DE Libro 6 – Capítulo 20

Modo Noche

Libro 6, Capítulo 20 – Sello Dao de Teletransportación Menor.

“¿Nong Zidao desapareció?” Ji Ning frunció el ceño.

Los otros cinco Discípulos Zifu también estaban completamente aterrorizados. Ning, con la ayuda de la gran formación, estaba absolutamente en el nivel de poder de un Adepto Wanxiang. Y ellos cinco ni siquiera eran capaces de unirse en su propia formación.

“Ji Ning, por favor, perdona nuestras vidas.”

“Te ofrezco todos los tesoros mágicos que llevo conmigo. Mi clan también ofrecerá tesoros mágicos a cambio de mi vida.”

“Ji Ning…”

Los cinco empezaron a rogar, sin la menor pizca de espíritu marcial.

Ning pasó su mirada por los cinco.

“Ji Ning.” Una voz repentinamente resonó en sus oídos. “Hemos destruido a estos dos grupos de Discípulos Zifu, pero aún faltan dos días más antes de que llegue la Gran Dinastía Xia… Dentro de este lapso de dos días, podrían llegar más Discípulos Zifu de la Montaña Dragón de Nieve. No hay manera de que podamos vigilar a estas personas. Mátalos a todos. En cuanto a esas dos bestias mágicas del nivel Zifu, si eres capaz de hacer que se sometan, hazlo. Si no, ¡Mátalas!”

Ning asintió.

Las palabras del Patriarca eran razonables.

“Ustedes, acepten la muerte.” Ning los observó y habló con calma.

En frente de su cuerpo, ese destello de luz de espada repentinamente se transformó en una línea de agua de lluvia y voló hacia ellos. Fue inmediatamente seguida por otro destello más de luz de espada.

¡Estos ataquen usaban solamente el octavo nivel de la [Formación Menor de Mil Espadas]!

“Ji Ning, la Montaña Dragón de Nieve definitivamente nos vengará.”

“¡Ji Ning, morirás una muerte miserable!”

Estos cinco parecían haberse vuelto locos. Todos ellos querían darlo todo, pero dado que no eran capaces de unirse en una formación, a pesar de que arrojaron algunos Sellos Dao poderosos… Al encontrarse con esa cortina de agua, explotaron inmediatamente, incapaces de tocar a Ning.

Dentro de unos pocos instantes, los cinco perecieron.

“¿Ustedes dos bestias espirituales, se someterán?” Ning pasó su mirada hacia los aún vivientes Wyrm Terrestre y la Grulla Hada.

El Wyrm Terrestre y la Grulla Hada se miraron el uno al otro, y luego el Wyrm Terrestre se transformó en un gran hombre de armadura azur, mientras la Grulla Hada se transformó en una doncella vestida de blanco. El hombre de armadura azur y la mujer de blanco inmediatamente se pusieron de rodillas. “¡Estamos dispuestos a rendirnos!”

A pesar de que las bestias mágicas del nivel Zifu eran incomparablemente arrogantes y difíciles de domar, cuando estaban en frente de solo dos opciones, perecer o entregarse… En general se someterían, especialmente cuando el poder del oponente sobrepasaba completamente al suyo.

“Síganme.” La mirada de Ning destelló, y la lluvia que caía desapareció. Inmediatamente después, una explosión de fuego ardiente se esparció, haciendo cenizas los cuerpos de los cinco Discípulos Zifu, dejando atrás solo sus tesoros mágicos, los cuales recogió Ning.

“Sí.” El Wyrm Terrestre y la Grulla Celestial siguieron a Ning.

Pronto, pasaron a través de las capas de niebla negra y llegaron en frente de Ji Ninefire.

“¿Eh?” Ning estaba sorprendido. En frente de él, además del Patriarca y su padre, Ji Truekeep, la Abuelita Shadow y Ah Xing también habían llegado.

“Les pedí que vinieran.” Dijo Ninefire entre risas. “Los dos grupos de Discípulos Zifu están muertos. Por ahora, no tenemos oponentes, así que los hice venir a todos.”

“Ji Ning. Formidable.” Los ojos de Truekeep brillaban.

“Formidable, formidable.” El rostro del viejo sirviente Ah Xing también estaba lleno de encanto.

La Abuelita Shadow rió y también asintió.

Todos estaban muy contentos.

Esto era porque, en tan solo el tiempo de tres cortos días, la Montaña Dragón de Nieve solo sería capaz de invitar a venir algunos Discípulos Zifu de las regiones cercanas… Y en cuanto a la secta principal de la Montaña Dragón de Nieve, simplemente estaba muy lejos. No había manera de que fueran capaces de llegar en solo dos o tres días. Habiendo matado a dieciocho Discípulos Zifu y domado dos bestias espirituales, el nivel de amenaza había disminuido dramáticamente.

