DE Libro 1 – Capítulo 2

Modo Noche

Libro 1, Capítulo 2: Reencarnación

“Por orden del Lord del Palacio Cui, he venido a escoltarte al Camino a los Manantiales Amarillos, hermano.”

En medio del aire, una mujer vestida de purpura volaba mientras sostenía a Ji Ning por su mano.

Ji Ning observaba alrededor de él.

Hacia solo un momento, había estado en el palacio del Lord del Palacio Cui. ¿Cómo apareció repentinamente en medio del aire?

“Puedo preguntar, ¿Quién es exactamente Lord Cui?” Ji Ning estaba confundido. “He escuchado que antes de reencarnar, me encontraría con los Jueces de los Muertos. Ellos investigarían mis vidas pasadas y presente, y luego me enviarían para ser reencarnado, ¿cierto?”

“¿No acabas de ver ya a un Juez?” Rio la mujer del vestido violeta. “¡Como el Guardián del Libro de la Vida y la Muerte, Lord Cui es naturalmente el Primer Juez de los Muertos! Como ha venido personalmente a juzgarte, por supuesto que los demás jueces comunes no necesitan venir a juzgarte.”

En el Reino del Inframundo, la máxima autoridad era la de los Yamas de las Diez Salas. Los diez Reyes del Infierno. Inmediatamente debajo de ellos estaba el Primer Juez de los Muertos, el Lord del Palacio Cui, ‘Cui Jue’.

Su gran fama hacía tiempo se había esparcido a través de los tres Reinos.

El Reino Mortal era vasto sin comparación. Tenía tres mil mundos mayores y trillones de mundos menores. Cada una de las criaturas vivientes, antes de haber nacido, tendría sus buenas acciones y malas acciones evaluadas por los Jueces. ¡Qué enorme tarea era esta! Por lo tanto, el Reino del Inframundo entero tenía trillones de Jueces quienes eran responsables de juzgar las almas muertas de trillones de mundos. Pero Cui Jue era el Líder de todos los Jueces, y estaba titulado el Primer Juez. Era el verdadero Guardián del Libro de la Vida y la Muerte. Su poder era tan grande que estaba virtualmente al mismo nivel que los Diez Reyes del Infierno.

“Mira. El Camino a los Manantiales Amarillos.” La mujer apuntó a un vasto camino frente a ellos, el cual tenía innumerables fantasmas lentamente avanzando en línea. “Si sigues el camino, rápidamente llegaras al Puente de la Desesperación. Después de que pases el Puente de la Desesperación y tomes del Elixir del Olvido de la Abuela Meng, podrás ir a renacer.”

“Ve.”

La mujer sacudió su mano.

El cuerpo de Ji Ning repentinamente estaba rodeado por una luz dorada, la cual lo envió volando directo hacia abajo al frente de la línea, permitiéndole ‘saltarse la línea’.

Los solados minotauros a un lado de la línea, al ver a la mujer del vestido violeta en lo alto del aire, no se atrevieron a decir una palabra. Incluso arreglaron que uno de los soldados minotauros escoltara a Ji Ning y fueron extremadamente corteses con él.

……..

El Camino a los Manantiales Amarillos estaba lleno de neblina. Innumerables almas hacían su camino a través de él, y Ji Ning era uno de ellos.

“¿Qué es eso?” Ji Ning observó al frente.

Frente a él, la neblina era muy espesa. Cualquier Alma que entrara allí desparecía y nunca volvía.

“Continua. Al frente está el Puente de la Desesperación.” El soldado minotauro cercano dijo amablemente.

Ji Ning asentó. Sin dudar, dio un paso adelante, entrando la densa niebla.

Repentinamente sentía como si el espacio-tiempo hubiera cambiado.

“¿Dónde es esto?” Ji Ning observaba sus alrededores confundido. Frente a él había un pequeño camino serpenteante. Figuras fantasmales podían distinguirse. Frente a él, solo unas pocas decenas de fantasmas podían ser vistas. Y al frente de este pequeño camino había un rio de aguas rápidas y turbias.

“Ese debería ser el legendario Puente de la Desesperación.” Ji Ning siguió adelante.

“Que extraño.”

“Claramente, innumerables personas entraron aquí. ¿Pero cómo es que después de que entré, tan pocas personas pueden ser vistas?” Ji Ning estaba bastante desconcertado.

