ASSS – Capítulo 159

Modo Noche

Un Agitador Es Más Repugnante que Dios

La sensación que sentía era como deslizándose en el fondo del agua oscura mientras gradualmente esta comenzaba a brillar. Una pizca de luz empezaba a volverse visible tras sus ojos cerrados, sus orejas que estaban empapadas del silencio empezaban a captar sonidos.

“––Pa––no––mue––pá”

“Haji––”

“Abre tus––, Hajime––”

Múltiples voces las cuales parecían sentirse desesperadas comenzaron a recuperar la consciencia a Hajime. Un horrible sentimiento de cansancio hizo que Hajime quiera decir una frase exageradamente cliché diciendo “Cinco años más”, Pero de alguna manera se tragó aquel impulso y despertó.
Al mismo tiempo, el calor cubriendo su cuerpo estaba permeándose gentilmente hasta tocar el núcleo, este barría con su cansancio mientras producía vitalidad como combustible vertido en un motor.

A causa de eso, su consciencia estaba regresando rápidamente, Hajime abrió sus ojos lentamente.
Ante sus ojos, se encontraban varios rostros reflejados en círculo como una ruleta. Si cualquier hombre en el mundo viese esto él seguramente no podría hacer otra cosa más que decir “Aa, estoy muerto. Este lugar es el cielo…” a causa de las hermosas mujeres, preciosas jóvenes, y la pequeña linda niña que se alinearon allí.

“¡Papá!”

“¡Hajime-san!”

“¡Hajime-kun!”

“¡Amo!”

“¡Nagumo-kun!”

Myuu, Shia, Kaori, Tio, Shizuku, cada una de ellas llamo al nombre de Hajime en su respectiva manera de llamarlo junto a un suspiro de alivio. Sin excepción, al borde de los ojos de las chicas, algo brillante apareció. Seguramente, ellas estaban extremadamente preocupadas.

“…Aa. Los hice preocupar. Mi estado… huh Kaori. Gracias.”

“Está bien. Algo como eso no importa. Estoy realmente alegre. Tu corazón se detuvo por un momento allí… hic, realmente, estoy realmente feliz…”

“A, ah entonces mi corazón se detuvo… Eso me hace sentir, incluso más agradecido.”

“No puedo creerlo desu… Si no fuera por Kaori-san, que podría haber pasado entonces… en serio, Hajime-san es demasiado descuidado desu”

Por las palabras de Kaori cuales estaban cargadas de emoción y empezó a llorar, Hajime supuso que estaba en un verdadero aprieto hace un momento, con las mejillas contraídas expresó su gratitud. Hacía tal Hajime, Shia lo abrazó fuertemente, enfurecida, con su brazo restante.

“… Realmente, lo siento. No volveré a actuar sin control otra vez.”

“Papa, ¿Ya te encuentras bien?”

“Sí… Myuu también, lo siento. Te mostré algo bastante feo de mi. También, gracias. Por detener a papá. Myuu, ya eres tan fuerte como papá, huh.”

“Ehehe. Myuu es la hija de papá nano~. ¡Eso es por ello que eso en sí es obvio nano!”

Myuu mostro una gran sonrisa mientras presionaba su rostro en el torso de Hajime y regodeaba su nariz allí. Parecía ser que además de sentirse orgullosa, también se sentía avergonzada al haber sido felicitada. Hajime utilizo su mano derecha la cuál fue liberada por Shia y acarició gentilmente la cabeza de Myuu.

“Bien, de cualquier modo. Lo más importante es que el Amo está a salvo. Aúnque es penoso el no haber podido hacer el ‘mouth to mouth’…”

“Ustedes, que es lo que estaban intentando hacer mientras estaba al borde entre la vida y la muerte…”

“…”

“Oi, Yaegashi. ¿Por qué estás viendo a otro lado con ese rostro incómodo?”

“Na-, nada, ¿No es como si quisiera un beso o a, al, algo sabes?”

Shizuku parecía estar bastante agitada. Durante el tiempo en el cuál hablo sobre el beso, esto hizo imposible que intentase usar la respiración artificial como excusa, pero parecía que ella misma no se daba cuenta. Hajime espontáneamente quería insertar un tsukkomi allí diciendo, “¿A dónde ha ido Yamato Nadeshiko?”.

Mirando cuidadosamente, Shia y Kaori también estaban mirando hacia otro lado, sus rostros preocupados parecían haber desaparecido.

Parece ser que termino en solo un intento, pero parece ser que todos tenían el sentimiento de querer atacar a Hajime mientras duerme. Considerando como Hajime despertó después de ser curado, los demonios seguían arrodillados con perplejas expresiones, eso, afortunadamente, mostraba que no había pasado mucho tiempo desde que Hajime perdió la consciencia.

Aunque, sobretodo, Hajime notó como esta atmosfera bromista era creada a propósito. De todos modos, debería haber una persona más aquí, una compañera importante que emitía un sentido de presencia que nadie podría ignorar debería estar allí.

Ella no estaba allí––él que fue dañado por aquello no fue solo Hajime. Aun así, Shia y las demás actuaban lo más posible para ser consideradas con Hajime, de esa manera su corazón no se sentiría solo y se rompería, ellas lo apoyaron con una atmosfera bromista de esta manera.

(Realmente… esto es patético para mí. Que ‘yo’ esté tan ligado a Yue que tuve que ser apoyado por estas chicas… para rendirme por mi cuenta…)

No solo Hajime, incluso Yue, antes de la Caverna de Hielo y Nieve fue derrotada por Shia. Seguramente no solo Shia, incluso Kaori, y las demás también la hubieran apoyado y salvado.

Esta aventura empezó con ambos dentro del fondo del abismo con la resolución de convertir al mundo en su enemigo. Pero antes de darse cuenta, aquellos que protegían monstruos como ellos se reunieron de tal manera.

Llegando aquí, Hajime sintió esto obvio de nuevo. Las memorias de la repudiada derrota siendo repintada por la sonrisa de sus confiables compañeras. Quietamente hizo una promesa… Él, miro al cielo y pensó que su amada estaba esperando por él allí.

Mirando a Hajime quién estaba haciendo una expresión difícil de describir si era miedo y resolución juntos, Shia y los demás abrieron sus bocas para intentar llamarlo…

De cualquier manera, como era de esperarse, la pequeña niña con un notable crecimiento fácilmente venció el campamento de las chicas.

“Papa, está bien nano”

“¿Hm? ¿Myuu?”

Las repentinas palabras de Myuu hicieron que Hajime inclinara su cabeza, en respuesta, Myuu mostró una sonrisa que parecía ser de una ‘Onee-san’. Aquella sonrisa de alguna manera le hizo sentir un déja vú, sí…

(De alguna manera, ¿Está ella, intentando copiar a Yue?)

Antes de esto, cuando ella dio un paso hacia delante en el peligroso terreno intentando detener a Hajime, Myuu imitó a Hajime y mostro su coraje. Dentro de ese corto pero pesado tiempo el cuál pasaron juntos, Myuu obtuvo una clase de fuerza. Pero lo que Myuu obtuvo no fue solo de Hajime.

Mientras las personas no estaban atentas, parece ser que Myuu aprendió varias cosas de Yue quién siempre estaba echada al lado de Hajime con su corazón conectado a él. Parece ser que Myuu pensó que si era para dar coraje a Hajime, entonces, ¡Ella solo necesitaba ser igual a ‘Yue-oneechan’!

Realmente, hacía tal coraje de su galante hija, la expresión de Hajime se relajó lentamente.

Pero, Hajime seguía subestimando a Myuu. El repertorio de Myuu quién había llegado a este punto mirando a Hajime y los demás no tenía que ser una palabra de compromiso o algo a medias. Sí vas a hacer algo, ¡Hazlo bien! Como diciendo eso, Myuu mostro una mirada atrevida y entonces con su mano que era pequeña como una hoja ella sostuvo la mejilla de Hajime.

Y entonces…

“En lugar de Yue-oneechan, ¡Myuu hará que papa este energético nano!”

“No, Myuu, ¿¡qué estás-!?”

Hajime seguía descansando en el suelo así que no pudo retroceder, su mano estaba sosteniendo la espalda de Myuu para que no se caiga, Hajime quién no podía detenerla de tomar sus labios––el borde (con suerte pudo mover su cara) entro en contacto *¡muchuu!* con los labios de Myuu. Era un beso de niña con sus labios, pero un beso era un beso.

“““¡¡Aa~~~!!”””

“Hmm, lejos de nosotros, para incluso tomar los labios del Amo en sorpresa… Myuu, ¡Que niña tan terrorífica!”

El grito de Shia, Kaori, y Shizuku y la admiración de Tio resonaron. Hajime no podía ver a causa de que estaba rodeado por Shia y los demás, pero Aiko y los demás parecían también estar tras de Shia y compañía haciendo una multitud, mientras los gritos se elevaban. También no había necesidad de decir quién era quién estaba gritando.

A causa de que la medida evasiva inmediata que de alguna manera él realizó, Hajime al menos evitó la anormal situación de volverse el compañero de una niña pequeña. Lo que es más, era el primer beso de su hija, a pesar de que para las personas alrededor que lo vieran realmente no importase.

Mirándolo desde un lado, esta era una escena donde Hajime fue presionado por una pequeña niña y entonces besado. Era entendible. Lo terrorífico que era el nivel de copiar la imitación de Yue departe de Myuu. O quizá es el erotismo de la princesa vampiro que varias veces hacía ceder a Hajime lo que Myuu copió…

Pero, en ese momento, en el salón estaba mostrándose una situación infernal. Una voz indiferente sonó como si no leyese la situación ni el lugar.

“Vaya, vaya, bien. Incluso para mi hija, esto es realmente atrevido. Pero verás, Myuu. Myuu es la hija, eso es por lo que no debes ir a por los labios. Los labios del esposo le pertenecen a mama, ¿Sabes?”

“¡Quién es ese ‘esposo’ y a que te refieres con ‘pertenecen a mama’ desu-! ¡Por favor no metan el confuso acto de pareja casada!”

Sin darse cuenta Remia giró su cuerpo hacía donde Shia y dijo tal cosa. Shia vigorosamente colocó un tsukkomi en respuesta a ello.

Myuu quién fue quitada por Kaori en pánico, puso sus labios en muestra de molestia. “¡No~! ¡Myuu va a besarse con papá nano! ¡Eso se hace en la boca nano!” Ella hizo un berrinché a Hajime.

Desde sus compañeros de clase quienes estaban en un lugar cercano algo como “Sus venenosos colmillos incluso alcanzaron una niña tan pequeña… rey demonio maníaco del sexo” o “…Lolicon” o “Esa clase de cosa, padre a hija… eso es demasiado anormal-” o “Nagumo-san, esta realmente mal –su” se podía escuchar, pero Hajime no escucho nada de ello, realmente. Él estaba haciendo una expresión que hizo que los demonios se sacudiesen, pero él dijo que no estaba molesto así que no estaba molesto.

Hajime se intentó levantar e hizo una expresión seria mientras se levantaba. Y entonces, con su mirada, de alguna manera mentalmente comunicó a Remia para tomar cuidado de Myuu.

Eventualmente, Myuu seguramente necesitaría alguna clase de educación. De esta manera, ella podría crecer como una buena chica en varios aspectos imitándolas a todas, sonriendo sin miedo alguno mientras pelea, actuando normalmente inocente, sin olvidar ser gentil y considerada con los demás, pero mostrando todo su encanto en un capricho. Hajime quería que Myuu absolutamente no aprendiese nada de la persona restante quién era una pervertida sin par.

Hajime sacudió su cabeza de manera de limpiar el pensamiento desagradable, y entonces repentinamente creo una espada la cual parecía una katana del suelo de piedra.

Era fina y hecha de piedra, pero también usando compresión de transmutación esta tenía alta densidad y era extremadamente pesada. También, garra de viento estaba encantada en esta así que lo que rodeaba la espada parecía oscilarse suavemente, como una katana de piedra la cuál fue hecha de improviso esta poseía un aire anormal intimidante.

Los ojos de Shia y los demás pasaron a ver el repentino acto de Hajime, y entonces la mirada de Hajime pasó a ver a los demonios quienes seguían un poco aturdidos del nerviosismo.

“Ha, Hajime-kun..”

A Kaori quién llamaba con una preocupada voz, Hajime volteó a dirigirle la mirada. Después de ello, cambió su mirada a Myuu quién estaba mirándolo quietamente desde los brazos de Remia. Hajime dejó caer sus hombros mientras se reía, implicando como respuesta “Está bien”.

No había vacío en los ojos de Hajime, reconociendo que él mostraba su usual aire de indiferencia, Kaori y los demás suspiraron en alivio. Myuu también mostro una gran sonrisa.

Hajime confirmó eso y se giró, mientras todos lo miraban atentamente, él se mantuvo imponente frente a los demonios.

“Entonces, realmente no tengo ninguna expectativa, pero si hay algo que tengo que pregúntales a ustedes chicos. Realmente si no saben no me importa, pero no tolerare ninguna falsedad o silencio. Por supuesto, son libres de ser tercos… sepan que la compensación a ello también será cara. Si la persona a tu lado es importante para ti entonces sé honesto.”

Hajime golpeo la katana de piedra en su hombro mientras los amenazaba naturalmente. Tras de él, podía escuchar sus compañeros diciendo “Es como si fuera un matón…” pero él lo ignoró.

“S, sí respondemos, ¿Nos dejarás vivir?”

“¿Aa? ¿Piensas que estás en posición de negociar? Algo como eso obviamente depende de que tan bien esté. Lo mejor que pueden hacer es juntar sus manos con una sonrisa mientras hablan. Aquí nosotros hemos sido amenazados por el instinto asesino de la raza demoníaca, con ese tal Freed como primero en la lista. Ahora mismo, ustedes deberían llorar y estar agradecidos en vez de ello, solo por dejarlos vivir con esto.”

Desde atrás un susurro de “Esto no es diferente a como antes, ¿No es así?” se podía escuchar pero Hajime lo ignoró.

Hajime abrió su boca mientras miraba a los supervivientes demonios quienes se quedaron quietos.

“Dejen salir todo lo que sepan de los Precintos Sagrados. También, recuerden que ustedes dijeron algo como que querían a Kaori… el apóstol para que abran la Puerta Divina, pero, ¿Puede un apóstol abrir la Puerta Divina sólo?”

Aquella pregunta fue contestada con duda por quién parecía ser el padre del niño que fue cubierto hace un rato.

“Sobre los Precintos Sagrados, lo único que hemos escuchado es que es un paraíso para nosotros, la raza demoníaca. Si podemos ser bienvenido allí, hemos escuchado que podríamos volvernos inclusive una raza mejor. También esta lo de que prosperaríamos aún más en una nueva tierra… No entiendo mucho sobre la Puerta Divina. Es solo, que estábamos pensando que quizá si es el apóstol-sama, entonces ella debería poder hacerlo de una u otra manera…”

“¿Aa? ¿Eso es todo lo que tienes? No me estas intentando engañar aquí, ¿No es así? Tú fe y tú hijo, lo que puedes proteger es solo uno de los dos para que sepas.”

Hajime suavemente golpeo la katana de piedra en la mejilla del hombre. El pequeño niño abrazó el hombre mientras dejaba salir un grito “hii” mientras enviaba a Hajime una mirada aterrada.

Desde atrás se podía escuchar un susurro de “No importa como lo veas, ese es un yakuza…” pero Hajime lo ignoró magníficamente. Luego el susurro de “Papa, ¡Eso es tan genial!” de Myuu y una voz impactada de “¿¡Eh!? ¿¡Está bien de esa manera!?” se elevaron, pero estas también fueron ignoradas.

“¡E, es cierto! ¡Yo, esto no es más una prueba de fe o algo así que no miento sobre esto! Más aún, ¡La vida de mi hijo está en juego aquí! ¡Realmente, no se algo más de esto!”

“Chih, inútil. ¿Qué hay sobre los demás?”

“N, no, algo… más que eso…”

“Y, yo tampoco…”

“Por, por favor, al menos la vida de mi hijo-”

Hajime una vez más golpeo la katana en su hombro *tap tap* mientras sus ojos se entrecerraban en molestia, esto hizo que los demonios temblaban con miedo y suplicando por sus vidas. Desde atrás un susurro de “No importa como lo veas, el villano es Nagumo…” se podía escuchar pero esto fue completamente ignorado.

“Haa, no se puede hacer nada huh. Eso es otra cosa si es un aliado de Freed o un soldado, pero un mero civil, sí.”

Aun cuando suspiraba profundamente, Hajime no lucía desanimado. Entonces, sacudió su cabeza y quietamente entrecerró los ojos. “No hay manera, ¿¡Vamos a ser asesinados de esta manera!?” Los demonios pensaron y sus cuerpos se sacudían del miedo.

Chispas rojas corriendo alrededor de ellos. Pero, justo antes de que imaginen lo peor, la pared de piedra se transformó en una jaula después de unos segundos.

“Por ahora estén quietos allí. Si piensan algo molesto y problemático… ¿Lo captan cierto?”

“S, sí…”

Magia espacial estaba encantada en la jaula, fijándola en el espacio mismo, era imposible escapar de allí con una fuerza normal. Haciendo aquella jaula para aprisionar a los demonios significaba en otras palabras que no tomarían sus vidas. Entendiendo eso, los demonios suspiraron en relajo a pesar que su nerviosismo seguía allí.

Sus compañeros también, a pesar de que era la raza demoníaca, ellos estaban agradecidos de que esto terminara sin necesidad de ver la escena de un niño asustado siendo asesinado ante sus ojos.

Por el lado de Hajime, aunque recupero su cordura, él tenía el pensamiento de asesinar a estos demonios quienes intentaron asesinar a Hajime y los demás para ir a los precintos sagrados, pero…

Como era de esperarse, aunque el ochenta por ciento era Hajime quién había recuperado su cordura, Myuu también se puso en riesgo por protegerlos. Así que simplemente asesinarlos se sentiría incorrecto. Por no decir nada sobre la atmosfera que se formaría en medio de esto sería una de “No hay necesidad de asesinar a gente que no se resiste más… además no queda ninguno que pueda hacerlo ¿No es así?”, y él respondería algo como “¿Eh? Solo voy a masacrarlos como es normal pero, ¿Hay algún problema?” y seria llevado a cabo…  sin duda la atmosfera moriría. Seguramente se convertiría en una atmosfera insoportable incomparable con la que se encuentra ahora.

Y así, la intención de decapitarlos rápidamente sin necesidad de hacer algún movimiento estúpido, por ahora, Hajime dejo el tema de los demonios en espera.

Hajime se giró a ver a Shia y los demás. Y entonces, utilizo la transmutación más ostentosa hasta ahora en un parpadeo, él creo una tabla y sillas de acuerdo al número de personas.

“Por ahora, todos siéntense. Platiquemos lo que haremos de ahora en adelante.”

Shia y los demás asintieron fuertemente ante esas palabras mientras sus compañeros estaban tomando aliento al encontrarse perplejos.

Por cierto, había dos mesas colocadas. En el lado donde Hajime, Shia, Kaori, Tio, Shizuku, Suzu, Ryuutaro, al otro lado Aiko, Liliana, Remia, y Myuu. Los otros compañeros de clase que no estén incluidos estaban sentados en la otra. A pesar de que Myuu estaba haciendo un berrinche de que era mejor si ella se sentaba sobre el regazo de Hajime, Remia quién leía la atmosfera cogió a Myuu en sus brazos.

Dejando de lado a la enojada Myuu, Hajime miro a todos los demás presentes de manera seria y abrió su boca.

“Primero de todo, según lo que tenemos de información. El Dios que se introdujo a sí mismo como Ehito tomó el cuerpo de Yue, pero, si las palabras de Ehito son ciertas entonces le tomara como mínimo tres días.”

Una vez Hajime dijo sus palabras, todos hicieron una expresión de dolor. Todos entendían cuanto Hajime atesoraba a Yue, conjunto a la masacre de hace un momento, así que no podían hacer otra cosa más que simpatizar con él.

Aun así, Shia y Kaori, Tio, y entonces Shizuku estaban regresando fuertes miradas la cuales no dudaban ni por un poco.

Dentro de las mentes de estas chicas, la recuperación de Yue era un factor el cual ya estaba determinado. Ellas confían en que podrán traerla sin duda alguna. Así que no había una razón para ser pesimista o comportarse serios. La conversación de broma y frívola de antes mostraba tal actitud.

Shia continuó luego de las palabras de Hajime.

“Para traer de vuelta a yue-san, tenemos que ir a este Precinto Sagrado que mencionaron, ¿No es así? Pero, la puerta dorada no dejo que Hajime-san pasase. Si las personas que pueden atravesarla están limitadas por Ehito, entonces se necesitará de un plan diferente desu.”

“Correcto… Debemos obtener una manera diferente para llegar a los Precintos Sagrados, o un método el cuál pueda atravesar la Puerta Divina la cuál aparecerá en la gran invasión dentro de tres días.”

“Hmm, sí es sobre el método para ingresar directamente… Maestro. Como era de esperarse, la llave de cristal…”

Tio preguntó a Hajime. Hacía esto, Hajime suspiro profundamente mientras movía la cabeza.

“No… La llave estaba dentro de la caja del tesoro. Por supuesto, si la tendríamos ingresaríamos directamente a los Precintos Sagrados de seguro pero… sin Yue, a lo mejor, podría hacer una versión degradada de esta.”

Aiko y los demás quienes no sabían sobre la llave de cristal inclinaron sus cabezas, así que Shizuku fue quién le explicó al grupo de Aiko con una mirada de tristeza. Actualmente, Hajime había obtenido el método para regresar a la tierra. Aiko y sus compañeros quienes dijeron que estén quietos, en un momento llenaron la sala de audiencia con sus voces estupefactas.

“No hagan ruido. De cualquier manera, eso fue destruido así que no tiene sentido. No hagan problemas.”

“Pero, pero, a pesar de que quizá podíamos ir a casa…”

“¡Es cierto! ¿¡No puedes hacerlo una vez más de alguna manera!?”

“¡Te suplico, Nagumo! ¡Muéstranos tus agallas!”

Sonobe, Imura, y Tamai enviaron palabras de súplica a Hajime. Sus otros compañeros también hicieron un escándalo mientras enviaban a Hajime miradas de súplica.

La mirada de Hajime quién levanto la voz irritado fue hacía la mesa de sus compañeros enojado. Aiko quién tenía un muy mal presentimiento dejo salir un grito de resondro en pánico.

“Todos, ¡Estén quietos! ¡Por favor, No hagan problemas! ¡Cálmense!”

“Pe, pero Aiko-chan-sensei…”

Aiko estaba saltando arriba y abajo mientras los amonestaba, los estudiantes se quedaron quietos por el momento. Aun así, los estudiantes quienes estaban en el estado mental de un caballo que tenía una zanahoria frente a sus ojos dejaban salir palabras de su boca queriendo decir algo.

Aiko habló con ellos de una manera amable y detallada.

“Escuchen bien, todos. Sensei realmente entiende como se sienten, pero por favor escuchen las palabras de Nagumo-kun con calma. El artefacto para ir a casa se ha perdido, para hacer uno otra vez, el poder de Yue-san es necesario. Incluso si todos ustedes hacen desorden aquí, esa verdad no cambiará.”

“De cualquier manera, la posibilidad de que Nagumo este mintiendo por que prioriza traer a esa chica es…”

“¡Nagumo-kun no mentiría así!… Él no lo haría… Él no lo haría ¿Sabes?… Él… ¿No lo harías cierto?”

Por alguna razón, después de que Aiko lo negó fuertemente, estaba perdiendo su concentración y dirigió su mirada dudosa hacía Hajime. Como se podía esperar de alguien quién ha tenido experiencia en varias cosas usando el nombre de la ‘Diosa de la Cosecha’, Aiko se dio cuenta que ella no podía declarar que Hajime no mentía y a la mitad su confidencia desapareció.

Hajime en su corazón se mantenía ‘¡Vamos aguanta así!’ a Aiko, pero esto también era cosechar lo que has sembrado, así que Hajime se detuvo frunciendo el ceño. Hajime dejo salir palabras despiadadas hacía sus compañeros quienes no se calmaban de las repentinas buenas noticias y la decepción siguió luego de eso.

“No estoy mintiendo, supongo. De cualquier manera, no tengo intención alguna de gastar mi tiempo así que ustedes se pueden ir a casa. Después de esto, enfocare todas mis fuerzas en traer a Yue, después de todo. Ir a casa es secundario.”

‘¡No es posible-!’ Los compañeros dejaron salir esto una vez más, pero la ‘Coerción’ de hajime hizo que ellos se callaran mientras él hablaba para que confirmaran la situación.

“Además, todos ustedes, si pudieran ir a casa entonces que harán luego, ¿Huh? Si ese Dios basura no es asesinado, el siguiente objetivo es la tierra, ¿Saben? Eso es simplemente inútil.”

“Uu, ahora que dices eso…”

“Ciertamente, él dijo algo sobre eso…”

“Maldita sea… déjanos en paz de una vez.”

Las palabras de Hajime hicieron que sus compañeros se cubran la cara, cayendo postrados sobre la mesa, o en el suelo. Después de verlos en el suelo de esa manera, Hajime regresó al asunto.

“Y así, regresamos a lo que hablábamos, si puedo hacer una versión de la llave de cristal degradada quizá es posible atravesar la Puerta Divina. Es dudoso pero… no hay manera de que no haga nada si va a venir una gran invasión dentro de tres días contra los apóstoles.”

“Aunque… sería mucho más fácil si Ehito se preocupase de por qué Aruvheit no regresa y viniera por sí mismo desde el otro lado.”

Kaori murmuró eso, pero la posibilidad era baja. Ehito probablemente no saldría hasta que tenga el control completo del cuerpo, y en ese lapso de tiempo también sería capaz de armar una gran invasión. En ese caso, esto no cambiaría el hecho de que llegarían del otro lado y tendrían que enfrentarse a ellos.

“… Antes de hablar de eso, ¿Me pregunto si podemos ganar?”

Quién murmuró eso fue Suzu. Ella estaba mirando al suelo con una pesada sombra cubriendo su rostro. Seguramente, estaba recordando que ellos fueron incapaces de hacer algo cuando se enfrentaron a Ehito.

Todos hicieron una expresión complicada. En medio de ello, fue Hajime quién respondió.

“Ganaremos.”

Suzu objetó a tal tono ligero con una tétrica expresión.

“… ¿A pesar que no pudiste hacer nada contra ellos?”

“Sí. Aun así ganaré la próxima vez.”

“¡Como puedes decir eso-! Él puede hacer lo que quiera con nosotros solo con una palabra, su magia es poderosa sin comparación. Lo que es peor, los apóstoles, Freed, monstruos… y Eri… incluso Kouki-kun está de su lado… ese hombre es genuinamente un monstruo, ¿Sabes?”

Parece ser que el corazón de Suzu estaba a punto de romperse. Eri que era con quién ella deseaba reunirse no la escuchaba para nada. Lejos de eso, ella fue confundida fácilmente e incapaz de hacer algo. Actualmente, los monstruos que invocaron usando una simple puerta en medio de la batalla también fueron aniquilados instantáneamente por los apóstoles.

Aunque no se podía negar que ella seguía sin estar acostumbrada a la magia de metamorfosis, incluso la magia de la era de los dioses que finalmente obtuvo con tanto dolor termino siendo nada. Suzu estaba apretando los dientes de su impotencia.

Y sobre todo, la ilusión en la que Ehito la puso––en ese momento, Suzu y los demás probaron la sensación de ser destruidos en pedazos por unos instantes ellos lo sintieron tan real que lo confundieron por la realidad. Sus manos y piernas cortadas con sangre chorreando por todas partes, y entonces ellos estaban tirados cayendo al suelo, la sensación de sus miembros superiores e inferiores se separó, sus hombros se cayeron, y al final su cuello salió volando.

La sensación de una espada invisible cortando desde afuera hacia dentro, incluso ahora Suzu lo podía recordar. Ella lo recordaba claramente. Ryuutaro y Shizuku también pasaron lo mismo. Ellos toquetearon sus cuellos y extremidades con una expresión de molestia. Ellos tampoco poseían alguna sensación en sus propias extremidades por un rato. A pesar de la situación, la fuerza mental de Shizuku hizo lo imposible para librarse de la maldición y recuperar su movimiento para pelear eso era digno de halago.

Pero, para Suzu, recordar el miedo que ella sentía estando muerta mientras viva era algo que fue difícil de aguantar. Solo pensando que ella podría sentir eso una vez más hacía que su cuerpo temblase.

Hajime sin si quiera preocuparse por Suzu dijo.

“¿Entonces qué?”

“¿Eh?”

Suzu reflexivamente miro hacía arriba. Hajime siguió.

“¿El oponente es un monstruo? ¿Perdemos en números? ¿Algo como eso se convertirá en algún tipo de obstáculo?”

“T, tú preguntas si eso se convertirá en algún obstáculo… obviamente lo es…”

“¿Lo olvidaste? Cuando yo era llamado incompetente por ustedes, caí en el abismo y me arrastre hasta aquí, ¿Recuerdas?”

“Aa…”

Suzu estaba confusa. Sus compañeros quienes estaban mirando abajo con una expresión de desesperación pensando que no había manera de ganar contra dios también elevaron sus rostros.

“No había nadie ayudando, tampoco había comida. Los alrededores estaban alborotados de monstruos. Lo que es más, yo tampoco tenía talento con la magia, incluso mi mano izquierda no estaba… Pero, sobreviví.”

La sala de audiencia como si estuviera muerta. Naturalmente, todos estaban escuchando de cerca las palabras de Hajime.

“Esta vez es lo mismo. Aún si el oponente es Dios o su ejército, eso no importa… Ahora mismo, estoy vivo. Ese hombre perdió su oportunidad para matarme. Además nos dio información sobre si mismo.”

Los ojos de Hajime estaban brillando salvajemente, ardiendo de instinto asesino. El borde de su boca se elevó, su diente canino se mostraba como si fuera a morder a su enemigo hasta la muerte. Aquella apariencia salvaje hizo que todos alucinasen con un lobo apuntando a su presa. El sonido de alguien tragando saliva resonó.

“Robaré a Yue de vuelta, y matare a ese hombre. Es hora de cambiar los lados ofensivos y defensivos. Yo soy el cazador, ese hombre es la presa. Lo perseguiré hasta el fin del mundo y hare que de un grito de muerte y agonía. Le enseñare a ese autoproclamado Dios quién sin duda cree es especial, quién es el monstruo aquí.”

Hajime envió una mirada la cuál seguía siendo feroz hacía Suzu. Entonces, Hajime preguntó a Suzu quién de alguna manera estaba sonrojada mientras temblaba.

“Taniguchi. Si tu dices que es imposible entonces ya has cerrado tus ojos y cubierto tus orejas. Haré que todo termine, absolutamente todo.”

Esas palabras no eran la consideración de Hajime por Suzu. Era lo contrario. Esas palabras estaban probando a Suzu. Esas palabras preguntaron si ella estaría bien que eso terminara de esta manera. Donde ella seguía sin poder decir lo que ella quería decir satisfactoriamente. Donde el enemigo ni si quiera la mirase. Si Suzu estaba bien con eso, entonces mientras ella cerraba los ojos y cubría sus orejas, todo––incluyendo el tema sobre Eri, sería finalizado por Hajime.

Diciendolo por otro lado, mientras Suzu siga intentando mantenerse en pie entonces Hajime le dejaría hacer lo que quisiera sobre el tema de Eri.

La mirada de Hajime también se dirigió a Ryuutaro y Shizuku.

Ambos se dieron cuenta de lo que implicaba las palabras en aquella mirada. Directamente si ellos querían dejar el tema de Kouki en manos de Hajime, o si ellos harían algo por si mismo. Esas fueron las opciones que se les confiaron. Naturalmente, en el caso de que ellos lo dejasen a Hajime, solo había la opción de destrucción. Eso era lo que pensaban ambos.

Hubo silencio por un tiempo. Las severas palabras de Hajime y la atmosfera hicieron que los compañeros de clase perdieran sus palabras. Si allí hubo personas quienes retrocedieron en miedo hacía ello, entonces también hay personas quienes dirigieron miradas en exalto o gente quienes se quedaron mirando con mejillas sonrojadas, o gente quién mostraba su expresión convertida en algo que muestre determinación.

Entre ellos, la primera que abrió su boca fue Suzu. Con la melancólica y débil atmosfera la cuál desapareció hace un momento, ella entonces se quedo mirando detrás de Hajime con una mirada de determinación.

“Eso es innecesario sabes, Nagumo-kun. Deja el tema de Eri y también de Kouki a Suzu. ¡Porque yo caminare hacía donde ellos estén así sean los Precintos Sagrados o donde sea!”

Mientras emitía el mismo aire usual que ella hacía, Suzu sonrió temerariamente.

Como siendo impulsado por tal chica, el quieto Ryuutaro elevó un rugido.

“¡DAAAAAAAAAAA-! Yosh-, ¡Tengo suficiente de esta amargura! ¡No permitiré que solo Nagumo y Suzu sean quienes actúen genial! ¡Voy a golpear al estúpido de Kouki y haré que regrese a sus sentidos! ¡Sí!”

Ryuutaro golpeo su puño contra la palma de su otra mano frente a su torso e hizo una sonrisa temeraria similar. Parece ser que el cerebro de músculos actualmente estaba sintiéndose deprimido también. Su mejor amigo paso al bando enemigo, y aun cuando Suzu mostro una pequeña resistencia, él mismo no era capaz de resistir la maldición y la ilusión. Él perdió toda su confidencia haciéndolo sentir inútil, pero ahora parecía que ya estaba bien.

Mirando a eso, Shizuku “Fufufu” se rió.

“Supongo que ese idiota de Kouki necesita ser castigado fuertemente, no solo fuerte, realmente fuee~rte, también mis sentimientos no se esclarecerán sin derribar esa irritante sonrisa de Eri… Ad, además, si hay algún lugar hacia donde este yendo Nagumo-kun, yo pienso seguirlo sin importar donde sea… no solo ahora, pero de ahora en adelante también, si…”

Mirando a Shizuku quién decía esa clase de cosa mientras robaba miradas a Hajime con mejillas sonrojadas, los compañeros le enviaron una mirada sospechosa. Ellos no sabían sobre los sentimientos de Shizuku, así que ellos nunca ni en sus más salvajes sueños hubieran pensado que incluso Shizuku quién era una de las dos bellezas de la clase pudiera caer.

No, parecía ser que el grupo de Nagayama y el grupo de Sonobe del escuadrón de protección de Ai-chan estaba primero en la lista, varios estudiantes––especialmente las estudiantes femeninas lo habían supuesto desde antes. Y entonces, mientras alternaban miradas entre Shizuku y Hajime con un poco de sorpresa, asintieron como si hubieran comprendido algo.

Una parte de las chicas dijeron “Es un Don Juan. Él es el Don Juan de los tiempos modernos… Nagumo-kun es tan ominoso” con mejillas sonrojadas mientras enviaban miradas a Hajime, pero ahora era un momento serio así que Hajime lo ignoró.

“Ya veo. Entonces quienes entraran a los Precintos Sagrados seremos nosotros, Taniguchi y Sakagami… bien. Es lo usual que hacíamos últimamente, supongo. Si Amanogawa viene del otro lado entonces chicos hagan lo que quieran. De cualquier manera… No les voy a permitir hacer un esfuerzo a medias.”

“Sip, gracias Nagumo-kun.”

“Gracias, Nagumo.”

Suzu y Ryuutaro dijeron eso alegremente. Hajime movió su mano perezosamente para decirles que no importaba mientras pasaba al siguiente tema. Pero, allí Liliana dio un alto.

“H, hey~, Nagumo-san, ¿Puedo hablar por un momento?”

“¿Hm? Que pasa Princesa.”

“Verás. Al momento de la gran invasión, Hajime-san, y los demás, la fuerza de batalla más fuerte ingresara a los Precintos Sagrados, mientras todos ustedes estén allí, que debería hacer la capital la cual recibe el ataque… si las palabras de Ehito-sama son correctas entonces ellos vendrán por la Montaña de Dios como origen, ¿Cierto? Pensando sobre la fuerza de un apóstol, es impensable que inclusive la gran barrera se pueda mantener en pie… hay algo, ¿Una manera de temporalmente sellar la Puerta Divina?”

Era natural que para la princesa del Reino Hairihi el preocuparse. Si la habilidad de desintegración de los apóstoles era usado a su máxima extensión, inclusive la gran barrera no duraría por mucho. Por no hablar sobre la fuerza de combate en el frente de los apóstoles, la única persona quién podría hacer algo era alguien como Hajime. Era desconocido cuanto tomaría para que Hajime y los demás pudieran vencer a Ehito, pero durante ese tiempo estaba claro como el día que por lo menos un gran número de personas sería masacrada.

Hajime quien fue mirado con una mirada de súplica asintió una vez.

“Estaba pensando hablar de eso ahora.”

“¿Y, que tienes pensado?”

“No puedo aguantar a ese Ehito. Eso es por lo que, de aquí en adelante, no dejare que nada pase, ni una sola cosa, de acuerdo a sus planes. No me importa que le pase a la gente en este mundo pero… aun así, es extremadamente repugnante si dejase a ese hombre reírse en sus momentos antes de morir pensando en cuanta gente masacró. Eso es por lo que, sin importar los apóstoles o sus esbirros, Freed o esos monstruos, una masacre al por mayor será su menú. Todo lo que ese hombre tenga, cualquier expectativa que tenga, las destruiré todas completamente.

‘Ku-ku-ku’ Mirar a Hajime quién actualmente estaba riendo con un rostro retorcido hizo a sus compañeros retroceder. Incluso Liliana quién le pregunto estaba haciendo una cara de horror. Aunque, como era de esperarse, había algunas chicas que se quedaban mirando a Hajime con las mejillas sonrojadas y expresiones acaloradas.

“E, err, en otras palabras, ¿Estás diciendo que harás algo contra la gran invasión de la armada de los apóstoles?”

“Veamos. Poniendo de lado los detalles concretos del método para luego. Por ahora, lo que estoy pensando es en compartir libremente mis artefactos. Voy a reforzar al extremo los soldados, aventureros, y los mercenarios. Los equipare a todos con armas, también planeo implementar armas anti-aéreas. Solo tenemos tres días así que será difícil, pero sobre eso, ustedes también ayudaran, ¿Cierto?”

Hajime miró alrededor, asentimientos regresaron convidando esto como era natural, ellos cooperarían. Inesperadamente, incluso varios estudiantes que estaban con los corazones destrozados y se retiraron de la batalla también le enviaron miradas llenas de fuerza. Quizá porque ellos fueron provocados por el gran espíritu de batalla de Hajime.

Liliana cerró sus ojos reflexionando. Después de un momento, abrió su boca.

“Pienso que será un pandemonio cuando los apóstoles ataquen, pero afortunadamente, cuando fuimos secuestrados ellos solo se enfocaban esto, no hicieron tanto daño a los soldados y a los caballeros. De cualquier manera, aun así, pienso que hay un límite de fuerza de batalla que podemos movilizar en tres días. Si esto será suficiente o no contra la poderosa armada de apóstoles es… además, incluso si podemos conseguir un número ¿Puede Nagumo-kun preparar artefactos lo suficientemente fuertes para los apóstoles incluso para tantas personas?”

“Sí, puedo. Sobre el número de personas, usaremos la puerta y los traeremos de varios lugares. Para ello, mientras preparo los artefactos, ustedes tienen que volar alrededor del mundo a varios lugares.”

“La puerta ¿No es así Amo? ¿No habían sido todos los artefactos ya destruidos?”

Tio inclino su cabeza mientras preguntaba. Ciertamente, el artefacto de la llave que creaba el Agujero el ‘Agujero de Puerta’ fue instalado alrededor de todo el mundo así que estaban a salvo, pero la llave esencial ‘Llave de Puerta’ la cual abría la puerta estaba dentro de la ‘Caja del Tesoro’, así que supuestamente debería ya haber sido destruida conjunto a esta.

Por supuesto, si ellos querían usar la puerta entonces debería ser fácil juntar las fuerzas de batalla alrededor de todo el mundo en estos tres días, pero…

“Actualmente, cosas como los objetos los cuales no pueden ser reemplazados o cosas extremadamente importantes, antes de ingresar a la puerta al borde del campo de nieve de Schunee, los transferí, dentro del suelo.”

“¡Qué! Entonces, ¿La llave de puerta también?”

“Sí. En caso de que algo pasase, para que Myuu y los demás pudieran escapar lleve la llave de cristal que podría ser usada efectivamente allí, eso fue contraproducente, pero… los objetos como el compás, la prueba de la conquista de la mazmorra, el agua sagrada restante… por supuesto, la llave de puerta también esta guardada allí. Ah, y también el cuerpo anterior de Kaori. Es bajo suelo así que debería ser relativamente gélido, creo que está bien pero… si no cavamos eso rápido el hielo se derretirá y se convertirá en una tumba.”

“Re, ¡Retiralo-! ¡Si no nos apuramos para retirarlo-! Mi cuerpo…”

Cuando Hajime habló sobre el cuerpo anterior de Kaori, la expresión de todos se dio cuenta. Si Hajime no se hubiera preparado para la inesperada situación, ahora mismo el cuerpo de Kaori sería polvo. Esto fue una jugada limpia de parte de Hajime.

“Ya veo, entiendo… De cualquier manera, hay un problema más. Como es de esperarse, si hablamos de que el mundo puede acabar dentro de tres días, cuanta gente creerá y se reunirá… por no decir nada sobre que pelearemos a los apóstoles. En el peor de los casos, hay la posibilidad de que seamos los chicos malos…”

Liliana estaba haciendo una expresión complicada mientras mostraba más problemas. Pero, parecía ser que sobre esos también, Hajime ya tenía una respuesta en mano.

“Sobre eso, pienso que podemos manejarlos de alguna manera. Tenemos a Kaori o Tio para usar la magia de regeneración.”

“¿Magia… de regeneración?”

Liliana inclinó la cabeza. En respuesta, Kaori supuso que es lo que Hajime quería decir e hizo un aplauso.

“Te refieres a ‘regenerar’ la escena del pasado, ¿No es así? Como lo que experimentamos en el gran laberinto de Merujine.”

“Es correcto. Regenerar lo que pasó aquí y preservarlo en un artefacto de grabación. Entonces mostrarlos en la zona más alta de cada lugar. Las personas que hemos conocido hasta ahora… Catherine de Brook, Iruwa de Fuhren, Roa de Holuad, Ranzi de Ankaji, Alfrerick de Fea Belgen, Gahard del imperio, si se trata de ellos entonces no dudaran de nosotros. Sera fácil obtener fuerza de combate.”

Naturalmente, la princesa Liliana del imperio y el maestro de gremio de los aventureros también estaban incluidos. Aun en este mundo, todos ellos eran gente clave con poder.

Aunque dijo que no tenía interés por la gente de este mundo, él tenía una extravagante línea de conexiones. Se sintió mareada cuando él menciono esos nombres que ella sabía que eran bastante conocidos, Liliana pensó que por supuesto, si eran esas personas, entonces ellos se darían cuenta de que esto es serio.

“Lo siguiente es… cierto. Es mejor si también usamos a Sensei para incitar.”

“¿¡Ee!?  ¿¡Y, yo!? No, espera, ¿¡Incitar!?”

Aiko quién repentinamente vio que la conversación se inclinó hacia ella tembló. Hacía Aiko, Hajime elevo su voz fuertemente.

“Ahora, ¡Levántense todos! Hoy aplastaremos la ambición del falso malvado Ehito quién se atrevió a falsificar su nombre como el virtuoso Ehito-sama y a manipular a los apóstoles falsos, ¡Quienes ahora mismo están a punto de aplacar contra este mundo! ¡Peleen juntos con esta mensajero de dios, la ‘Diosa de la Cosecha’! Algo como eso. Da lo mejor de ti.”

“Da lo mejor, ¡Eso no lo es todo! ¡Qué pasa con esa manera de hablar! Como puedes decir ese tipo de palabras tan fácilmente… es Nagumo-kun quién es el gran agitador aquí.”

“No te intereses por las cosas menores sensei. La semilla que esparcimos ya está a punto de madurar. Entonces no está bien que le echemos agua y la hagamos crecer, ¿Y luego comer todos los deliciosos cultivos? Como debería esperarse de una agricultora.”

“Te pregunto quién fue quien dijo eso…”

Aiko se quedó mirando a Hajime con un rostro exasperado. Eso era igual que en la ciudad de Ur, Aiko estaba convencida de que Hajime completamente poseía el talento de un agitador.

Parecía ser que sus compañeros de clase también tenían la misma opinión. Ellos de alguna manera vieron una visión con Hajime frente a las estrellas manipulándolas y moviéndolas mientras se reía con una pose genial, “¿Eh? ¿No es lo mismo que Ehito?” ellos estaban inclinando sus cabezas mientras preguntaban. Aunque varias chicas estaban susurrando “Nagumo… no, Hajime-sama…” con las mejillas sonrojadas, pero aquí ellas debían recuperar su estado mental inmediatamente.

Hajime sonrió levemente hacía Aiko aunque ella ya se había dado cuenta que el método era efectivo y entendió que tenía que ser hecho, pero por alguna razón, ella no lo aceptaba completamente.

“Esta es una batalla que hará que la humanidad de todo de sí. Incluso si la fuerza de batalla es obtenida, un desorden entre las personas los volvería insignificantes. Un poderoso líder es necesario. Y alguien como un Rey de un país sería insuficiente para ello. La única quién puede hacer esto es Aiko-sensei. Realmente, por favor.”

“…”

Las palabras de Hajime hicieron que Aiko se estremeciera por un momento. Desde hace un rato ella seguía temblando. Era como si fuera un pequeño animal. Y entonces Aiko quién estaba como un pequeño animal, por alguna razón comenzó a enviar miradas a Hajime sin quedarse quieta. Y entonces, tímidamente le pregunto al dudoso Hajime.

“Na, Nagumo-kun. Hace un momento, al final de ello, ¿Qué dijiste?”

“¿Hmm? Realmente, Por favor…”

“N, no, no eso… sobre mí, tú me llamaste, A, Aiko-sensei ¿No es así?”

“… ¿Hay algún problema?”

“N, no. Nagumo-kun, normalmente me llamas solo ‘sensei’ así…”

“¿Es eso?”

Hajime inclinó su cabeza. Aiko estaba inquieta, o en vez ella estaba sonrojada mientras abría su boca y elevaba sus ojos.

“Tú lo hiciste… Puedes… puedes decirlo, ¿Una vez más?”

“… Entonces, ¿Sobre la parte final?”

“Sí. Aunque, esta vez, sin decir ‘sensei’…”

Las mejillas de Hajime se arruinaron. Al mismo tiempo, el pequeño animal quién se mantenía mirándolo hacia arriba mientras se sonrojaba en la silla opuesta hizo que el quisiera poner un tsukkomi para saber si ella había entendido el punto y la situación alrededor.

La ‘persuasión’ de Aiko hizo que los compañeros hagan un escándalo. “Eh, ¿Qué es esto?” o “Qué pasa con esta atmosfera…” o “E, es una mentira ¿Cierto?…” o “Hajime-sama… como era de esperarse” Murmullos como estos podían escucharse. Incidentalmente, el sonido de la presión de los dientes estaba resonando del grupo del escuadrón de protección de Aiko.

Quizá por su nerviosismo, las voces de los alrededores no alcanzaban a Aiko. Si ella estuviera hablando de esta manera pudiendo entenderlo todo… entonces que terrorífico sería. Eso era a causa de que Ai-chan había tirado varias cosas al aire para poder llegar aquí. Hacer algo como abandonar su ser de profesora era un riesgo que podría hacer colapsar su identidad. Hajime solo podía rezar por que ella no estuviera actuando sabiendo que no debería.

De cualquier manera también era un problema que ella perdiera fuerzas justo antes de la batalla final, dicho eso, no parecía ser que algún engaño pudiera funcionar en la Aiko actual quién estaba cargando a todo dar. Incluso cuando él envió una mirada a Shia, Kaori, y Shizuku, todas estaban sonriendo levemente y no le enviaron ningún salvavidas. Él deseaba que ellas no simpatizasen con el corazón de una dama en esta clase de momento.

Hajime suspiro profundamente, en el medio obteniendo toda la atención, él aclaró su resolución y abrió su boca.

“… Aiko, por favor.”

“¡¡-!! ¡Sí! ¡Déjamelo a mí! ¡Voy a incitarlos como locos! ¡Esta es la vez en la que una profesora de estudios sociales debe mostrar su verdadera habilidad!”

Era el incitamiento la verdadera habilidad de una profesora de estudios sociales… él quería que ella se disculpase con todos los profesores de estudios sociales del país. Hajime una vez más suspiró mientras quitaba su mirada de Aiko quién estaba extremadamente emocionada.

Hacía sus oídos, “P, profesora y alumno… es esto un eroge-” o “Ai, Aiko-chan cayó en los colmillos venenosos del rey demonio…” o “Casanova… ¡El chico de aquí es un casanova! ¡No puedes ver sus ojos! ¡O quedarás embarazada!” aquellos murmuros podían ser escuchados. Las mejillas de Hajime torciéndose no se detenían.

“¡E, ehem-! Na, Nagumo-san… yo, ¡Yo trabajare duro también!”

Por alguna razón, Liliana elevó su voz. Sus mejillas estaban de color rojo brillante, sus ojos estaban brillando con cierta clase de expectativa.

“… Sí, da tu mejor, Princesa.”

“… ¡Trabajaré duro!”

“Sí.”

“¡Trabajaré duro!”

“…”

“¡Trabajaré duro!”

“…”

“Y, Yo trabajaré duro, hic-”

“………………… Por favor, Liliana.”

“… Lily.”

“Guu… Por favor, Lily.”

“¡Sí! ¡Puedes confiar en mí! ¡Por favor mira la influencia y popularidad de una princesa! ¡Las masas caerán en control!”

Él sentía que algo que una princesa jamás debería decir fue dicho de alguna manera, pero seguramente fue su imaginación. La Princesa-sama quién siempre ha sido amada por las masas no debería pensar algo como ‘Es tan fácil manipular las masas, huh’. (N/T: Pues… Arifureta After Story…)

El clamor de los compañeros no conoce fin. Sus ojos miraban a Hajime con una mirada de asombro o que contenía un extraño calor. Quizá se podría decir que estas miradas eran aún más emocionales que las que dirigieron a Aruvheit o Ehito.

“… Haa. Concluyamos esto.”

Hajime dejo salir un suspiro mientras miraba alrededor a todos, cambiando la atmosfera rígidamente en un aliento. Hajime fue hacía las palabras de Aiko y Liliana, y toleró el anime de sus compañeros, también era la intención de suavizar la atmosfera de alguna manera.

Con el peligro acercándose al mundo, por no decir que este peligro era el que incluso amenazaba su lugar de origen, la Tierra, no se encontraba nadie quién no tuviera alguna carga mental. Así que ninguno de sus compañeros iría a lo loco del pesimismo, Hajime reguló la atmosfera para que nadie este tenso.

La expresión seria de Hajime cambió la suave atmosfera a una de nerviosismo de golpe. Aiko y Liliana también cambiaron su atmosfera al grado que todos se ponían a pensar a donde fue el aire vergonzoso o dulce que ellas estaban emitiendo. Esta actitud era como era de esperarse, digna de una profesora y una princesa.

Seguramente su ‘persuasión’ era algo de dentro de su corazón, pero si la atmosfera estaba tensa de esta manera ellas indudablemente no hubieran dicho eso. Parecía ser que todos estaban leyendo el ambiente sensitivamente. Como si fuera desconocido que lo estuvieran haciendo intencional o inintencionadamente.

Los compañeros también se unieron a ello, aunque sus cuerpos estaban plenamente relajados, ellos también eran capaz de sentir la tensión.

Hajime confirmó eso y abrió su boca.

“El punto es que yo priorizare traer de vuelta a Yue. Para hacer eso en la invasión dentro de tres días, tengo que ir a través de la Puerta Divina que pienso se abrirá en ese momento e ingresar a los Precintos Sagrados. Sobre Nakamura y Amanogawa, se lo dejare a Taniguchi y los demás. Lo que queda en el aire es la intercepción de la invasión de los apóstoles.”

Hajime dejo de hablar por un momento confirmando si entendían o no. Todos asintieron, así que juzgando eso, no había problema, Hajime continuó con sus palabras.

“Les estoy diciendo los planes para dentro de tres días. Primero, pienso irme hacía las profundidades de Orcus. Para producir artefactos en masa, el ambiente de Orcus es el más óptimo después de todo. Para esto, quiero que Kaori, Myuu, y Remia vengan conmigo como ayudantes.”

“Sí, entiendo Hajime-kun.”

“¡Si, nano! ¡Myuu ayudará nano!”

“Por favor pide cualquier cosa que pueda hacer.”

Kaori, Myuu, y Remia mostraron una alegre respuesta. Hajime puso a Myuu y Remia a su lado en la preparación por si cualquier cosa inesperada pasase y ellas no sean tomadas como rehenes de nuevo, pero él también tenía la intención de hacer que ellas se encarguen de sus necesidades mientras él se concentraba minando y transmutando, así que su razón no era solo el problema de la superficie.

Hajime asintió de regreso a Kaori y los demás, entonces esta vez cambió su mirada a Shia.

“Shia, tu irás al Gran Laberinto Raisen.”

“… Ya veo. Preguntaré a Miledy por su cooperación, ¿No es así?”

“Correcto. Si ella tiene alguna información de Ehito o de los Precintos Sagrados aún si es por un poco, entonces ya de por si es un buen trato. Esa vez fuimos forzosamente sacados así que es desconocido si hay un atajo o no. Al menos tenemos la prueba de conquista, pero si eso no funciona en las afueras de Brook, entonces tendrás que atravesar el laberinto otra vez.”

“Creo que quizá, ella me deje pasar pero… incluso si no es así, esta vez prometo limpiar el laberinto en medio día. Si es la yo actual, entonces un gran laberinto no es más que un salón de juegos.”

“También pienso eso. Te lo dejo a ti.”

“¡Sí desu!”

Hajime sonrió a Shia quién asintió energéticamente. Luego, Hajime llamó a Tio.

“Tio.”

“Sí. Entiendo. El Amo me va a decir que regrese a casa, ¿Cierto?”

“Como era de esperarse. Si el mundo corre peligro, entonces la regla de la raza de los dragones no importa. Incluso si ellos no son tan fuertes como Tio, si la fuerza de la raza de los dragones es aumentada con mis artefactos, ellos deberían pelear incluso con los apóstoles.”

“También pienso eso. Como era de esperarse, no hay otra opción más que hacer que la raza de los dragones participe en esta situación. Déjame garantizar su fuerza también. De cualquier manera, la aldea escondida esta… bastante lejos. Realmente llegar allí dentro de tres días no es posible…”

“Sobre eso, nos encargaremos eso de alguna manera usando el artefacto.”

Hajime estaba preparando el orden de prioridad en su cabeza mientras seguía.

“Yaegashi, tú irás al imperio. Lo mismo que en el Reino Hairihi, es posible llegar usando la puerta, duplicare la Llave de Puerta para que vayas al reino antes de que partas, después persuade a Gahard para que envíe fuerza de combate al Reino.”

“Eso está bien… pero, ¿Por qué soy yo quién tiene que ir?”

“Eso es porque Yaegashi es la preferida de Gahard. Solo para estar seguros, estoy tomando en cuenta de que la conversación sea tranquila. Después de todo, allí deben haber algunas personas que aún mantienen resentimiento hacía el caso del collar de restricción. Pensando sobre la habilidad de negociación y batalla, realmente no hay alguien más a quien pueda dejar esto.”

“Mu. Entiendo eso, más o menos, pero… tú sabes mis sentimientos, y aun así me mandas al lugar del hombre que me intenta cortejar, eso es bastante impactante. Bien, entiendo que no es momento de decir esa clase de cosas pero…”

“… Lo siento. Si Gahard hace algo malo entonces solo da mi nombre. Dile que si intenta cortejar a Yaegashi Shizuku, entonces Nagumo Hajime, no se mantendrá al margen.”

“-… U, un ataque sorpresa es algo cobarde…”

Shizuku se sonrojo ligeramente mientras mostraba su consentimiento.

“Los estudiantes, y Liliana irán a la capital. Conseguirán fuerzas de combate, y elevaran su moral con su habla. Incítenlos de manera habilidosa así ellos pueden pelear sin piedad incluso contra los apóstoles. Y luego, el campo de batalla será en la llanura frente a la capital. No hay manera de que peleemos dentro de la capital incluso sabiendo que ellos atacaran desde la Montaña de Dios a la espalda de la capital después de todo.”

“En ese caso, necesitamos evacuar todas las personas que se encuentren fuera de la capital entonces. Aunque la puerta puede ser usada, evacuar a todas las personas en tres días es… parece que tenemos que apresurarnos.”

“Está bien si enviamos los civiles a la capital del imperio en lugar de mover la fuerza de combate de nuestro lado. ¿Cierto?”

“Pero, Nagumo-kun. Pelear contra los apóstoles quienes pueden volar en el cielo en una llanura es desventajoso…”

“Planeo tomar medidas con armas anti-aéreas y armas pesadas, y así. También, ¡Nomura-!”

Nomura Kentarou del grupo de Nagayama quién fue llamado repentinamente respondió “¿¡oO!?” con una voz extraña. Ni si quiera en sus sueños más salvajes, habría imaginado que su nombre sería mencionado en este momento.

“Eres un elementalista de tierra, ¿Cierto?”

“¿Eh? Ah, sí. Eso es cierto pero…”

“Entonces, encuentra trabajadores en la catedral y los que tengan aptitud para la magia elemental de tierra, incluso si es simple, crea una fortaleza en la llanura.”

“U, ¿Una fortaleza?”

“Lo mejor es tener un refugio ¿Cierto? Pregunta sobre los detalles al especialista en la capital. Luego enviaré artefactos exclusivamente para ti, así puedes crear un lugar en el cual sea fácil de pelear desde la llanura.”

“E, entiendo. Lo intentaré.”

Después de Nomura, Hajime también dio instrucciones a otros compañeros aquí y allí. Ellos asintieron mientras eran consumidos por la emoción del momento. Hajime les dio órdenes concretas con la intención de que pudieran finalizarlo sin ser aplastados por la tensión la cual estaba sopesando momento tras otro.

Además, tan pronto como la producción de armas pesadas sea finalizada, Hajime planeaba enviarlos a la capital para que pudieran aprender a usar el arma, inclusive si no sabían los detalles sobre el mecanismo, ellos deberían ser capaces de usar el arma mejor que alguien quién residía en este mundo quién en primer lugar no sabía el concepto de armas pesadas de fuego.

“Taniguchi, Sakagami, ustedes dos irán al bosque de árboles. Hablen con todos los Haulia y Fair Bergen y envíen los grupos que puedan combatir en la capital. Una vez terminen con esto, contáctenme. Los recibiré en Orcus. Hasta el límite de tiempo, ustedes dos se enfocaran en subyugar a los monstruos en el abismo y potenciarlos. Después de todo, ustedes dos finalmente son capaces de manipular la magia de metamorfosis.”

“¡Entendido!”

“¡Ou!”

Después de eso, ellos hablaron un poco más sobre los detalles, entonces con una sonrisa intrépida ante los tres días que seguramente serían los días más pesados de sus vidas, Hajime una vez más miró a todos.

Y, un momento después, su boca se abrió lentamente…

“Él enemigo se ha introducido a sí mismo como Dios. Además, él ha alardeado de un poder el cual corresponde a uno. Cada uno de sus miembros corresponde a una armada de un solo hombre. Allí se encuentran incluso monstruos sin sentido común y marionetas soldado fortalecidas las cuáles no temen a morir.”

Una voz tranquila. Sin embargo, esta resonaba completamente clara.

“Pero, eso es todo. Ellos no son invencibles o algo por el estilo. Tal y como yo lo hice, el Dios y sus apóstoles pueden ser matados. Los humanos pueden vencer estas existencias paranormales.”

La figura de Hajime hablando se encontraba con un brazo y un ojo, tenía pelo blanco se mostraba como si su vida hubiera sido succionada de él. Estas cosas mostraban el camino de este hombre quién era llamado incompetente y había caminado hasta este punto. Esas eran pruebas de cuán grande era el número de monstruos que él había aniquilado. Y, él actualmente mostró la prueba a todos en el lugar. De que un humano puede ganar incluso contra Dios.

Eso era por lo que ellos naturalmente podían entender. Incluso si él perdió una vez, incluso si su compañera importante fue robada, él convertiría esas situaciones en sus nutrientes. Él sangrante y joven hombre frente a sus ojos, convirtió cualquier cosa imposible a posible.

Las palabras que sacudían el corazón de uno lo quieran o no, continuaron.

“No hay necesidad de pensar que esta pelea es por el bien de alguien quién no conoces, mucho menos del mundo. No hay necesidad de cargar con esa clase de cosas. Como yo que estoy peleando por el traer de vuelta a mi amada, está bien para cualquiera tener su propia razón. No hay nada tan grande o tan pequeño sobre aquellas razones. No hay un peso o algo. Porque deseas ir a casa. Porque quieres encontrarte con tu familia, por el bien de tu amigo, de tu amante, solo por sobrevivir, solo porque no puedes aguantar esto… cualquiera está bien.”

Por un momento, las palabras de Hajime pararon. Pero, todos en el lugar se dieron cuenta de sus propios deseos. Los impulsos se acumularon en el pecho de cada persona.

Como esperando por ello, Hajime liberó sus palabras. Ardientes como la llama, pero permeando como el agua, a su vez poderosas como la tierra, y envolventes como el viento, así eran aquellas palabras…

“Sí hay un momento en donde debes dar el todo de ti por una vez en tu vida, entonces este es el momento ideal-. Ahora, en este momento, ¡Haz arder tu espíritu! ¡Toma un paso por el bien de tu deseo! ¡Y entonces, si todos sobreviven! ¡Si logran hacer eso! ¡El regalo para ustedes será el boleto de regreso a casa!”

El sonido de tragar saliva reverberó. Un sonido de pulso de una campana de alarma podía ser escuchado. Los puños cerrados, el pisar firmemente, el gruñido de los dientes crujiendo. Era como si ellos naturalmente, quisieran levantar un rugido.

Entre esa gente quienes estaban delirando por la fiebre, Hajime los encantó con una mirada y dientes los cuales parecían de un lobo salvaje.

Y entonces con una palabra…

“Ganar.”

Lo que obtuvo de regreso, naturalmente, fueron incontables rugidos.