ATG – Capítulo 678

Modo Noche

Capítulo 678 – La Energía Demoniaca de la Ciudad Nube Flotante

“Maestra Menor Yueli, durante estos tres años, ¿hubo alguna… noticias de Yuechan?” Después de vacilar, Yun Che todavía hacía la pregunta. Sabía en su corazón que la posibilidad de obtener una respuesta era tan minúscula que era igual a un cero.

Viendo cómo estaba expectante, la expresión de Chu Yueli se atenuó mientras sacudía la cabeza.

“Está bien…” Yun Che respiró hondo. “Hace tres años, una vez confiado a la jefatura del Gremio Mercantil Luna Negra con la obtención de cualquier información que pudiera sobre Yuechan. Con la habilidad del Gremio Mercantil Luna Negra y habiendo sido tres años enteros, Tal vez, ya han descubierto dónde está.

“¡Mn!” Chu Yueli asintió ligeramente, y sus hermosos ojos fueron brillantes rayos de esperanza. “Maestro Asgard, cuando te dirijas al Gremio Mercantil Luna Negra, recuerda preguntar si han obtenido alguna información sobre Qingyue.” Ahora que la crisis aquí ha sido tratada, en su lugar no es seguro para ella estar fuera”.

Yun Che asintió con la cabeza, “Debería estar en el Imperio del Divino Fénix por un período de tiempo. Tal vez mi estancia será larga o tal vez será corta. Si hay algún accidente, recuerde enviarme una transmisión de sonido inmediatamente. ¡Volveré de inmediato! ”

Yun Che se despidió a las discípulas de la Nube Congelada, recuperó el Arca Profunda Primordial, viajó por el espacio y regresó a la Ciudad Imperial del Viento Azul.

En comparación con ayer, la Ciudad Imperial del Viento Azul era mucho más pacífico hoy; Al menos, esa atmósfera pesada, oscura y desesperada estaba a medio desaparecer. El regreso del príncipe consorte Yun y la noticia de la demolición de decenas de miles del Ejército del Divino Fénix ya se había extendido por toda la Ciudad Imperial del Viento Azul y sus alrededores, iluminando la esperanza que se había extinguido hace mucho tiempo.

“Marido, ¿Cómo fue con el Salón Divino del Sol y la Luna?”

Cuando Yun Che volvió, Cang Yue salió rápidamente para darle la bienvenida. Bajo la corona de Fénix, su tierna cara estaba cubierta de profunda alegría y cansancio que no hay ocultarse. Al parecer, porque estaba preocupada, se quedó despierta toda la noche otra vez.

“¡Emperatriz… Cuñada, el Hermano mayor realmente fue demasiado… demasiado… demasiado impresionante!” Antes de que Yun Che pudiera responder, Xiao Yun fue incapaz de contener su emoción y gritó: “La gente del Salón Divino del Sol y la Luna eran tan fuertes. No sólo su Joven Maestro vino personalmente, también había algunos Monarcas. Pero el Hermano Mayor quemó a a la muerte a uno, y los demás se asustaron… ese asustaron tanto que no se atreverían a volver… Séptima hermana, no es necesario que me examine, en realidad no estoy herido en absoluto. Solo estuve allí un momento y no peleé con nadie, ah, ow-ow-ow… ”

Las palabras clásicas de Xiao Yun, naturalmente, ninguna podían ilustrar la escena, y ninguna sabía que bajo la superficie de un salto increíble, cada respiración de Yun Che era como si estuviera caminando sobre un alambre de acero sobre un abismo de treinta mil metros de profundidad.

Cang Yue no preguntó nada más, porque solo mirando la expresión asegurada en los ojos de Yun Che, sabía que la calamidad de la Nube Congelada Asgard ya estaba resuelta… aunque su oponente era el Salón Divino del Sol y la Luna. Ella sonrió y dijo: “Mientras todo este bien, esta vez, debes ir al lado del Abuelo.”

Pensando en las caras de Xiao Lie y Xiao Lingxi, el calor fluía naturalmente a través del corazón de Yun Che, y después, se volvió más y más fuerte, convirtiéndose en la emoción tan fuerte que casi perdió el control.

“Xiao Yun, la Ciudad Nube Flotante a la que vamos… es donde usted nació cuando lleguemos allí, vas a ver a tus verdaderos parientes de sangre”, dijo Yun tomando el Arca Profunda Primordial una vez más y sonreía.

Xiao Yun abrió la boca, hizo una pausa por un buen rato, y luego asintió con firmeza la cabeza con fuerza, “¡Sí!”

