CoS – Capítulo 48

Modo Noche

Capítulo 48. Amigos

 

La noche del festival de verano quedó grabada profundamente en la mente de Richard. Durante todo el camino hasta que regresó a su residencia, había estado en constante incredulidad sobre lo que acababa de suceder. Todo parecía increíble, pero a pesar de ello, la piel del dragón de fuego en su cuello era muy real.

Este artículo, que valía casi diez millones de monedas, había sido comprimido en un paquete por Mountainsea, y se lo había entregado como regalo. Richard la abrió y la colocó sobre una enorme mesa de trabajo, acariciándola suavemente.

Extendida, la piel de color rojo oscuro que tenía patrones brillantes enhebrados a lo largo de ella medía casi dos metros cuadrados, ocupando la mayor parte de la mesa. A pesar de la lámpara mágica que emitía una luz tan brillante como la luz del sol, el tenue brillo rojizo que emitía la piel aún se podía ver, desprendiéndose de su superficie como niebla. Cuando Richard acarició la piel, pudo sentir un calor sofocante en la punta de sus dedos.

Una gran cantidad de datos surgieron al momento que las manos de Richard entraron en contacto con la piel, permitiéndole familiarizarse con sus propiedades. Este era el material más precioso que había tocado en su vida, y si usaba esta piel como material para su runa, muchos de sus planes podrían hacerse realidad. Él estaba por lo menos un 30% seguro de que podía hacer una runa lo suficientemente poderosa como para permitir que el conejo nival ganase al lobo invernal. Sin embargo, al menos para Richard el origen de esta piel seguía siendo un misterio.

Honestamente, Richard estaba muy dispuesto a hacerse amigo de Mountainsea, aunque convertirse en su hombre fuera otra historia. Por ahora, sin embargo, aún no estaba seguro de sus verdaderas intenciones.

Su corazón le dijo que la chica bárbara era simple y sincera. Por otro lado, la sabiduría y la lógica que había adquirido a lo largo de muchos años le advirtieron que debía haber algún tipo de conspiración detrás de sus acciones.

Richard tenía sus propios principios y pensamientos. A pesar de que quería hacerse amigo de Mountainsea, no iba a usar ninguna de sus vastas riquezas. Su madre había moldeado su ética cuando él estaba niño, y la sombra de Gaton Archeron se sobreponía sobre él en el presente.

Antes de enviarlo al Deepblue, Gaton había dicho una vez algo que quedó profundamente arraigado en su mente: “Todo Archerón tiene una ardiente arrogancia en su interior. En lugar de pedir ayuda a otros, prefieren usar sus propias manos para abrir nuevos caminos. Por supuesto, esto tiene sus pros y sus contras. Los contras son que a los Archerons siempre les será difícil unirse. Sin embargo, los pros son que cada Archeron exitoso será temido por otros.”

Los elfos de la Luna de Plata también fueron obviamente orgullosos, pero vino con desapego y arrogancia. La búsqueda de la perfección que venía de su propia sangre les dificultaba ver otra cosa.

Estos dos tipos diferentes de orgullo se mezclaron en uno solo dentro de Richard, y él mismo no tenía ni idea de cuál predominaba; los elfos de la Luna de Plata o el de los Archeron.

Enrolló la piel una vez más y se dispuso a sellar el material mágico. A menos que lo mantuviese en un semiplano, si la piel no estaba sellada y almacenada con magia, la fuerza mágica dentro de ella se disiparía gradualmente. En ese momento, sin embargo, Richard descubrió que había un ligero poder fluyendo alrededor de la piel de dragón, que inmediatamente relacionó con la bárbara niña a través de su aura desoladora. No había añadido ninguna fuerza a la piel cuando la usó como chal, sólo lo hizo cuando se la regaló a Richard para asegurarse de que la magia interior no se disipara. ¿Quién iba a decir que alguien que correteaba por todas partes sin cuidado podría ser tan atenta?

Richard subconscientemente mostró una pequeña sonrisa. Luego lo guardó cuidadosamente en el estante superior del almacén de material mágico.

Esa tarde, su horario estaba repleto de clases. Sin embargo, el tiempo pasó volando, y pronto llegó la hora del almuerzo. Richard veía el almuerzo y la cena todos los días como una batalla. Aunque su dieta ya no estaba regulada por la legendaria maga, seguía siendo modificada de vez en cuando por el mejor alquimista del Deepblue. La similitud entre los dos era que los ingredientes usados eran igual de caros, y las porciones igual de asombrosas, por lo que ahora se necesitaban dos esclavos morenos y fuertes para llevarle la comida.

Al regresar a su residencia, Richard se sorprendió al ver a Mountainsea esperándolo en su puerta. Detrás de ella solo estaban Steelrock, el anciano, y dos guardias de la corte. Después de llevar a la chica y a su gente dentro, el almuerzo de Richard también fue enviado por dos esclavos morenos.

Después de que la comida estuvo arreglada apropiadamente, la chica inmediatamente hizo un chillido de placer y se sentó en la mesa, “Invítame a comer”. ¡Invítame a comer!”

“¡Por supuesto!” Richard respondió, queriendo ser su amigo. También llamó a Steelrock y al anciano, pero fue rechazado cortésmente por los guerreros bárbaros. El gigantesco Steelrock parecía tratar a todo el mundo con desdén, pero parecía tener una buena actitud hacia Richard.

Después de ser invitada a comer, Mountainsea no dudó. Inmediatamente se puso en movimiento, usando sus manos y sin molestarse con los diez tipos de exquisitos cubiertos disponibles en la mesa. Ya se tratase de las costillas del dragón o del caparazón de la tortuga, todos fueron fácilmente despedazados y arrojados a su boca, tragados por ella después de masticar y crujir. Incluso la sopa y sus ingredientes hirviendo fueron vertidos en su boca. No importaba lo que hubiera dentro, todo fue devorado de un trago. Sus dientes parecían ser capaces de aplastar todas las sustancias del mundo, y el hueso de dragón y el caparazón de la tortuga le parecían meros granos crujientes o nueces.

El anciano expresó su deseo de ver la residencia de un discípulo de un legendario mago, y Richard felizmente les permitió moverse a su gusto. Toda la información que poseía estaba relacionada con los fundamentos de la magia y no constituía un secreto en el continente Norland. Regresó a la mesa después de atender al anciano y a Steelrock, solo para quedarse inmóvil al ver que Mountainsea lo había acabado todo.

Durante ese tiempo sólo había dicho unas pocas palabras…

Mountainsea miró los platos vacíos, e incluso sintió un poco de pena, “¡Ah, aunque este lugar no es tan bueno en otras cosas, la comida no es mala!”

La chica se levantó y le dijo a Richard: “¿Qué tal si vienes a mi campamento? Mi gente fue al mar a pescar anoche. Si vamos ahora, ¡podrás comer tiburones e incluso ballenas demoníacas!”

“¿No te quedas en el Deepblue?” Richard tenía curiosidad.

“¡Por supuesto que no! ¿Qué tiene de bueno este lugar? Sólo se pueden ver las montañas y los mares a través de una ventana tan pequeña. Me gusta poder ver el cielo justo después de despertar. Floe Bay es en realidad muy magnífica y está casi a la altura de mi ciudad natal. ¿Por qué esconderte en una jaula tan pequeña?”

Richard encontró esto gracioso, aunque no pudo decir mucho después de ver que Mountainsea hablo con sinceridad. Sin mencionar el invierno, incluso a principios de la primavera o a finales del otoño, la gente moría congelada en este lugar, había querido decirlo, pero por lo visto la chica no tenía ni idea de lo que significaba el frío.

Richard sólo pudo rechazar su invitación, “No puedo, esta tarde tengo que reunirme con la Maestra.”

Mountainsea hizo un sonido de sorpresa y de repente se acordó, diciendo: “Yo también tengo una cita con ella esta tarde, casi me había olvidado de eso. En realidad, no importa si la veo, pero ya que vas, ¡vamos juntos!”

Aunque todavía quedaba tiempo antes de la reunión, Richard no tenía planes de conseguir comida en otro lugar. Únicamente usó el sistema de comunicaciones internas y pidió a las personas encargadas de enviar las comidas que trajeran algunos refrigerios ligeros cuando vinieran a limpiar. Luego encontró un lugar con una amplia vista junto a la gran ventana francesa y comenzó a conversar con Mountainsea.

La muchacha habló de la gloria del mundo bárbaro. A partir de sus relatos, Richard se enteró de que vivían en una enorme isla al este de Norland llamada el Continente Desolado. Esto se debía a que, en términos de superficie, ya podía considerarse un continente. Las tribus nativas que vivían allí llamaban a este continente Klandor, la Tierra de los Nuevos Héroes.

Richard también mencionó la gran vida que tuvo en Rooseland. Aunque era la vida de la gente que vivía en la parte inferior del continente, Mountainsea escuchaba con gran interés.

En ese momento, Steelrock y el anciano habían completado el recorrido por la residencia de Richard.

La mirada de Steelrock se extendió a través de los diversos materiales y libros mágicos, incluso en secreto sacando de la estantería un grueso y aburrido libro de ‘Geometría Planar’ y hojeándolo. Había muchas notas en el interior, en las que Richard había escrito sus pensamientos. Cada nota sólo tenía una o dos líneas, pero había un buen número de ellas acumuladas a lo largo del libro. Steelrock volvió a colocar el libro y usó sus dedos que eran tan gruesos como un pilar de acero y agarró ligeramente un libro sobre teoría mágica. Después de hojearlo, encontró un conjunto similar de notas y asintió, antes de empujarlo de vuelta a la estantería. En comparación con los humanos normales, Steelrock era básicamente un gigante, pero sus movimientos actualmente son asombrosamente ágiles, sin dejar ni un solo rastro.

El anciano se detuvo frente a la mesa de trabajo de Richard, inclinándose para mirar cuidadosamente una de las ideas incompletas de Richard para una runa. El gran papel de pergamino extendido sobre la mesa estaba lleno de innumerables números y fórmulas, así como dos dibujos aproximados de partes de una fórmula mágica. La estructura final aún no estaba terminada, y aún quedaban por hacer algunos cálculos y fórmulas de validación. Un concepto incompleto como este era algo que ningún maestro de runas estaría interesado en echar un vistazo. Sin embargo, el anciano se detuvo frente a la mesa, como si tuviera un gran interés en estos números aburridos.

Steelrock se dirigió al lado del anciano y miró a la mesa. Obviamente no  estaba impresionado por los números e inmediatamente comenzó a fruncir el ceño. “¿Esto es una runa? Está lejos de nuestros santos tótems. Este chico es diligente, frugal y disciplinado, pero es bastante deficiente. Esta runa parece incompleta. Mira, aquí hay un falla fatal en esta fórmula”.

El anciano sacudió la cabeza, “Si un águila puede volar hacia los cielos azules, se define desde el momento que levante sus alas del nido.”

Steelrock frotó sus palmas gigantescas, “¿Este crío será un águila en el futuro?”

El anciano no contestó, sino que dijo: “Es hora de conocer a Su Excelencia Sharon”.


Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook

Importante: Ya se pueden patrocinar capítulos, serán publicados en un tiempo no mayor a 24 horas y estos son aparte de los 7 capítulos semanales.

 

 

 

Descarga: