mundial del Fénix era esencialmente un arte profundo que pertenecía al plano de los dioses, las leyes de la llama que contenía estaban muy por encima de las llamas profundas ordinarias. Incluso las más débiles de las primeras a las seis etapas requerían una inmensa dificultad para que el usuario lo comprendiera perfectamente, y no era absolutamente algo que las artes profundas ordinarias se pudieran comparar.

Pero hacia Yun Che, esto no era en absoluto una preocupación. Esto se debía a que la existencia de la semilla del fuego del Dios Maligno le permitía entender y comprender fácilmente leyes de fuego de cualquier forma. Con la semilla de fuego del Dios Maligno, el cuerpo actual de Yun Che era como un jade sin pulir que podría ser esculpido a voluntad. Incluso si fuera esta poderosa Oda Mundial del Fénix, el proceso de comprensión sería tan simple como tallarlo directamente en su cuerpo.

Después de leer la fórmula fundamental de la Oda Mundial del Fénix una vez en su corazón, Yun Che ya lo había entendido claramente. Esa fórmula profunda se agitaba en su alma y luego se combinaron de repente, creando un vasto e ilimitado mundo… Eso era como un cielo oscuro de estrellas con innumerables cuerpos celestes dentro, y en el siguiente momento las abrasadoras llamas se quemaron de repente y engulleron por completo este colosal cosmos. En el mar de fuego que podía volcar el mundo, un fuerte y resonante grito de fénix sonó repentinamente, como un ave fénix de color dorado extendió sus alas, bañándose en llamas, nacido del mar de fuego.

Un oleaje abrasador pero inmenso, llenó la mente de Yun Che hasta el borde, y también le hizo sentir como si hubiera abierto una puerta a otro mundo de repente, ya que su cuerpo también estaba situado en un mundo completamente nuevo…

—————————————

Cuando la fórmula profunda entró en el cuerpo de Yun Che, cerró los ojos y se quedó inmóvil. La princesa de la Nieve se sentó en silencio delante de él, sus hermosos ojos continuamente observaron a Yun Che, con el fin de evitar condiciones inusuales como el daño al alma y energía profunda entrando en caos durante su modo de comprensión. Pero a medida que pasaba una hora, Yun Che no sólo estaba completamente tranquilo durante este período, hasta su respiración se había estabilizado por completo, y era constante hasta el punto de que parecía como si se hubiera dormido.

La princesa de la Nieve mostró una señal de alivio, volvió a mirar a Yun Che durante un rato y murmuró en voz baja: “Parece que ha empezado a comprender. No debería haber problemas si este fuera el caso, pero debería tomar mucho tiempo…”

“Little White, vamos a jugar!”

Feng Xue’er se puso de pie, y justo cuando estaba a punto de ir hacia Little White, una capa de llamas como niebla repentinamente se iluminó en el cuerpo de Yun Che.

Feng Xue’er se detuvo en seco y miró a Yun Che con una expresión de sorpresa. La espumosa capa de llamas que se inflamaba espontáneamente se adhería al cuerpo de Yun Che, fluía lentamente y se desplazaba sobre la superficie de su cuerpo, y gradualmente se quemaba cada vez más. Justo después, estas llamas nuevamente se extinguieron y una imagen ilusionista del Fénix surgió detrás de la espalda de Yun Che. Al mismo tiempo, la marca del Fénix en la frente de Yun Che apareció por sí mismo, y lanzó una deslumbrante luz dorada.

“Ah …”.

Feng Xue’er lanzó un grito asombrada mientras miraba fijamente la marca de fénix en la frente de Yun Che. Esa era una marca de fénix que cualquiera que llevara el linaje del tendría. Al encender las llamas del Fénix, a menos que uno deliberadamente lo oculte, la marca del Fénix saldrá por sí misma. La Princesa de la Nieve todavía tenía su mirada estupefacta, mientras miraba fijamente la marca de oro del fénix en la frente de Yun Che. La expresión en sus ojos estaba en inquietud, mientras las emociones contenidas en su mirada se volvían repentinamente incomparablemente caóticas …

La imagen del Fénix duró mucho tiempo, antes de que finalmente desapareciera lentamente, y la , marca dorada en la frente de Yun Che también se desvaneció junto con ella. Yun Che también abrió los ojos en este momento, y a primera vista vio a los ojos de Feng Xue’er que estaban llenos de asombro.

“Hermano Mayor Yun, en realidad…¿ya has comprendido completamente la fórmula fundamental, y dominado a fondo el linaje y la Oda Mundial del arte profundo del Fénix?” Feng Xue’er miró sus ojos de par en par, y dijo con una voz que llevaba un tono pesado de incredulidad.

“Eso es correcto.” Yun Che asintió con la cabeza: “¿No es esto muy fácil…? Entonces, Xue’er, ¿cuánto tiempo me tomó en total?”

“Sólo te llevó… una hora.”

“Una hora… ¿esto es considerado muy poco?”

“¡Poco al punto de ser irreal!” Las emociones de Feng Xue’er se agitaron:” La fórmula fundamental es el fundamento de la cultivación de la Oda Mundial del Fénix, sólo después de comprenderlo a fondo, sería capaz de armonizar su linaje y el arte profundo; También es el más importante y el paso más difícil. Incluso con la ayuda y la orientación de la generación más avanzada, e incluso si la capacidad de comprensión de uno es muy grande, todavía necesitará al menos tomar más de un año, y algunos necesitarían varios años … Pero el hermano Yun, solo uso… ¡una hora!”

“Uh…” Con la semilla del fuego del Dios Maligno, no importa lo difícil que sea el arte profundo de atributo fuego, todo era como el levantamiento de una mano para él. Sólo después de escuchar a Xue’er diciéndolo así, de repente se dio cuenta de que dominar la fórmula fundamental de esta manera era una velocidad algo exagerada. Justo cuando reflexionaba sobre cómo debía explicarlo, vio entonces el rostro encantador de Feng Xue’er que ya estaba floreciendo con suma reverencia: “¡Wah! Hermano mayor Yun, eres demasiado increíble. Eres el genio más… más genial que Xue’er haya visto! En aquel entonces el padre real me había elogiado por ser la más rápida en comprenderla, pero en comparación con el Gran Hermano Yun, soy muy inferior.

“Um…” Yun Che un tanto avergonzado presionó su frente: “¿Cómo podría ser tan increíble como Xue’er dijo? Es claramente Xue’er quien me ha enseñado bien, por lo que pude comprenderlo tan rápido”.

“¡Heh! Gran Hermano Yun sólo sabe cómo persuadirme. Yo sólo le había dado la fórmula profunda al Hermano mayor Yun, y no le di ninguna otra ayuda y guía, y más aún no usaba energía profunda como guía. Como si tuviera algo que ver conmigo, es el Hermano Yun quien es increíble “, dijo Feng Xue’er con una amplia sonrisa.

“No no, por supuesto que no es el caso.” Yun Che dijo con una cara seria: “Xue’er es hermosa, de noble estatus, con una naturaleza amable. Para poder ser enseñado personalmente por Xue’er la Oda Mundial del Fénix, sería una cosa maravillosa para cualquiera. Así, cualquier tipo de milagro tiene una oportunidad de suceder. Si fuera una vieja abuela que me enseñara, probablemente no lo hubiera comprendido dentro de diez años.”

“Hehe…” A pesar de que sabía que Yun Che la estaba persuadiendo, ella todavía se rió muy alegremente: “Originalmente quería enseñar al Hermano Mayor Yun poco a poco, pero como el Hermano Mayor Yun es tan increíble… entonces voy a enseñar todas las artes profundas del Oda Mundial de Fénix al Hermano Mayor Yun, tal vez el Hermano Mayor Yun también pueda comprenderlas muy rápido”.

Mientras hablaba, Feng Xue’er extendió sus manos de jade. Una mancha de deslumbrante luz roja se congeló entre sus dedos y luego la tocó con cuidado en el centro de las cejas de Yun Che… Al instante, las fórmulas profundas de la primera a la cuarta etapa entraron lenta y claramente en el mar de conciencia de Yun Che.

Las primeras cuatro etapas de la fórmula fundamental de la Oda Mundial del Fénix que pertenecían a la Divina Secta del Fénix, fue adquirida de esta manera por Yun Che de una manera tan completa e intacta.

Yun Che ya había recibido la sangre del Fénix durante casi tres años. A pesar de que aprendió con fuerza dos habilidades del fénix, nunca fue capaz de cultivar la Oda Mundial del Fénix. La Oda Mundial del Fénix podía decirse como algo que siempre había anhelado incluso en sus sueños, y sabía lo difícil y peligroso que sería obtener esta Oda Mundial del Fénix de la Divina Secta del Fénix. No esperaba que obtuviera la Oda mundial del Fénix de la Divina Secta del Fénix precisamente hoy.

Si pasaba por capas de capas de peligro, esquemas, apuestas, o incluso sangre y obtuviera la Oda Mundial del Fénix, no tendría ningún reparo en ello y dejaría escapar tres risas abundantes.

Pero en este momento, obteniéndolo sin gastar ningún esfuerzo en absoluto, en vez de eso hizo que estuviera un poco perdido.

Porque lo que Feng Xue’er le había dado no era simplemente la Oda Mundial del Fénix, sino también un corazón que confiaba completamente y era íntimo con él, así como sentimientos sin la más mínima mota de polvo e impureza.

Sin embargo, la premisa de todo, era su engaño hacia ella… Incluso si era un engaño donde no tenía otra opción.

A medida que se inundaban las primeras cuatro etapas de la fórmula profunda, la quinta y sexta etapa de la fórmula profunda que había sido grabada en la mente y el alma de Yun Che fue despertada al mismo tiempo. Por un momento, las seis etapas de las fórmulas profundas se combinaron y se unieron por sí mismas, convirtiéndose en la Oda Mundial de la primera a la sexta etapa del Fénix. Aunque la mente de Yun Che estaba un poco en caos, la energía del Fénix ya se había canalizado y fusionado automáticamente siguiendo las fórmulas que entraban en la mente de Yun Che… Así que cerró los ojos, desechó los pensamientos y se concentró en comprender las fórmulas profundas.

————————————–

A medida que se acercaba el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones, la Ciudad Divino Fénix también se hizo más clamorosa día a día. Los practicantes profundos de las seis naciones que participarían en el Torneo de Clasificación, así como sus acompañantes, todos uno por uno llegaron a la Ciudad Divino Fénix. Para estar calificados para participar en el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones, fueron sin duda los mejores prodigios de las seis naciones. Y la gente que los acompañó aquí, y también los seres similares en el pináculo del mundo político y profundo dentro de las seis naciones… Sin excepción, los emperadores de las seis naciones todos personalmente llegaron.

Sin embargo, estas personas que todos podían mirar hacia abajo sobre una nación, al llegar a la Ciudad Divino Fénix, no había otra opción que bajar sus cabezas, y ser prudente. En este momento, sólo quedaban tres días para el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones. En las seis naciones, a excepción de la nación del viento azul, los otros cinco participantes de la nación ya habían llegado, y fueron instalados en el acampamento de la base del Imperio Divino Fénix, en la ciudad del Fénix.

“Hm? La gente de la Nación Viento Azul todavía no está aquí hoy? “Escuchando el informe de su subordinado, reflexionó Feng Ximing.

“Sí. Acabo de preguntar especialmente a la gente de la puerta de la ciudad, no ha habido ningún participante del Viento Azul entrando en la ciudad. ¿Deberíamos transmitir inmediatamente a la Familia Imperial del Viento Azul para preguntar? ”

“No hay necesidad.” Feng Ximing levantó su mano: “Hmph! la minúscula Nación Viento Azul también es una broma en este Torneo de Clasificación de las Sietes Naciones. Había pensado que alguien interesante pasaría en esta sesión, parece que este príncipe sobreestimado a ese chico llamado Yun Che. Este príncipe realmente había creído que él personalmente vendría a participar en este torneo de clasificación como él había gritado la vez anterior. Creo que ya se ha escondido en algún lugar en el que creería que no podemos encontrarlo con las colas entre las piernas.

“No hay necesidad de apresurarse y preparar el lugar de residencia de la Nación Viento Azul. Es mejor que no vengan, no sólo nos ayudará a reducir el calendario del Torneo de Clasificación, sino que también le pasa darle al padre real… otra excusa excepcionalmente buena. Retírese por ahora… Bien, en el banquete de bienvenida de hoy, no hay necesidad de arreglar los asientos de la Nación Viento Azul.

“Sí.”

———————————————

“… Hace mucho tiempo, había dos jóvenes practicantes profundos, uno de ellos fue llamado Zu Kun, el otro llamado Liu Ti. Eran de aptitud ordinaria, y frecuentemente eran intimidados y burlados por otros. Así que trabajaron arduamente por la prosperidad, y decidieron entrenarse juntos. Cada día antes de que llegara el sol, mientras escuchaban los cantos de los gallos, se levantaban de la cama y practicaban la esgrima. Día tras día, año tras año, finalmente… Ambos fueron golpeados con la gripe aviar “.

“¿Qué es la gripe aviar?”, Preguntó Feng Xue’er con curiosidad.

“Mn, es un virus muy aterrador”. Yun Che dijo en serio: “Esta historia, se llama “Trabajando duro en el primer canto del gallo”. La moraleja de la historia es que definitivamente tenemos que mantenernos alejados de la gripe aviar”.

“Uu … Esta historia es tan aburrida. Todavía quiero escuchar la historia de Blanca Nieves… Después de que Blanca Nieves y el Príncipe Sapo se juntaran, ¿qué paso entonces? Tengo muchas ganas de saber.”

“Eso…. Déjame pensarlo bien.” Yun Che se rascó el cuero cabelludo.

“Piénsalo adecuadamente… Hermano Mayor Yun, di ahh.” Apoyándose en el hombro de Yun Che, Feng Xue’er puso su brocheta de carne de dragón medio comido junto a su boca, y lo vio tomar una mordida grande con una sonrisa .

Una vez que la caja de la pandora fue abierta, el tabú anterior desgarraría una brecha cada vez mayor en tamaño. La Feng Xue’er que sin duda no tendría ningún contacto con nadie antes, estaba inclinada naturalmente junto con Yun Che, comiendo el mismo pincho de carne con él bajo la guía de Yun Che.

Si Feng Hengkong viera esta escena en este momento, definitivamente estaría enojado hasta el punto de flotar entre la vida y la muerte. Golpear a Yun Che en carne picada, incluso se consideraría dejarlo en un lugar fuera de la luz.