Encontrar sus propios parientes de sangre y reunirse y encontrarse con ellos fue la principal razón por la que llegó al Continente Cielo Profundo con Yun Che!

“Quiero ir también” dijo Número Siete Bajo el Cielo mientras saltaba y se aferran al brazo de Xiao Yun.

“Tu y Xiao Yun son mi familia ahora. Como podría no conocer a nuestra familia. ¡No puedes no ir!” Yun che sonrio y dijo, “Yue’er, voy a traer al abuelo y a la tia pequeña de vuelta pronto. Hermano Bajo el Cielo, Yuanba, los dejare en la Ciudad Imperial a ustedes dos.”

“¡Cuñado no te preocupes, no importa cuántas personas envíen, ni siquiera pensaran en acercarse aquí!” Xia Yuanba levantó sus fuertes brazos, sostuvo sus puños juntos, y exageradamente agrietó sus nudillos.

“Xiao Yun, Séptima Hermana, vamos.”

“¡Ah! ¿Sólo… iremos asi? Deberíamos preparar algo, como… como…” Xiao Yun no sabía qué hacer de repente. Durante más de veinte años en el Reino Demonio Ilusorio, fue etiquetado como el “Bastardo del Continente Cielo Profundo”. Aunque tenía veintidós años, nunca había visto a ninguno de sus parientes de sangre antes.

“¡No necesitas nada, vamos!” Dijo Yun Che mientras se agarraba a Xiao Yun. Comparado con el nerviosismo de Xiao Yun, no podía esperar más.

Después de entrar en el Arca Profunda Primordial y establecer la distancia y la dirección, en sólo un instante, ya estaban en el aire por encima de la Ciudad Nube Flotante.

Dejando el Arca Profunda Primordial, Yun Che tomó una respiración profunda del aire aquí… “Finalmente volví otra vez, al lugar en el que crecí…”

El aire todavía tenía un olor familiar, pero sin el olor del humo de la pólvora esta vez.

Desde tres mil metros en el cielo, Yun Che miró silenciosamente su tierra con la que estaba más familiarizado. La Nación del Viento Azul fue la nación más pequeña de las siete naciones del Continente Cielo Profundo, y la Ciudad Nube Flotante fue la ciudad más pequeña de la Nación del Viento Azul. Originalmente no era ruidosa y animada en comparación con otras grandes ciudades, pero la Ciudad Nube Flotante era actualmente aún más tranquila que cómo Yun Che lo recordaba. Aunque había algunas personas en las calles estrechas, eran mucho menos de lo habitual.

Como dijo Cang Yue, a pesar de que el Imperio del Divino Fénix envió sorprendentemente a todo un ejército de doscientos mil a la Ciudad Nube Flotante, no tenían ninguna intención de atacar. Los ojos de Yun Che barrieron la Ciudad Nube Flotante, y no parecía haber ningún rastro de batalla… Por no hablar de los de gran escala, ni siquiera había escaramuzas a pequeña escala. Las calles estaban limpias, no había daños en los edificios, y toda la ciudad no estaba envuelta en una atmósfera de pánico. Por otra parte… Con el escrutinio de Yun Che, había solamente un sistema de tropas que eran del Ejército del Divino Fénix en la dirección del palacio de la cabeza de la Ciudad Nube Flotante, con sólo un numeró alrededor de cientos.

Yun Che estaba aliviado con este resultado, pero al mismo tiempo, la sospecha se elevó en su corazón.

Los ciudadanos de la Ciudad Nube Flotante eran débiles, la ciudad era pequeña, la tierra era pobre y los alrededores de la ciudad no eran abundantes en recursos. Incluso las bestias profundas que existían allí eran las del nivel más bajo, así que no había valor en cazarlas. Además de eso, su ubicación era en el lado más oriental de la Nación del Viento Azul. La región era remota, y las tropas necesitaban viajar una larga distancia, por lo que tomarla haría más daño que bien. Si tuvieran que tomar el control de ella, con la fuerza militar del Ejército del Divino Fénix, unos pocos miles de soldados y montajes serían capaces de manejarlo… ¡pero el Divino Fénix envió un ejército de doscientos mil soldados!

¡Y esto fue antes de que enviaran sus tropas a la Ciudad Imperial del Viento Azul!

Tal como había dicho Cang Yue, después de que los doscientos mil soldados del Ejército Divino Fénix llegaron aquí, nunca se fueron.

Pero ante sus ojos había una escena como ésta en la Ciudad Nube Flotante.

Todo tenía una extrañeza que no podía explicarse con sentido común.

¿Qué está pasando?

