ASSS – Capítulo 149

Modo Noche

Capítulo 149: La Última Magia de la Era de los Dioses

“Parece ser que todos están a salvo… así que en marcha.”

“¡E-espera, espera! Si Kouki-kun no es curado…”

Hajime apuró a todos para ir avanzando mientras sin dudarlo ignoró a Kouki quién se había desmayado mientras estaba abierto de brazos y piernas con los ojos en blanco. Kaori lo detuvo mientras corría hacia Kouki en pánico. Parecía que quería un poco de tiempo para curarlo.

Cuando Kaori lo examinó, se dio cuenta que el cuerpo de Kouki estaba más destrozado de lo que parecía a simple vista. Además de usar el derivado del ‘Limit Break’, ‘Supreme Break’, por un largo periodo de tiempo, Kouki también había absorbido la magia rojiza oscura la cual estaba al nivel de un monstruo e hizo que incrementara sus estadísticas forzosamente.

Como resultado, solo Hajime quién una vez comió la carne de un monstruo experimentó la destrucción del cuerpo a este nivel, el daño atroz estaba acumulado a través del cuerpo de Kouki. También a causa de que Kouki rechazó su emoción negativa incrementando su habilidad, su mente estaba dañada a un nivel el cuál no podía dejarse pasar.

Con la regeneración mágica y también su habilidad de curación mágica, si era Kaori entonces debería poder curar inmediatamente el cuerpo de Kouki. Aun así, era un trabajo delicado el cual no podía fallar, así que Kaori quería un poco más de tiempo. Sobre todo el daño mental de Kouki no podía verse con los ojos, era necesario tratarlo de una manera muy cuidadosa. Si la curación fallase y Kouki abriese los ojos solo para convertirse en una persona que se riese de manera jovial diciendo “HAHAHA-!!” o algo del estilo, también sería algo problemático. (T/N: Haulias)

De cualquier manera, hacia Kouki, Hajime hizo una queja sin si quiera intentar esconder su expresión reacia a ello.

“… No lo cures completamente. Está bien mientras no esté muerto ¿Sí? Solo déjalo inconsciente por un tiempo.”

“Eh? Qu-… ee, sí, es mejor de esa manera, ¿Supongo?”

Por un momento Kaori movió su cabeza en duda, pero inmediatamente supuso que es lo que estaba pensando Hajime e hizo un ceño con una mirada preocupada.

“Oi, Nagumo, entiendo que no puedas aguantar a Kouki pero… realmente…”

“Nagumo-kun…”

En respuesta, Ryuutaro y Suzu pensaron que Hajime dijo eso porque no pensaba bien de Kouki. De cualquier manera, después de que vieron la apariencia de Kouki hace un momento, no podían protestar con una base. Así que como era de esperarse hicieron una expresión débil y de preocupación.

Hajime miró a Ryuutaro y a Suzu quienes estando sin palabras solo podían rezar por la recuperación de Kouki. Entonces mostró una expresión de lo problemático que era sin mostrar una pizca de hostilidad y apunto a Kouki mientras decía lo que pensaba.

“Chicos, ¿Saben lo problemático que será después de que sea curado allí completamente?”

“¿Problemático?… eh.”

“Parece que Taniguchi entiende, huh? Escuchen bien, Amanogawa no pudo completar el Juicio. Quitó los ojos de sí mismo y como resultado saltó hacia mi. Incluso si despierta ahora eso no cambiara. Y por ello…”

“Solo será como hace un momento de nuevo, ¿No es así?…”

“Así es como son las cosas. Bueno, hace un momento aquello también fue a causa de la influencia de la Imagen y también por su hábito de interpretar las cosas incitándose a ello, así que aunque despierte, quizá no se vuelva loco de golpe, pero….”

Hajime hizo caer sus ojos en el compás que tomo de su bolsillo mientras continuaba.

“La parte final está cerca. Quizá esta ya era la última prueba, pero no puedo decir eso con seguridad por si hay algo más adelante. No hay nada más irritante que ser atacado por la espalda cuando algo ocurre.”

“…Haa, sean agradecidos de que sigue con vida, eso es…”

Incluso Ryuutaro suspiró profundamente mientras asentía hacía las palabras de Hajime quién decía “No se puede hacer nada al respecto.”. Y entonces de la misma manera que Shizuku miró con lástima hacía Kouki.

Además de Ryuutaro y Shizuku, Yue dirigió la mirada como si de basura se tratase y susurró para sí misma.

“… En vez, es mejor dejarlo aquí solo.”

“No, no Yue-san. Sería mejor darle el golpe final.”

“Ustedes dos… no es como que no sienta lo que acaba de pasar pero tranquilícense. El héroe ha tratado con una pesadilla en la cual tenía apuntarse el arma hacía sí mismo.”

Shia susurraba palabras más peligrosas en sucesión y comenzó a golpetear a Doryuuken en su hombro. Su mirada era exactamente la misma a cierta persona la cuál trabajaba por cuenta propia y tenía una flecha pegada a la cabeza. Con una expresión la cual no decía nada, Tio miraba hacia Kouki quién empezó a quejarse “uu” mientras sudaba frío. Quizá era atacado por una conejo arranca-cabezas y una vampiro en sus sueños.

Parecía ser que Yue y Shia seguían irritadas de haber sido llamadas sin honoríficos y la villanificación de Hajime de parte de Kouki.

Hajime estaba exasperado aún mientras sus mejillas se suavizaban felizmente hacía Yue y Shia. Y entonces se acercó al lado de las dos y puso sus manos sobre sus hombros para reconfortarlas. Yue y Shia voltearon para ver sobre sus hombros y notaron que aquellas manos se habían detenido para ese momento. Sus expresiones se mostraron un poco insatisfechas.

“Reténganse, es justo como Tio dijo. De otra manera, entonces no habría sentido en haber hecho algo tan problemático como dejarlo vivo.”

“Muu… si es lo que Hajime dice.”

“Te mantendrás con vida por ahora, maldito héroe.”

Como era de esperarse, Shia estaba un poco frustrada.

Ambas enviaron una mirada a Kouki quién seguía teniendo la pesadilla e inmediatamente comenzaron a abrazar a Hajime, acurrucándolo. Yue estaba acariciando con su mejilla el estómago de Hajime, y Shia recostaba su cara sobre el torso de Hajime silenciosamente con sus ojos cerrados de manera placentera. Sus orejas de conejo estaban sacudiéndose *wassawassa*, y su cola de conejo estaba moviéndose de alegría *furifuri*.

Varias cosas pasaron entre ambas, por lo que no pudieron tener un descanso hasta que se reunieron con Hajime y se pusieron a actuar como niños consentidos. Dentro de sus cabezas resonaba algo como “Aa, estoy curada (desuu-)”

Yue y Shia se apegaban a Hajime rozándolo y presionándolo mientras intentaban obtener el ingrediente ‘Hajime’ en todo su cuerpo. Al mirarlas Hajime se preguntó “Están actuando muy mimadas eh, ¿Paso algo?” y entonces hizo una sonrisa teñida de felicidad, mientras les daba palmaditas en la espalda de manera suave. Las dos abrazaron a Hajime aún más felices. Aquella era la invocación del espacio rosa. La cuál estaba cincuenta por ciento mayor que la usual.

Siendo golpeada por tal color rosa, Tio se acercó de manera dudosa. Coloco un dedo sobre sus labios mientras miraba a Hajime de manera fija. Era un gesto amoroso el cuál encantaría el corazón de un hombre.

Tio también era una compañera importante para Hajime. En este laberinto la carga mental era demasiado fuerte, seguramente Tio también estaba cansada, Hajime envió una mirada amable a Tio y…

“Molesta. No mires hacía aquí.”

“-!? Haahaa, un ataque el cuál destruye completamente el ambiente… nn… que el maestro sea tan perspicaz… ahn… pero, me siento un poco triste…”

Una pervertida la cual tenía tal sentimiento a pesar de entender que no era bueno. Ella se abrazaba a si misma mientras sus muslos se acariciaban mutuamente. De cualquier manera, también tenía un sentimiento de querer ser agregada al círculo de Yue y Shia, a causa de ello sus ojos estaban llorosos.

Mirando a Tio, Hajime se encogió de hombros mostrando que no se podía evitar, su mano se movía haciendo señales de ‘Ven ven’. Inmediatamente Tio fue como un niño pequeño corriendo hacía la espalda de Hajime con una gran sonrisa.

Haciéndolo caer y dejándolo ir… Hajime quién era capaz de usar naturalmente el castigo y el estímulo era más que capaz de ser el maestro de aquella pervertida. A pesar de que él mismo lo negaría efusivamente.

El espacio rosa se espesó aún más, haciendo que Ryuutaro y Suzu apartasen la mirada como si fueran a vomitar azúcar. Pero delante de sus miradas había otro factor el cuál podría incrementar su nivel de azúcar aún más mientras miraba a Hajime y compañía con una mirada impaciente.

“Uu, me demore al empezar… la curación… con esto… ya está lista, ¡Sí! Hajime-kun!”

“Eh? Espera Kaori! lo último se sintió bastante irresponsable…”

Kaori quién había tratado a Kouki al punto que su vida no corriese peligro al final fue “EII!” y lanzo una magia curativa a Kouki, y luego saltó al espacio de Hajime y compañía, Kouki quién había recibido la sanación llena de irresponsabilidad se retorció. Se veía algo penoso.

Kaori estaba corriendo a paso de niño e intento abrazar a Hajime sin detenerse, pero recibió una indiferente obstrucción de parte de Yue. Un guijarro de viento fue disparado a la velocidad de dios y apuntaba a la frente de Kaori. De cualquier manera, Kaori lo esquivo moviendo ligeramente su cabeza y abrazó el brazo de Hajime al lado de Yue.

Naturalmente la sensación del brazo el cual estaba abrazando Yue desapareció. La sonrisa de Yue dejaba de parecer una sonrisa solo cuando estaba dirigida a Kaori. Kaori le regresó una sonrisa la cuál parecía preguntar “¿Pasa algo?”. Como era normal, la sombra de un Dragón y la máscara de Hannya se miraban el uno al otro de cerca.

Un espacio helado fue formado junto al espacio rosa, Ryuutaro y Suzu desviaron la mirada con una intención diferente esta vez. Dentro de esta atmosfera Shizuku era la única por el momento que había confirmado que la respiración y complexión de Kouki habían regresado a la normalidad. Su pulso también estaba latiendo de manera normal. Cuando ella estaba convencida de que la vida de Kouki no estaba en peligro suspiro aliviada.

“Ryuutaro. ¿Puedes cargar a Kouki?

“No hay problema… Parece ser que Kouki es el único que no lo hizo bien huh…. Va a estar deprimido…”

“Cierto… pero, también sigue sin tener en claro si Suzu y tú pasaron… ¡Además! ¡Mientras sigamos vivos podemos retomar el desafió sin importar cuantas veces!”

“Eso es cierto… Él hizo algo realmente estúpido pero, si sigue con vida podré hacerlo reflexionar sobre ello luego. Y si bien el desea ir una vez más, entonces lo acompañare hasta el final. Como siempre.”

“Sip sip!”

La expresión de Ryuutaro quién cargaba a Kouki se mantenía una expresión confusa mientras pensaba en Kouki. Suzu también estuvo a punto de ser atrapada por este ambiente, pero entonces intentó hacer un acto para levantar los ánimos de los demás. Ryuutaro instantáneamente hizo una sonrisa de simpatía hacia tal acto.

Shizuku miró a ambos con una sonrisa. Su mirada era igual a la de una madre…

A pesar de que no era más aquella Shizuku que se estrujaba el cerebro por mantener sus emociones ocultas. Ella había decidido dejar de vivir de esa manera aceptándose a sí misma.

Por ello, dirigió una mirada la cual estaba llena de calidez sin esconderla hacía Hajime quién estaba rodeado y atendido por tres hermosas chicas y una mujer. Quién se dio cuenta rápidamente aquella mirada fue Tio. “Oho?” Movía la cabeza mientras miraba a Shizuku atentamente. Yue y Kaori estaban molestándose la una a la otra mientras Shia estaba ocupada de intermediante entre ambas así que ellas seguían sin darse cuenta.

Shizuku puso la mano sobre su pecho para confirmar el sentimiento que había notado en el Juicio y su nueva determinación. Y entonces, cerró su puño lo más fuerte que podía como si tratase de agarrar algo importante. Viendo esto, Tio supuso que había dentro del corazón de Shizuku.

“Fufu… digo. Haz tu mejor esfuerzo, supongo que es lo que debo decir ahora.”

“Aa? ¿Qué dijiste?”

“¿Oh, el Maestro escucho eso? Fufu, es solo una pequeña muestra de apoyo hacía la dama con el hábito de siempre estar preocupada de allí.”

Escuchando el susurro de Tio quién estaba abrazándolo por detrás, Hajime volteó con una expresión de duda, y entonces aquella respuesta llegó a él.

Por un momento, Hajime frunció el ceño preguntándose a que se refería, pero Tio estaba viendo por sobre su hombro, entonces él entendió al ver que Tio estaba dirigiendo la mirada hacía Shizuku quién estaba alentando a sí misma. No había manera que no pudiera entender.

“… Oi oi, no me digas que…”

Las mejillas de Shizuku cuáles ojos se encontraron con los de Hajime se pusieron rojas al instante, luego de esto se acercó con una expresión de determinación. Suzu y Ryuutaro quienes estaban cargando a Kouki no tenían manera de suponer que es lo que se encontraba en el corazón de Shizuku.

Y entonces al lado donde Shia estaba abrazando――en el lugar donde se encontraba Kaori, Shizuku se detuvo. Su posición era increíblemente cerca aHajime. Aquella posición estaba casi pegada a la mano izquierda de Hajime la cual estaba sosteniendo la cintura de Shia.

Con Shizuku tan cerca los otros miembros además de Tio comenzaron a notar el estado de Shizuku. “¿Mu?” dirigieron una mirada de sospecha.

Por un momento los ojos de Shizuku se encontraron con los de Kaori. En aquél momento, Kaori se dio cuenta de lo que sentía Shizuku a causa de que era su mejor amiga y se quedó con ojos abiertos. Aunque no era a causa de los sentimientos de Shizuku, era porque se sorprendía al ver que Shizuku no intentaba ocultarlo.

Durante ese momento, la mirada de Shizuku regresó a Hajime, y entonces palabras se formaron desde sus labios temblorosos.

“Nagumo-kun, gracias por salvar a Kouki.”

“¿A pesar de que solo lo golpee?”

“No lo mataste, ¿Cierto? Eso fue por Kaori y un poco por mí. Como el veinte por ciento, ¿No es así?”

“… Bueno, algo como eso.”

‘Fufu’ Shizuku sonreía. Viendo al dialogo que ambos mantenían el uno al otro de alguna manera, Yue tartamudeo “mumu-“, y Shia dejo salir un murmuro diciendo “Aa, ¿Lo va a hacer al fin?” como respuesta. Y entonces Kaori, ella realmente no dijo nada, solo se mantuvo mirando a Shizuku gentilmente.

“Realmente, cuando tú dices que protegerás a alguien, lo dices de manera que lo darás todo, ¿No es así?”

“Incluso existe un límite para mí. No significa que realmente lo daré todo.”

“Lo entiendo. Pero, yo, nosotros no queríamos perder nuestro amigo de la infancia al final. Él es un chico problemático en varios aspectos, un gran idiota el cual tiene esa costumbre tan tonta pero… pero, aun así, él sigue siendo como mi familia.”

Hacia Shizuku quién estaba mostrando ojos de tristeza y gratitud, Hajime se encogió de hombros con una expresión de que no podía decir nada sobre ello. Si el hablase honestamente, él quería matar a Kouki en un abrir y cerrar de ojos para librarse de un potencial problema en el futuro (Aunque era dudoso si esto llegase a pasar o no), pero mirando a Shizuku ahora, y también hacia la expresión de Kaori, pensaba que dejar vivir a Kouki fue lo correcto.

Al menos, comparando, tener una semilla del mal de amigo de la infancia con el cuál ellas crecieron, con el que sea asesinado por el hombre que ellas aman frente a sus ojos en este mundo alejado de su hogar. Cargar con este problema hacía ver que llevar a Kouki no fuera la gran cosa, Hajime pensó. Al mismo tiempo, los sentimientos de Shizuku se mantenían a la vez que estaba triste al ver aquella figura de Kouki, “Como era de esperarse de una mujer tan inteligente” Hajime no podía hacer otra cosa más que mantener ese sentimiento el cuál era una mezcla admiración e impaciencia.

No, aún Ryuutaro y Suzu mentirían al decir que no estaban desilusionados del todo, pero aun así, el sentimiento de tristeza era lo que más sentían. Esto mostraba cuantas cosas habían pasado entre ellos hasta ahora.

Si fuesen el tipo de gente que no tuviese una relación cercana con Kouki―por ejemplo, sus compañeros quienes ahora estaban en el Reino Heilig o las damas que estaban de parte de Kouki, no hay duda que ellos estarían desilusionados y mirarían hacía un lado. En la relación de estos amigos de la infancia, había un fuerte vínculo el cuál era mayor a una simple palabra. Eso era algo al mismo nivel de poder decir que eran de la misma familia.

(Si Yaegashi es la madre, entonces Amanogawa es solo un niño problemático huh…)

Sin si quiera darse cuenta que Hajime estaba manteniendo una impresión irrespetuosa a esto, Shizuku vio a Kaori con ojos firmes mientras escuchaba que el sonido de sus latidos incrementaba la velocidad por su nerviosismo. Allí, Kaori mostró una gentil y dulce sonrisa como expresando que entendía todo.

Esta era como si empujara por detrás la determinación de Shizuku. No, esta era sin lugar a dudas un cálido alarido de apoyo de su mejor amiga. Shizuku sintió como su pecho se cerraba sintiendo esta profunda emoción la cuál ella deseaba gritar con todas sus fuerzas, entonces asintió. Y entonces, una vez más dirigió una mirada cálida a Hajime que podría quemar a la persona la cual estaba siendo mirada, e intento formar palabras.

“… Esa fue la primera vez en la cual confíe en alguien de esa manera, pero se sintió agradable. Gracias por eso también.”

“… A pesar de que me amenazaste tan fácilmente…”

El rojizo de las mejillas de Shizuku se intensificó. Lo que quería decir no era sobre lo de dejarla recostarse sobre él, se refería a que se sentía tranquila de poder confiarle su corazón a él. Que ella podía seguir dormida a pesar de que varios sonidos estruendosos se agitaran era una prueba firme de ello. E ir tan lejos como para llamarlo ‘placentero’, ciertamente no se podía hacer nada sobre que se enrojeciera.

La diferencia entre su digna y normal atmósfera era realmente terrorífica. Sin que nadie se dé cuenta su mano estaba agarrando el brazo izquierdo de Hajime gentilmente. Ni si quiera estaba apretándolo, solo lo tocaba, pero por el contrario expresaba el sentimiento de querer tocar a Hajime no tan solo un poco.

Por cierto, el tsukkomi de Hajime fue ignorado como el viento. Una persona que no podía leer la atmósfera se convertía en la atmósfera (aíre/nada).

“E, es por eso que te agradezco. Ta-también esta es la prueba de lo que decía aquella vez n-no era una broma…”

Shizuku miraba a Hajime quién no podía hacer nada al haber sido abrazado por Yue y compañía, al mismo tiempo se paró en las puntas de sus pies. Con sus talones hasta el límite la mano que tocaba el brazo de Hajime lo presionó con fuerza. Y entonces, Shizuku inclinó su cuerpo hacía delante activando ‘No Beat’, aquellos labios que nadie tenía permitido tocar… tocaron la mejilla de Hajime.

La suave sensación fue transmitida en la mejilla de Hajime. Un poco de vapor y el ardiente aliento contentaron no solo la mejilla de Hajime también su corazón. El contacto fue solo un instante. De cualquier manera, el beso contenía la intensidad del corazón de Shizuku.

*whomp* Detrás de Shizuku un sonido pesado resonó. Para ser exactos, Ryuutaro quién estaba impactado por la acción de Shizuku hizo caer el cuerpo de Kouki de sin querer haciendo este sonido, pero no había manera de que Shizuku gastase energía en darse cuenta de ello. En vez de eso, nadie lo notó.

Shizuku dirigía la mirada al suelo con las mejillas completamente sonrojadas las cuales hacían dudar en pensar si ella iba a explotar. Hajime miraba pensando en cómo lidiar con la sensación de su mejilla. Aun así pensando que no había manera de ignorar esto, intentó abrir su boca, pero antes de ello Shizuku levanto la mirada y con ojos llenos anhelo…

“Yue, Shia, Tio… Kaori. En este Juicio, me he dado cuenta de muchas cosas. Sobre mi mal hábito, y la emoción la cual mantengo justo ahora. Él ahora tiene a Yue y a las demás, pero sobre todo él es la persona amada por mi adorada mejor amiga… Pienso que soy lo peor. Pero…”

Shizuku se quedó sin palabras. Entonces Kaori dirigió unas palabras en un tono lleno de afecto.

“Shizuku-chan… está bien. No eres nada como eso. Es una cosa del corazón, ¿Sabes? Es algo con lo que no se puede lidiar para nada. En vez de ello, Shizuku-chan tú quién prioriza a los demás sobre sí misma, intentando ahora formar su propio camino, esta Shizuku-chan me hace sentir feliz.”

“Kaori…”

Quizá ella podría hacer que Kaori tenga pensamientos desagradables, y quizá habría una probabilidad de que se ponga triste, aun así Shizuku sabía bien que Kaori no era una persona con estas costumbres, pero no podía hacer nada sobre el sentir miedo, escuchando las palabras de Kaori las cuales estaban rebosantes de amabilidad sin signo de malicia alguna, Shizuku fue capaz de relajar sus rígidos hombros.

Mirando con cuidado, a pesar de que Yue se veía disgustada, no parecía que ella fuera a meterse en ello, se quedó mirando a Shizuku mientras se encogía de hombros. Y entonces mostro una sonrisa retadora. La misma que usaba con Kaori, transmitiendo que aceptaba el reto. Shia también se encogía de hombros con uno de sus ojos cerrados. Y en cuanto a Tio parecía que estaba divirtiéndose.

Yue, compañía y Kaori hicieron que Shizuku mostrase una sonrisa natural sin ninguna rigidez, con calma y rebosante determinación, coloco tal sentimiento en sus palabras y declaró.

“A mi… me gusta Nagumo-kun… Es por ello que daré lo mejor de mí por mi propio bien.”

La refrescante sonrisa de Shizuku quién dijo algo tan amoroso y tierno encanto a todos los presentes. Exactamente como su nombre, como una gota del roció de la mañana era iluminada por el sol naciente aquella sonrisa brillaba radiantemente con una fragancia dulce.  (N/T: Shizuku significa gota)

“Fufu, Shizuku-chan, te viste realmente linda allí… Yosh, a partir de ahora para poder ganar contra el par de Yue – Shia, ¡Opongámonos como el par de las amigas de la infancia! ¡Vamos a luchar con todas nuestras fuerzas de aquí en adelante!”

“Ee? Kaori, geez-, Pero, fufu, está bien quizá eso sea lo mejor. Es como si yo y Kaori monopolizáramos la izquierda y la derecha de Nagumo-kun.”

“… Shizuku, tenía la premonición que algo así pasaría algún día. Te enviare conjunto a Kaori al olvido.”

“Yue-san, el olvido no es algo bueno. Pero, si te refieres a monopolizar a Nagumo-kun, ¡Entonces no hay manera de echarnos para atrás! ¡Aceptaremos el reto, Shizuku-chan!”

Yue y compañía hacían un ruidoso alboroto. Hajime quién seguía abrazado y no podía moverse seguía mirando a lo lejos. Esto era porque no había signo alguno de que le preguntaran su opinión. “¿Normalmente no es la persona a la que se confesarón la que responde?” mientras pensaba esto no podía hacer otra cosa más que poner un tsukkomi. Porque era lo de siempre. Porque él entendía que no tenía sentido hacerlo.

Para las chicas que rodeaban a Hajime, en el primer lugar cualquier otra que no sea Yue se asumía que sería rechazada, pero aun así querían acercarse a Hajime. Hablando con más claridad, al inicio Hajime era incapaz de entender los sentimientos de aquellas chicas incluyendo Shia, pero cuando él pensaba sobre como él se había rendido sobre lo de Shia, no podía mostrar queja alguna a este punto.

“… Hey, Maestro. ¿Cómo debería reaccionar al haber sido dejada de lado tan despreocupadamente de esta manera? Ellas se animaron a hacer una confrontación de dos bandos pero…”

“Tú carácter es el más excéntrico, ¿No es así?”

El peso que cayó sobre ella incrementó. Tio quién se había inclinado mientras susurraba tristemente. A ello la respuesta de Hajime fue demasiado despreocupada. En vez de ello, Hajime quería que los dos lados que estaban haciendo un sándwich de él dejaran de pelear sobre cuanto lo amaban, esto era lo que anhelaba desde su corazón. Él estaba ocupado pensando en cómo detener a la acalorada Yue y compañía.

“… Entonces, ¿Shizuku también? Como es que pasó esto, ese Nagumo. No, realmente no lo entiendo.”

“Jawawa, incluso Shizushizu ha caído… Nagumo tú, ¡Mujeriego! Que es lo que haces, sí incluso Suzu cayera sin darse cuenta… conjunto a Onee-sama, ¡Haciendo esto y aquello-!… fumu, no estaría nada mal.”

“Oi, Suzu regresa a tus sentidos. No me quiero quedar solo en este espacio extraño…”

Ryuutaro suspiraba en exasperación hacía Suzu quién estaba colocando su mano en su mentón pensativa. Y entonces, se dio cuenta que no había peso en su espalda y volvió a recoger a Kouki en pánico.

“Haa… Kouki. No es como si no entendiera cómo te sientes ¿Sabes? Ciertamente, no puedo quejarme ni siquiera sobre que hayas sido controlado por tu Imagen.”

Con una complicada expresión, Ryuutaro murmuraba en voz baja aún mientras sabía que no llegaría a que su mejor amigo escuchase. Cuando Kouki se despertase, que tipo de acción tomaría… imaginando eso, reforzó su resolución para el peor en el que tenga que detener a Kouki, a su mejor amigo, él no le permitiría hacer el mismo error por segunda vez.

“… Ya veo. Los recuerdos de Yue…”

“… Nn.”

Mientras caminaban por el nuevo pasaje que apareció en la sala de Kouki, Yue hablaba sobre la discrepancia en su memoria con Hajime. Y entonces ella habló sin esconder nada sobre como quizá ella una existencia única más de lo que ella creía, y probablemente en un futuro algo que su tío temía podría ocurrir.

Yue tomó la mano de Hajime y lo abrazo lo más fuerte que podía mientras miraba hacía Hajime dudosa. De cualquier manera, no encontraba la expresión seria que deseaba, haciéndola parpadear pensativamente sobre ello.

“Que decir… conversar sobre eso… ya es demasiado tarde para este momento ¿No es así?“

“… Nn? … De algún modo, ¿Hajime se dio cuenta?”

“Eso es… sí. Si la inmortalidad de Yue fuera absoluta, entonces podría estar tranquilo… pero ese no es el caso siendo la cosa que más me importa la vida y la muerte de mi amada, como sobre tu regeneración automática que no se puede activar cuando estas en un estado de agotamiento. Entonces, a pesar de que hay varias maneras de hacer que el poder mágico se agote, ¿Por qué ellos solo sellaron a Yue y no hicieron nada más? Esa es una pregunta obvia, ¿Cierto? Después de todo, si entendiera la razón entonces de alguna manera podría hacer que Yue no muera por nada del mundo.”

“… Hajime.”

“Aún si digo eso, basado en lo que hemos hablado cuando estábamos en el abismo, se siente como si Yue no recordase nada sobre ello ¿No es así? Estabas perpleja sobre la repentina traición y cuando te diste cuenta ya habías sido sellada como dijiste.”

“… Nn.”

“Eso es el porqué. En vez de intentar recordar aquel dudoso punto forzosamente de tus recuerdos para investigar, pensé que estaba bien si simplemente hacía algo sobre ello. Quizá en cualquier caso, no lo recuerdas porqué simplemente era una memoria dolorosa. Al final, sin importar que tipo de existencia sea Yue, mi conclusión no cambiara… No dejare que nadie me robe a Yue, así que sin importar que clase de criatura, sin importar que clase de situación, los asesinaré a todos.”

Quizá imaginando una visión separada de Yue, Hajime podía ver adelante mientras sus ojos se quedaban observando el enemigo que no podía ser visto. Al final fue la conclusión usual de “¡No pienses sobre cosas sin importancia! Si hay alguna molestia, ¡Entonces los aniquilaremos a todos!” La verdad era realmente simple y clara.

Hacía Hajime quién mostraba su afecto y deseo de monopolizarla, Yue quedo perpleja, los ojos de Yue se humedecieron al punto que parecían que iban a explotar. Con una mirada llena de calidez la cual parecía llegar a quemar, Yue se quedó mirando a Hajime de todo corazón, y entonces…  *gabacho!* Yue saltó mientras abrazaba el cuello de Hajime, sus labios estaban a punto de devorarlo ―― pero…

“… Shizuku, cuál es el significado de esto?”

Una vaina negra estaba delante de sus ojos. Esta fue sacada en medio de Hajime y Yue, obstruyendo el beso de Yue. Yue siguió la fuente de donde provenía la Katana negra y se quedó mirándola con reproche y le preguntó a la fuente, Shizuku.

La mirada de Shizuku la cual estaba mirando a los alrededores, parecía ser que más que haber intentado obstruirla intencionalmente eso fue hecho por un reflejo de ella.

“E, err… verás, aún no hemos confirmado que ya se ha terminado el Juicio, ¿Cierto? Eso es por lo que me estaba preguntando si sería mejor dejar esto para luego, o algo como eso.”

“… ¿Y la verdad?”

“Fue envi… no no era eso. Yo tamb… no no eso. Démonos cuenta del TPO, eso es lo que quería decir. Sip.” (N/T: TPO = Lugar, Espacio, Tiempo.)

Shizuku quién se mantenía mirando los alrededores con una inconvincente mentira. A su lado estaba Kaori “Para detener el ataque de Yue… ¡Como era de esperar de mi Shizuku-chan!” estaba dándole felicitaciones a Shizuku.

“A pesar de que dices eso, parece ser que alguien me besó como si fuera natural justo antes.”

Hajime miraba atrás sobre su hombro mientras provocaba a Shizuku. Inmediatamente, las mejillas de Shizuku se sonrojaron mostrando un rojo vivido. “Uu. Eso es porqué… es algo que solo yo no había hecho… se siente… solitario.” Dejo salir aquel susurro el cuál sonaba como una excusa. Entonces Tio continuó hablando mientras le molestaba.

“A pesar de que solo fue un ‘beso’ en la mejilla. Eres una espadachín, ¿Entonces cómo deseas llegar a hacerlo de manera agraciada? Las mejillas del maestro no serán robadas sin algo de forcejeo, por si no lo sabes…”

“Ro-robar o algo como eso… eso es impropio. Algo como eso, yo pienso que debe haber una situación correcta, debe ser un consentimiento mutuo de ambas partes. De ser… posible, si Nagumo fuera quién tomase la iniciativa… Me sentiría… feliz.”

Con las mejillas sonrojadas y de alguna manera con la cabeza agachada mientras hablaba con una mirada avergonzada se encontraba Shizuku. La gracia mostrada por su figura era igual a la de Yamato Nadeshiko (N/T: Gracia en Japon también puede ser dicha como Shizushizu). En un destello momentáneo, el segundo presente de Hajime la cuál era el ornamento colocado en su característica cola de caballo comenzó a brillar.

“…”

Con el continúo silencio, Hajime se quedaba mirando a Shizuku como si de un animal raro se tratase.

Básicamente, en el campamento femenino el cuál rodeaba a Hajime era uno de mujeres carnívoras con una naturaleza agresiva. Ellas eran chicas que hacían todo lo que podían para que Hajime las aceptase. A causa de ello, escuchar la palabra ‘impropio’ solo por un beso hizo que Hajime abriera los ojos en asombro. “¿Eh? ¿Una chica así realmente existe?” Pensaba dentro de su corazón, podría decirse que la atmosfera ya estaba considerablemente teñida del color de Yue y compañía.

Mirando al estado de Hajime, Yue murmuró. Aunque parecía un susurro, su voz fue transmitida lo suficientemente fuerte para alcanzar a Shia, Kaori y las otras también.

“… Que poder femenino. ¿Acaso Yaegashi es un monstruo?

Parecía ser que el poder femenino de Shizuku era visto desde Yue como trampa. Por alguna razón, Kaori estaba viendo a Yue con una mirada triunfal. Y entonces, Shizuku quién estaba mostrando una diferencia gigantesca entre su personalidad ansiosa de llamar la atención de los alrededores comparada con su usual aire digno el cuál repentinamente fue forzosamente apartado por Kaori quién presumía de ella.

Yue hacia un quejido “muh”, y entonces empujaba a Shia al lado de ella. “¿Heh? ¿Q-que es esto?” Yue comenzó a mover las orejas de la afligida Shia usando viento para mostrar aún más su atractivo mientras dirigía una sonrisa intrépida a Kaori.

Al parecer se había vuelto una guerra de compañeras. “¡Mi mejor amiga es extremadamente linda!” Esta confrontación sin palabras estaba siendo realizada en estos momentos.

A este enfrentamiento usual entre Yue y Kaori, Shia mostraba una afligida sonrisa en signo de protesta. Pero una vena apareció en su cabeza al ver que las dos seguían incitándose mientras la ignoraban, se metió en medio de ambas mientras golpeaba Doryuuken en su hombro. Una presión indescriptible comenzaba a sentirse.

Yue y Kaori retrocedieron con una sonrisa forzada. Shizuku dirigía una respetuosa mirada hacía Shia. Realmente desde que habían ingresado al laberinto el crecimiento de Shia era algo sorprendente.

Hajime miraba al estado de Shia y compañía, y entonces habló con una expresión admirada.

“… No solo peleaste con Yue seriamente. Si no que también regañaste a Yue considerablemente, tengo que preparar un regalo para Shia por esto.”

“¿Fue? ¿E-eso está bien?”

Hajime sonrió pensando que Shia era la MVP esta vez por como regaño el sinsentido de Yue e hizo que se resignara por la fuerza. Shia lucía feliz a la vez que estaba nerviosa al haber sido elogiada.

“… La bofetada de Shia. Esa fue la primera vez que alguien me ha golpeado a mí aún cuando mis padres jamás me levantaron la mano. No puedo olvidar el dolor a través de mi mejilla. Espero que te haya dejado a gusto.”

“… Yue-san, aún sigues resentida sobre ello, ¿No es así? De cualquier modo, no es que desee algo especial o del estilo. Todo lo que deseaba ya se me ha sido entregado. Está bien si Hajime-san me regala algo hecho a mano. Sobre el problema de Yue-san es algo que yo hice por que quería.”

Si fuera como en el pasado Shia probablemente gritaría cosas como “¡Cita!” o “¡Toma mi primera vez!” pero ahora realmente no se emocionaba de esa manera sobre ello, en vez, sonreía felizmente mientras dejaba decidir a Hajime.

“… Que compostura… entonces Shia ya se volvió un enemigo formidable que puede rivalizar a Yue. Esto fue algo que no me esperaba de entre todas las personas…”

“E, err, Kaori? Por alguna razón, tu cara luce como un personaje de una historia dramática ¿Sabes?”

“Shizuku-chan, si queremos ganar compostura, creo que no deberíamos contentarnos con solo nuestra posición como retadoras.”

“Err…”

La tranquila actitud de Shia hizo que Kaori sienta impaciencia. Su apariencia con los brazos cruzados y su mano posando sobre su mentón era como la de una erudita la cuál buscaba la verdad en algún lugar. Obviamente, Shizuku quedo perpleja hacía la excentricidad de su mejor amiga.

Mirando a Shizuku, Kaori abrió los ojos y *kah!* declaró.

“Sí, ¡Nosotras no somos más las retadoras, pasaremos a ser las que ataquen!”

“… Kaori. Te vas a terminar cansando ¿Sabes? Calmémonos un poco.”

“Shizuku-chan, cuando terminemos de conquistar el laberinto, ataquemos a Hajime-kun mientras duerme, solo nosotras dos.”

“¿¡En serio, qué estás diciendo!?”

“Esta bien. Con lo que paso en el Juicio esta vez, ya casi he aprendido a controlar todas las funciones de este cuerpo, así que creo que si somos las dos deberíamos poder hacerlo de algún modo.”

“La cosa que se debe hacer a cualquier costo es sobre la manera en la que la cabeza de Kaori funciona. Por favor regresa a tus sentidos…”

“E-esta será la primera vez para las dos pero… ¡Hay que dejárnosla robar juntas, Shizuku-chan!”

“… Me pregunto si debería mandarte a volar de un golpe justo como Shia hizo…”

Hacía Kaori quién estaba apretando los puños con sus dos manos mientras hablaba con resolución mientras respiraba fuertemente “Funsu!” y con las mejillas rojas, Shizuku empezó a considerar seriamente si debería bofetearla con una expresión agotada. Parecía que su actitud de preocuparse aún no había cambiado de entre todas las cosas que ella había mostrado.

“… Para con el love-come, vamos a avanzar.”

“Sentirse tan cansado justo después de que nos encontramos, que pasa con eso.”

La voz de Suzu y Ryuutaro sonaba aún más cansada que la de Shizuku resonando en el pasaje, pero parecía ser que nadie llego a escucharlos. Esto era después de que hayan terminado aquél juicio en el cuál pelearon con su propia Imagen, así que quizá esto causo que perdieran la limitación en sus corazones, en varios sentidos.

Con este sentimiento se dirigieron hacia delante con un ambiente ligero a pesar de que estaban en guardia durante diez minutos.

El grupo finalmente llego al final del camino. En el muro de hielo al final del camino, en él se ubicaba un círculo mágico tallado con la forma de un heptágono encima de este aparecía la cresta de cada uno de los grandes laberintos. Cuando Hajime y los otros se acercaron, empezó a brillar ligeramente. Era un fenómeno el cuál se asemejaba a la entrada del gran laberinto.

Cuando Hajime lo toco ligeramente con la yema de sus dedos, una onda empezó a extenderse como si una piedra hubiera tocado la superficie del agua. Al parecer, era una puerta de teletransportación.

Hajime giro hacia atrás y dirigió su mirada a todos los miembros, luego inclino la cabeza. Yue y los demás inclinaron en respuesta.

Luego Hajime y los otros saltaron hacia el segmento de luz a la vez.

“… Parece ser que esta vez no fuimos separados, huh.”

“..Nn. También eso.”

“Hmm, parece ser que finalmente hemos llegado.”

“Que santuario tan hermoso.”

Cuando la luz destellante desapareció, se llegó a ver la gran cantidad de espacio que había allí.

Aquél hermoso espacio cuadrilátero era mantenido por varios pilares pesados los cuales estaban hechos de hielo como se esperaba. No era un hielo que mostraba reflejos a nivel de ser confundido por un espejo como todos los muros de hielo anteriores, este estaba hecho de un hielo el cuál era completamente transparente.

Y entonces lo que más atraía la atención era la superficie. La cual estaba llena de agua algo que no habían visto hasta ahora desde que llegaron aquí. Parecía que la temperatura en este espacio no era tan baja. También que demasiada agua de manantial estaba fluyendo hacia el interior, pequeñas fuentes estaban colocadas aquí y allí alrededor de la espaciosa superficie del lago. Era de manera que había un hoyo por donde el agua estaba saliendo.

Y entonces en aquella superficie del lago estaba la sala flotante en forma de un peldaño hecho de hielo. Al otro lado, sobre esa sala, estaba otro santuario gigante de hielo. Estaba justo al lado opuesto del que Hajime y los demás vinieron. El camino de hielo flotante continuaba hasta el cuadrilátero de la superficie del lago.

Porque el agua no se congelaba, Hajime experimentó quitándose el artefacto de protección al frío. El resultado era el esperado, era un espacio helado pero solo se sentía frío y no gélido. Como Tio decía, no había duda de que este lugar era la parte más profunda de la (Caverna de Hielo y Nieve). Aún para un “Liberador”, seguramente, ellos preferían residir en un lugar que no sea extremadamente frío.

“…L-lo conquistamos… hic-“

“Suzu-chan… lo hiciste.”

Suzu quién fue sobrepasada por la emoción comenzó a lagrimear mirando al santuario. En varios significados, ella había llegado a cumplir esto por muy poco. Ella falló, y se rompió, pero aun así, ella presionó sus dientes y se mantuvo, y finalmente alcanzó su meta. Era natural para ella haberse sentido conmovida. Kaori gentilmente puso su mano sobre el hombro de Suzu mientras lloraba compadeciéndola.

La emoción también se sintió de similar manera por Ryuutaro. “Heh,” Soltó una risa mientras algo parecido a un brillante se reunía en sus ojos.

“… Lo hicimos.”

“Sí. A pesar de no saber cuántas veces casi muero.”

“Eso es por qué no pensabas en las consecuencias y solo cargabas hacia delante.”

“No, jaja, bueno, el resultado fue bueno así que no pasó nada.”

Cuando Shizuku golpeo ligeramente el brazo de Ryuutaro, opuesto a las palabras de Ryuutaro desviando los ojos de manera torpe.

Con Hajime a la cabeza, usaron el camino de hielo y avanzaron al santuario. Llegaron a cruzar hasta el lado opuesto sin que nada especial pasase. Un círculo apareció en lo profundo del charco del lado opuesto. Nada ocurrió al pisarlo, así que pensando en la posición probablemente era un círculo mágico para un atajo.

La entrada al santuario era una gran puerta doble, una cresta que se asemejaba a un cristal de nieve apareció. Esta era la cresta del liberador ‘Vandol Shune’.

No había signo de algún sello u alguna otra cosa, cuando Hajime puso fuerza y empujó, se abrió sin resistencia alguna.

“A pesar de que tiene la apariencia de un santuario, el interior es una casa, huh”

“… Nn. Es como el escondite de Oscar.”

Pasando la puerta no había nada como un vidrio ornamental o un altar similar a algo de la iglesia. En cambio, había una entrada de la mansión con un candelabro hecho de hielo colgando por encima. Había un pasillo que seguía hacia delante y unas escaleras que iban al segundo piso por dos lados.

Hajime usó el compás y busco el lugar del círculo mágico. De acuerdo al compás, parecía ser que estaba al final del pasaje en el primer piso. Todos avanzaron siguiendo a Hajime. En el camino, había varios cuartos, así que intentaron abrir la puerta de cada uno, dentro solo se encontraban cosas comunes de un cuarto. La pared de hielo también cuando intentaban tocarla solo se sentía frío y no gélido. Al igual que el artefacto de Hajime, seguramente había una especie de protección al frío aplicada en esto.

De esta manera, ellos avanzaron admirando los interiores de la mansión y finalmente encontraron una puerta bastante dura.

“Es aquí.”

Hajime susurró y abrió la puerta sin dudarlo. Dentro se encontraba el círculo mágico que era lo que buscaban.

Todos entraron rápidamente dentro del círculo mágico. Como era lo usual, el interior de su cerebro fue inspeccionado y cuando se reconocía que las personas habían sobrepasado el laberinto, la magia de la era de los dioses se quedaba grabada inmediatamente.

La última adquirida era la –– [Magia de Metamorfosis], Shia y los demás se quedaron mirando los unos a los otros felizmente, en ese momento,

“Guu!? GaaAH!!”

“… -, UuUUUUH!!”

Los gritos llenos de angustia resonaron. Shia y los demás se quedaron sorprendidos y miraron hacia aquél dirección. En ese lugar estaban las figuras de Hajime y Yue de rodillas agarrando su cabeza mientras intentaban soportar un fuerte dolor de cabeza.

“Hajime-san!? Yue-san!?”

“¡¡Qué es lo que pasa, ustedes dos!!”

Shia y Shizuku levantaron su voz sorprendidas.

“¡Cálmate! ¡Kaori! ¡No te dejes atontar por esto!”

“Eh? Ah, sí, ¡Los examinare inmediatamente!”

El rugido estruendoso de Tio hizo que todos los miembros temblasen repentinamente. La curadora experta Kaori también fue regañada antes de que pudiera regresar a sus sentidos.

Y entonces cuando estaba a punto de examinarlos, justo en ese momento,

“-a…”

“… nh.”

Hajime y Yue quienes estaban sudando mucho parecían haber sido liberados de aquél desconocido dolor, quedaron agotados y cayeron al suelo, desmayándose de esa manera. Shia y Shizuku los ayudaron inmediatamente. Mirandolos en este estado parecía que ambos se habían desmayado a la vez.

Un peso al nivel de causar que ambos quiénes habían sobrepasado el nivel de un personaje tramposo y llegado a un nivel de personaje bug se desmayen… que demonios había sucedido. El silencio regresó a la sala y una atmosfera estupefacta apareció.

“Por ahora, déjenlos descansar a ambos…”

Las palabras de Tio (Pervertida), quién se había vuelto confiable y con una calma admirable en este momento, hizo que las personas confundidas se miraran entre sí.

  • Ecle-chan

    jajajaja Hajime no puede hacer nada, está rodeado… si no hubiese tomado a Shia, tendría escape… pero solo puede rendirse ahora y dejar que ellas lleguen jajajajajaja.
    Bueno, al parecer hay una sobrecarga de poder (?), en cuanto a Tio…. no sé cuando me agrada más…si cuando es masoquista o muestra su magnificencia.