ATG – Capítulo 755

Modo Noche

Capítulo 755: Distinguidos Invitados de la Villa de la Espada Celestial

Después de permanecer en Ciudad Nube Flotante durante tres días, Yun Che se recuperó completamente de su lesión y reabasteció su fuerza profunda. En la cuarta mañana, Yun Che y Feng Xue’er se despidieron de Xiao Lingxi y los demás, montando la Profunda Arca Primordial hacia la Ciudad Imperial del Viento Azul. Planeaban detenerse en Ciudad Imperial del Viento Azul durante dos días antes de llegar a la Nube Congelada Asgard.

Numero Uno Bajo el Cielo decidió quedarse en la Ciudad Nube Flotante para concentrarse en la seguridad de Número Siete Bajo el Cielo, preocupado de que algún accidente pudiera ocurrir.

El Arca Profunda Primordial viajo a través del espacio y llego a la Ciudad Imperial del Viento Azul de forma instantánea.

Un periodo de tres meses no era suficiente para que la Ciudad Imperial del Viento Azul fuera completamente restaurada a su estado de paz después de la guerra, pero hizo un mundo de diferencia con respecto a la atmosfera. Después de descubrir que Yun Che tiene un “Misterioso Maestro” detrás de él que incluso el Salón Divino del Sol y Luna le temía, los gestos de Feng Hengkong no eran simplemente para compensarlos, sino también para expresar buena voluntad. En el lapso de dos meses, no sólo había enviado proactivamente otros soldados del Divino Fénix para ayudar al Imperio Viento Azul, sino que también les entregó cuarenta mil kilos de Cristales de Veteado Purpura en tres envíos.

En comparación con los cincuenta kilogramos de Cristal Divino de Veteado Púrpura que habían “robado” del Imperio del Viento Azul, estos ochenta mil cristales púrpuras era una suma insignificante.

Sin embargo, todavía era una suma considerable de riqueza y recursos. Al mismo tiempo, sirvió como una señal de su “buena voluntad” hacia el Imperio del Viento Azul a los ojos de los demás. Además, un rumor de que la Nación del Divino Fénix dejó a su Princesa de la Nieve en el Imperio del Viento Azul causó que el resto de las cinco naciones del Cielo Profundo enfermara. Cada nación envió invitados e incluso monarcas a visitas frecuentes con regalos. Su actitud se volvió humilde, como si estuvieran frente a la Nación del Divino Fénix.

Cuando Yun Che y Feng Xue’er llegaron a la Ciudad Imperial Viento Azul, Cang Yue estaba leyendo el estado de reconstrucción y reasentamiento de las diversas áreas dentro de Viento Azul. Con Yun Che de vuelta, todo lo demás, naturalmente, seria dejado a un lado.

“Esposo, volviste en el momento justo. Tengo algo importante que decirte.”

Aunque ella dijo que era “algo importante”, los hermosos ojos de Cang Yue contenían un toque de diversión. “El plan un tanto secreto donde la Nación del Divino Fénix quería que la hermana menor Xue’er se casara contigo de alguna manera se esparció rápidamente. Incluso el resto de las Cinco Naciones están al tanto de esto. Ayer la Nación Armada de la Marea mandó un enviado con una propuesta de matrimonio entre su Princesa Hanyu y tú, asegurando de ese modo una alianza de matrimonio como la de Qin y Jin con nuestro Imperio Viento Azul.

¿Qin… Jin? ¿Que? *

“¿Ah?” Feng Xue’er grito suavemente y miró a Yun Che con sus hermosos ojos brillantes.

“¿Mn? Yue’er, a juzgar por tu apariencia… no me digas que estás de acuerdo”, Yun Che se toco la nariz.

Cang Yue dijo con una sonrisa, “La Princesa Hanyu no es una princesa ordinaria. Ella es la hija más joven del monarca de la Nación Armada de la Marea. Ella tiene menos de veinte años este año, pero ya es bien conocida. Había un rumor circulando que, no sólo era ella extremadamente hermosa sino también es la hija más inteligente del monarca de la Nación Armada de la Marea. Ella es la hija más querida del monarca de la Armada de la Marea por lejos y fue nombrada la princesa de la Armada de la Marea de Jade del hielo. Ellos han tomado la iniciativa esta vez para hacer la propuesta sobre el matrimonio, por lo que muestra su sinceridad. “

“Trajeron un retrato de la Princesa Hanyu. Eché un vistazo y sentí que tal vez te gustaría, así que no me negué.”

Cang Yue… y todos los demás eran muy conscientes de que parte de la razón por la cual las cinco naciones del Cielo Profundo cambiaron su actitud hacia el Viento Azul fue debido al Imperio Divino del Fénix, mientras que la razón principal fue Yun Che… un hombre que había causado incluso a la Nación del Divino Fénix no tener más remedio que ceder.

A pesar de que él era simplemente el Príncipe Consorte del Imperio del Viento Azul durante el reinado de Cang Wanhe, de ahí en adelante sin duda se convertiría en el gobernante “monarca” a los ojos de otras naciones.

Mientras hablaba, Cang Yue colocó un exquisito retrato en frente de Yun Che, sus ojos rebosaban de alegría y satisfacción… Ella no rechazó a la Armada de la Marea e incluso había mantenido el retrato. Esto no era para molestar a Yun Che. Ella pensó que pudiera genuinamente gustarle. Mientras él mostrara un poco de cariño, ella aceptaría el arreglo. En cuanto a los lazos entre las dos naciones… eran secundarias.

“Oh, es bueno ser poderoso. Incluso hermosas princesas están llamando a la puerta…” Yun Che pensó para sí. Tomó el pergamino, pero no lo desenrolló. En su lugar, preguntó con una expresión seria: “¿Yue’er, es esta princesa Hanyu tan bonita como Xue’er?

Cang Yue se sobresaltó por un momento, pero luego sacudió la cabeza con una sonrisa. “Xue’er es como la encarnación de un hada celestial, su belleza puede poner el sol y la luna en vergüenza. La princesa Hanyu es, sin duda, una belleza encantadora, pero no se parece en nada a la hermana pequeña Xue’er.”

“¡Oh!” Yun Che asintió y luego bajó el rollo. “En ese caso, olvídalo. No me interesaría una chica que ni siquiera conocí antes, mucho menos casarme con ella… a menos que fuera tan bonita como Xue’er.”

“Hehe…” Feng Xue’er se rió. “Hermano mayor Yun, me estás halagando de nuevo.”

Cang Yue recuperó el pergamino y dijo con una sonrisa: “El enviado de la Armada de la Marea todavía está en la ciudad. Si a mi marido no le gusta, entonces yo realmente los voy rechazar, ¿Sabes?”

“Mm, recházalos firmemente y con cualquier tipo de razón.” Yun Che dijo con una expresión indefensa. Un hombre casado con cualquier mujer de una familia con el más mínimo poco de poder se enfrentaría a incontables objeciones a tomar una concubina. Con su estatus de monarca de la Nación Viento Azul, Cang Yue lo estaba mimando hasta los cielos…

Yun Che de repente se dio cuenta que, entre los pergaminos de jade colocados junto a la mano de Cang Yue, había un águila verde impreso en el rollo de jade más alto. Esta marca…era obviamente la “Marca del Águila Celestial” que pertenecía a la Secta Xiao

“La gente de la Secta Xiao ha estado aquí hace poco?” Preguntó Yun Che de manera casual. No era sorprendente para ellos tener visitas.

“Mn.” Cang Yue asintió gentilmente. “Desde hace dos meses la Secta Xiao ha estado buscando una audiencia. Cada vez era el Maestro de la Secta Xiao, Xiao Juetian, quien venía personalmente. Como todavía siento una especie de resentimiento hacia ellos, nunca he accedido a reunirme con ellos. Hace unos días, intentaron enviar estos pergaminos de jade, prometiendo su lealtad a nuestra familia real y poniendo sus servicios a nuestra disposición.

Durante los tres años de invasión del Divino Fénix, la Secta Xiao no presentó ninguna resistencia. El hecho de que se encorvaran a la rastra podría ser anulado e ignorado, pero lo peor fue que también proporcionaron recursos para apoyar al Ejército Divino del Fénix como “tributo”. Esto reforzó grandemente la habilidad del Ejército Divino del Fénix para conquistar al Imperio del Viento Azul. Con un completo revés en las circunstancias, estarían naturalmente aterrorizados e inquietos, desesperadamente apurados ante grandes gestos de disculpa y expresando su lealtad.

“Secta Xiao.” Yun Che se burló, su sonrisa desapareció inmediatamente mientras pensaba en algo. “¿Qué pasa con Villa de la Espada Celestial, ¿Aparecieron durante este período?”

Cuando Yun Che menciono a la “Villa de la Espada Celestial”, la sonrisa radiante de Cang Yue se calmó ligeramente. Ella sacudió la cabeza suavemente y dijo. “No. En aquel entonces, cuando mi padre real fue asesinado y el Imperio del Viento Azul se encontraba en una situación peligrosa, la indiferencia de la Villa de al Espada Celestial me enojó. También dijeron que están rompiendo todos los lazos y juran que seríamos enemigos de ahora en adelante. Ahora que el Imperio Viento Azul ha logrado soportar esta adversidad y reconstruirla, la Villa Espada Celestial… actúa como si nada hubiera pasado antes, como si no existieran.”

La expresión y el tono de Cang Yue eran tranquilos, como si al parecer estuviera tomando las cosas a la ligera. Sin embargo, de su sonrisa desvanecida, estaba claro que ella era incapaz de superar este asunto.

Ella les había escrito personalmente nueve veces. Ella era una emperatriz, pero tuvo que recurrir a suplicar por su ayuda… Para evitar cualquier represalia, la Villa de Espada Celestial la traicionó y rechazó sus súplicas. Podría haber aceptado los primeros rechazos, pero sus nueve súplicas dieron nueve acusaciones de apatía. Sin siquiera una sombra de respuesta, era como si la Familia Imperial del Viento Azul no existiera.

Esa era una especie de resentimiento y humillación que nunca seria olvidado.

Hace tres meses, cuando el Ejército del Divino Fénix se retiró y dio varias formas de disculpas y compensaciones al Viento Azul, tratando de expresar su buena voluntad, la Villa de la  Espada Celestial no visitó a la familia Imperial ni una sola vez…

“Hmph, está bien. No tienen la cara para aparecer.” Yun Che rió fríamente, su risa llevando una tristeza subyacente que Cang Yue y Feng Xue’er no entendían. “Está bien si no vienen, he querido hacerles una visita de todos modos… ¡Hagámoslo hoy, entonces!”

Nación del Viento Azul, Villa de la Espada Celestial

La atmósfera de la Villa Espada Celestial era especialmente solemne y rígida porque la villa había recibido invitados distinguidos, con estatus terriblemente altos.

La llegada de estas dos personas hizo que las auras de las espadas que rodean a la Villa de la Espada Celestial experimentaran enormes cambios.

“Para que dos ancianos hagan personalmente un viaje a nuestra villa… Yo, Yuefeng, estoy extremadamente perplejo. Si yo hubiera sabido de la llegada de los dos ancianos antes, Yuefeng habría convocado a toda la villa para darle la bienvenida a cien millas de distancia.”

La postura respetuosa de Ling Yuefeng desmentía su miedo. Él personalmente sirvió el té a sus dos huéspedes distinguidos… Era una colección centenaria conocida como el té de la Espada Verde un té tan precioso que él no estaría dispuesto generalmente a beberlo.

“Es una sorpresa agradable que ambos tíos estén aquí. Deberían haber avisado a Yufeng con antelación para que pudiera darte la bienvenida junto a mi marido.”

En comparación con Ling Yuefeng, Xuanyuan Yufeng estaba más a gusto. Aunque los dos distinguidos invitados presentes eran de hecho sus tíos en términos de antigüedad, los dos la habían regado con tierna atención amorosa cuando era joven.

Las dos personas parecían tener más de cincuenta años, pero sus cabellos y barbas aún eran negros. El hombre de la izquierda llevaba un traje verde, tenía un cuerpo medio y llevaba una expresión alegre. El de la derecha llevaba un vestido gris, era un poco más alto que el otro, y tenía una gruesa barba que le llegaba al pecho. Él también tuvo una expresión cálida. Si uno se limitaba a mirar sólo a su apariencia, ambos eran simplemente dos hombres de mediana edad, pero el experto en espadas Ling Yuefeng, podía sentir ráfagas de frío en ellos… Aunque estaban sentados allí, su energía profunda suprimida, una energía sin forma de espada los envolvió. La energía de la espada era majestuosa, como si fuera un océano ilimitado, inmensurablemente profundo.

Sus cejas estaban en forma, apuntando hacia arriba como si dos espadas afiladas estuvieran apuñalando en el cielo, e inculcaban el miedo en otros.

“Hoho.” El anciano vestido de verde dijo con una leve sonrisa, “Nosotros dos fuimos instruidos por el Maestro de la Espada para hacer un viaje a la Nación del Demonio Negro, y antes de que nos fuéramos, el Noveno Anciano hizo una petición. Una vez que hemos resuelto los asuntos en la Nación del Demonio Negro, hicimos un desvío hacia aquí. ”

Xuanyuan Yufeng dio un paso adelante y dijo: “Esta debe ser una tarea importante ya que el Maestro de la Espada mismo dio estas instrucciones, y fue asistido personalmente por ambos ancianos. Con un asunto tan importante en la mano, ambos ancianos todavía hicieron un desvío para visitarnos. Estamos sinceramente honrados.”

El anciano vestido de gris acarició su larga barba y dijo con una leve sonrisa: “De ningún modo. Estamos obligados a cumplir la petición del Noveno Anciano. Yuefeng se puede considerar una parte de nuestra Región de la Espada. Ambos deben relajarse en la formalidad, hohoho.”

“Para que mi suegro haya pedido a los dos ancianos que vengan personalmente… si tiene alguna instrucción, Yuefeng estará encantado de cumplirla”, dijo Ling Yuefeng respetuosamente. Si hubiese pasado tres años, no se habría atrevido a decir “suegro”, pero ahora estaba acostumbrado a ello.

“No es nada importante.” El anciano de verde dijo con una sonrisa aburrida, “Noveno Anciano quiere mucho a Ling Jie. Desde que salió de la Poderosa Región de la Espada Celestial para regresar aquí, el Noveno Anciano le ha echado de menos todos los días, aunque ha pasado menos de medio año. Él nos instruyó para traer a Ling Jie en nuestro camino de regreso una vez que resolviéramos los problemas en la Nación del Demonio Negro. ”

“Si ninguno de los dos tiene algo importante que atender, sería mejor regresar con nosotros.” El anciano de color gris continuó-: “El Noveno Anciano rara vez sonríe, pero siempre está contento cuando se reúne con todos ustedes”

Ling Yuefeng y Xuanyuan Yufeng sonrieron el uno al otro, sus rostros revelando alegría. Xuanyuan Yufeng y su padre Xuanyuan Jue originalmente habían “cortado” sus lazos, pero Xuanyuan Yufeng era la única hija de Xuanyuan Jue después de todo. Después de algún tiempo, la ira se disipo. Aunque echaba de menos a su hija, le era difícil admitirlo por su orgullo. Hace tres años, cuando ambos esposos trajeron a Ling Yun y Ling Jie de regreso a la Poderosa Región de la Espada Celestial, la relación de tensión comenzó a suavizarse… Además, Xuanyuan Jue le gustaba tanto Ling Jie que no sólo lo había guiado personalmente en el manejo de la espada, También gastó una generosa cantidad de recursos de la Poderosa Región de la Espada Celestial en él. Esto ayudó a la fuerza profunda de Ling Jie y su arte de la espada a mejorar tremendamente en los últimos años.

La razón principal para que la relación de Xuanyuan Jue con su hija y yerno se suavizara tanto durante los últimos tres años podría atribuirse a Ling Jie.

Xuanyuan Yufeng sonrió y estaba a punto de aceptar cuando, de repente, una voz profunda y estruendosa resonó desde fuera.

“XUANYUAN YUFENG, VEN AFUERA, ¡¡AHORA!!”

  • Rudy Flores Cervantes

    YA LLEGUE PERRASSSS ES HORA DE ARREGLAR ASUNTOS XD