¿Qué está el Imperio del Divino Fénix tratando de hacer en la Ciudad Nube Flotante?

¡Boom!

¡Boom!

¡¡BOOM!!

Las explosiones profundas vinieron del este, del noreste, y del sudeste. Algunas de las explosiones estaban muy lejos, y algunas de ellas estaban relativamente más cerca y aún más concentradas. Yun Che rápidamente giró la cabeza para mirar hacia el este, y cuando sus ojos parecían así, vio un ramo de sombras rojas que se condensaron o dispersaron en la desigual y abandonada región montañosa en el lado este de la Ciudad Nube Flotante. Sus cejas se cerraron un poco mientras entrecerraba los ojos lo más posible y notó lentamente que las sombras rojas eran parte del Ejército del Divino Fénix que llevaba armadura de color rojo escarlata.

“¿Qué es ese sonido? ¿Podría haber lugar una batalla allí? “Xiao Yun y Número Siete Bajo el Cielo miraron hacia el este y preguntaron alarmados.

¡Es el Ejército del Divino Fénix!

¿Ejército del Divino Fénix? ¿Podría alguien estar en una batalla con el Ejército del Divino Fénix? “Xiao Yun inmediatamente preguntó. Sus ojos y los ojos de Número Siete Bajo el Cielo no podían compararse a Yun Che como Yun Che poseía el poder del Dios de lra.

“No”, respondió Yun Che mientras sacudía la cabeza. Había una profunda confusión entre sus cejas. “Por lo que parece, parecen estar volando la tierra de una manera controlada”.

“¿Explotando… el suelo?” Los ojos de Xiao Yun se abrieron. “¿Por qué harían eso? ¿Podría ser para entrenar soldados? ”

Yun Che reflexionó, negó con la cabeza, y dijo: “No lo sé. Vamos a ignorarlos por ahora. Vamos, vamos a aterrizar.” Extendió su mano y señaló el lugar más familiar en su vida. “Ese es el patio de la familia Xiao, y también es el lugar en el que crecí durante dieciséis años. El abuelo y la tía pequeña están allí ahora mismo.”

Justo cuando el cuerpo de Yun Che estaba a punto de aterrizar, Jasmine de repente gritó profundamente en su mente, “¡Espera!”

Yun Che cuerpo de repente se detuvo. Siempre que Jasmine repentinamente usaba este tono, debió haber notado algo que no puede ser ignorado. Inmediatamente se concentró y dijo, “Jasmine, ¿qué pasa?”

“¿Dónde está este lugar?” Justo cuando Jasmine terminó de hablar, ella reconoció el lugar. “¿Ciudad Nube Flotante?”

Al parecer, Jasmine acababa de despertar de su sueño. Yun Che contestó: “Acabo de regresar aquí, ¿Qué encontraste? ¿Hay algo mal aquí?”

“…” Jasmine guardó silencio durante un buen rato, y luego dijo con una voz increíblemente profunda: “¿Por qué… por qué hay energía diabólica aquí?”

“¿Energía diabólica?” Yun Che quedó atónito. “¿Qué quieres decir con energía diabólica?”

“…” Jasmine siguió en silencio por un tiempo, y su voz se hizo aún más profunda, “No era una ilusión. ¡Esa es definitivamente la energía diabólica! La energía diabólica… para explicarlo simplemente, es cuando uno o más tipos de emociones negativas alcanzan un cierto límite. ¡La ley se tuerce, y la energía profunda va a mutar! La energía profunda diabólica que crea es aún más fuerte que la energía profunda del mismo nivel, pero también es más difícil de controlar. Porque la energía diabólica sólo se creará con emociones negativas extremas, aquellos que poseen energía diabólica… todos tienen mentes y creencias retorcidas. ¡Son criaturas malvadas que no deberían existir en este mundo! ¡O pueden llamarse directamente demonios o diablos!”

Yun Che, “…”

“¡Este plano realmente se está poniendo interesante, hay energía diabólica aquí!” Jasmine dijo en voz baja. Hacia el “diablo”, tenía un profundo disgusto e incluso odio porque había sido envenenada por el ¡más temible veneno diabólico!

“¿Esta persona está en la Ciudad Nube Flotante?” preguntó Yun Che mientras bajaba la voz.

“Eso es correcto, y… es dentro del Clan Xiao al que estás a punto de volver!”

“¿Qué?” El corazón de Yun Che estaba conmocionado.

“Ve y compruébalo inmediatamente. ¡Me gustaría saber qué tipo de persona podría liberar energía diabólica en un plano de tan bajo nivel! El tono de Jasmine era especialmente inusual.