ASSS – Capítulo 154

Modo Noche

Capitulo 154: ¿Es eso mentira, o verdad? (Inicio)

“…Oji, sama…”

La voz ronca de Yue resonó. Sus ojos estaban inusualmente abiertos, sus pequeñas y delicadas manos estaban temblando como expresando la agitación dentro de su corazón.

Normalmente esa era una situación imposible para ella, para no notar el llamado de Hajime, esto solo mostraba que tan profundamente se agitó.

Dando una mirada a Hajime y los otros que estaban notablemente impactados con la condición de Yue, el rey demonio de cabello dorado y ojos rojos sonreía gentilmente mientras se dirigía una vez más a Yue con un nombre el cuál no era familiar.

“Es cierto, soy yo. Aleytia. Pareces estar sorprendida. …Eso es algo entendible. Pero, esa nostálgica mirada tuya es adorable. No has cambiado para nada en estos trecientos años.”

Un rey demonio sonriente. Yue dio un paso atrás, probablemente percibió que la persona allí era su tío. Y entonces, justo cuando estaba a punto de decir algo con sus labios temblorosos, el apóstol Acht habló a antes interrumpiendola como si de una bofetada se tratase.

“¿Aruv-sama?”

Acht llamó al rey demonio con una expresión que asimilaba la de una máscara, de cualquier manera, su entonación estaba claramente preguntando. Por esa indicación, era como si la actitud del rey demonio hacía Yue fuera una situación inesperada para ella. Y esto no era solo para los apóstoles, incluso Freed hizo una expresión de pregunta.

Escuchando el llamado, el rey demonio sonrió levemente y repentinamente levantó su mano. …Hacía Acht y los otros, los apóstoles de dios.

Luego de eso, una luz de poder mágico que se parecía a la de Yue explotó como una granada explosiva, instantáneamente todo fue consumido en luz. Esa luz entonces fue absorbida de nuevo por la mano de Denreed como si hubiera retrocedido el proceso, después de eso las figuras de los apóstoles cayendo como si fueran una máquina la cual no tenía electricidad se volvió visible.

Lo que es más, como si fuera un reparo adicional, Freed y Eri también cayeron al suelo. Kouki quién estaba al lado de Eri se encontró estupefacto ante tal repentina situación, el solo se quedo mirando a Eri sin si quiera pestañar.

Frente a Yue y los demás quienes estaban estupefactos ante el repentino evento, el rey demonio libero un suspiro ‘fuu’ como si el justo hubiera ocasionado una catastrófica situación, luego elevo su mano sobre su cabeza y chasqueo la lengua, invocando alguna clase de técnica.

Lo que se reflejó en la piedra mágica del ojo de Hajime fue una barrera dorada esparciéndose en forma de domo. De cualquier manera, aún así parecía ser que tenía un efecto diferente a comparación de una barrera normal.

“Esta es una barrera para engañar cualquier intercepción o ratreo. Es algo para mostrar diferentes sonidos y escenas que he preparado. Con esto, los apóstoles fuera de este lugar no se darán cuenta de que está pasando aquí.”

“…¿Qué planéas?”

Hajime entrecerró los ojos silenciosamente hacía tal manera de hablar y conducta la cual parecía ser de una persona que era hostíl contra los apóstoles mientras preguntaba eso a su vez.

“Nagumo Hajime-kun, ¿No es así? Tu vigilia es razonable. Eso es por lo que déjame decirte esto francamente sin esconder nada. Soy el actual rey demonio del reino demoníaco Garland, y el primer ministro del antiguo imperio vampiro Avatar––Denreed Gardia Wesperitio Avatar… una persona quién se rebeló ante dios.”

Las palabras que fueron dichas desde su majestad el rey demonio reverberaron dentro de la gigantesca sala dignamente. Esas palabras acarreaban un poder el cuál hacía que las personas en el lugar las escucharan pensando que fueron dichas de manera seria.

Todos los miembros del grupo de Hajime tragaron saliva al escuchar la verdad. Quien podría creer que el rey de la raza demoníaca el cuál se oponía a la raza humana era un rebelde contra Dios, aquella cosa era algo impensable inclusive en sus sueños. Sus reacciones eran algo natural.

Entre ellos, Suzu quién había logrado regresar a sus sentidos gritó “Eri-“ mientras intentaba correr hacía ella, pero ella fue detenida por la mano de Kouki. Su mano estaba tocando la nuca de la desmayada Eri y sintió su pulso, entonces el asintió mientras sonreía de que no había nada de que preocuparse. Parece ser que Eri solo se había desmayado. Viendo a Suzu tocando su pecho con un suspiro de alivio, Denreed dio unas disculpas “Lo siento por hacerte sentir preocupada.”

Por cierto, dejando de lado a los apóstoles, quienes tenían sus funciones suspendidas. Freed y los demás también tenían las funciones de su cuerpo suspendidas––para decirlo de otra manera, ellos estaban en un estado temporal de muerte.

En adición, con las ‘disculpas del rey demonio’, entre todos quienes estaban sin palabras a causa de esta secuencia de eventos, la mirada de Hajime estaba moviéndose a los alrededores mientras él estaba a punto de preguntarle las verdaderas intenciones a Denreed. Pero, en ese momento una voz elevada resonó repentinamente. Esta era una voz la cual sonaba desesperadamente intentando negar algo.

“Mentiras… no hay manera de que ello sea cierto-. ¡Den-ojisama era un vampiro normal! Por supuesto, él era excepcionalmente fuerte, ¡Pero él no era un verdadero antecesor como yo! No hay manera de que ese oji-sama, ¡De que Denreed siga vivo!”

“Aleytia… te has alterado por ello, ¿No es así? Aun así… eso es natural. A pesar de que era algo necesario, te hice algo horrible. Si aquella persona que te hizo eso repentinamente apareciera frente a tus ojos, sería extraño que no te alterases.”

“¡No me llames Aleytia-! ¡No pretendas ser Oji-sama-!”

Denreed sonrió tristemente hacía Yue quién estaba alterada a un punto que Hajime nunca había visto. Quizá lo alteró de mala manera incluso con tal actitud, Yue impulso su mano hacia fuera con un furioso instinto asesino. Tremendo poder mágico estaba explotando desde el interior de su cuerpo.

A pesar de que ella ya había aceptado la posibilidad de la diferencia en su memoria dentro de la caverna de hielo y nieve, aún con ello, el hombre frente a sus ojos era alguien quién la había encerrado en las profundidades de la oscuridad por trescientos años. Esta era la persona quién la había traicionado, alguien en quien creía ciegamente. No había manera de que ella fuera convencida tan fácilmente.

Además como si fuera nada esa persona que debería haber muerto apareció de repente frente a sus ojos, hablando íntimamente, con afecto a ella, con una mirada que no había cambiado para nada en trescientos años. Su corazón fue agitado por la marea como si fuera golpeado directamente por un tifón.

Siguiendo el impulso que ella no entendía por si misma, Yue lanzó un dragon de trueno. Nerviosismo corría a través de los demás miembros a la situación actual que estaba sucediendo repentinamente.

De cualquier manera, Denreed solo siguió sonriendo. Con una actitud que podría ser llamada tranquila, una vez más, chasqueo los dedos. Al instante, junto con el gran altar donde el trono estaba posicionado, una pared de luz se elevó. El dragón relámpago que estaba aullando estruendosamente mientras se aproximaba a Denreed se estrelló contra la barrera, este era incapaz de destruir la poderosa barrera.

Dentro del relámpago elevándose, Denreed habló con una voz gentil desde el otro lado de la barrera.
“Aleytia Gardea Wesperiterio Avatar. La más hermosa e inteligente reina de la historia, y mi querida sobrina. Yo ciertamente soy tu tío. Me pregunto si recuerdas. Que yo era un poderoso usuario de monstruos.”

“Q-que…”

“Si es la actual tú entonces deberías entenderlo. El por qué yo en aquél tiempo era un poderoso usuario de monstruos.”

“…-, una magia de la era de los dioses… magia de metamorfosis.”

Denreed sonrió respondiendo “Buena respuesta”, justo como en el pasado cuando él miraba a Yue estudiando. Atacada por el deja vú, la expresión de Yue se distorsionó.

“Exactamente. A decir más, yo también obtuve magia de regeneración. Aunque desafortunadamente, mi talento en esa área es pobre, es como lanzarle una perla a un cerdo. En cambio, puedo presumir bastante de que soy muy talentoso en la magia de metamorfosis. Yo también trabaje arduo en ello. Como resultado, no solo creando monstruos, yo también fui capaz de fortalecer mi propio cuerpo. Eso es como extendí mi vida hasta ahora.”

Actualmente, Hajime había desenfundado a Schlagen y disparó despreocupadamente por detrás cubierto por el dragón relámpago, pero entendiendo que la barrera no podía romperse fácilmente, puso su mano sobre el hombro de Yue. Con tal dragón relampago que tenía mala eficiencia y convergencia este incomparable con el normal, a causa de su mente alterada, era solo un desproporcionado desperdicio de poder mágico.

Yue repentinamente regresó a sus sentidos por el calor en su hombro, ella echó un vistaso a Denreed con ojos peligrosos entonces dispersó el dragón relámpago. Ella entonces recuperó su calma en unos minutos después de hacer las preguntas, aún así, ella no escondía su tono el cuál se volvió duro.

“…Ese día el demonio que usaba un dragón blanco, él dijo que tú eras un dios con el nombre de Aruv. ¡Él dijo que tú has estado a cargo la raza demoniaca desde hace cientos de años hasta el día de hoy!“

Denreed trabajó como primer ministro para el imperio vampiro Avatar por más de vente años hasta que Yue fue aprisionada, Yue golpeo a la contradicción de Freed sobre Denreed.

Aun así, la compostura de Denreed no se dañó. Como si fuera a decir que lo que dijo Yue era natural, el respondió calmadamente.

“Lo que dijo Freed no es erróneo. Yo ciertamente soy Aruv, y a la vez puedes decir que Aruv no soy yo.”

La mirada de Yue estaba atravesando a Denreed respondiendo algo como similar a la filosofía Zen. Denreed sonrió levemente mientras continuaba con sus palabras.

“La existencia llamada Aruv es el dios esbirro del dios Ehito durante la era de los dioses. Él es algo como su subordinado. Al inicio, Aruv juró lealtad al dios Ehito y se volvió sus manos y pies, pero aun así, un día él tuvo una duda. Está bien mantenerse mirando el inhumano acto del dios Ehito de esa manera, pensó. Unos cientos de años después, unos miles de años después, y la duda creció más y más haciendo crecer así las intenciones de una rebelión.”

Denreed caminaba alrededor del trono con pasos tranquilos resonantes. Aquel tono calmado por alguna razón resonaba a pesar de que no hablaba para nada alto, incluso así esto no hacía sentir nada de molestia.

“Pero no hay manera de que él pueda compararse al dios Ehito quién es el dios líder. Desde entonces, Aruv creó un plan. El plan es, que él podría descender a la superficie como el esbirro de Ehito e intensificar la guerra de la gente, y mientras esa situación se intensificaba, él podría tomar el rol del rey demonio––bajo este pretexto, él podría buscar algún método de obtener fuerza para oponerse a Ehito.”

Denreed dejó de hablar por un momento y abrió y cerró sus manos repetidas veces. Él estaba haciendo un gesto como si verificara la sensación mientras continuaba.

“Pero, un dios no tiene un cuerpo de carne y hueso, este necesita un cuerpo como recipiente para que ellos puedan actuar en la superficie. Aruv también busco una persona la cuál pueda convertirse en su recipiente para que su alma resida en ese cuerpo. Originalmente, hacer un arma residir en un cuerpo de otra persona no es algo fácil incluso para dios a causa de la fuerza y rechazo del poseedor del cuerpo pero… Si ellos mostraban una existencia similar a uno entonces no habría algún rechazo para ellos. Después de todo, no es como si el ser de una persona fuera a desaparecer, en vez de ello es un honor, ¿Cierto?”

“…De esa manera, ¿Denreed fue escogido por Aruv?”

“Aruv estaba loco de felicidad, ¿Sabes? Si yo fuera alguien con solo la aptitud, entonces él solo me diría que era el siervo del dios Ehito, pero sabía la verdad. Yo podría convertirme en un ferviente rebelde contra Dios. Aruv me dijo su voluntad desde dentro mientras observaba los apóstoles. Incluso ahora Aruv esta dentro de mí, ayudándome en varias dificultades. Dos almas en un cuerpo. Ese es el significado de mis palabras que yo soy Aruv y a la vez no soy Aruv.”

Denreed hizo una pausa para ver si Yue llegaba a comprender conjunto a los demás y mientras tanto puso su mano en el trono. Viendo eso, Yue hizo una cara complicada mientras preguntaba.

“… ¿Desde cuándo?”

“Eso paso un poco antes de que tu pasaras al trono. Al mismo tiempo, incluso yo quién era incapaz de hacer algo sin si quiera saber la verdad, entendía que había algo de lo que era capaz de hacer. Pensé en ello como mi misión.”

“…Misión.”

