ASSS – Capítulo 138

Modo Noche

Capitulo 138 : Tortuga Congelada

“Bueno, en primer lugar… Amanokawa, ¡Hacia adelante!”

“¿Eh?”

Mientras Hajime y la Tortuga Congelada dejaban enormes olas de presión uno hacia el hacia el otro por su intento de matar, Kouki había pensado que empezarían a pelear. En lugar de eso, le fue dicho que cargara hacia adelante, y así le dio a Hajime una respuesta de sorpresa.

“No ‘eh’, carga hacia adelante y rápidamente aplasta a esa tortuga.”

“¿Por qué?” preguntó Kouki instintivamente.

Hajime se dio la vuelta y le dirigió una mirada de asombro mientras continuaba derribando a los monstruos circundantes un disparo a la vez.

“Ah, ¿Qué vinieron a hacer aquí? No es probable que cuente si lo hago todo por ti… ”

“… ¡Eso es correcto!”

“Amanokawa, usa todo tu poder para aplastar al tipo grande. Los otros tres (Suzu, Ryuutaro, Shizuku), lo apoyaran mientras que el resto de nosotros mantiene lejos las pequeñas patatas fritas de usted. Hazlo rápido. Si te marchas, terminaré el trabajo.” Hajime sonrió provocativamente.

Kouki asintió con la cabeza, las llamas de determinación brotaron en sus ojos.

“Déjamelo a mí. Te mostraré que lo puedo derribar. Shizuku… Suzu, Ryuutaro, ¡Vamos! ”

“¡Oo, vamos!”

“Te cubriré. Cuidado de los carámbanos detrás de mí. Puede haber algún truco en ellos.”

“Déjame la defensa. ¡Te mostraré que puedo proteger a todo el mundo! ”

Después de que todos respondieron enérgicamente, un destello de plata golpeó a los monstruos cerca de la Tortuga Congelada, desintegrándolos en un instante.

“¡Vamos! ¡No hagas nada precipitado! ”

Gracias al bombardeo de desintegración de plata de Kaori, una ruta fácil había sido abierta entre el grupo de Kouki y la tortuga congelada. Corrieron hacia adelante mientras le daban las gracias.

Mientras sus ojos rojos brillaban, la brecha que formaban inmediatamente comenzó a llenarse de demonios una vez más.

“¿Qué estás haciendo? ¡Tu oponente soy yo! ¡Trigrama del Temblor Celestial”

Mientras la tortuga se concentraba en Hajime, el grupo de Kouki corrió hacia la Tortuga Congelada mientras Kouki gritaba su técnica favorita.

Un ataque asesino de luz voló hacia adelante, directamente golpeando los ojos extrañamente brillantes de la Tortuga Congelada y rasgándolos. Una onda de choque siguió, santificando esa herida.

“¡Kuwaaan!”

Con una parte de su cabeza aplastada, y con solo un ojo, la Tortuga Congelada levantó un rugido mientras lanzaba una intención asesina hacia al grupo de Kouki. Todo iba de acuerdo con el plan de Kouki.

¡Y con la boca abierta, un aliento de hielo y nieve fue expulsado!

Espirando como un tornado lleno de trozos de hielo, cualquiera que estuviera atrapado en él se congelaría inmediatamente. Incluso si pudieras soportar el frío, el hielo te cortaría en rodajas.

Sin embargo, tenían un maestro de barreras mágicas en las que podían confiar.

“¡Más rápido que el viento, más rápido que el agua, Sobre la Santa Dispersión!”

Al reforzar la imagen de la magia cantando, Suzu creó una barrera que dispersaba la energía. El bombardeo de hielo y nieve colisionó con la barrera, haciendo un sonido “gou!”. Y aunque llegó con un impacto terrible, la energía se dispersó y no pudo superar la barrera.

“Se mantendrá la regeneración indefinidamente, siempre y cuando contenga la piedra demoníaca. No pierdas el tiempo. Es necesario terminar esto de un golpe. ”

“Mi Poder del Cielo tarda treinta segundos para alcanzar el máximo poder”.

“Entonces, mientras tanto, está bien si Kouki no hace nada por el momento.”

Mientras Suzu evitaba el ataque con su barrera, Shizuku explicaba el plan mientras le daba una mirada a Kouki. Se requeriría una energía térmica considerable para destruir la piedra demoníaca y aplastar la gigantesca figura de la Tortuga Congelada. Kouki sería el más adecuado.

Kouki comprendió esto, dado el tiempo que tardaría en ejecutar su ataque. Antes, tardó más de un minuto o más en alcanzar la máxima potencia. El tiempo se había acortado considerablemente y amplificado varias veces, gracias a la revisión de la Espada Santa.

“¡Todo el mundo, el ataque se debilita!”

“Bueno. Cuando el ataque se detenga, extiéndanse… Suzu, quédate conmigo.

“¡Entendido! ¡Cuenta conmigo!”

Casi al mismo tiempo que las palabras de Suzu cayeron, el ataque llegó a su fin. El hielo y la nieve cayeron y Shizuku y el resto se extendieron como ordenó Kouki.

Shizuku se lanzó hacia el suelo, resbalándose bajo la tortuga helada.

“¡El primer ataque, Flor Brillante!”

Con un aura aguda dibujando pistas negras en el aire, su objetivo eran las piernas de la Tortuga Congelada. Al gran pie transparente, un hueco de espacio se formó diagonalmente, cortando el pie en dos, que se deslizó bruscamente y cayó al suelo.

“¡Flor Brillante! ¡Flor Brillanye! ”

Sin hacer una pausa, Shizuku siguió avanzando mientras se deslizaba, cortando el segundo pie en un lado. Se deslizó hacia fuera, dejando el resto en la parte trasera.

“¿¡KuruaaA!?”

*¡Aclamaciones!* Sintiéndose satisfecho, la espada regresó a su vaina. Los dos pies se deslizaron hacia abajo en diagonal y con un grito la Tortuga Congelada cayo.

“¡Zzuzuuzun!”

La Tortuga Congelada que había perdido el equilibrio hizo temblar la Tierra. Inmediatamente, una fuerte sed de sangre se disparó tras la Tortuga Congelada que se extendía a través de su largo cuello.

“¿¡Tsu!?”

Con la piel levantada como carne de gallina, la intuición de Shizuku la convenció de que se alejara del lugar donde estaba. Un gran número de carámbanos salieron del suelo de donde había estado.

Como las flores congeladas que florecen de la tierra, los carámbanos afilados florecieron en un rastro siguiendo a Shizuku.

“¡Aerodinámico!”

Mientras que era perseguido por las rápidas formaciones de carámbanos, Shizuku apenas lo hizo en el aire antes de que los carámbanos florecientes pasaran su trayectoria.

Sin embargo, en ese momento, tres águilas congeladas con tiempo exquisito la atacaron desde tres direcciones diferentes, respectivamente.

*”…. destello…”*

Mientras trataba de disparar una Flor Brillante, ella no parecía ser capaz de llegar a tiempo. No había forma de evitar las terribles garras de al menos dos de las tres águilas congeladas.

En ese momento, Shizuku se preparó para tomar el daño de aquel ataque combinado.

Tres destellos rojos pasaron por su entorno.

Con un objetivo inquebrantable, esos destellos atravesaron el centro del pecho de cada una de las águilas congelando, provocando que se rompieran en fragmentos brillantes.

En reconocimiento del ataque, los ojos de Shizuku parpadearon hasta el origen de aquellos destellos… donde Hajime fue encerrado por una cantidad considerable de bestias demoníacas. Estaba usando una combinación de bits cruzados y Metsurai. Sin embargo, lo que le llamó la atención fue el hocico de Donner.

“Desde allí, disparo con precisión sin ni siquiera ver”.

Incluso con una distancia de veinte metros o más, y con el poder de las balas y la penetración de las balas habiendo aumentado tres veces, la onda de choque de las balas explosivas no pudo alcanzarla con tantos demonios entre ellos.

Entonces, ¿cómo llegó ese disparo con tal precisión a Shizuku?

La respuesta fue fácil: sólo tenías que disparar a través de ellos.

Es decir que Hajime atravesó las aberturas entre las águilas congeladas y otros monstruos entre sus entrepiernas, bajo sus alas… Disparando con precisión como disparar a través del ojo de una aguja. Sin comprobar visualmente, ejecutó una habilidad perfectamente tramposa que podría llamarse un milagro.

Mientras olvidaba la batalla que la rodeaba, Shizuku quedó encantada por el poder que Hajime ejerció. No fue hasta que su amigo de la infancia gritó que su conciencia volvió a enfocarse.

“¡No te dejes llevar! ¡¡Heavy Crash!!”
*[¿Quieren que deje esta habilidad en inglés o español? “Choque Intenso (o Pesado)”]

Mientras intentaba despertar a Shizuku, que usaba la habilidad aerodinámica, Ryuutaro corrió por el aire y voló desde arriba, golpeando a la Tortuga Congelada hacia la cabeza usando un puño el cual estaba envuelto en un artefacto de guante que tenía una fuerza comparable a la de un meteorito.

Con un sonido rugiente, la cabeza de la Tortuga Congelada fue aplastada con una onda de choque. Gracias a la magia de gravedad en su guante, un ataque de carámbanos después de Shizuku fue interrumpido. Ryuutaro dio una sonrisa prematura después de ver los resultados de su ataque.

Inmediatamente después de aplastar la cabeza, apareció una nueva cabeza desde la raíz.

“¿¡Geh!? Shi-“

A los ojos de color rojo oscuro que brillaban desde el interior de la concha, Ryuutaro soltó una exclamación instintivamente. Al momento siguiente, dejó escapar un ataque de hielo y nieve, y Ryuutaro intentó ejecutar “Vajra” mientras cruzaba ambos brazos a la vez.
*[¿Ya tienen conocimiento de la palabra Vajra?]

Sin embargo, una barrera hexagonal surgió inmediatamente, separando el ataque. Los sonidos *Bikibiki* denotaban las grietas que se formaban gracias al poderoso ataque. Un segundo después, la misma barrera se formó nuevamente, doblándose y volviendo a doblarse.

¿La Barrera Celestial de Suzu?

Mientras Ryuutaro exclamaba sorprendido, volvió su mirada hacia el pequeño maestro de la barrera mágica que estaba cantando delante de Kouki.

Suzu devolvió una sonrisa a Ryuutaro.

La suposición de Ryuutaro era casi correcta.

“Espacio de Expulsión”.

El espacio de la expulsión era una magia de defensa hecha al componer la magia de dos o más barreras. La barrera celestial se unió a la expulsión. Originalmente, Suzu no tenía la capacidad de crear magia compuesta, sin embargo, gracias a su artefacto ‘abanico de hierro acanalado’, se obtuvo la función que permitió la composición mágica.

Para Ryuutaro, que estaba atascado en la barrera bajo ataque del ataque de aliento, Suzu lanzó Espacio de Expulsión en pánico. Particularmente después de ver un águila congelada tratando de asaltarlo por detrás. Sin embargo, era innecesario. Inmediatamente antes de llegar a él, un poderoso trueno apareció y lo consumió.

“¿¡UoOO!? ¡Eso me sorprendió!”

Mientras disparaba chispas, el gran dragón mágico pasó por Ryuutaro, que tenía una expresión decaída mientras pronunciaba tal queja.

Yue, mientras dirigía la serpiente de siete cabezas con sus dedos delgados que bailaban como bastones, volvió una rápida mirada a Ryuutaro, haciendo que sus mandíbulas cayeran.

Con una expresión de confianza imposible, ella le hizo un gesto que lo regañaba y que parecía decir que no debía reaccionar a cada pequeña cosa, sino concentrarse en su objetivo. Incluso el Ryuutaro de cabeza hueca parecía conseguir lo que estaba tratando de expresar.

“Realmente, cada una de las mujeres de Nagumo son increíbles. No puedo imaginar cómo logró que todas se enamoraran de él.”

Ryuutaro tenía una sonrisa torcida, luchando por imaginar cómo Hajime que sabía desde atrás en Japón logró hacerlo. Mientras ejecutaba Vajra, comenzó a cargar hacia adelante, motivado por el hecho de que Yue lo estaba observando.

De hecho, él se enamoró de ella a primera vista, y fue decepcionado en amor inmediatamente después, gracias al espacio rosado generado entre ella y Hajime. Ni siquiera podía decirle a su mejor amigo Kouki.

Después de haber mostrado ese espacio dulce muchas veces entre los dos, fue capaz de acomodar sus sentimientos. Sin embargo, si Yue lo mirara, no podía decir que no se sentiría feliz por un momento.

“Bueno, en su mayoría…”

Mientras se ridiculizaba de nuevo, aplastó la cabeza de la Tortuga Congelada, mientras Shizuku cortó de nuevo los pies que se regeneraban en cada lado..

Naturalmente, fue incapacitado, sin embargo el parar sus movimientos solo era temporal pronto se haría más rápido, y después de sólo treinta segundos.

Esto es, en una palabra…

“Shizuku! Ryuutaro. Retrocedan. Yo iré… tú monstruo… ¡Poder del Cielo! ”

Así es, el tiempo necesario para ejecutar el Poder del Cielo de Kouki fue alcanzado, la enorme luz como una estrella fija en espiral de su santa espada resultó como tal.

Kouki dio un paso adelante usando un disco creado con la habilidad aerodinámica, balanceándose para perforar a la Tortuga Congelada cuyos ojos estaban desorbitados.

¡¡Dooooo!!

El aura ondulaba, y casi parecía que el sol se elevaba en el vestíbulo, una cantidad tan enorme de luz blanca pura teñía el entorno.

La Tortuga Congelada, fue bombardea por la luz que caía hacia ella, transformó su concha en un cono, en un intento de distribuir el poder del ataque. Una luz de cinco metros de diámetro impactó la parte posterior de la Tortuga Congelada.

“¡¡Kuwaaaan!!!”

Un terrible impacto sonó y retumbo en toda la zona. Los gritos de la Tortuga Congelada resonaron con frustración. Su concha, incluso con su transformación que según su plan, distribuiría el poder del ataque – la Fuerza del Cielo estaba realmente distribuida.

Sin embargo, mientras que en circunstancias normales este ataque era poderoso – gracias a la remodelación de Hajime, ahora era aún más fuerte. El último recurso de Kouki derritió la punta cónica, y la armadura de hielo que rodeaba la concha desapareció magníficamente mientras el humo blanco subía.

“¡Por favor desaparezca como es! ¡Deja que este poder sea suficiente!! ”

Los ojos de la Tortuga Congelada comenzaron a brillar al absorber el hielo circundante para regenerarse. Kouki soltó un grito con una mirada desesperada. Si su ataque más poderoso en el cual uso todo su poder mágico fuera soportado completamente, sería la prueba de que todavía no había alcanzado el nivel de ataque necesario para enfrentarse a un gran monstruo de la mazmorra.

Desde que volvió a encontrarse con Hajime, los sentimientos desagradables y dolorosos se desbordaron. Quería hacerlo por medio de su propio poder, por todos los medios.

“… Kouki…”

Cerca Suzu dijo, con una expresión un poco asustada después de ver la mirada de Kouki.

“¡¡¡OoOOO!!!”

“¡KuWaAAA!”

Los gritos de Kouki y la Tortuga Congelada chocaron.

En un momento.

*Crack*

Después de oír tal sonido, una fisura innumerable apareció alrededor de la tortuga de helada, y las virutas de hielo dispersaron con un golpeteo a la tierra.

Y,

¡DoPaAAaA!

La luz del Poder del Cielo pudo aplastar esa gigantesca figura de la espalda, eliminando el terreno circundante para que no tuviera tiempo libre para permitirle regenerarse. La luz fue tragada por la parte delantera y trasera de la Tortuga Congelada.

La escena era como un revestimiento marino rompiéndose por la mitad mientras se hundía.

“Kuaaa”

Con un chirrido suspirando, la luz roja oscura salió de los ojos de la Tortuga Congelada.

Y después de un golpe la luz que tragó la Tortuga Congelada gradualmente se redujo, devolviendo el espacio a la normalidad.

“Woot! Jaja… derrotado, por mí…”

Mientras jadeaba intensamente, Kouki se tambaleó. Y la habilidad aerodinámica perdió su poder, y su cuerpo cayó, sólo apoyado por la cercana Suzu.

“Kouki, ¿estás bi…?”

Suzu, mientras lo apoyaba, comenzaba a preguntar ansiosamente en ese momento –

¡Boba!

Mientras hacía tal ruido, un águila congelada se precipitó desde el cráter donde los restos de la Tortuga Congelada estaban esparcidos, mientras agarraba algo con sus dos garras.

“¿Por qué, cómo es que todavía se está moviendo?”

“Kouki… Mira eso.”

Kouki miró con los ojos cansados, asombrada, después de ver el área que Suzu indicaba con una voz tensa donde señalaba. Un cristal rojo oscuro estaba agarrado en las garras del águila congelada…

“¡Maldita sea! ¿No fue destruido? Sin embargo, no te vas a escapar.”

Mientras rechinaba los dientes, Kouki, que había agotado todo su poder mientras pensaba que había destruido la piedra demoníaca con su Poder del Cielo.

En el momento en que la Tortuga Congelada había juzgado que no sería capaz de ganar contra su ataque, parecía haber vuelto a su origen dentro de la piedra demoníaca y creado un águila congelada para llevarlo lejos.

Kouki volvió a levantar su espada santa con una mano inestable. Debido a que el efecto de absorción de maná fue añadido a la armadura de Kouki por Hajime, no sintió el efecto del agotamiento de maná.

Sin tiempo para retrasar gracias al águila congelada con la piedra demoníaca que empezó a hacer sonidos de transformación, Kouki comenzó a presionar el ataque. Sin dirigirse a Suzu, ignoró su agotamiento de maná como si estuviera poseído.

Incluso si tenía una voluntad fuerte, la luz que se reunía en la espada santa era débil. Mirándolo, Kouki empezó a entonar el hechizo para la Ruptura del Límite.

“Con Ruptura del Limite…”

“Kouki… ¡escúchame!”

“gritó Suzu con enojo. Aunque es posible recuperar su fuerza después de usar la Ruptura del Límite, los efectos posteriores serían grandes, y no sería fácil recuperarse incluso con magia de recuperación, y mientras que lo más probable sería ser capaz de recuperarse completamente con la magia de regeneración, sería utilizar una cantidad considerable de la magia del grupo de Hajime.”

Aunque estaba avanzando solo, Kouki estaba rodeado de aliados… y no había necesidad de sobre exigirse a sí mismo.

“¡La importancia del destello de la garra, ruptura!”

Con su habilidad dibujo de espada, Shizuku corrió por el aire mientras disparaba una hoja de viento que corto hacia la piedra demoníaca y el águila congelada se transformaba en pedazos.

Una luz azul oscura se expandió, junto con una onda de choque que provenía de la piedra demoníaca delante de Shizuku. Ella lo enfrentó, bloqueandolo con su vaina.

La capacidad de conversión de impacto se concedió a la vaina de la espada negra.

El impacto se transmitió directamente a la piedra demoníaca, una fisura comenzó a formarse con un sonido “bikibiki”, y finalmente…

“¡Ha!”

¡Goba!

Fue completamente aplastada, fragmentos detallados de cristal rojizo oscuro cayeron en la tierra.

Al mismo tiempo, las grandes cantidades de monstruos que llenaban el salón se derrumbaron junto con un sonajero, convirtiéndose en nada más que grumos de hielo.

“…”

“…”

Kouki miró la escena atónita. Aunque Suzu apoyó su hombro, estaba mirando alrededor inquieto y no parecía darse cuenta.

Una voz espléndida y alegre resonó.

“Jajaja. ¡Lo hemos hecho..! ¡Kouki! ¡Ganamos!”

“¿Eh? ¿Ryuutaro …?”

“Sí… cómo decirlo… mira esa concha en espiral. El Poder del Cielo puede observarse en ese cráter. Como era de esperar de Kouki “.

Gracias a la expresión de su mejor amigo que estaba golpeando su hombro, la expresión obsesiva de Kouki volvió a la normalidad. Sin embargo, Suzu que estaba apoyando a Kouki seguía aterrorizada.

“Está bien. Yo, no… Nosotros le ganamos. Al monstruo del Gran Laberinto.

“Sí, es refrescante. Después de presionar tanto desde antes… ”

“Jaja, por cierto, por un momento esto es poco refrescante.”

“¿En verdad? El día en que podamos alcanzar a Nagumo parece acercarse un poco más cercano”.

“… Es bueno si ese es el caso.”

Mientras expresaba su gratitud a Suzu, cuyo hombro tomó prestado, Kouki permaneció de pie solo con una sonrisa irónica. Gracias al brillo de Ryuutaro, su mal humor se aclaró un poco. Sin embargo, se lamentó profundamente de que no fuera capaz de hacerlo con su propio poder.

“Shizuku…”

“¿?, Gracias por el trabajo duro, Kouki.

Shizuku volvió saltando a la posición de Kouki. Kouki alisó su aguda mirada mientras estaba en pánico. Aunque Shizuku se sentía algo incómoda después de mirar la apariencia de Kouki, ella le dio gracias por su trabajo duro después de su tan esperada victoria.

“¿Está bien? Aparte de eso, el Poder del Cielo de Kouki, su ataque más fuerte, desde el fortalecimiento de la espada santa, fue más de lo que imaginaba.”

“¡Está bien! ¡Está bien! Fue un golpe increíble.

“Al… algo así…”

Mientras Shizuku elogiaba modestamente el Poder del Cielo que causaba el cráter ante sus ojos, haciendo luz de sus propios logros, Suzu trató de disipar el sentimiento desesperado en el aire con alabanzas cliché.

Como era de esperar, Kouki se sintió avergonzado: siendo alabado por dos chicas el momento, mientras sonreía y se rascaba la mejilla.

Una voz viene de detrás del grupo de Kouki.

“¡Oo ~ i, aunque es bueno disfrutar de su victoria, sería bueno salir pronto!”

Mientras miraba a Hajime, que estaba de pie en una montaña de hielo mostrando una apariencia fresca sin una indicación de que se había enfrentado a mil oponentes, golpeó su hombro con Donner mientras indicaba una dirección.

En un camino adelante parecía haber aparecido en la pared el lugar de donde la Tortuga Congelada había venido.

Mientras el grupo de Kouki asintió, se dirigieron a Hajime, quien lanzó aerodinámico.

Grats. Parece ser capaz de luchar sin ningún problema contra el monstruo del Gran Laberinto.

Para Hajime que expresó palabras raras de alabanza, una mirada que parecía que estaba observando un animal raro se volvió hacia Kouki. ¿Las palabras penetrantes provienen de tal mirada? Shizuku respondió con un pánico hacia Hajime quien le dio una mirada.

“Si, gracias. Gracias por el poder de estos artefactos. ”

“Bueno… parecías haberlo dominado bien. Aunque, yo no estaba preocupado ya que estamos peleando como un grupo, de todos modos. ”

“¿Sí? Aunque se podría pensar que era trivial, el disparo de precisión que Nagumo uso envió escalofríos por mi espalda. ”

“… Cuando la muerte se acerca, una persona puede hacer lo inesperado.”

A la mirada lejana a los ojos de Hajime mientras recordaba el pasado…. Shizuku expresó una sonrisa mientras pensaba en su fiabilidad.

“En lo que a eso se refiere… Nagumo. ¿Pasamos?”

Irritado, Kouki desvió la conversación entre Hajime y Shizuku.

“¿N? ¿Ah, para decir si sus esfuerzos fueron aceptados?

“Están bien.”

“Debería estar bien, dado el concepto de este Gran Laberinto”.

“En qué manera…”

Kouki inclinó su cuello hacia el comentario anterior. Hajime volvió los ojos hacia Tio, buscando su confirmación. Tio, que abrió la boca, expresó su plena aprobación.

“Con el infinito reproduciendo monstruos, con la habilidad de congelarte hasta la muerte, y un monstruo de clase maestra construido como una fortaleza, era ciertamente problemático. Sin embargo, si luchas sólo con un monstruo fuerte, ¿no es lo mismo que un Orcus? El concepto no está claro para la Cueva del Hielo y Nieve”.

“Aunque todos nosotros derribamos por lo menos tres dígitos dignos de monstruos”.

“Porque hay más de mil monstruos que nos abruman, no creo que hayamos fracasado.”

“… Nn, sin duda.”

El grupo de Hajime dijo uno tras otro, tranquilo y sereno como eran los que tenían la mayor experiencia en el gran laberinto en comparación con el grupo de Kouki.

Mientras pensaban que esas diferencias estaban siendo mostradas, los sentimientos oscuros y desagradables volvieron a girar en el corazón de Kouki mientras él mostraba una cara de consentimiento.

Shizuku, que estaba preocupado por la apariencia de Kouki, lo dejó para más tarde, ya que Hajime los estaba apresurando.

Y de nuevo… se adentraron en el pasillo cerrado con grandes paredes de hielo.

Después de caminar durante treinta minutos, cuando la última luz se vio en la punta del pasillo… el laberinto extendido era enorme, como si fuera una broma.

  • Ecle-chan

    en verdad…. Kouki por si mismo no puede luchar, 30s para activar dicho poder… ese tiempo puede ser fatal, pero lo lamentable no es eso sino su actitud de querer brillar… independientemente del por qué es así, ya es lo suficientemente grande como para entender ciertas cosas.