CoS – Capítulo 47

Modo Noche

Capítulo 47. Mountainsea

 

Los guardias de la tribu bárbara son muy hábiles. Miraron a Richard con la mirada puesta en las dagas, haciéndole sentir como si docenas de espadas le atravesaran continuamente el cuerpo. El inmenso estrés lo dejó incapacitado para recuperar el aliento, estallando en sudor frío. No importaba lo lento que fuera, habría comprendido que no debía meterse con esos guardias, pero claramente estaba en el camino de la joven.

Cuando Richard empezó a sudar frío, la nariz de la joven se movió más y sus pasos se aceleraron. Ella estaba frente a él en una fracción de segundo. Cuando Richard se movió dos pasos a su izquierda, la joven giró a la derecha al mismo tiempo, aumentando su ritmo. Parecía como si ya estuviera corriendo.

En el momento en que la joven aceleró el paso, la mente de Richard se volvió un desastre, el paisaje frente a él cambió drásticamente y la elegante  joven desapareció de repente. Ella fue reemplazada por un gigante que se abalanzaba sobre él, y en ese momento un solo pensamiento inundó su mente <<si no lo esquivaba a tiempo, sería aplastado en pedazos>>. La criatura ni siquiera se daría cuenta de que había pisado algo.

En un punto de vida o muerte, Richard subconscientemente estalló con su poder innato, usando pura fuerza de la punta de su talón para moverse. Sin siquiera sacudir la parte superior del cuerpo se las había arreglado para moverse cinco metros a la derecha. Este monstruoso método de movimiento fue claramente una técnica de batalla del inframundo <<una vez que uno evitaba el ataque del enemigo, lo seguía con un contraataque ensordecedor>>.

Richard estaba vestido con atuendos de mago de pies a cabeza, pero mostró la fuerza de un poderoso soldado y exquisitas técnicas del inframundo. El repentino movimiento conmocionó a todos, especialmente a aquellos que conocían su identidad anterior. Steven, que había estado parado en el mismo lugar todo el tiempo, de repente empezó a sudar frío. Finalmente se dio cuenta de que era muy peligroso estar cerca de Richard.

En un parpadeo, el grupo de guerreros tras la joven mujer desenvainaron sus armas y se posicionaron como si estuvieran planeando un ataque. Sin embargo, ¡nadie se puso en marcha, ni siquiera un solo ruido! Incluso habiendo sido testigos de la habilidad de Richard, parecían confiados en poder matarlo incluso antes de que atacara.

En ese momento, un extraño ambiente impregnó la sala. Ya fuera por el desenvainado de las armas o por los movimientos de Richard, nadie había hecho ruido. Ni siquiera había un susurro de ropa, los únicos movimientos eran los pasos de la elegante señorita.

Sin embargo, la niña fue sorprendida con la guardia baja cuando cayó al suelo. Jadeó sorprendida, pero mantuvo los ojos cerrados mientras estiraba las piernas para pisar suavemente el suelo. Su cuerpo cambió de dirección, persiguiendo a Richard como un rayo. Incluso si Richard estaba usando Erupción, ella era el doble de rápida que él.

Una red de grietas se extendió alrededor de su pie, penetrando a pocos metros en el sólido suelo de lazurita. Richard sintió que en su camino se alejaba un aliento de ella, incapaz de respirar. No le sorprendería que se rompiera en pedazos si los dos chocaran. Rápidamente consideró entre un contraataque y un esquivar, decidiendo esquivar a pesar de que sabía que no podría escapar a tiempo.

Justo en ese momento, perdió la concentración. No pudo evitar mirar hacia los bárbaros, donde el viejo abrió los ojos. Ese par de ojos era todo en su visión de pronto, pero la ilusión pasó en una fracción de segundo.

No obstante, Richard se dio cuenta de que ambos pies parecían estar clavados en el suelo. No podían moverse ni un centímetro, mientras la joven seguía corriendo hacia él a una velocidad increíble. ¡La parte sorprendente fue que sus ojos aún estaban cerrados! Los ojos de Richard se pusieron en blanco y esperó el último golpe desesperado. Dudaba que esa gruesa pared de piedra detrás de él pudiese impedir que saliese disparado de la sala.

Sin embargo, la colisión que esperaba no se produjo. La joven se detuvo justo delante de Richard, con las puntas de sus narices a menos de diez centímetros de distancia. No tenía ni idea de cómo se las arregló para detener tanto ímpetu tan repentinamente.

Los ojos de la joven aún estaban cerrados, pero su pequeña nariz seguía temblando. Su pequeña cara empezó a mostrar una expresión concentrada cuando se acercó a él. Richard no estaría tan asustado aunque un tigre feroz husmeara así, y el sudor frío le caía continuamente por la frente, pero sus piernas aún estaban fijas. Lo mejor que podía hacer era tratar de mover la parte superior de su cuerpo hacia atrás, pero la niña mantenía las manos en la espalda y se inclinaba constantemente hacia él. Al final de todo, su cuerpo estaba a 45 grados del suelo, completamente desparejado con lo que conocía del mundo. De hecho, cuando se enfrentaban a las élites, el conocimiento general a menudo fracasaba.

Richard ya se había inclinado hacia atrás hasta el extremo, pero la joven continuó inclinándose, hasta que sus narices eventualmente se tocaron. Finalmente abrió los ojos, revelando dos pozos sin fondo tan grandes como las estrellas.

Había fuerza dentro de ese espacio. Richard sintió que su alma era absorbida por esos dos puntos negros, congelado e incapaz de mover un solo paso. Incluso si quisiera moverse, no podría mover ni un dedo. Ya sentía adormecido todo su cuerpo, como si estuviera siendo encerrado por más de diez asesinos. Si no fuera por algún misterioso poder que ha rechazado la intención asesina, puede que ni siquiera haya sido capaz de inclinarse hacia atrás antes. Ya se había dado cuenta de que el poder venía del anciano, y si ese anciano dejaba de hacerlo se entumecería una vez más.

Justo cuando Richard se sintió atraído por las pupilas de la niña, ella también lo miraba. Su pequeña nariz seguía moviéndose sin parar, y de repente resplandecía de alegría como una escena con miles de montañas y ríos que habían aparecido frente a Richard. Luego sacó la lengua… y lamió con firmeza los labios de Richard. Luego se enderezó, sus ojos ya sonriendo de satisfacción.

Richard estaba traumatizado y tenía dificultades para enderezar su cuerpo. La erupción había sido cancelada cuando hizo contacto visual con el anciano, así que ahora mismo tenía que confiar en su propia fuerza física para mantenerse. Si seguía soportando esta posición, sospechaba que probablemente se fracturaría la parte baja de la espalda.

El aroma de la joven aún permanecía en sus labios. Resultaba difícil describirlo, no era dulce, sino frío y distante. Parecía tan audaz como diez mil montañas, lo que le hacía difícil diferenciarlo de su abrumadora aura.

Sin embargo, la joven ignoraba los sentimientos de Richard. Entrecerró los ojos mientras se deleitaba con el sabor: “Mmm, un olor tan rico a azufre y a lava ardiente… qué, se suponía que había un olor extraño de unos pocos demonios abisales, ¿a dónde fue? Qué olor tan dulce y familiar, ¿esto es…. el olor de un elfo? Los olores se mezclan muy bien, ¡no me extraña que sea tan agradable!”

La joven había murmurado esto en un antiguo idioma bárbaro, por lo que no todo el mundo en el salón podía entender sus palabras. El anciano volvió a abrir los ojos, mirando deliberadamente a Richard.

La joven se estremeció de repente, recobrando la cordura. Esa aura incomparablemente arrogante se puso una vez más, y ella señaló a Richard. “¡Tú, acompáñame durante 3 meses! Me gusta tu olor, este dinero es para ti”, dijo, y su tono no deja lugar a dudas.

Ella sacó algunos cristales de araña beyslace de su bolsillo al mismo tiempo, obligándole a tomar cinco o seis en las manos de Richard sin dejarle decir una palabra.

Richard sintió inmediatamente que las miradas sobre él se intensificaban, las miradas como de daga se multiplicaban por diez. Eran cristales de araña, ¡y había un montón de ellos! Sin embargo, la gente en este salón era sabia. Incluso si se interponían en el camino de Richard, no había miradas de avaricia hacia la bolsa en la cintura de la niña, ni siquiera un vistazo rápido.

Tal vez Richard todavía no estaba familiarizado con la mayoría de los bienes más preciados y poco comunes, pero seguramente había escuchado de los cristales beyslace; después de todo, era un maestro de la runa en formación y se trata de materiales utilizados en las runas de gama alta. Él obviamente conocía el valor de este grupo de cristales, y que probablemente esta era una suma de dinero que no podría ganar en toda su vida. Las élites ordinarias podrían básicamente olvidarse de este concepto; sin alcanzar el reino legendario les sería imposible conseguir tales cosas.

Richard agitó la cabeza y devolvió el montón de cristales a las manos de la chica. “Lo siento, no puedo aceptar esto. Tampoco podré acompañarte hasta dentro de tres meses”.

La chica estaba conmocionada por esto. “¿Por qué? Pensé que ustedes los del continente harían cualquier cosa por dinero. ¿No te di suficiente dinero? ¡Sólo son tres meses!”

Honestamente, Richard se sintió un poco indeciso e incierto cuando devolvió esa enorme suma de dinero. Después de todo, era una cantidad escandalosa de riqueza. Pero una vez que los cristales fueron devueltos, se sintió extremadamente aliviado. Le sonrió a la muchacha, diciendo: “No me falta dinero. Tengo muchas cosas preparadas para mí, así que no puedo acompañarte”.

“¿No te falta dinero?” La joven miró a Richard y luego a la piel del lagarto, con la confusión escrita en toda su cara: “Entonces, ¿por qué pasas tanto tiempo haciendo cálculos aquí? ¿No tiene un precio en oro? ¡El oro ni siquiera vale nada! ¿O te interesan los monitorear  lagartos y quieres convertirte en un hombre lagarto? No necesitas tomarte ese trabajo, los nagas ya existen. Hay incluso draconianos, que son mucho más fuertes. ¡No tienes que sacrificarte!”

Las palabras de la joven casi hacen que Richard se derrumbe. Dijo impotente: “Está bien, no tengo mucho dinero. Aun así, puedo vivir con lo que tengo, así que no necesito tu dinero”.

“¡Ah! Ahora entiendo, ¿estás diciendo que te ofrecí muy poco? ¡Entonces puedes tener todo esto!” La joven sacó la bolsa de cuero de su cintura.

Más de la mitad de las personas en el pasillo fueron llevadas al borde de la locura en ese momento. ¿De verdad se quitó esa bolsa? ¿No sabía que se trata de un equipo espacial?

“¡No!” Richard estaba empezando a sentirse frustrado. La solución a la que casi había llegado estaba desapareciendo de su mente. Él no quería eso, y no podía dejar que este trozo de piel se desperdiciara.

“¿Qué tal un mes?” preguntó la chica con los dientes apretados.

“¡No estoy libre ni un solo día!” Richard la rechazó firmemente.

Su cara se volvió poco a poco asesina, pero eso no asustó a Richard. Levantó el papel mágico que había caído al suelo, continuando con sus cálculos. La pluma se movía rápidamente sobre el papel, fuera de la piel de lagarto, lo más precioso para él en este momento era el tiempo.

Las acciones de Richard fueron un poco groseras, pero la joven sonrió de repente. Se dio la vuelta y corrió hacia el viejo, gritando en la lengua de su tribu: “¡Esta persona no quiere dinero!”

El anciano abrió sus turbios ojos y asintió. La muchacha vitoreó, corrió hacia Richard y lo sujeto por el cuello, levantándolo hasta quedar a un centímetro de su cara. Entonces gritó: “¡Tú! ¡Tienes un buen olor y no quieres dinero! “¡He decidido que serás mi hombre!”

Esta vez, el shock no fue pequeño. Ambos tenían una altura similar, así que Richard sentía que tocaría su boca  si se moviera un poco. Sin embargo, la niña tenía una fuerza tremenda, y después de la erupción había perdido toda la suya. Atrapado en sus manos, no podía ni moverse. No hubo ningún resultado en sus esfuerzos, y Richard estaba seguro de que nadie le ayudaría a salir de esta situación. Sólo podía forzar una sonrisa y decirle a la joven: “Esa no es una buena idea”.

La joven, al instante, refunfuñó y dijo: “¿Qué tiene de bueno? ¡Tiraré al mar a cualquiera que tenga un problema con él! La última vez, mi padre trajo una tropa de soldados para atacar el territorio de nuestra tribu y finalmente fue derrotado por mi madre. Luego se convirtió en el hombre de mi madre y así fue como yo nací. Ya que no puedes ganar contra mí, ¡entonces deberías seguirme! No te preocupes, no te presionaré inmediatamente.

“Tenemos que vivir juntos al menos uno o dos años para que yo conocer si eres fastidioso, en caso de que te aproveches de mí y no pueda entrenar guerreros hábiles. Si descubro que tu fuerza sólo está en tu fragancia, te arrojaré al mar también!”

Richard se quedó sin palabras después de la declaración de la joven. El anciano tosió de repente, entonces Steelrock se adelantó y le susurró a la chica en su idioma. Ella frunció el ceño, miró al anciano, y luego inspeccionó a Richard. Ella le preguntó: “¿Cómo te llamas?”

“Richard. Richard Archeron”. Richard respondió con impaciencia. De repente se dio cuenta de que había un número creciente de veces que necesitaba usar su apellido para salir de situaciones incómodas.

“Archeron… nunca escuché hablar de él, ¿son famosos?” La joven se dio la vuelta y preguntó. Steelrock sacó inmediatamente un libro hecho de piel de oveja, hojeando las páginas. Luego señaló una línea en uno de los últimos, gritando: “¡Son muy pobres!”

Pero el jefe de los guardias le susurró a Steelrock, y añadió: “Pero son hábiles en las peleas. ¡Son verdaderos guerreros!”

La joven soltó suavemente a Richard en el suelo y se ajustó la camisa. Luego dio unos pasos atrás y miró seriamente a Richard, diciendo: “Muy bien, me gustan los guerreros de verdad. Puede que seas débil, pero eres valiente, no codicioso, y tienes un buen olor. Todavía quiero que seas mi hombre.”

“Esto…” Richard forzó una sonrisa de nuevo, estaba dispuesto a rechazar discretamente, pero la niña interrumpió diciendo: “Pero he decidido seguir las reglas del continente”. Mi padre dijo: “Cuando dos personas quieren reunirse, primero tienen que ser amigas”.

Steelrock se adelantó de nuevo, tratando de bajar la voz, “¡Su Alteza! Las reglas en el continente son que cuando dos personas se juntan, sus familias tienen que discutir los tratos primero”.

“Ah, ¿es así?” La joven se quedó asombrada y observó impotente al anciano. El viejo se esforzó mucho por volver a abrir los ojos. Miró a Richard, y luego mostró una horrenda sonrisa y dijo lentamente: “Las reglas son establecidas por la gente. En esta tierra, Su Alteza puede decidir lo que es razonable. Al menos, nadie se opondrá aquí.”

La jovencita obviamente quería hacerla corta. Inmediatamente dijo: “Está bien, ¡vamos a ser amigos! Eso es lo que dijo mi padre. Aunque no puede derrotar a mi madre, mi madre dijo una vez que es un hombre sabio”.

La muchacha puso su mirada en los ojos de Richard, su mano derecha apretada en un puño delante de su pecho mientras ella preguntaba seriamente, “Richard, ¿estás dispuesto a ser mi amigo?”

Esta fue otra escena que Richard no esperaba, pero podía sentir que la chica era seria y persistente. La sencilla disposición de la joven se ajustaba a sus propias preferencias, por lo que también respondió con seriedad: “Estoy más que dispuesto a ser amigo. Pero…”

“Sólo amigos”, la chica lo interrumpió de nuevo. “Hablaremos de que quieres ser mi hombre la próxima vez. No lo forzaré ya que somos amigos”. Su expresión se hizo divina y solemne: “Puesto que ahora somos amigos, necesito que sepas mi nombre. Mi verdadero nombre es Jessamine Beshaba Tor Terrathemus…”

La expresión de Steelrock había cambiado drásticamente desde el momento en que se pronunciaron las primeras sílabas. Quería caminar hacia ella y detenerla, pero el anciano agitó la cabeza, así que dio un paso atrás después de dudar un poco. El viejo golpeó suavemente su bastón contra el suelo, el sonido del impacto se extendió por el pasillo para hacer que las palabras de la niña fueran imperceptibles. Los accidentes continuaron hasta que se completó el nombre. Todos sabían lo que intentaba hacer, pero no dijeron nada en voz alta.

El nombre de la joven era extraordinariamente largo, tardando todo un minuto en terminar. A Richard le sonaba como una larga cadena de sílabas unidas, y si no fuera por su gran memoria y su don de sabiduría no habría sido capaz de recordarlo la primera vez.

“¿Lo memorizaste?”, preguntó con expectación.

“Sí.” Richard asintió. Esto asombró a la muchacha, pero ella dijo con júbilo: “¡Genial! ¡Esa será la única vez que te lo diga!”

Sin embargo, la preocupación de Richard ahora era cómo se iba a dirigir a alguien con un nombre tan largo.

La joven adivinó lo que Richard estaba pensando y dijo con una sonrisa: “La gente de la tribu me llama Mountainsea, también puedes llamarme así”.

“¿Mountainsea?” Richard sentía curiosidad por saber por qué tenía un nombre tan extraño. Incluso ignorando su exótica vestimenta y personalidad, era asombrosamente bella para los estándares del continente. Su nombre, sin embargo, parecía vasto y poderoso, a diferencia de los que se usan normalmente para describir a las niñas.

Sorprendentemente, Mountainsea asintió con firmeza y dijo: “Sí, es lo que dijeron los ancianos. Tengo una montaña de riqueza ahora mismo, y mi fuerza futura será tan profunda e inconmensurable como el mar”.

“Muy bien entonces. ¡Ahora somos amigos, Mountainsea!” Richard dijo.

De repente, la muchacha sonrió con astucia: “Entonces tengo un regalo para ti. ¡Toma esto!” Así, ante un Steven aturdido y estupefacto, la niña se quitó la piel de dragón que acababa de comprar y la puso en las manos de Richard.

Richard frunció el ceño al instante en rechazo, “¡No! ¡Esto es demasiado precioso!”

“No, tú también tendrás que darme un regalo.” La joven hablaba muy en serio.

“Por supuesto, pero no tengo algo tan caro. Deberías tomar esto…” Antes de que pudiera completar su oración, Mountainsea extendió la mano de ella y lo detuvo. Entonces ella lo besó en los labios, separándose con una sonrisa: “¡Eso servirá!”

Richard se quedó paralizado. A todos los demás les pareció que la joven le había dado un beso íntimo, pero él sabía que ella le mordió y lamió sus labios. La muchacha entonces recordó con satisfacción, comentando: “¡Tan dulce!”

……

El festival de verano finalmente terminó, dejando a la gente con suficiente para hablar durante otros cuatro años. Esa noche, los sentimientos de Blackgold por la muchacha se elevaron escandalosamente, hasta el nivel de adoración. Ambos olían a dinero, pero evidentemente los cristales de araña superaban con creces al oro como unidad de transacción.

Y sin embargo, esa noche salvaje, Steven puede o no haber sido el más decepcionado. Nadie quería hablar del brujo dragón que fue arrojado por accidente, sino que se centró en muchos otros temas: la bolsa de cuero de la joven, Richard y Mountainsea convirtiéndose en amigos, incluso Steelrock, ese anciano, y los guardias de élite del Imperio del Milenio. A través de estos temas, los cristales de araña beyslace y los estudiantes autosuficientes fueron secciones repetidas. ¿Quién se tomaría el tiempo para cuidar de un pequeño brujo dragón? Incluso si lo mencionaron unas cuantas veces, a Steven sólo se refirieron a él como el tipo al que golpearon.

Sólo él tenía claro que la presión de Mountainsea no se limitaba a ese impacto. No, lo estaba aplastando…


Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook

Importante: Ya se pueden patrocinar capítulos, serán publicados en un tiempo no mayor a 24 horas y estos son aparte de los 7 capítulos semanales.

 

Descarga: