CoS – Capítulo 6

Modo Noche

Capítulo 6. Familia

Observando desde la distancia, Richard se percató de que su padre era un gran hombre. Estaba mirando hacia la lejana Península Azan, y su ciudad con una población de más de 100.000 habitantes. La ciudad fue construida siguiendo la larga forma de la costa, pareciéndose a un arco que se extendía hasta los Archipiélagos de los Mares Apeninos, haciéndola inclinada hacia el noroeste. El largo y estrecho pedazo de tierra se asimilaba a una bestia dormida entre los cielos y los mares.

Las casas y calles de Azan estaban organizadas sistemáticamente, con un muro de veinte metros de altura que rodeaba la ciudad para proteger a sus habitantes. Grandes extensiones de tierra e inagotables aguas yacían en las afueras de la ciudad, el río Rin atraviesa  el centro de la ciudad para desembocar en los mares, proporcionando un riego interminable para las tierras fértiles.

El famoso Castillo BlackRose situado en una colina de la ciudad, un complejo y majestuoso edificio que podría albergar a más de 3000 guerreros. Sobre las diversas torres del castillo se construyeron fundíbulos que apuntaban hacia la ciudad. Ninguno de ellos había sido utilizado desde su construcción; ningún enemigo había traspasado las murallas de la ciudad.

El castillo era el mejor elemento de disuasión, diseñado más que cuidadosamente con un núcleo fortificado y complejos mecanismos de protección. Las almenas de madera en la parte superior podían extenderse y retraerse, y la entrada en forma de túnel a la ciudad tenía al menos cinco capas de compuertas de esclusa con al menos diez metros de profundidad. Había muchas otras trampas ocultas. De hecho, se afirmaba que sólo mil guerreros podían proteger el Castillo BlackRose una vez terminado, debido a que era impenetrable siempre y cuando tuvieran suficientes provisiones.

Muchos viajeros provenientes de diferentes lugares visitaron esta ciudad, cada uno con sus propios motivos, pero todos tenían que estar de acuerdo en que el arquitecto del Castillo BlackRose era un genio. Un general anónimo de una familia noble fue invitado una vez a realizar un análisis exhaustivo del castillo, y llegó a la conclusión de que incluso con un ejército bien equipado de 50.000 soldados asediando el castillo, tendrían que pagar un precio desastroso para conquistarlo.

Sin embargo, el castillo nunca ha sido puesto a prueba. Sus antiguos señores nunca habían sido partidarios de la defensa e incluso si tuvieran el ejército más débil preferían usar las vastas llanuras de las montañas escarpadas para acabar con sus enemigos mediante la guerra de guerrillas. Además, siempre ganaban

La locura de los Archerons era conocida dentro de la Alianza Sagrada. Nadie pelearía contra estos lunáticos, especialmente porque la familia siempre tenía genios dentro de sus filas. El Duque José de la Península de Renón, una vez fue el mayor enemigo de los Archeron, dijo en una ocasión que la combinación de genios y la locura multiplicaba el poder de la familia. Una tropa suya de veinte mil hombres había sido derrotada por la élite de los Archeron en una larga y violenta batalla, menos de una décima parte sobrevivió y esa batalla no fue contra cualquier grupo de soldados ¡Las tropas de José estaban entre las mejores del continente!

El árbol genealógico Archeron tenía dos marqueses y siete condes en sus varios cientos de años de desarrollo, junto a numerosos vizcondes y barones. La familia también poseía más de 25 millones de acres de tierra a pesar de su corta historia, su fuerza e influencia en la Alianza Sagrada no puede ser subestimada. Era curioso ver cuántas de sus filas ocupaban posiciones nobles a pesar de no tener un duque, sin mencionar a un gran duque. Tenían grandes ejércitos, poderosos magos, fuertes guerreros e innumerables subordinados de extrañas ocupaciones como brujos de dragón, jinetes infernales y chamanes de las sombras. Este fue un continente que nunca estuvo en paz.

De hecho, Norland siempre estuvo envuelto por los fuegos de la guerra. La raza humana ocupaba menos de la mitad del continente, y estaba constantemente en guerra con las otras razas; por la tierra y la supervivencia misma. Sin embargo, los humanos no lucharon como los demonios; estos últimos lucharon contra las otras razas, sí, pero también se enfrentaron incesantemente entre ellos mismos. Las interminables batallas en el continente afectaron a las profundidades de los océanos, e incluso a muchos otros planos.

Con semejante caos, honestamente no sería difícil para los Archeron tener un duque o un gran duque en un par de generaciones. Sólo tenían que usar sus recursos sabiamente, estableciendo un gobierno completo con leyes y economía, distribuyendo sus ganancias entre sus filas. Al menos la mitad de los actuales duques de la Alianza surgieron a través de estos métodos. Algo que hizo que la realeza de los otros reinos actuara como si la Alianza Sagrada fuera un manojo de advenedizos y campesinos, siendo esta familia real la peor de todas. Sin embargo, la familia real de la Alianza Sagrada tenía un poder inconcebible, por lo cual se ganaban el respeto de las viejas y respetables familias.

El ascenso de los Archeron no era inferior a los demás, pero su corta historia les dejaba sin tanta riqueza y poder como a las otras familias. Otro problema fue que simplemente estaban demasiado locos como para ser respetados.

El actual líder de los Archeron, el Marqués Gatón, fue un excelente ejemplo. Era un simple guerrero de grado 3 hace quince años, pero mejoró rápidamente con el tiempo. Sólo una década había pasado desde que derrotó al Palacio de la Luna de Plata del Bosque Nocturno, impactando a toda la Alianza Sagrada. Muchos habían pisado el bosque antes que él, pero ninguno era lo suficientemente audaz o hábil como para tener éxito en la invasión con solo cincuenta Caballeros de la Runa y mil hombres.

Gaton ya era marqués a los 33 años de edad, habiéndose mudado al Castillo BlackRose y tomando el control de Azan, que era territorio del líder Archeron. Sus experiencias fueron descritas como leyendas a medida que se difundían de boca en boca, y todavía estaban siendo escritas en libros. Sin embargo, la verdad es que su influencia sólo se extendió al Castillo BlackRose y a las tierras que usurpó. Los otros miembros de su familia casi siempre hacían caso omiso a sus órdenes, y él simplemente era un líder reconocido que habría sido completamente ignorado si no fuera por el Castillo BlackRose.

Algunos historiadores que estudiaron el árbol genealógico de los Archeron habían concluido que existía una razón por la cual no contaban con un gran duque en sus filas: había una tendencia rebelde en su línea de sangre. Ningún Archeron estaría subordinado a otro, incluso si ese otro fuese su propio padre.

No fue un estudio detallado, ni los historiadores eran extremadamente conocedores o de buena reputación. La dura y fría realidad era que deseaban el patrocinio de los Archeron, o terminarían en las calles. Aquellos con capacidad no hubieran profundizado en la investigación sobre una familia desconocida para empezar, y estas personas morirían en última instancia como mendigos en las calles.

Se rumoraba que el líder de la familia había dado un vistazo a sus investigaciones durante unos pocos segundos cuando las recibió, ordenando a todos sus miembros que dejasen de apoyar a los historiadores. Era la primera vez que los rebeldes Archeron cumplían una orden. Sólo había una razón para esto. Aunque el informe estaba plagado de tonterías, de afirmaciones ilógicas y acusaciones infundadas, su conclusión era la verdad absoluta.

La aldea de Rooseland estaba a sólo 3.000 millas de Azan, un viaje que duraba menos de medio mes. Mordred le explicó a Richard su historia familiar durante el viaje, con información sobre sus costumbres y la distribución de poder en el continente. Cuando llegaron a Azan, Richard sabía un poco más de su familia.

Familia, un término bastante nuevo para el niño que ni siquiera podía entender el concepto de un padre en el pasado. Sin embargo, era muy importante para el poderoso caballero, y tenía un significado más amplio de lo normal. Familia no sólo eran los parientes directos y lejanos de la línea de sangre, sino también los diferentes nobles y caballeros bajo el mando de sus miembros. A la línea de sangre le gustaban cada miembro del clan, pero eso también estaba más allá. Diferentes líneas de sangre poseían diferentes habilidades, y sus combinaciones solían dar lugar a nuevos poderes. Unos eran más fuertes que otros, y muchos morían por ir tras ello. Por eso, el matrimonio real tenía un significado completamente diferente en Norland. No era sólo una cuestión política, también pretendía concebir descendientes más fuertes y poderosos.

Richard estaba de pie en la entrada del castillo, ya debería haber comprendido profundamente sus raíces, los Archerons. Sin embargo, se encontró más confundido que nunca, la información que Mordred le había proporcionado parecían como pequeñas piezas de rompecabezas que no podía armar.


Lista de Capítulos Facebook
Descarga: