CoS – Capítulo 18

Modo Noche

Capítulo 18. Niño abandonado

Richard y Papin comenzaron a recitar sus hechizos al mismo tiempo, acompañados de los movimientos correspondientes para sus encantamientos. El primer movimiento de Papin fue preciso y claro, y uno podía decir a simple vista que estaba usando el más práctico y poderoso de los hechizos de grado 1: un misil mágico. El hechizo había sido lanzado sólidamente, ni el más exigente de los maestros sería capaz de encontrar un problema con sus fundamentos en la magia.

Un mago de nivel 1 sólo debería ser capaz de lanzar dos misiles mágicos al mismo tiempo, pero 3 destellos se iluminan en las manos de Papin. La multitud se agitó un poco ante el talento inesperado del chico. Al tratarse del hechizo más rápido de lanzar, los misiles mágicos ya habían sido disparados antes de que Richard pudiera completar su hechizo.

Papin sólo tenía la capacidad de controlar uno de los tres misiles. Él fijó ese a su objetivo, mientras que envió a los otros dos a la izquierda y derecha de Richard. Con esta táctica Richard sería golpeado por dos de ellos sin importar a dónde tratara de esquivar. La única excepción sería no esquivar, pero aun así tendría que lidiar con uno.

Papin sabía que un solo misil definitivamente no sería suficiente para derrotar a Richard; personalmente había experimentado las cualidades físicas del chico en la riña. Sin embargo, él era un mago de nivel 2; podía efectuar dos lanzamientos más de misiles mágicos. Tres rondas de explosiones serían suficientes para asestar un golpe desorientador.

En cambio, Richard era sólo un mago de nivel 1; en el mejor de los casos podría efectuar dos lanzamientos en total. Papin pensó que resistiría esa ronda extra; incluso si fuera bastante insoportable, esa era la naturaleza de un duelo mágico. Si hubiera sido un mago de nivel 3, su victoria estaría garantizada, y el duelo no habría sido aprobado en primer lugar. Todo en el Deepblue es justo; se necesitaría un respaldo tremendamente fuerte y una gran suma de inversión material si quisieran que todos en el Deepblue cerrarán momentáneamente los ojos ante la injusticia, y la familia de Papin estaba lejos de tener un estatus tan alto.

Papin comenzó a recitar una vez más después del lanzamiento de los tres misiles. Richard aún no había terminado su hechizo, por lo que el joven ya podía sentir la victoria a su alcance. No podía evitar sentirse ansioso por lo que su patrocinador le había prometido: equipamiento, dinero y estatus.

Perdido en sus pensamientos, Papin no pronunció a la perfección los encantamientos. El segundo y medio de tiempo normal para el lanzamiento se incrementó a dos, pero a pesar de eso la multitud parecía gritar como olas rompiendo antes de poder completarlo.

“¿Están vitoreando? ¿Es por la victoria que estoy por lograr?” Pensó Papin. Al menos, tenía algún conocimiento de su habilidad. Levantó la cabeza sin entender nada para ver lo que estaba pasando.

Fue entonces cuando sus ojos se abrieron de par en par en un instante, el hechizo que estaba a punto de lanzar se le olvidó en su sorpresa. ¡Papin apenas podía creer lo que veían sus propios ojos! Lo que podía observar, ¿era una bola de fuego? ¿Cómo podría un mago de nivel 1 usar un hechizo de grado 3? ¿No se prohíben los pergaminos y otros accesorios como ese en los duelos mágicos? ¿Por qué había una bola de fuego aquí?

Una auténtica bola de fuego ya había sido lanzada en dirección a Papin. No estaba siendo controlada después del lanzamiento, pero con la rapidez con la que viajaban las bolas de fuego y su área de efecto no necesitaban ser controladas de todos modos.

Papin se quedó boquiabierto y sólo pudo reaccionar después de que la bola de fuego cruzó los cinco metros. Gritó fuertemente mientras intentaba esquivar, pero aunque en ese momento corrió lo más rápido que jamás había podido en su vida, las olas de fuego aterrizaron a sólo tres metros de distancia. La explosión lo golpeó tan fuerte que fue arrojado en forma de un pequeño arco a través del cielo, aterrizando fuertemente a unos pocos metros de distancia produciendo un golpe seco. ¡No podía levantarse!

El enorme alboroto en la arena se convirtió repentinamente en una quietud mortífera, todos contuvieron la respiración inconscientemente. Había muchos magos experimentados y bien formados entre los espectadores que podían decir que la bola de fuego de Richard era más débil de lo normal, pero diez puntos de daño seguían siendo muy poderosos contra alguien por debajo del nivel 3. Aunque Papin no murió carbonizado, ¡tendría que recuperarse durante unas semanas!

Otro golpe sordo atrajo la atención de los espectadores una vez más. Richard acababa de encarar el misil mágico que Papin lanzó anteriormente, protegiendo su pecho con ambos brazos para soportar el golpe mientras preparaba su segundo hechizo. Todo lo hacía sin la más mínima expresión en su rostro, con movimientos increíblemente precisos.

En ese momento, la arena estaba tan silenciosa que incluso el sonido de una pluma cayendo al suelo se escucharía claramente. Aunque Richard recitó los encantamientos mágicos en voz baja, unos pocos magos prominentes con sentidos excepcionales pudieron oírlo, ¡todos estaban visiblemente asustados! Aunque una parte considerable del encantamiento mágico fue modificada, todavía podían identificarlo. ¡El segundo hechizo fue otra bola de fuego!

Richard ya se había puesto pálido. Su maná se consumía tan rápido que sintió que su cuerpo se quedaba sin energía, y tenía menos de cuatro puntos de maná disponibles. Incluso con los efectos de una poción de maná solo serían 5.

Sin embargo, esta vez estaba preparando una versión alternativa de la bola de fuego. Se encontraba en una etapa experimental, pero reducía el maná que consumía el hechizo. Sería capaz de lanzar una bola de fuego más pequeña de 8 puntos de daño, pero aun así necesitaría 6 puntos de maná. Se abrió paso con gran fuerza de voluntad, sin dudar en sobregirar su maná sólo para terminar este hechizo.

Aunque la bola de fuego pudo haber sido pequeña, resultó lo suficientemente letal. Forzó al supervisor a aparecer en el centro de la arena, dispersando el hechizo incompleto con una onda mientras estabilizaba el maná de Richard.

“Es suficiente. Este hechizo le costará la vida; eso no está acorde con las reglas”. El árbitro se giró para comprobar el estado de Papin y declaró: “¡El ganador de este duelo es Richard Archeron! Ahora, Richard, según el acuerdo, puedes reclamar la apuesta. Usted puede elegir que se complete en otro lugar, pero yo personalmente le recomiendo que elija un… uhm…. método similar pero más flexible. Eso se encuentra dentro de las reglas”.

Habiendo escuchado lo que dijo el supervisor, Richard se acercó al caído Papin, levantando bruscamente al niño para observar su cara quemada e hinchada. Sin ninguna hebra de emoción en su voz, dijo: “Alguien una vez me dijo que devolviera un golpe en las nalgas con el doble de impacto”.

Después de eso, Richard se puso de pie y usó cada onza de energía que había en él para patear sin piedad el trasero de Papin justo en el culo. El joven chillaba como un cerdo en un matadero, su voz se ponía ronca mientras tomaba aire entre sus gritos. ¡Nadie sabía si el tipo estaba riendo o llorando!

¡Richard se alejó dos pasos, luego de repente se dio la vuelta y le dio otra patada! Inmediatamente la voz del joven se elevó, e hizo que el supervisor levantara las cejas. Parecía bastante inapropiado golpear justo el centro del trasero de Papin, pero estuvo de acuerdo en que la patada era más misericordiosa que la apuesta original. Expresó su aprobación anunciando el final del duelo, lo que provocó la dispersión de los espectadores. Todos estaban emocionados mientras discutían sobre la bola de fuego de Richard. Sin embargo, aunque nadie le prestó atención al trasero de Papin en este momento, claramente sería un tema candente de conversación durante mucho tiempo.

Minnie y Randolph jamás se imaginaron semejante resultado. La joven se mofó repentinamente: “Tenías razón, Randolph. ¡Parece que el pequeño Richard vale 500.000 monedas!” De esa manera, salió de su lujoso palco sin siquiera despedirse de Randolph ni esperar su opinión.

¡La cara de Randolph estaba pálida y sus ojos a punto de estallar en llamas! Su mirada estaba puesta en la esbelta cintura de Minnie y el balanceo de su trasero, que parecía tener vida propia, mientras apretaba con fuerza sus dientes.

Cuando estaba a punto de abrir la puerta del palco de lujo, Minnie de repente se dio la vuelta y dijo con una suave sonrisa: “No te quedes mirando mis nalgas. En cambio, creo que ahora debes pensar cuidadosamente en el futuro de tu trasero. ¡La Maestra regresará en 6 días!”

Ella cerró la puerta con firmeza en la cara de Randolph de un solo golpe, sin preocuparse por la etiqueta o por ser un modelo a seguir. Randolph sólo podía gruñir, destrozando prácticamente todo lo que veía en la habitación. Podía darse el lujo de pagarlo de todos modos.

En cuanto a Papin, ahora sería un huérfano abandonado por el mundo. Incluso aquellos acólitos que solían seguirlo como sombras ya no estaban por ningún lado. Justo ahora habían recordado lo aterradora que era Su Excelencia Sharon. Sólo aquellos que no habían estudiado un largo tiempo en el Deepblue actuarían tan tontamente.


Lista de Capítulos Facebook
Descarga:
<