CoS – Capítulo 27A

Modo Noche

Capítulo 27A. El poder de cambiar el mundo

La primavera llegó una vez más, y Richard estaba a punto de cumplir trece años. Por supuesto, él no sabía que esta primavera tendría un significado especial para él.

Como controladores de guerra, no era realmente importante para los maestros de runas matar con sus propias manos. Esto aplicaba especialmente para alguien al nivel de Richard. Sin embargo, cada noche que pasaba en esa pequeña taberna en las regiones externas le daba a Richard una nueva comprensión de las formaciones mágicas, las dimensiones, o sus otras tareas. Lo que originalmente había sido un montón de números estáticos ahora  estaban enlazados, todo lo que afecta a lo demás no sólo en ese momento, ni en ese lugar, sino en otros lugares y también en otros momentos.

La formación del hechizo de bola de fuego fue un ejemplo simple. Su ataque instantáneo era el mismo tanto si se usaba en un desierto como en un bosque, pero en un plazo de tres a cinco años la formación aumentaría los elementos de fuego en un desierto. Los oasis se desplazarían a varios kilómetros de distancia, quizás secándose aún más. Por otro lado, una formación grande quemaría muchos árboles en un bosque, reduciendo la densidad y variedad de la vegetación. Sin embargo, una vez que los árboles se convertían en cenizas, el viento esparcía sus semillas por otras partes. El suelo se recuperaría con el tiempo y volvería a ser fértil.

Tales efectos a largo plazo son inútiles en una sola batalla, pero durante una guerra prolongada de más de un siglo estas cosas podrían afectar el desarrollo de sociedades y razas enteras. Esto le dio a Richard una comprensión adecuada de lo que eran los maestros de runas, de sus funciones y de por qué se les llamaba controladores de guerra. Sin embargo, incluso él no estaba convencido de tal cosa. Esos pensamientos podían ser una coincidencia, pero la pura lógica le decía que era más probable que la fatiga excesiva le estuviera causando alucinaciones.

Una cierta noche, se encontró incapaz de dormir. Todas sus experiencias desde la niñez hasta la fecha surgieron repentinamente en su mente, y la enorme cantidad de conocimientos que había adquirido en el Deepblue se fusionaron y vincularon para responder a muchas preguntas que había tenido en el pasado. La inspiración surgió como un torrente, mientras su corazón comenzó a latir rápidamente.

Apresuradamente se sentó y luego corrió a su laboratorio, preparando más de cien artículos simultáneamente. Extendió la piel de una bestia de alto nivel, cogió unos cuantos bolígrafos mágicos con puntas especiales de mithril para empezar a tallar una formación mágica.

La noche transcurrió silenciosamente, pero los rayos mágicos nunca se desvanecieron, causando que uno perdiera la noción del tiempo. Cambiando entre veintidós tipos diferentes de bolígrafos mágicos, dañando seis, y usando no menos de 200 tipos diferentes de ingredientes mágicos, finalmente logró dibujar una formación mágica completa. Esa piel cuadrada se volvió extremadamente rígida, y los rayos de luz de la propia formación circularon alrededor de ella. Mientras Richard empujara su maná hacia dentro, la formación del hechizo se activaría automáticamente para aumentar su agilidad innata.

Una vez que observó la piel, Richard no podía creer lo que veía. Este fue el resultado de toda su noche transcurriendo como un sueño, y si uno ignoraba los problemas materiales y los pequeños defectos que tenía, obtendría otro nombre en el mundo exterior.

¡Esto es una runa! A pesar de ser la más básica de las mismas, Agilidad Elemental, ¡sigue siendo una runa!

Puede que haya aprendido toda la teoría y los temas fundamentales sistemáticamente en los últimos años, pero Richard aún no había empezado a hacer runas. Aunque esta runa tenía un gran margen de mejora, y era casi inútil, ¡fue una mejora sustancial para él personalmente! Una vez que un mago podía lanzar un hechizo de cierto grado no sería difícil para ellos aprender otros hechizos de ese grado, ¡lo mismo ocurría con los maestros de runas y las runas!

Sosteniendo esta runa cruda, la mente de Richard estaba llena de todo tipo de pensamientos. Su arduo trabajo, sus conjeturas, el sufrimiento… todo vino a su mente. Todo ese tiempo de no estar dispuesto a perder un solo momento, trabajando duro poco a poco, finalmente había llegado a materializarse. El dolor y el fervor que había escondido profundamente en sus venas le habían empujado al éxito.

Si se quisiera encontrar la fuente de su motivación ahora, se podría apreciar fácilmente en tres palabras: El éxito acompaña a la perseverancia.

Toda clase de sentimientos surgieron en su mente, pero Richard sólo se permitió tres minutos para pensar en ellos. Sabía muy bien que en el Deepblue estaba construido en lo alto de las nubes, y era donde sus sueños podían ser destruidos en un instante.

Los exorbitantes honorarios, la gran cantidad de materiales que necesitaba usar, las pociones de maná que bebía como agua todos los días, y esta residencia que era tan grande que se sentía incómodo viviendo en ella… Todo se costeaba por el Deleite de Sharon. Dicho sin rodeos, la vida de Richard dependía del humor de la legendaria maga. Antes de que su talento diera paso al verdadero poder, era como un cuadro en la pared, algo que sólo podía ser admirado y no utilizado.

Un proverbio había entrado en los canales de la historia: no hay almuerzo gratis en el mundo. Este almuerzo que vino de un mago legendario, tan exagerado y ridículo, ¿cómo podría ser gratis?

Además la reacción de Naya le había dicho a Richard que su padre, a quien odiaba hasta la médula, era definitivamente alguien muy conocido en el continente. También había aprendido que la gente temía a Gaton Archeron mucho más de lo que les agradaba. Ese trasfondo le dio algunas conjeturas en cuanto a la fuente del Deleite de Sharon. Por supuesto su trabajo duro formaba parte de todo, pero la influencia de Gaton también tuvo que ver.

Richard sabía muy bien que todo lo que poseía, incluyendo el dinero que estaba planeando usar para ayudar a Erin y que pueda superar su difícil situación, en realidad provenía de su padre; el hombre del que una vez sintió curiosidad, pero ahora no estaba dispuesto ni siquiera a recordar. Sin embargo, no podía simplemente rechazar todo esto. Resultaba imposible continuar por el camino de la magia sin una gran cantidad de riqueza para apoyarse. Con lo testarudo que era, definitivamente devolvería todo el dinero que había recibido de Gaton con intereses antes de que pudiera cumplir los deseos de su madre y nunca volver a ver a su padre.

O quizás un día se encontrarían de nuevo en el campo de batalla en otro plano. Después de todo, el mundo estaba lleno de acontecimientos inconcebibles.

Sin embargo, Richard había aprendido mucho de sus clases de filosofía. Aunque estuviera decidido a devolverlo todo en el futuro, con intereses, ¿eso significaba que podría usar el oro de Gaton como él quisiera ahora? Muchos quizás no tendrían escrúpulos con esto, pero él no podía hacerlo. En lo profundo de su sangre había un orgullo instintivo que provenía de sus padres, y este orgullo le decía que no podía engañarse a sí mismo tan descaradamente.

Ahora, sin embargo, esta runa marcó un punto de inflexión. Esta delgada pieza de piel fue la prueba de que podría crear runas estándar muy pronto, y desarrollarse desde la Agilidad Elemental hasta otras runas básicas. Incluso como alguien que estaba acostumbrado a vivir en el Deepblue, el precio de las runas más elementales le había sorprendido en el pasado, y ahora podía ganar dinero creándolas y vendiéndolas. Eso representaría una cantidad considerable de dinero, aunque no puede compararse con lo que Sharon le ha dado durante los últimos meses.

Por supuesto que Richard no era tan estúpido como para rechazar ese dinero ahora que tenía los medios para ganar un poco. El oro extra le daría más ingredientes, le permitiría entrenar más rápido y le daría una mayor libertad.

”Si…” Justo cuando esta palabra apareció en su mente, Richard se forzó a retirarla. Sin embargo, sabía muy bien lo que realmente quería preguntar. Si hubiera tenido la habilidad de crear runas antes, ¿habría sido capaz de salvar a Erin?

Se trataba de una pregunta joven e inocente, pero su instinto le dio una respuesta brutal y práctica. Nada cambiaría. Lo que pasó, pasó, y el tiempo no puede retrocederse.

A medida que Richard estudió el mundo del Deepblue más de cerca, obtuvo una mayor comprensión de las leyes del lugar. Ganaba cada vez más comprensión sobre las expresiones detrás de los rostros de las personas, haciéndose capaz de ver cosas que antes estaban tapadas por velos creados de incontables números.

El tiempo perdido era simple, pero este mundo era complicado.


Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook

 

 

Descarga: