BTTH – Capitulo 10

Modo Noche

Capítulo 10 – Prestar dinero

Andando de puntillas sobre las rocas, Xiao Xun era como una hermosa mariposa morada con curvas hipnotizantes mientras escalaba graciosamente la montaña. Mientras mira hacia arriba, su mirada se concentraba en el joven que estaba al lado del acantilado.

Mirando al joven, Xiao Xun se sintió sorprendida. A pesar de que sólo habían sido un par de horas, se dio cuenta de que comparado a antes, Xiao Yan había cambiado algo…

Cuando sus ojos se encontraron, ella finalmente se dio cuenta de lo que Xiao Yan había recuperado. Su propia confianza.

Después de tres años, el brillo de Xiao Yan habia vuelto por fin.

Dándose la luz transparente en los labios de Xiao Yan, dos hoyuelos aparecieron en la cara bonita de Xiao Xun: “Parece que Xiao Yan no necesita Xun Er para venir a consolarlo…”

“La gente crece después de experimentar dificultades, ¿No?” Xiao Yan se encogió de hombros.

“Definitivamente se arrepentirá.”

Xun Er rizo sus labios y dijo las palabras como si fuera un juez que tenía la última palabra en un caso judicial.

Xiao Yan sonrío levemente, acaricio su ropa y camino hacia ella.

Cuando se acercaba a ella, mirando a Xun Er, que es casi de la misma altura, miraba a la joven, pero bonita cara. De repente Xiao Yan se sintió mareado, recordando a la chica que estaría babeando todo el tiempo y siguiendo a Xiao Yan por todas partes. Ella es tan bonita ahora…

Ligeramente sonriente, la mirada de Xiao Yan se suavizo y él rudamente pellizco la cara de Xiao Xun debajo de su mirada sorprendida: “¡Xun Er ha crecido! Pero resultó bien, sin olvidar cómo Xiao Yan estaría cubierto de magulladuras tratando de recoger fruta de los árboles.”

Aturdida por las acciones íntimas de Xiao Yan, Xun Er se endureció durante un segundo antes de que su tono oscuro, libre de impurezas, sonriera.

Cuando todavía era pequeña, a Xiao Yan le encantaba pellizcar sus mejillas pero desde el evento hace tres años, él instaló una pared invisible junto a su corazón y empujó a todo el mundo. Por mucho que lo intentara, siempre estaría decepcionada por la fría e impasible actitud de su…

Él está de vuelta… Pero, parece que todavía me considera inmadura, él es un tonto… Xun Er se quejó en su corazón después de un instante, Xun Er le critico por ser demasiado codicioso.

“Xun Er, durante estos últimos tres años, por favor no culpe a Xiao Yan ge-ge por ser así. Yo estaba viviendo día a día, pero afortunadamente siempre estabas a mi lado.” Xiao Yan asintió torpemente con la cabeza y se disculpó.

Xun Er sonrío dulcemente. Los agravios que había sufrido durante los últimos tres años desaparecieron con la incómoda disculpa.

“Hah, oh, cierto. Xun Er… ¿Cuánto dinero tienes?” Soltando la cara de Xun Er, Xiao Yan hizo una risa hueca y pregunta.

En su clan, a excepción de su padre, Xun Er era la única persona que mantenía una buena relación con él. Acababa de avergonzar a su padre esta mañana por lo que no podía soportar enfrentar a su padre para pedir dinero, por eso le preguntó a Xun Er.

“¿Dinero?” Parpadeando sus ojos cristalinos, Xun Er fue tomada por sorpresa: “¿Xiao Yan necesita dinero?”

“Sí… Quiero comprar algunos artículos, aunque estoy un poco corto.” Xiao Yan se sintió avergonzado, esta fue la primera vez que pidió prestado dinero a una chica.

Mirando el habitual frígido Xiao Yan ahora en apuros, Xiao Xun Er miraba a una persona completamente diferente. Cubriendo su boca y sonriendo lindamente: “Tengo más de mil monedas de oro, ¿Es suficiente? Si no…”

Mientras habla, los dedos de Xun Er detrás de ella con rapidez y una tarjeta de oro púrpura apareció de repente entre sus dedos. En la tarjeta hay cinco diferentes ondas de color.

5 Tarjetas de Oro de Ondulación Purpura, en el continente Dou Qi, tienes que ser al menos un Dou Ling (si Dou Zhe es el primero, Dou Ling es el cuarto) para tener el honor de usar este tipo de tarjeta de oro que representa su rango, por supuesto, algunos con poderes especiales también tienen el privilegio de obtener la tarjeta.

“Eso es suficiente, eso es suficiente…” Felizmente asintiendo con la cabeza, Xiao Yan con fuerza trató de detenerse de pellizcar el rostro lindo de Xun Er.

“No te preocupes, te lo pagaré más tarde.” Xiao Yan prometió mientras palmeaba su pecho.

“No necesitas pagarme…” Xun Er puso mala cara y rápidamente oculto su tarjeta de oro púrpura.

“¡Vámonos! Ya casi es de noche, mañana te llevaré a la ciudad de Wu Tang para dar un paseo. Xiao Yan saludó con la mano a la muchacha y bajó alegremente la montaña.

De pie, Xun Er miró deliciosamente al joven que había recuperado su audacia desde hace tres años. Sonriendo suavemente, murmuró “Nalan Yanran, ¿Debo despreciarla o agradecerle?

Temprano en la mañana, el sol brillaba cálidamente a través de la ventana sobre el cuerpo del joven con las piernas cruzadas en meditación.

“Uf…”

Después de meditar casi toda la noche, Xiao Yan inhaló profundamente, un flujo de aire blanco translúcido que era visible a los ojos desnudos pasó por su boca y nariz, alimentando su cuerpo y huesos.

Una luz blanca brilló de sus ojos cuando de repente abrió los ojos. Xiao Yan se estiró y apasionadamente dijo: “Este es exactamente este sentimiento, después de tres años, ¡La sensación del Qi ha vuelto!”

Él lentamente se levantó de su cama, se ejercitó un poco, antes de empezar a cambiar. Desde fuera de la habitación, la voz de Xun Er suavemente se podía escuchar: “Xiao Yan, ¿Todavía estás durmiendo?”

Llegó aquí tan temprano. Sacudiendo la cabeza, Xiao Yan se dio la vuelta y luego buscó sus cajones. Finalmente, con reticencia, sacó una pequeña caja y la abrió cuidadosamente. Estrechó los ojos del brillo de plata dentro de esa caja.

“Y este es todo mi ahorro…” Sosteniendo su caja de dinero, Xiao Yan sonrió amargamente mientras sacudía la cabeza.

Xiao Yan sonrió suavemente mientras salía de su habitación y vio a la deslumbrante chica frente a su puerta.

Xun Er se había vestido con un traje verde pálido que la hacía parecer aún más naturalmente hermosa. También tenía unos pantalones apretados que se extendían a través de sus delgados muslos y piernas largas, haciendo hincapié en sus curvas.

Con las piernas largas, Xun Er se puede comparar con las chicas jóvenes en la tierra, llena de vitalidad juvenil y seducción, por supuesto, ella tiene su elegancia especial que Xiao Yan nunca había visto en cualquier otra…

“Aquí, es lo que necesitarás.” Mirando a Xiao Yan saliendo de su habitación, Xun Er sonrió y le entregó una tarjeta negra. Esta es una tarjeta común, el máximo que puede contener son solo 5000 monedas de oro.

Recibiendo la tarjeta negra, Xiao Yan se burlo: “Niña, ¿Por qué llevas un traje tan atractivo? ¿Podría ser que tengas una cita con otra persona?”

“Sí, esta es la primera vez en tres años que Xiao Yan me ha invitado a salir, Xun Er está muy halagada así que por supuesto tengo que vestirme un poco.” La tímida intimidad de Xiao Yan convirtió los ojos de Xun Er en una forma de media luna mientras sonreía coquetamente.

De mala gana sacudiendo la cabeza, Xiao Yan sonrío alegremente. Ellos charlaban mientras caminaban juntos hacia la ciudad, a la mitad de camino, fueron recibidos por algunos miembros del clan mirando su conversación afectuosa con una cara extraña.

Xun Er, sea belleza o talento, es la perla más brillante de la joven generación en el clan. Por lo general, es amable con todo el mundo, pero bajo su ligera sonrisa es la indiferencia, los saludos con ella son fáciles, pero para iniciar una larga conversación sería muy difícil.

Haciendo caso omiso de la apariencia de los otros miembros del clan, Xian Yan rápidamente llevo a Xun Er fuera del clan antes de ralentizar y observar a escondidas en el puesto al lado de la calle…

La Ciudad Wu Tang hace honor a su nombre de ser una de las ciudades más grandes en el Imperio Jia Ma por el gran número de personas que viven en ella. A pesar de que el sol palpitaba, en las calles había miles, si no decenas de miles de personas, incluso una o dos razas extrañas.

Tal vez fue debido a Xiao Yan a su lado, pero Xun Er se hizo mucho más activa después de que ella salió del clan. Ella tiró del reticente Xiao Yan en una variedad de puestos. Su risa tierna hizo que la calle abrasadora se enfriara un poco.

Cuando Xun Er finalmente se cansó, Xiao Yan finalmente la llevo a la farmacia cercana. Después de gastar alrededor de 900 monedas de oro, compró 3 tallos de hierba azul con hojas púrpuras de 20 años junto con dos tallos de hierba de lavado de huesos de 5 años. Estos eran materiales de bajo costo y se podrían comprar en una farmacia regular. Para materiales de gama alta, Xiao Yan habría tenido que encontrarlos ellos mismos o comprarlos en una subasta o si tuviera suerte, en una farmacia de gama alta.
(lo dejare como gama pero podría tomarse como prestigio (Calidad))

Mirando los fondos que disminuían rápidamente, Xiao Yan sonrió amargamente. Se dio cuenta de lo importante que era el dinero en el continente Dou Qi…

De todos modos, él consiguió todas las hierbas, ¡Todo lo que quedaba era el núcleo de un monstro con atributo madera nivel uno!