DE Libro 2 – Capítulo 16

Modo Noche

Libro 2 , Capítulo 16: Los Recolectores de Pelaje.

Los pelajes de bestia exquisitamente cortados y cosidos quedaban muy bien ajustados, haciendo que Hoja de Otoño se viera bastante heroica y valiente. Se paró allí en el área afuera de la Tribu Piedra Metálica, observando a la distancia.

Si figura atraía la atención de las miradas de los jóvenes rústicos de esta tribu. Desde que Hoja de Otoño había llegado a la Tribu Piedra Metálica, no había dudas de que se había vuelto la chica más hermosa aquí… Un joven tras otro hacía su mejor esfuerzo para encontrar oportunidades de demostrar su fuerza y valor frente a ella, pero ninguno de ellos había sido capaz de atraer su interés.

“La señorita Hoja de Otoño está esperando por su joven maestro, ¿Cierto?”

“Cierto. Escuché que el Tío Dala dijo al regresar que su joven maestro es extremadamente poderoso. ¡Más de cien Guardias Azules del Clan Madera de Hierro fueron asesinados por ese joven maestro en un parpadeo!”

“Solo un poderoso joven maestro como ese es digno de alguien tan hermosa como la Señorita Hoja de Otoño.”

“¡Es una lástima que se encontró con una Bestia Mágica! Lo más probable, es que ese poderoso joven maestro no será capaz de sobrevivir su encuentro con la Bestia Mágica. Cuando son provocadas, las Bestias Mágicas pueden hacer que un área entera cambie. Esta había matado inmediatamente a un gran grupo de personas congelándolas hasta la muerte. El Tío Dala y los demás fueron los únicos los suficientemente afortunados para sobrevivir porque escaparon rápidamente. Si ese joven maestro muriera, ¡La Señorita Hoja de Otoño tendría que encontrar otra persona para casarse!”

Los jóvenes de la tribu observaban todos desde su posición cerca de la puerta mientras hablaban en voz baja entre ellos.

En cuanto a ellos respecta, una chica como Hoja de Otoño era como una de las diosas legendarias… Comparadas con Hoja de Otoño, las otras chicas en su tribu estaban muy por debajo de ella, tanto como la tierra lo está del cielo.

—————————-

Hoja de Otoño estaba de pie allí, observando al bosque montañoso a la distancia.

Estaba esperando. Esperando por el hombre más importante en su vida.

“Hoja de Otoño.” Una figura de porte poderoso salió caminando desde la tribu. Era el otro sirviente, Mowu. Mowu le urgió, “Regresa y descansa un poco. Cuando el joven maestro llegue, los guardias de la puerta de la tribu definitivamente lo verán.”

“No.” Hoja de Otoño sacudió su cabeza gentilmente.

Mowu miró a Hoja de Otoño, y luego se sentó también en un tronco cortado cercano. También tenía el ceño fruncido de preocupación. Después de que el Tío Dala volvió, descubrió que Ji Ning había empezado a luchar con el ‘Rey Rinoceronte Acuático’, una Bestia Mágica. En cuanto a cuales fueron los resultados de esa batalla, nadie sabía. Aunque en su corazón, por supuesto aún esperaba que su joven maestro regresara, su mente racional le decía… ¡Que el joven maestro probablemente se había encontrado con una catástrofe!

Esto era porque el Tío Dala y los demás habían pasado alrededor de dos días en su viaje de vuelta desde el Pantano del Monte Este.

Dada la velocidad del joven maestro Ning, si aún estuviera vivo, probablemente hubiera hecho su camino de vuelta a la Tribu Piedra Metálica en menos de medio día. Hablando lógicamente, ¡Debería haber llegado a la Tribu Piedra Metálica antes de que el Tío Dala y los demás llegaran! Pero el Tío Dala y los demás habían estado de vuelta por más de dos días, pero Ning aún no volvía.

“Si el joven maestro está muerto… Hoja de Otoño y yo probablemente tendremos que morir también.” dijo Mowu en voz baja.

Si su maestro moría, ¿Cómo podían seguir viviendo sus sirvientes?

Regentes locales como el Clan Ji tenían regulaciones internas muy estrictas.

“¿Huh?” Mowu repentinamente parpadeo. Desde lejos, vio tenuemente una figura indistinta, pero familiar… ¡La figura del joven maestro!

“¡Joven Maestro!” Hoja de Otoño ya había empezado a correr desde allí.

“¿Joven Maestro?”

“La Señorita Hoja de Otoño está corriendo hacia allá.”

“Mira, parece haber alguien viniendo de ese lado. ¿Podría ser ese el joven maestro el cual la Señorita Hoja de Otoño ha estado esperando?” Los jóvenes de guardia en la puerta se susurraban el uno al otro, mientras que algunos de ellos también corrieron adentro de inmediato a informar a los demás miembros de la tribu.

—————————–

Hoja de Otoño observó mientras el joven sonriente vestido de pieles caminaba hacia ella. Estos últimos dos días, había estado constantemente conteniendo su propio miedo, nerviosismo y sus ideas salvajes… Y ahora, todas esas emociones hicieron que repentinamente empezaran a brotar sus lágrimas.

“Joven Maestro.” Hoja de Otoño miró a Ning. “Yo, yo…”

“Hey, estoy de vuelta.” Con si increíble vista Ning notó desde lejos, que en medio de la tribu, el Tío Dala y el hombre de un brazo estaban en este momento caminando en su dirección. No pudo evitar reír, “Así que Dala ya volvió. ¿Fue él el que te contó que yo estaba luchando con el Rey Rinoceronte Acuático? ¿Solo porque no regresé en unos días, te asustaste tanto?”

Hoja de Otoño hizo lo que mejor que pudo para contener más lágrimas.

“Era solo un Rey Rinoceronte Acuático. Para tu joven maestro, es apenas digno de mencionar.” Ning le guiño el ojo, aparentemente de un humor extremadamente bueno.

Hoja de Otoño dejó salir un suspiro impactada, “Joven maestro, ¿Mataste la Bestia Mágica?”

“Sip.” Ning asentó encantado.

“Wow, una Bestia Mágica. Joven Maestro, mataste una Bestia Mágica.” Hoja de Otoño estaba extremadamente emocionada. “Joven Maestro, apenas tienes once años, pero mataste a una Bestia Mágica. Esto…Esto…” Como una criada personal, la vida de Hoja de Otoño se centraba alrededor de Ning. Como siempre estaba alrededor de él, para ella, Ning era como su familiar más importante. Naturalmente, Hoja de Otoño estaba realmente emocionada de saber que Ji Ning ahora era capaz de matar Bestias Mágicas.

Ji Ning rápidamente bajó su voz. “No rieguen la voz.”

“Cierto, cierto.” Hoja de Otoño asentó rápidamente.

“Ven, vamos a darle un vistazo a la Tribu Piedra de Metal.” dijo Ning. Los últimos días, Ning había estado en los bosques montañosos, reflexionando los resultados de sus últimos dos días de batallas. También se había dado cuenta de algunos errores que había cometido en sus batallas anteriores. Después de una cuidadosa reflexión y consideración de las dos técnicas de espada que había usado, había de hecho mejorado bastante más.

Ning llevó a Hoja de Otoño hacia la puerta de la Tribu Piedra Metálica.

El Tío Dala y un grupo de la tribu estaban allí, y se acercaron para recibirlo. Liderando a los miembros de la tribu había un anciano casi calvo de cabello blanco. El anciano casi calvo se acercó y se inclinó repetidamente con respeto. “Yo, Tyson de la Tribu Piedra Metálica, me gustaría agradecerte, poderoso joven maestro, por haber salvado repetidamente las vidas de los miembros de mi Tribu Piedra de Metal. Todos los miembros de la Tribu Piedra de Metal sienten una insondable gratitud hacia ti… Y hemos estado esperando tu regreso.”

Ning sonrió y asintió. “Me quedaré con su Tribu Piedra de Metal por un tiempo. En cuanto a lo de ‘rescatado’, todo lo que hice fue ayudar de paso. Además… Por ahora, me gustaría no ser perturbado.”

“Entendido, entendido.” El anciano casi calvo asintió repetidamente.

“Dala.” Ning se volteó.

El alto, poderoso y de apariencia de oso Tío Dala rápidamente dio un paso adelante, aparentemente muy emocionado. “Joven maestro, cuando vi que regresaste, yo…”

“Está bien.” rio Ning. “Me ayudaste por un mes en el Pantano del Monte Este. Te dije que cuando regresara a la Tribu Piedra de Metal, definitivamente te recompensaría plenamente. Toma esto.” Mientras hablaban entre sus manos, tres ‘cabezas de bestia’ en oro aparecieron. Las arrojó, cada cabeza de bestia pesaba diez libras. El Tío Dala de apariencia de oso quedó inmediatamente estupefacto.

Y luego, rápidamente las agarró todas, mientras que los miembros de la tribu circundantes lo observaban con envidia.

“Vámonos.” Ning observó a Mowu y Hoja de Otoño, y luego se dirigió directo a la Tribu Piedra Metálica.

Ning podría fácilmente haber dado un regalo incluso más valioso, pero para una pequeña tribu como la Tribu Piedra de Metal, la cual apenas tenía mil personas, ¡Un tesoro realmente valioso podría en su lugar ocasionar un desastre!

——————————-

Dentro del a Tribu Piedra Metálica.

“Joven Maestro.” Hoja de Otoño vertió un poco de vino de frutas para Ning, luego le ofreció algunas frutas y delicias. “Mowu y yo hemos estado en esta tribu por ya un mes. Pronto después de llegar, contactamos con nuestro clan Ji.”

“Correcto.” asentó Ning.

Mientras se aventuraban, cada mes tenían que alcanzar y contactar con las tropas esparcidas del clan Ji de la Prefectura Oeste que estaban estacionadas en varios lugares alrededor del área.

“Hay una carta desde la Ciudad de la Prefectura Oeste.” Hoja de Otoño sacó un rollo de papel de su manga.

Ning la aceptó. Desenrolló el pergamino amarillo, y mientras lo hacía, no pudo evitar mostrar una sonrisa. ¡Esta era una carta que su madre le había escrito personalmente! La carta no contenía mucho; solo consistía principalmente de algunas palabras de preocupación. Pero justo habiendo experimentado una batalla de vida o muerte, las advertencias de su mama de hecho llenaron el corazón de Ning de una sensación de calidez.

“Suficiente, Hoja de Otoño. Parece que han sido muchos días desde la última vez que tuviste un buen descanso. Ve a descansar un poco.” dijo Ning.

“No estoy cansada.” dijo rápidamente Hoja de Otoño.

“Ve.” ordenó Ning.

Hoja de Otoño rápidamente bajó su cabeza, regresando a su habitación para descansar obedientemente.

———————–

El tiempo siguió. Cada diez días más o menos, haría un viaje al Pantano del Monte Este. La mayor parte del tiempo, sin embargo, Ning permanecía dentro de la Tribu Piedra de Metal,  practicando sus técnicas de espada. En un parpadeo, más de un mes había pasado.

Ning estaba sentado en este momento al borde del techo de su casa, sosteniendo una caña de bambú llena de vino de frutas fino. “Aunque la Ciudad de la Prefectura Oeste es grande, no es tan cómoda como estas pequeñas tribus.”

Descansando al caer la noche, moviéndose al amanecer.

La Tribu Piedra Metálica mostraba gran solidaridad. Todos se ayudaban el uno al otro y se trataban como hermanos.

“Rápido, rápido, rápido.”

“Todos, regresen.”

“Rápido, guarden todo.”

Repentinamente, la anteriormente pacífica tribu inmediatamente se convirtió en un caótico alboroto de actividad. Esto hizo que Ning, quién estaba bebiendo vino tranquilamente sobre su casa, se confundiera. Inmediatamente saltó abajo desde el edificio, y luego agarró a uno de los jóvenes que corría “Tu.”

“Joven Maestro.” El joven, al ver que fue Ning quien lo agarró, inmediatamente saludó respetuosamente.

“¿Qué está pasando?” preguntó Ning. “¿Por qué se tornó la tribu tan caótica súbitamente? ¿No estaban entrenando con sus lanzas justo ahora? ¿Por qué pararon?”

“¡La gente de la Tribu Monte Negro viene!” El joven dijo rápidamente. “La gente de la Tribu Monte Negro ha venido a recolectar pelajes de nosotros. Necesitamos esconder algunos de los pelajes más finos que tiene nuestra tribu, de otro modo, si la Tribu Monte Negro los descubre, se los llevarán. Eso sería terrible Joven maestro, necesito volver de inmediato…”

Ning, entendiendo, asintió. “Adelante.”

Hoja de Otoño también estaba mirando todo esto desde el frente del edificio. Habló, “La Tribu Monte Negro es una tribu extremadamente grande con decenas de miles de miembros. Cada año, estas pequeñas tribus tienen que ofrecerles algún tributo.”

“Hmph.” Ning frunció el ceño. “¡Esta tierra le pertenece al clan Ji! Solo mi clan Ji tiene el derecho de imponer impuestos. Si la Tribu Monte Negro está forzando a las tribus más pequeñas cercanas a pagarles tributo, ¿No es eso lo mismo que imponer un impuesto?”

El clan Ji imponía y recolectaba impuestos de cada una de las tribus dentro de sus bordes.

Al mismo tiempo, el clan Ji mismo estaba sujeto a la Gran Dinastía Xia, ¡Y por lo tanto la mayoría de los impuestos que recolectaban eran entregados a la Gran Dinastía Xia!

“En principio, sí.” Hoja de Otoño sacudió su cabeza. “¿Pero cómo podrían estas pequeñas tribus atreverse a rehusarse? Si se rehusaran, la Tribu Monte Negra es completamente capaz de destruirlos completamente, y luego vender los cautivos como esclavos.”

Ning dejó salir un largo suspiro.

Cierto.

Debido a que había demasiadas tribus, no había modo de que el clan Ji manejara todos los conflictos internos entre las tribus, así que usualmente los dejaban a su libre albedrío. No solo el clan Ji… Incluso la Gran Dinastía Xia, que regía sobre una enorme e insondable extensión de territorio, debía gobernar de una manera holgada. ¿No estaban el clan Ji y el clan Madera de Hierro también en un estado de guerra, viéndose los unos a los otros como enemigos mortales? Si el territorio de uno era demasiado grande, ¡Se volvía difícil de gobernar!

“Ya vienen.” dijo Hoja de Otoño. “Los miembros de la Tribu Monte Negro vienen.”

Ning se volteó a ver también. Vio desde lejos, a un grupo de miembros tribales con media armadura, media vestimenta de pelaje que estaban en este momento pomposamente por el área, observando alrededor como si estuvieran en un territorio que les pertenecía. El líder de la Tribu Piedra de Metal, el Tío Dala, y los demás estaban todos a su lado, siguiéndolos obedientemente, sin atreverse a desobedecerlos para nada.

El líder del escuadrón Monte Negro, Caparazón Valiente, estaba en este momento viendo esta pequeña tribu con satisfacción.

“Hmph.” Caparazón Valiente observó a los miembros cercanos de la tribu Piedra Metálica. Viendo sus miradas asustadas, y suplicando en sus rostros, no pudo evitar sentirse aún más encantado.

Incluso dentro de la Tribu Monte Negro, era una figura central de alto nivel. En una pequeña tribu como esta Tribu Piedra de Metal… ¡Podía actuar como quisiera! Si era molestado, esta tribu entera podía probablemente ser destruida. Los cientos de guardias que había traído consigo podían probablemente destruir este tipo de pequeña tribu por sí mismos. En este tipo de pequeña tribu, tenía autoridad absoluta.

“¿Huh?” Caparazón Valiente repentinamente vio que no muy lejos, había un joven y una chica de pie juntos. Los ojos de Caparazón Valiente inmediatamente se iluminaron. Los guardias a su lado, mirando junto a él, no pudieron evitar también contener su aliento.

“Hermosa. Fascinante.” Caparazón Valiente quedó inmediatamente impactado, y luego su corazón su corazón fue inmediatamente abrumado con una poderosa lujuria y deseo. Definitivamente debía obtener esta hermosa chica y hacerla su criada personal. ¡Cada día, definitivamente le ‘otorgaría su afecto’ a ella! Solo pensar en ello hizo que Caparazón Valiente sintiera la sangre bombeando fuertemente por todo su cuerpo.

“Jajaja…” Riendo fuertemente, Caparazón Valiente caminó directamente hacia el joven y la chica.

Ning frunció el ceño mientras veía a este alto hombre caminando hacia él, quién estaba vistiendo ornamentos hechos de manera exquisita. El hombre alto pasó su mirada sobre Ning y Hoja de Otoño, como si fuera un miembro de la tribu de alto rango inspeccionando unos bienes. En particular, no disfrazó la mirada codiciosa en sus ojos cuando observaba a Hoja de Otoño. “Tus ropas de piles fueron cortadas y cosidas tan exquisitamente. ¿Las hiciste tu misma, señorita? Tu trabajo es bastante fino. Las ropas de pieles en este joven junto a ti fueron cortadas y cosidas muy bien también. ¿Es tu pequeño hermano?”