“Sí, la misión de derrocar a Dios. A pesar de que era difícil hacerlo ya que el Dios Ehito y sus apóstoles no deberían captar mis verdaderas intenciones, como verás. Gracias a eso, yo hice cosas que no eran lo que yo quería hacer incontables veces.”

Denreed sonrió como preguntándole si había algo que ella quería preguntar, viendo eso sonrió y despertó su memoria cuando él cumplía su rol de instructor, haciendo que el corazón de Yue se sacudiese. La manera en la que él hablaba y su atmosfera era como el tío que recordaba en su memoria. Ella empezó a pensar que quizá el estaría realmente vivo como él dice.

Y entonces, si ese era el caso, había algo que Yue quería preguntar, no, algo que Yue quería escuchar a todo costo.

“… ¿Por qué traicionaste nuestro reino? ¿Por qué yo fui aprision…”

“Lo siento.”

“… ¡No quiero escuchar tus disculpas-! La razón-“

Yue gritó a Denreed quién estaba diciendo palabras de disculpas con una triste expresión. Hajime a su lado coloco fuerza en su mano mientras ponía otra en su hombro para calmarla. Los otros miembros quienes también dirigían una seria expresión a Denreed sin intervenir en esto que estaba relacionado al pasado de Yue.

“Aleytia. Tú eras una prodigio, al grado que nadie más podría alcanzarte en el campo de la magia. Incluso yo quién poseía una magia de la era de los dioses no podía hacerte frente. Esta fuerza era demasiado evidente. Eso es por lo que las miradas serían atraídas a ti. Al igual que Nagumo Hajime quién está a tu lado.”

“…Irregular.”

“Es cierto. Aleytia, ¿Me pregunto si recuerdas? Aquella vez, el grupo superior de Avatar ya estaba en proceso de ser manchado por la influencia de la Fe del dios Ehito. Esto incluye a ambos de tus padres también. Deberías haberte dado cuenta de ello.”

“… Recuerdo. Oji-sama y Chichi-ue discutían sobre mi educación muy seguido… Oji-sama fue asignado como mi instructor. Eso es por lo que yo fui criada sin tener que preocuparme realmente por aquella Fe.” (N/T: Chichi-ue es padre.)

Denreed asintió hacía Yue quién asentía.

“Eso es por qué yo sabía la verdad. Yo no tenía ningún método para saber si las palabras de los liberadores eran ciertas o no, pero yo pensé que era peligroso para ti quién aún era joven poner tu Fe en ello incondicionalmente. Quería protegerte. Pero, mi esfuerzo para distanciarte de aquella Fe fue en vano.”

“… ¿Un peón que no se movía como era deseado era una molestia?”

“Algo como eso. El plan de asesinarte se desarrolló extremadamente rápido. Tu inmortalidad no es absoluta. Especialmente si el enemigo es un dios lo hace incluso más cierto… aún cuando obtuve la magia de la era de los dioses, yo no tenía la seguridad de protegerte de las intenciones de Dios. Además, yo quién tenía a Aruv residiendo dentro de mi cuerpo y desperté para mi misión no podía perderte a ti quién era nuestro as en la manga. Eso es el por qué, antes de que el asesinato se realizase, fingí tu muerte y te escondí. Hasta el tiempo donde la rebelión pudiera realizarse.”

“…”

Su tío no quería traicionarla. En vez de ello la protegió. Incluso si él tenía el sentimiento que podría ser considerado como fuerza de combate, sus palabras contenían un sentimiento de que no quería dejarla morir, lo cual concordaba con una porción de la memoria de Yue.

Ahora mismo, la expresión de Yue se mostraba ansiosa mientras tenía una emoción inmanejable eso era demasiado para ella quién perdió su lugar de regreso, como si fuera un niño perdido.
Su voz carente de fuerza quebrándose mostraba sus inestables sentimientos mientras hacía la última pregunta.

“… ¿Los rehenes? Sí tu realmente eres Denreed-ojisama entonces… si tú dices que no me traicionaste, entonces ¿Por qué?”

Hacía esas palabras combinadas con criticismo dentro de Yue quién miraba al suelo, Denreed sonreía levemente mientras murmuraba “Sobre eso”. Y entonces él chasqueo los dedos una vez más. Instantáneamente la luz que cubría las cajas silenciosamente se debilitaba, y se desvaneció, la cerradura de las cajas también se abrió.

Los compañeros capturados, Myuu, y Remia se quedaron mirando a la puerta abierta aturdidos.

“Pensé que si no hacía esto entonces no podría ser capaz de encontrarme con ustedes. Además, también tenía el objetivo de resguardarlos por el bien de cuando el momento llegase. Yo quiero disculparme sobre sus heridas. Quienes fueron a buscarlos fueron los apóstoles. Yo no podía tratar sus heridas frente a ellos. En cualquier caso yo comandé que no mataran a nadie. Después de todo, quizá ellos podrían volverse aliados en adelante con Aleytia.”

“… ¿Ali, ados?”

Parece ser que según Denreed esta era la razón. Quizá ella podría haber usado todo lo que podía para contradecirle, pero Yue solo repetía las palabras de Denreed sin duda alguna. Su voz ya no tenía ningún enojo en sí, lo que es más su corazón enfurecido parece haberse vuelto aún más tempestuoso. A causa de que se le dio demasiada información de golpe, y como toda la información era algo importante e imposible de ignorar para ella, ella era incapaz de ordenar sus sentimientos.

Incluso Shia y los demás que vieron a Yue no podían esconder su sorpresa sobre lo que hacer. Las personas aprisionadas dentro de las jaulas eran incapaz de moverse sintiendo la atmosfera del lugar.
Dentro de tal atmosfera, Denreed miraba cariñosamente como si él hubiera visto el corazón de Yue, él descendió del altar mientras hacía una sonrisa. El destino al cuál se dirigía caminando tranquilo era a la ubicación de Yue.

“Aleytia. Quiero que me creas de alguna manera. Te quiero, si bien como ahora o en el pasado. Cuanto tiempo he estado esperando impacientemente por este día cuando te pueda ver otra vez. Durante estos trescientos años, no ha habido un solo día en el que te haya podido olvidar.”

“…Oji, sama…”

“Eso es cierto. Soy tu Den-ojisama. Mi linda Aleytia. El tiempo ha llegado. Por favor, bríndame tu fuerza para poder terminar con todo.”

“… ¿Brindarte, mi fuerza?”

“Derrotemos a dios juntos. Justo como cuando peleamos contra los enemigos fuera del imperio antes cubriendonos espalda a espalda. El Dios Ehito va a ser derrocado en esta era. Actualmente planeaba esconderte aún más hasta que nos veamos forzados a pelear pero… esto parece ser caído del cielo. Te has convertido mucho más fuerte comparado al pasado, e incluso hay tantos usuarios con magia de la era de los dioses reunidos aquí. Seguramente podremos alcanzar al dios Ehito.”

“…Yo, yo soy…”

Las palabras de Denreed sacudieron a Yue. Denreed estaba abierto de brazos, como si fuera a abrazar a Yue quién se encontraba así.

Aquella postura resucitada de su memoria de la infancia una vez más. Cuando la joven Yue mostraba algún resultado favorable en su entrenamiento mágico o clase, entonces ‘Den-ojisama’ sonreiría aún con más felicidad que con la que Yue lo cumplía entonces él seguramente abriría sus brazos para darle la bienvenida. Y entonces, él podría felicitar a Yue quién saltaba a él diciendo “Trabajaste realmente duro” mientras le frotaba la cabeza.

El abrazo de su familiar importante quién estaba vivo, y quién no la había traicionado. Lo quería como su padre, incluso más que su padre real. Los ojos de Yue se sacudieron.

La sonrisa de Denreed incrementó, él estaba a punto de decir unas palabras para abrazar a Yue.

“Ahora, vamos juntos. Aleyti––”

Instantáneamente

*DOPAN-!*

Tal sonido familiar reverberó. Al mismo tiempo, el cuerpo de Denreed se dobló hacía atrás, y colapsó de tal manera.

Nadie era capaz de entender que acababa de suceder, se quedaron mirando a Denreed con sus pupilas convirtiéndose diminutas. Su cuerpo ni si quiera se sacudía. La gran sala de audiencia estaba en silencio.

Dentro de tal atmosfera, un sonido ‘click’ que era como un martillo armado de fuego, no, era exactamente por qué era un martillo armado de fuego fue que rompió el silencio. La gente se estremeció con el cuerpo tembloroso y envió su mirada a la fuente del sonido a la vez.
Aquella escena fue una la cuál ellos más o menos esperaron se desatase.

Específicamente…

“Muévanse del camino. Convertiré ese hombre en picadillo.”

Agarrando a Donner mientras salía humo de este, mientras decía palabras abusivas de un matón, la figura de Hajime con una vena pulsando en su frente se ubicaba allí.