DE Libro 4 – Capítulo 12

Modo Noche

Libro 4, Capítulo 12 – Persecución

Ji Ning inmediatamente aterrizó a un kilómetro de distancia y agarró al líder de barba negra, aterrorizando inmediatamente a todos los miembros de alto nivel de la Tribu Ala de Fuego. Todos ellos apresuradamente se pusieron de rodillas temblando y gritaron repetidamente, “¡Joven maestro Ji Ning, perdónanos!” “¡Joven maestro Ji ning, no estés furioso!” ¡Joven maestro Ji ning, no estés furioso!”

Los guerreros tribales detrás de ellos quienes no habían sido impactados por las olas, al ver los miembros de alto nivel de la tribu arrodillarse, naturalmente también se pusieron de rodillas. Durante todo este tiempo, las olas desaparecieron, y aquellos que habían sido derribados también se arrodillaron de terror.

Inmediatamente, la masa negra de hombres estaban todos de rodillas, excepto por el hombre de barba negra que Ning había capturado.

“¡Pa!” Con un movimiento de la mano, el hombre de barba negra fue enviado dando vueltas contra el suelo.

“Joven maestro Ji Ning.” El hombre de barba negra estaba temblando.

“¿No me reconoces?” Ning lo miró fijamente.

El hombre de barba negra se sacudió apresuradamente. “No, no, he escuchado de la fama del joven maestro Ji Ning desde hace mucho.”

“¿Entonces aún te atreviste a atacar?” Frunció el ceño Ning.

“Yo… Yo…” El hombre de barba negra no sabía qué decir en este momento. Esto causó que Ning estuviera aún más perplejo. El líder en frente de él claramente sabía su nombre, y estaba aterrado de él. ¿Entonces porque, se atrevió a dar esa orden?

Ning gritó, “¿Te pregunto, por qué atacas a la Tribu Colmillo Negro?”

El hombre de barba negra inmediatamente dudó.

Los miembros de alto nivel a un lado de él dijeron apresuradamente, “Joven maestro Ji Ning, la Tribu Colmillo Negro solo es una pequeña tribu. ¡Nuestra Tribu Ala de Fuego no quería atacarlos por nada! Solamente que, el jefe insistió en venir. No nos opusimos a él, pues solo era una pequeña tribu y por lo tanto no valía la pena.”

“Esta fue la decisión del jefe y solo del jefe.”

“Todos nos oponemos a ella.”

“Hace medio año, el jefe ignoró nuestra oposición y forzosamente llevó a los guerreros y destruyó una pequeña tribu de solo unos pocos cientos de personas, y los vendió a todos, hombres, mujeres, niños y ancianos por igual, como esclavos a su buen amigo, ¡Zig! ¡Mira, ese junto al jefe es Zig! ¡El jefe confía en él mucho!” Un anciano vestido de pieles plateadas apuntó al joven de cabello largo a un lado de Ji Ning.

¡Swoosh!

El joven hombre de pelo largo arrodillado, de repente disparó una luz negra desde sus mangas directamente hacía Ning.

“¡Clang!” El cuerpo de Ji Ning estaba cubierto por pieles de bestias, y debajo de ellas tenía tesoros mágicos protegiéndolo, naturalmente ese ataque fue bloqueado.

“Hmph.” Ning miró al joven de pelo largo, pero descubrió que la cara del joven se estaba tornando negra. Justo en ese momento los otros miembros de alto nivel de la tribu Ala de Fuego estaban furiosamente gritando y abalanzándose sobre el joven, planeando ejecutarlo. “El intentó un ataque furtivo al joven maestro. El merece la muerte.”

“¡No lo toquen!” Rugió inmediatamente Ning.

Pero un hombre musculoso de la Tribu Ala de Fuego quién había cargado hacia adelante ya había tocado el brazo del joven de cabello largo. El color negro del brazo del joven inmediatamente se transmitió al brazo derecho del hombre musculoso.

“¡Swish!” Ning apuntó con su uña, y un rayo de energía de espada salió volando, cortando el brazo derecho del hombre musculoso.

El hombre de cabello largo cayó al suelo, su cuerpo entero estaba de color negro, y sus siete orificios sangraban con sangre negra. El hombre cuyo brazo había sido cortado por Ning también tenía sangre negra fluyendo de su brazo.

“¡Veneno!”

Los miembros de la Tribu Ala de Fuego alrededor retrocedieron sorprendidos.

La expresión de Ning era grave. “Que veneno tan feroz.”

“¡Aaaaaah!” El jefe de la Tribu Ala de Fuego, ese hombre de barba negra, repentinamente gritó, luego apresuradamente apuntó al cuerpo en el suelo. “¡Fue él! ¡Fue él! Joven maestro Ji Ning, todo fue él. Originalmente escupió una bocanada de humo hacia mí, y perdí todas mis facultades. A pesar de que sabía lo que estaba pasando, traté a Zig como si fuera mi maestro y lo obedecí desde el fondo de mi corazón. Cualquier cosa que quisiera que yo hiciera, lo haría. Incluso si quería que yo muriera. No me resistiría para nada. Cuando escuché tu nombre, joven maestro, fue él quien me ordenó atacar. Claramente yo no quería ofenderte, joven maestro, pero tan pronto me lo instruyó, inmediatamente di la orden.”

El hombre de barba negra observó con asombro y furia al cuerpo en el piso. “Fue esa bocanada de humo.”

Los miembros de alto nivel de la tribu, al escuchar esto, estaban impactados.

“¿Qué?” Ning también estaba sorprendido.

En toda el área de la Montaña Golondrina, solo el ‘Culto de Fuego Negro’ Estaba en posesión de drogas que podían controlar a una persona, pero la medicina más famosa que tenía el Culto de Fuego Negro era la ‘Píldora de Fuego Sagrado’. Después de comerse la Píldora de Fuego Sagrado, una persona se volvería inquebrantablemente leal al Culto de Fuego Negro y, ¡No le temerán ni a la muerte! Solo que, la ‘Píldora de Fuego Sagrado’ del Culto de Fuego Negro no era un aliento de humo.

“Quien fuese capaz de crear esta cosa es definitivamente un hechicero muy poderoso o un alquimista.” Ning estaba secretamente asombrado, y se volteó a ver al líder. “Habla. ¿Qué quería este Zig de ti?”

“¡Comprar esclavos!” El hombre de barba negra dijo apresuradamente. “Primero compró esclavos de nosotros dos veces, Mmás de dos mil esclavos! Después, me controló y me ordenó devorar algunas de las pequeñas tribus y hacer que todos los miembros de esas tribus fueran vendidos como esclavos a él. Él se encargaría de que esas personas fueran llevadas.”

Ning estaba perplejo. ¿Cuál era el punto de comprar tantos esclavos? Hablando en general, las tribus solo comprarían esclavos para usarlos como mano de obra o sirvientes. Los esclavos también tenían que comer, y proveer suficiente comida para tantos no sería fácil.

“¿Sus subordinados?” Preguntó Ning. “¿No dijiste que envió a sus subordinados a llevarse a los esclavos? Tantos esclavos, incluyendo mujeres, niños y ancianos, hubieran viajado muy lentamente. Deberías ser capaces de encontrar rastros de ellos.”

“Si puedo. Si puedo.” El hombre de barba negra asintió apresuradamente. “Hace diez días, sus subordinados se llevaron a un grupo de esclavos. Se dirigían hacia el este. Hace dos días, un escuadrón de cacería de nuestra tribu vio al escuadrón de esclavistas. Lo más probable, es que en dos días no hayan podido irse muy lejos. Deberíamos ser capaces de encontrarlos rápidamente.”

Ning asintió.

“Mowu. Hoja de Otoño.” Ning miró a la distancia.

Mowu y Hoja de Otoño inmediatamente corrieron hacia el.

“Joven maestro.” Los dos miraron a Ning.

“Tengo algo de lo cual ocuparme.” Dijo Ning. “Los dos inmediatamente llevarán estas palabras a la estación más cercana de guardias de armadura negra, y dile que lleven a los cien guardias de armadura negra más cercanos y que los escolten a ustedes y a Bluestone al lago Alaserpiente. Mi padre arreglará que construyan una vivienda para ustedes en el lago ,y ustedes vivirán temporalmente en el centro de la isla.”

“Si.” Mowu y Hoja de Otoño asintieron.

“En cuanto a ti.” Ning observó al hombre de barba negra. “Inmediatamente arreglaras que tu escuadrón de cazadores me provea con dos guías. Quiero encontrar ese escuadrón de esclavistas.”

“Si, joven maestro.” El hombre de barba negra dijo rápidamente, y luego rugió hacia detrás de él, “Threeknife, Cardcloth, vengan para acá.”

—————————–

Ning llevó a los dos guías a las espaldas de las bestias negras, viajando durante el día mientras descansaban en la noche persiguiendo implacablemente. Ese escuadrón, guiando a cientos de ancianos y niños, naturalmente viajaba mucho más despacio. Como mucho serían capaces de avanzar cien kilómetros en un día.

“Joven maestro, aquí claramente hay pisadas.” Un hombre de tez morena con trenzas en el cabello dijo apresuradamente. “Los rastros son muy claros. Deberían haber sido dejadas hace menos de un día. Pronto los alcanzaremos.”

“De acuerdo.” Asintió Ning.

Continuaron con la persecución.

Pronto, vieron un gran grupo de figuras. Todas ellas, hombres y mujeres, estaban atados de manos, con la cuerda atada al tronco de un árbol. Un grupo de hombres y mujeres estaban atados todos juntos, cargando el tronco de un árbol. Al hacerlo, quienquiera que intentara escapar jalaría a todos los demás con él, y cuando el movimiento se volviera lo suficientemente evidente, los escoltas de los esclavos se darían cuenta fácilmente.

“De prisa, de prisa.” Los escoltas de los esclavos eran soldados blandiendo látigos, y ocasionalmente azotaban con sus látigos. En cuanto a algunos de los niños pequeños, estaban amarrados y sentados en caballos, con ocho o diez niños amarrados en cada caballo, permitiéndoles moverse más rápido.

Las miradas en los rostros de los hombres y mujeres estaban llenas de dolor, y sus ojos estaban llenos de desesperación.

Hace medio mes, estaban en sus propias tribus, viviendo vidas felices y pacíficas con sus familias. Pero ahora, se habían vuelto esclavos y estaban siendo escoltados a un área desconocida.

“Ustedes dos, llévense estas tres bestias negras y regresen. Hagan que los miembros de su tribu arreglen que sean enviadas al Lago AlaSerpiente.” Con un movimiento de su mano, Ning sacó dos cabezas de bestia en oro. “Hicieron un viaje conmigo. No los trataré mal.”

“Gracias, joven maestro.” Los dos miembros de la tribu le agradecieron deprisa.

Ning asintió, y luego le dio una palmada a su bestia negra. Había montado en esta bestia negra mientras se aventuraban. Después de haber pasado tanto tiempo con ella, estaba algo reacio a partir con ella.

“Ya se pueden ir.” Ning desmontó inmediatamente, y luego empezó a viajar por sí mismo. Después de todo, este escuadrón se estaba moviendo muy lentamente. No había necesidad de que se montara en una bestia negra.

————————-

El escuadrón de esclavistas continuó avanzando a través de los bosques montañosos. En el camino, a pesar de que se encontraron algunas bestias monstruosas, los escoltas de los esclavos eran expertos poderosos, casi todos ellos en la cima del nivel Houtian, tres de ellos siendo expertos Houtian Dioses Demonio. Fácilmente mataron las bestias monstruosas del camino.

“En efecto es raro.” Se dijo Ning a sí mismo. “Compra a gran escala de esclavos, y uso de medicinas para controlar al líder de una tribu para envolverse en la captura a gran escala de esclavos. Incluso los escoltas de los esclavos tienen practicantes de Dios Demonio en la cima del nivel Houtian.”

“¡Apresúrense!”

“¡Apresúrense!”

“Ya casi llegamos.” Los escoltas de los esclavos parecían bastante felices.

Ning los siguió en secreto desde atrás. Este lugar ya estaba en lo que podía ser considerado el borde entre el Clan Ji y el Clan Madera de Hierro. Mientras que adelante se encontraba una cordillera.

Este grupo de esclavistas se dirigían hacia la cordillera.

“Entren a las montañas.” El escuadrón siguió adelante.

Ning se movió desde atrás, pero justo cuando llegaron a la base de la montaña, el sol el cual había estado brillando en el cielo, repentinamente cambió tan pronto Ning los siguió dentro de las montañas. Fue como si el día repentinamente se hubiera transformado en la noche. El área alrededor de ellos se había tornado totalmente negra, y solo unos detalles tenues del área circundante se podían distinguir. El área entera parecía estar cubierto de una niebla negra.

La niebla negra estaba en todos lados, y llena de un aura helada.

“Una formación.” Ning inmediatamente, entendió que había entrado en una formación.

“Alguien realmente vino a morir. ¡jajaja!” Una risa ensordecedora y maligna repentinamente se escuchó. “Pequeño niño humano, tu carne definitivamente será muy deliciosa. Te devoraré lentamente mordisco a mordisco.”

Ning permaneció allí, observando a la interminable niebla negra que lo rodeaba. Apenas podía ver a una distancia de diez metros. Más allá de eso, no podía ver nada. En sus manos, las dos espadas NorteOscuro ya habían aparecido.

 

  • Juli Freixi

    Muchas gracias por el capitulo!