Como podía saber que aquí en el Puente de la Desesperación, el tiempo fluía de manera distinta que en el mundo exterior.

Como dice el dicho, ‘Por cada día que pasa en el Cielo, un año pasa en el mundo mortal.’

El tiempo pasaba aquí en el Puente de la Desesperación a un ritmo incluso aún más extravagantemente rápido. Un solo día en el Reino del Inframundo equivalía a innumerables años aquí en el Puente de la Desesperación.

“¡Ah! ¡Ah!”

“¡Disculpa!”

Mientras Ji Ning caminaba al Puente de la Desesperación, vio que al otro lado del puente había un estanque de sangre. El estanque de sangre tenía todo tipo de insectos venenosos, serpientes venenosas, y perros viciosos que mordían personas salvajemente. La mayoría de los fantasmas simplemente caminaban a través del estanque de sangre, pero algunos caían directo en él. Claramente, estas personas llevaban grandes pecados, y encontraban imposible evadir el aterrador estanque de sangre.

“¿Si hubieras sabido lo que pasaría hoy, hubieras actuado de tal manera anteriormente?” Ji Ning sacudió su cabeza, luego observó al otro lado. “Que hermoso.”

A un lado del Rio del Olvido había innumerables flores hermosas.

No muy lejos del puente había una gema preciosa que parpadeaba con luces, creando muchas imágenes diferentes. Este era la legendaria ‘Piedra de las Tres Vidas’, refiriéndose a la ‘vida pasada’, la ‘vida presente’, y la ‘siguiente vida’.

No muy lejos de la Piedra de las Tres Vidas estaba un estrado de piedra. Este era el ‘Estrado de Ver el Hogar’. Después de que las almas pasaban el estrado, llegaban con la Abuela Meng.

La Abuela Meng era una aparentemente vieja abuelita bastante ordinaria. Sostenía un tazón de agua en sus manos, pasándoselo a cada alma para permitirles tomar de allí. Después de tomarlo, las almas se hacían inactivas y parecían estar en un trance, mientras automáticamente empezaban a caminar hacia los seis túneles de la reencarnación detrás de la Abuela Meng.

“Deva. Asura. Mortal. Animal. Fantasma Hambriento. Infierno.” Ji Ning observaba a los túneles insondablemente profundos detrás de la Abuela Meng.

“No beberé, No beberé, No quiero olvidar, No quiero olvidar…”

Muchos fantasmas se resistían.

Pero si importar lo mucho que se resistían, eran forzados por una fuerza invisible e inexorable a moverse adelante. Cuando llegaban junto a la Abuela Meng, eran forzados por esta fuerza invisible a beber del Elixir de la Abuela Meng. Sin importar que tanto gritaban o agonizaban, aun así lo bebían…y después de beberlo, sin importar que tan fuertes eran sus emociones o que tan profundas eran sus memorias, lo olvidaban todo. Para entonces, ya no eran ellos mismos.

“Entraré al Reino Celestial. Aunque recuperaré mis memorias a los dieciséis años, pero para entonces, mis memorias de los dieciséis años de vida en el Reino Celestial tomarán precedencia, ¿o mis memorias de mi vida pasada tomarán precedencia? Para entonces, ¿aún seré yo mismo?” Ji Ning sentía un poco de dolor.

Él entendía.

En esta vida, apenas vivió dieciocho años. En el Reino Celestial, durante esos dieciséis años, sería mucho más poderoso que en esta vida. Lo más probable es que sus memorias actuales serían secundarias.

“¿Pero qué puedo hacer?” Ji Ning ya estaba atrapado, y se movía hacia adelante bajo el control de esa fuerza.

Todos los fantasmas delante de él bebían del Elixir de la Abuela Meng. Después de seis fantasmas más, sería su turno.

“El Elixir de la Abuela Meng.” Ji Ning observaba a la Abuela Meng.

La Abuela Meng repentinamente levantó su cabeza.

Esta era la primera vez que Ji Ning veía a la Abuela Meng levantar su cabeza. La Abuela Meng observaba a los cielos a la distancia, y luego su antigua voz dijo en furia, “¡Insolente!”

“¡Boom!”

El cielo parecía quebrarse y la tierra parecía romperse. Los cielos alrededor repentinamente parecían fracturarse, y la niebla que los rodeaba empezó a romperse y disiparse, exponiendo los innumerables fantasmas en línea en el mundo exterior, Las fracturas en el espacio transformaron un gran número de fantasmas en polvo. Como burbujas que reventaban, innumerables almas empezaron a desaparecer, todas ellas gritando de miseria.

“¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!” En medio del aire, innumerables dragones negros se podían ver volando, cada uno parecía tan enorme como una masiva cadena montañosa. Ji Ning parecía ser capaz de incluso ver esas escamas de dragón que congelaban el corazón. Los innumerables dragones erraban en los cielos, divirtiéndose en ellos, y luego cada uno de los dragones negros vomitó múltiples corrientes de relámpagos negros. Instantáneamente, trillones de rayos negros cayeron, cada uno de ellos hacia que los cielos y la tierra se despedazaran.

“¿La Formación de Vida y Muerte de los Dragones de la Calamidad de los Reinos Gemelos? ¿Cómo te atreves a atacar los Seis Caminos de la Reencarnación? ¡Este es un grave pecado!” La Abuela Meng gritó con una furia desenfrenada. Transformándose en un rayo de luz, voló hacia las docenas de millones de dragones negros en el cielo. Inmediatamente, esos innumerables dragones negros rodearon a la Abuela Meng.

Brrrrr…

El mundo se estaba fracturando, y las aguas enlodadas del Rio del Olvido empezaron a formar olas. Cualquier fantasma que tocara esas aguas era inmediatamente disipado. El Puente de la Desesperación se destruyó, y los fantasmas sobre el Puente de la Desesperación cayeron directamente en el Rio del Olvido. En cuanto a los Seis Caminos de la Reencarnación, esos túneles insondablemente profundos estaban empezando a temblar también, y luz empezaba a emanar de sus profundidades.

“Uh oh.” Ji Ning observaba aterrorizado la calamidad que estaba presenciando. Al mismo tiempo, pudo sentir esa fuerza que lo atrapaba desaparecer.

“¡Me arriesgaré!” Cuando la fuerza que lo controlaba desapareció, Ji Ning estaba sorprendido y satisfecho. Medio saltando y medio volando, saltó directamente hacia el túnel que iba al Reino Mortal. Los Seis Caminos de la Reencarnación, cada uno estaba localizado en un lugar distinto. Debido a que la mayoría de las personas entraban en el Reino Mortal, el túnel al Reino Mortal estaba directamente detrás de la Abuela Meng y era el más cercano a Ji Ning. Naturalmente, Ji Ning eligió saltar en este túnel.

Los fantasmas circundantes estaban todos saltando a los varios túneles de reencarnación.

Un fantasma se atrevió a correr en dirección al más lejano, el túnel al Reino Celestial.

Boom.

Un rayo negro cayó. Ese fantasma, quién no había logrado evadir a tiempo, se disipo instantáneamente, junto a varios otros fantasmas cercanos.

……..

¿Qué ha pasado exactamente en el Reino del Inframundo? Esos innumerables dragones negros estaban dando vueltas en el aire, esos trillones de relámpagos negros que caían salvajemente… esa escena aterradora había impresionado a Ji Ning. Pero entendía que como un fantasma ordinario, no tenía caso preocuparse mucho por eso. Además, en este momento no tenía tiempo de preocuparse, ¡porque le dolía la cabeza!

Ji Ning sentía que su cabeza estaba en un tremendo dolor, como si algo estuviera agarrándolo frenéticamente y desgarrándola.

Su cuello dolía, y su cuerpo sufría una tremenda presión.

¡Hua!

Repentinamente, se sintió aliviado, y luego sintió un frio que llegaba a los huesos. Al mismo tiempo, un aliento de aire fresco entró a su boca. Este era el primer respiro que Ji Ning había tomado desde su muerte.

“¡Wow!” Después de tomar un respiro profundo, Ji Ning inmediatamente dejó salir un llanto.

El llanto de un bebe.

“¡Un hijo! ¡Es un hijo!” Aunque su oído estaba un poco distorsionado, aún podía entender lo que se estaba diciendo.

“Oh. He renacido.” Ji Ning entendió inmediatamente.

  • Axelrod111

    me recordó a los muchos mangas del género reencarnación xd