AL – Capítulo 3.

Modo Noche

CAPÍTULO 3

EL CAMPANAZO DE HELIOS.

— ¡despierta!, ¡vamos levántate!, ¡ya amaneció!, ¡hey!, sí que eres flojo ya levántate— es mi voz interna, parece que surgió de nuevo.

El viejo llegó y me dijo también

—hey levántate, helios salió.

—no se quien carajos es helios pero déjenme dormir.

—Es obvio que hablo del sol—; y abriendo una ventana, la luz irradiaba calor sofocante, que con gran fastidio me levanté y me caí.

—que carajos, ¿el sol, helios? no entiendo.

—es obviamente el sol, pero en este lugar helios es su nombre, de todos modos quiero que veas algo, sígueme, en la mesa deje agua de manantial. Bébela.

El viejo salió y me llevó al cobertizo, el sol era clemente, igual de intenso a mi mundo.

Se dice que el Sahara llega a estar a más de 50°C, pero este parece mucho más penetrante.

Al viejo no le importa, parece que no lo siente, seguro se acostumbró, así que al entrar me dijo

—este mundo se rige bajo las mismas reglas atmosféricas que en nuestro planeta, hay verano, otoño, invierno, y primavera, pero los procesos naturales son diferentes al nuestro, y me refiero a todos sus componentes, habrán cosas que te desconcertarán, así que solo ten mente abierta.

A nosotros nos costó tiempo asimilar, y habrán cosas que puede que no encuentres explicación pero ten en mente esto, «todo lo que veas es posible», mira… te tengo una sorpresa.

Desenvolviendo de un trozo de tela, sacó un arma en forma de hoz, me comentó

—toma, necesitaras esto — y cuando activó un palanca, el arma se armó y una hoz retráctil salió, al costado había un  hacha, y del lado contrario una espada.

—Se llama Perun, es 100%  cactolium, 10 veces más resistente que el diamante, incluso podría rayar un diamante, y créeme mi hermano le hizo muchas pruebas, no preguntes como lo sé, solo sé que lo hizo: es resistente al calor, es muy dócil a la hora de formar, es el material más duro en este mundo, mi hermano descubrió una mina de cactolium en este desierto, al principio creíamos que era platino, pero es mucho más ligero, no se oxida, con ese metal hice un arma mecánica, los locales le llaman roca cactolia o la roca que nunca cede, es muy escaso al otro lado del mar, solo algunos con mucho dinero podrían conseguirlo o heredarlo entre familias, aunque hay grandes industrias que exportan este metal al norte. Quiero que tú lo tengas te servirá para tu largo viaje

El viejo parecía muy animado pero algo me rondaba en la mente, y le pregunté

—oiga anciano, quiero preguntarle ¿qué es eso de casta manchada?, pensé que las cuatro eran las que denominaban todo este lugar.

El viejo muy  pensativo recordó que no termino su historia y dijo

—se me olvidaba, esta zona es prohibida, es el desierto de las lamentaciones, pero en donde nos encontramos es el lugar más recóndito de todo el lugar, si vas hacia allá encontraras la torre de los cielos, pero en todo el recorrido es desierto, solo encontraras desierto, y más desierto, con mi hermano no pudimos encontrar limite, así que no nos arriesgamos, puede que lleguemos al otro lado pero, parece ser que algo nos impide hacerlo, es por eso que se evita viajar por ese desierto y del otro lado tambien.

—Este lugar fue entregado por los Berserker, a los monjes de casta blanca manchadas.

Tanto castas blancas como manchadas pueden venir aquí, y hacer cualquier cosa, total aquí no hay nada, y para ser más específico los manchados, son cruces entre familias, Berserker, con Redgroouk, o Redgroouk con Brown , los únicos que no fueron manchado eran los Darker, ellos no se les encontró nunca una familia cruzada… si se te dificulta mucho las referencias de este mundo en tu mochila puse un diario con glosarios, y palabra que utilizan mucho aquí, habla de casi todo, también te metí, un termo con agua manantial, ¿dime tienes sed?

Ahora que recuerdo aunque el sol es muy fuerte, mi cuerpo no se siente deshidratado, y no tengo sed.

—No, no tengo  como es que…—y es cuando pensé bien.

—es por el agua de ayer, el contenido de agua perdura mucho más tiempo en tu cuerpo, así no te deshidratas, y ¿sabes que es lo mejor de todo?, siempre se mantiene fría los efectos duran 19 horas.

—Vaya esto es sorprendente.

—El problema es que esa agua solo se puede conseguir cuando es de la montaña azul, incluso las castas pelean por territorios, donde esas montañas se encuentran. Los Berserker son los que tienen más reserva de montañas azules. Aun así, toman agua normal, pero cuando se encuentran en batalla, utilizan esa agua manantial

Ya veo aquí su prioridades son más razonables que en nuestro mundo, a pesar de eso cualquier otra cosa es más razonable que las guerra que creamos, por política o poder económico, aquí sus razones son las propiedades con abundante agua.

—pero no te apresures, encontrar esas montañas es fácil, pero saber dónde están esos manantiales, es lo más difícil, también te eche agua del lago.

Bébela, los efectos de razonamiento terminaran en muy poco, sentirás un ligero mareo, y perderás el sentido de entendimiento, así que bebe un sorbo para que recuperes tus agudos sentidos de intelecto, y toma esto, es una raíz de brazzas solo colócalo en el suelo y su raíces te mostraran a donde hay agua, solo síguelas, te ayudara a encontrar la torre de los cielos.

Muchas cosas, pero todo sea por ir en busca de ella, aun así nunca le pregunté

—oiga viejo ¿cuál es su nombre? —

— ¿El anterior o el que tengo?

— ¿Cómo, tenía otro nombre?— el viejo me explica mientras empaca más cosas en mi mochila

—en nuestro mundo me llamaba Mihail Corcanoba, pero cuando llegamos aquí nos cambiamos el nombre, en las torres me llamaban Lvca, mi hermano se llamaba Yuri Corcanova pero Yvil fue su nombre en este mundo.

—Lvca y Yvil, te llamare por el de nuestro mundo Mihail, así que Mihail, ¿por qué se llevaron a esa chica a las torres de los cielos?

—bueno, cuando hay un ser y no reconocen su casta, por lo general lo entregan a los clérigos de casta blanca para que lo lleven ante el concilio de electores, quienes se encargan de investigar sus orígenes, en mi caso fue igual, pero por el color de mi cabello creyeron que  pertenecía a una casta Berserker manchada, así que me enviaron con los clérigos de las altas montañas para que me dedicara a  la labor de erudito de las altas cortes con mi hermano, eventualmente descubrimos que ellos ignoran el hecho de que hay portales en este mundo y por siguiente seres iguales a ellos, así que no le cuentes a nadie sobre este asunto.

Bueno eso me da oportunidad de pasar desapercibido y que la búsqueda sea más rápida, ósea que está bien, pero

—oiga viejo ¿cuánto me llevara de aquí a la torre? —y mientras pensaba me dijo

—4 iczex, solo sigue las raíces, y ella te llevara al mar nuboso—

— ¿4 iczex son…?

—4 días— respondió él.

Es mucho, pero tengo que encontrarla.

—Antes de que se me olvide cuando llegues allá, pregunta por Yco, es un amigo de mi hermano, era partidario de los Darker, él puede ayudarte en la búsqueda, y otra cosa me quedare con tus libros, te los daré cuando regreses.

El viejo sin retrasarme, solo me dio la despedida, y empecé mi caminata, el sol estaba implacable ese día, aunque era muy raro, no me sentía con sed, es por el agua manantial.

Caminaba, y caminaba, y de repente me sentía cansado.

Saque esa raíz, y la puse en el suelo y  de la nada su proceso fotosintético se aceleró, y produjo raíces en un abrir y cerrar de ojos, y sus raíces se expandía a una dirección, que apuntaba a mi derecha, cuando me di cuenta sus raíces se expandieron demasiado,  la recogí y sus raíces se regresaron,

—valla esto sí que es muy útil, si no lo tuviera, tal vez estaría caminando en círculos.

El sol empezaba a esconderse, la primera luna, Calipso, principió sus puestas en el cielo, Cupido le seguía, después Selene, tardo más de lo que podía verse.

Y por último aunque solo una parte de su luz, el pequeño Eos, que estaba saliendo de su eclipse de las demás lunas.

Emitiendo una luz rojiza negruzca.

Descansé un poco, saque una tela que el viejo me había echado, y me recosté mirando el horizonte, con toda esa luz nocturna.

Se podía ver las dunas de arena, y el viento juguetón.

Me recosté para mirar el cielo.

Las estrellas son iguales a nuestro mundo… el universo es igual, es igual en todo lugar y para otras criaturas, y tuve ese sentimiento… es como si nunca hubiera salido de la tierra.

Y después pensé en ella ¿que estará haciendo?, ¿estará bien?, y aún sigo si concebir este lugar.

¿Cómo llegué a este lugar?, ese lago no estaba ahí…

Y esperando que mi escepticismo no me segara, me relajé en este lugar

—Es sobrenatural… increíble, y bello— mi conciencia de nuevo, aunque debo reconocer que tal silencio, me hace preguntar ¿Cuándo fue la última vez que no sentía tanta paz?, quiero que esta calma continúe.

 

*                                                 *                                               *

 

Calor, mucho calor, tengo calor, carajo, me quedé dormido, ¡la raíz!

La saque  nuevamente, y la coloque en la arena, las raíces continuaban hacia esa dirección.

—bien voy por  buen camino.

De repente me dio mucha hambre;

—El viejo tuvo que echarme algo de comer— murmuraba en plena quietud del desierto.

Metiendo la mano al bolso encontré una mochila, con fruta y una nota, la fruta era morada parecía como una pera, pero era tan blanda como una uva, con protuberancia, y su olor es característico a la fresa, le di un mordisco.

Es jugosos y su carne chicloso, sabe a mora, no… más bien fresa, es un sabor indescriptible, es dulce, así que mientras masticaba y tragaba, seguía leyendo la nota, se llama pruma sirve como laxante, y desintoxicante, una sola mordida puede contrarrestar cualquier clase de veneno o toxina, no la comas a menos de que estés en peligro,

— ¡Madre mía!— vomite como por 15 minutos, y bebí agua de manantial para quitar el mal sabor del vómito

—Mejor la guardo —otra fruta.

Una fruta que cave perfectamente en la palma de mi mano es amarilla, y también con protuberancia.

—Antes de morderla voy a leer.

Krokiva: tranquilizante natural, alivia cualquier problema muscular.

Vaya, estas frutas son geniales, ¿pero no habrá nada que pueda comer y no me cause algún problema?, que tal esta otra.

Se parece a la uva, pero es más dura, que dice

— Frunosa… No contiene gran cosa, bueno esto si lo puedo comer.

Al metérmelo a la boca, podía casi tragarlo entero, es muy duro de masticar, la nota no tenía ninguna especificación puede que solo sea una fruta común y corriente.

—Bien, no siento nada raro,  puede que me coma otra.

Y así fue, me comí otra. De alguna manera a ese viejo se le olvidó escribir lo que contiene esta, mi corazón empezó a palpitar más rápido, mis musculo empezaron a cosquillearme, mis ojos se dilataron, empecé agitarme, quería reír y correr,  una emoción fuerte, quería saltar, quería volar, así que corrí con todo lo que tenía.

 

Una euforia desbordante, y empecé a gritar cosas, como

—Te amo, te amo, te amo, te amo, haaaaaaaaaaaaaaaaaaaa— y corrí y gritaba como un frenético por todo ese desierto, casi como unos 10 kilómetros. Menos mal nadie vio ese espectáculo.

Cuando dejé de correr, me sentí realmente cansado y me comí la Krokiva para relajarme, y el agua que contenía mi cuerpo la expulse en ese recorrido.

—Viejo loco, debí saber que ninguna de estas frutas podía ser normal. Aunque,  viendo el lado bueno recorrí un gran camino, veamos a ver si me falta mucho con la raíz.

La coloque, y sus raíces apuntaron al lado contrario de donde venía

—Carajo, me pase.

Bueno después de varias horas y retomando el camino, continúe, y bebí un sorbo de esa agua manantial, y seguí caminando.

El desierto es igual como el Sahara, con sus tormentas de arena, y el calor sofocante.

Me protegía de esa tormenta y seguía mi camino, si no fuera por el agua y la raíz ya habría muerto.

El sol está en su ocaso, pero al horizonte pude ver unas formaciones rocosas.

Iré allá, y prenderé una fogata.

Y llegando a la formación rocosa, que tenía la perfecta forma de un cráneo humano con su color rojizo dado por la oxidación de hierro, me adentré.

Así que me senté dentro de la cueva que forma el ojo de esa roca pareidolia. Y revise mi bolso.

— ¡¿dónde estará el cuerno?… aquí esta!

— ¿cómo funciona esto?, en el libro general, vamos a leer, el cuerno de fuego: solo tire lentamente de la cuerda.

—Bien es solo tirar de ella,  la leña ya está puesta.

Al jalar con entusiasmo una gran llamarada me saco impulsado hacia atrás, más o menos como a unos 8 metros.

— ¿Cómo  carajos estará hecho este cuerno?

— Creo que debí seguir las instrucciones de tirar lento… bien, al menos aprendí la lección.

Hay muchas cosas extrañas en este lugar. No podía dejar de ver esas lunas, incluso Eos se podía ver un poco más claro, y las estrellas se ven tan claras. Y con eso pude dormir, viendo las constelaciones, cerré mis ojos.

 

*                                                  *                                                     *

 

Ya amaneció, otro día en ese desierto, es hora de que la raíz me indique el camino.

Y seguí caminado. Las formaciones de nubes me hicieron sombra por un rato, y más me asombraba el hecho que este mundo se rige por las mismas reglas naturales que en el nuestro, ya llevo tres días, y aun no veo nada, ¿estará bien esta raíz?, el camino empezó a agotarme, el agua de manantial no perdura tanto cuando estas en este desierto, parece que el sol no tuviera piedad.

Caminé y caminé, y parecía que ese desierto no tuviera fin, pero algo me llamo la atención. Vi agujeros, de un diámetro de 2 o 3 metros, y muchos más,

—Parece que hay más de 50 hoyos aquí—, pero de repente sentí un temblor.

— ¿Valla que fue eso?

Inquieto por esa sacudida. Seguí mi camino desconfiado.

Cuando me alejé de esos agujeros, solo podía pensar, ¿Cómo se habrían creado?, y el sol nuevamente se estaba ocultando, y las lunas desde su luz aparecían.

—Un momento ¿qué es eso? parecen mesetas, ¡o si!

Podré escalar una para ver si me estoy acercando pero está muy lejos.

Aun así logré llegar.

— ¿Que fue eso?— grité.

Nuevamente el temblor.

—Será mejor que escale para poder ver mejor lo que pasa, es hora de probar el arma, ¿cómo es que se llama?—. El nombre del arma estaba escrito en la hoja de la hoz “Parom”.

—Pensé que me dijo Perun… bueno como sea, Parom muéstrame de que estas hecha, vamos a ver como activo… veamos que dice el libro de esto, el cable esta hecho de cactolium de alta tensión, con un rango de 150 metros,

—Vaya es muy largo, el motor también está hecho de cactolium con algunas aleaciones de otro metal, vamos a probarlo —, disparé y mientras la punta se ondulaba por el tiro, se ancló a las rocas, y el motor empezó halar, y subí.

—Vaya que es muy resistente—, y empecé a subir.

Cuando estaba en una posición incómoda empecé a buscar rutas para escalar, y si estaba a favor, utilizaba nuevamente el cable, y si ninguna me funcionaba, solo escalaba con mis propias manos.

Parom por ser retráctil podía volverlo un arma pequeña, así que amarrándolo a mi espalda con una cuerda que el viejo me presto empecé a tomar riendas en la escalada.

Cuando subí a la sima, podía ver todo el desierto, el horizonte que no tenía fin, surqué mi mirada al otro lado para mirar más allá si podía ver la costa.

Pero no, se veían más mesetas de ese lado, el desierto cambio. Ya no era más dunas de arena.

Ahora el terreno es más hostil, desembocado a una tierra llana y baldía.

—A ver que dice la raíz.

Así que colocando la raíz, esta sigue de frente.

—parece que aun continúo en el camino correcto—. Exclamé

—Bueno no tengo de otra que bajar, ¡de nuevo el temblor, que ser….aaaaa! ¡haaaaaaaaaaaaa!, que carajos —. Grité como un loco cuando, vi esa espantosa criatura brotar de las profundidades.

Un gusano sale de  por debajo y viene a mí. La adrenalina controla mi cuerpo y evita ser devorado por esa fea lombriz de tierra que se lanza a arrancarme la cabeza, pero yo me lancé al suelo, y divisé el borde de la meseta y me dije

—Mierda, ¿qué es esa cosa? no tengo por dónde ir, tengo que bajar lo más pronto.

Entonces corrí lo más rápido para escapar y descender de la meseta, pero el gusano crea un túnel a mi dirección, y me ataca. Pero logro esquivarlo.

—Santos cielos, ¿qué hago? Veamos, tendré que arriesgarme, el cable de alta tensión me servirá.

Seguí corriendo lo más rápido posible para ganar velocidad, y tener una mayor posibilidad de…

… Y el maldito gusano sale de la  superficie, con su estruendo siguiéndole.

Un chillido perturbador que hacía que mi cabeza quisiera enterrarse en la tierra

Tenía una fila de dientes que surgían de una mandíbula circular, y giraban para escupir tierra.

Así que salte al vacío y con Parom lancé el proyectil para balancearme y descender más rápido, y así lo hice, la cuerda me balanceó, y mientras revertía el motor.

Saqué la hoz para anclarme a la pared de la meseta, y  poder parar la caída.

Sentía ese miedo, y un engullidor vacío en mi abdomen. Tan solo quería llorar y gritar de terror, mientras el vacío llenaba mis entrañas.

Pero el gusano no le importaba, el solo escuchaba mis gritos de angustia y sentía mi espanto.

Cavó y desenterró mi cuchilla,  me sacó de allí, y empecé a caer,  la caída es más de unos 50 metros o más, pero el gusano solo cambio la dirección y empezó a cavar de nuevo, así que dispare de nuevo,  y se ancló a la pared y detuve el declive.

El gusano empezó a cavar de nuevo, y se dirigía a mí,  tenía que apurarme, y revertí el engranaje para caer, y en efecto, cuando caí, quise nuevamente enterrar la hoja, pero el gusano salió, y me golpeo, solo hay 20 metros de caída.

No deje que el gusano cavara, y le dispare a su cuerpo. Intento soltarse pero el cable se incrusto a él, y se dejó caer para desprenderse del arpón.

Caí con él, la fuerza que ejerció para desprenderse desacelero mi caída, y revoté en el suelo, gracias a Dios no me rompí nada.

Y el gusano también cayó, pero empezó a zigzaguear, y me arrastró por un buen rato hasta que pude quitarle el gancho.

Cuando me levanté, nuevamente cavó, y desapareció en la superficie, y nuevamente se sentía el temblor.

Empecé a sospechar que ese gusano principió acecharme desde mucho tiempo.

Entonces corrí.

Corrí con todas mis fuerzas, el gusano salía a la superficie impulsado por su velocidad constante, tratando de atraparme, y socavaba para poder alcanzarme.

Y pensaba que no podría correr para siempre, así que llegué a la conclusión de que solo me quedaba enfrentarlo, así que sacando de nuevo a Parom escogí la espada como arma, y me esperé, el gusano empezó a deformar la superficie cavando en círculos.

Me retiré,  solo me alejé de ese remolino de arena, pero el gusano aparece siempre a donde voy.

Y si ese es el caso, lo esperare con el filo de Parom.

Y salió para atacarme con su cuerpo largo y lleno de púas, plateado, y que giran, el gusano sabía que no era una presa fácil.

Entonces decidió lanzarme acido, pero gracias al metal de Parom no se corroía.

Sin embargo al quedar la baba en el arma, preferí no protegerme con ella sino más bien evitar que el ácido me tocara, porque en tal caso no podría utilizar a Parom.

Decidí atacar, y cada vez que su cuerpo con estacas plateadas y puntiagudas me atacaba yo prefería esquivar, pero parece que nada de lo que le hacía le hace daño.

Entonces me acorde de mi entrenamiento, y tenía que tomar valor. Me acurdo de ese sábado en el club de Wing-chu con espada, aun siendo muy desbalanceado el arma, su peso es ligero.

—Puedo con esto—, Me susurré.

Recordaba todo los movimientos, y atacaba con firmeza.

Pero no surtía efecto, era muy lento la técnica, así que cambie mi forma de moverme, por una más rápida y directa, el Wushu de wudang.

Y tal parece que puedo cortar su puntiagudo pelaje. Pero sigue siendo fuerte, sus movimientos son muy rápido, su cola me golpeo y me  lanzó a tres metros   pero no me lastimó demasiado.

—Buenos es hora de sacar el hacha.

Y mientras más trataba de salpicarme con ácido, en las aberturas que hice con la espada, podía rasgar su piel, aunque había momentos en que el hacha solo golpeaba, porque la carne de aquel gusano es muy dura, muy poco podía penetrar.

Tengo que apuntar a su cabeza, de otro modo no podré librarme de él, así que lancé con todas mis fuerzas el hacha a su cabeza con giros rápidos, y quedó enterrada en ella.

Bien, parece que sufre y se revuelca para librarse del hacha, ¡no la soltare!, perdería mi única arma, mi única arma capaz de matar esta colosal bestia.

Y sin previo aviso me lanzó tan alto y tan lejos que escuche como algo se rompió. Parece que fue una costilla… pero aun puedo luchar, la adrenalina podía enmascarar el dolor en mi costado.

El gusano emanaba una sustancia amarilla de su cabeza, así que empezó a cavar.

Cambie de arma por la guadaña…

— ¿surgirá por detrás? ¿O por delante?, O…

… Como me lo temía, justo donde estaba parado, el suelo empezó a ceder,  una gran fosa salió de ese suelo para tragarme entero.

Lo único que podía hacer es exactamente lo que tenía planeado, cortarlo con  la hoja de la guadaña, pero solo se clavó en ella cuando salió.

Y ejerciendo mi fuerza hacia abajo, logré cortar casi todo su cuerpo,  pero aun así su carne dura, y sus melena puntiaguda, me lastimaban, decidí retirar la guadaña, y esperar  a que muriera, o, en caso contrario que me atacara.

El gusano ahora se mueve más lento, entonces pareció por un momento que estuviera inflándose,  sus púas se erizaron, empezó a votar un líquido amarillo por la boca.

Me puse más alerta, pero empezó un temblor nuevamente, uno más fuerte que el que había  sentido antes.

A lo lejos del desierto, algo que parece como una tormenta de arena se veía, pero no entendía por qué temblaba…

… Bueno no importa, tengo que concentrarme en este gusano, cuando el gusano se me lanzó, lo único que hice fue girar 360° para cortarle su cabeza.

Y la bestia cayó, chorreando sangre amarilla y verde.

Y yo también caí, cansado de esa lucha, vi como sus órganos se desparramaban, y fue entonces cuando noté, que esa tormenta de arena, no era una tormenta, si no más gusanos que venían en mi dirección.

Era tarde, ya estaban cerca, no podía escapar.

Me levanté y sostuve a Parom con la guadaña, para esperar algún tipo de ataque.

70 o 100 gusanos se detuvieron en el cadáver de su compañero, y después de eso, solo se mantuvieron observándome por un buen rato, y yo seguía alerta.

Lo único que hicieron fue devolverse por donde vinieron, y yo solo caí del cansancio guardando el arma, palpando mis costillas cual de todas se habían roto, y sentía dolor entre la séptima y octava.

Al oscurecer,  hice una fogata en la cueva de una de las mesetas, y comi Krokiva y carne de ese gusano asado, pero sabía a mierda, empecé a buscar algo sobre ese gusano, y al buscar encontré su nombre;

Lambus Allghoi khorhoi: es en gusano carnívoro y caníbal que habita en zonas calientes, un adulto llega a medir de 7 a 10 metro, con diámetros de 3 a 5 metros, dependiendo de su alimentación es su crecimiento, su mayo presa son los Crambols  escarabjos. Pesa desde 40kg hasta 60kg,  son casados por su melena su pelajes es tan dura que cuando se logra arrancar, se puede crear barias cosas como globos aerostáticos que llevan grandes embarcaciones, redes, mayas, las púas se utilizan para hacer espadas y otra clase de herramientas. Por su forma dorsal, y sus resistente pelajes, puede cavar eficientemente, con la invariable  capacidad de cambiar de sentido sus músculos, en la tierra es llamado el gusano de la muerte,

—ya veo.

Parece que esta información viene con una historia paralela a ver que dice

—“El campanazo de Helios” ¿qué es esto?

Cerca de las montañas de oro o Altai Mongolia, un granjero encuentra en sus terrenos lo que parece ser una zona rocosa,  se adentra y se da cuenta que enterrado pero muy a la vista se encuentra una campana de oro con una inscripción en ruso, al ver que es muy pesada para retirarla, la escondió sin saber el terrible secreto. Al morir el viejo, dejo un  mapa donde sus hijos pudieran encontrarla. Un día cuando sus hijo encuentran el mapa, hallan la campana de helios;  los 3 hijos deciden cavar y destruir la campana para sacar por partes y día por día  vender en el mercado pedazos de oro.

Para retirarla por completo  uno de ellos encuentra un agujero , si más desapareció mientras este gritaba, los dos hermano corrieron a su ayuda, y se dieron cuenta, que un extraño animal devoraba a su hermano, era tarde no pudieron hacer nada, paso seguido los hermanos nunca más volvieron a desenterrar esa campana, uno de los pobladores sospechando las procedencia de sus riquezas deciden emborrachar a uno de los hermanos para sacarle la verdad, este ebrio, contó todo lo que sabía y la tenebrosa verdad, estos hombres decidieron buscar por si solos la campana donde este les había dicho, nunca más se volvió a saber de ellos, uno de los hermanos, cayó en la ruina, murió poco después de que se enteró  que su hermano murió, y lo único que quedo de esa familia fue la historia de la campana de helios y el gusano de la muerte—. «Historia si corroborar, llevada por un poblador de Mongolia orígenes del gusano de la muerte».

—Increíble estos gusanos, pueden ir y venir de nuestro mundo a este, así fue como se expandió la leyenda del gusano, pero ¿de dónde carajos salió esa campana?