“Desafortunadamente, le permitimos a Nong Zidao escapar.” El Patriarca Ninefire sacudió su cabeza.

“Patriarca, ¿Cómo escapó? ¿Por qué desapareció repentinamente?” Preguntó Ning de prisa. La Abuelita Shadow y los demás se voltearon todos también hacia el Patriarca. Se acababan de reunir, así que no habían tenido la oportunidad de preguntar en detalle estas cosas.

Ninefire sacudió su cabeza. “Yo tampoco lo sé. Simplemente desapareció. No hay rastro de él en toda la formación. Sin embargo, si le preguntamos a su bestia spiritual, me imagino que sabrá.”

Los ojos de Ning y los demás se iluminaron. Cierto. Preguntarle a la bestia espiritual.

“Grulla Hada.” Ninefire observó a la doncella de blanco. “¿Cómo escapó Nong Zidao?”

La mujer de blanco respondió respetuosamente, “Mi dueño anterior era habilidoso en formaciones. Era valorado por su maestro, así que se le dio un ‘Sello Dao de Teletransportación Menor’. Este Sello Dao, después de usarse, inmediatamente permitía teletransportarse a cualquier ubicación en un rango de diez mil kilómetros.”

“¿Un Sello Dao de Teletransportación Menor?” Ning y los demás se miraron los unos a los otros.

Ning memorizó silenciosamente este nombre. Parecía que este Sello Dao de Teletransportación Menor era lo mismo que el llamado ‘Talismán Sin Rastro’. El Talismán Sin Rastro había sido adquirido por un ancestro del clan Ji de la Prefectura Oeste en un encuentro afortunado, quién había usado dos, dejando solo uno atrás. Debido a que permitía a uno teletransportarse en un rango de diez mil kilómetros sin dejar rastros, se le había llamado ‘Talismán Sin Rastro’.

“Patriarca, ¿Qué deberíamos hacer con estas dos bestias espirituales?” Ning observó a Ninefire. Los otros cinco también se miraron el uno al otro.

“Ji Ning, ¿Estás dispuesto a aceptarlas?” Le preguntó Ninefire a Ning.

Ning observó al Wyrm Terrestre y la Grulla Hada. Las Bestias espirituales del nivel Zifu eran preciosas. Los Discípulos Zifu ordinarios no serían capaces de adquirirlas, pero en realidad… A Ji Ning no le importaban estas dos bestias espirituales Zifu. Si Ning se tomaba algo de tiempo para concentrarse en sus percepciones, en cualquier momento entre unas pocas horas y unos pocos días, avanzaría al séptimo nivel como un Refinador de Cuerpo de Dios Demonio.

En tan solo unos pocos años, ¡Alcanzaría el noveno nivel como Refinador de Cuerpo de Dios Demonio del [Diagrama de los Nueve Cielos de Brillo Carmesí]! Para entonces, las bestias espirituales del nivel Zifu realmente serían inútiles para él; de hecho, lo retrasarían.

“No las necesito.” Sacudió su cabeza Ning.

“Como ese es el caso… ” Asintió Ninefire. “Las aceptaré temporalmente. Después de que sobrepasemos esta tribulación, las dividiré.”

“De acuerdo.”

“Entonces, eso es lo que haremos.”

Truekeep, la Abuelita Shadow, Yichuan y los demás asintieron todos sin debatir. Era muy temprano para discutir hacia quien irían las bestias espirituales. Nadie sabía quién de ellos sobreviviría esta tribulación.

“Estos son los tesoros mágicos dejados atrás por ese Jadechild.” Ning ondeó su mano, y una gran cantidad de tesoros mágicos aparecieron inmediatamente en el suelo. “Todos, denles un vistazo y vean cuales son útiles. Si encuentran alguna espada voladora… Por favor mayores ayúdenme a prepararlos para poder vincularlos. Necesito encontrar un lugar para entrenar; justo ahora en batalla, gané algunas pequeñas percepciones.”

“De acuerdo. Déjanoslo a nosotros.” Ninefire y los demás no dudaron para nada.

“Correcto.” El cuerpo de Ning destelló e inmediatamente partió a alta velocidad.

El Wyrm Terrestre y la Grulla Hada, en forma del guerrero de armadura azur y la doncella vestida de blanco, estaban ambos algo decepcionados. En realidad, deseaban volverse las bestias espirituales de Ning.

Primero que nada, no tenían ningún odio por Ning, pues ese Wyrm Terrestre por ejemplo, había sido sometido a la fuerza por Jadechild en el pasado. A pesar de que la Grulla Hada tenía una relación cercana con Nong Zidao, como Zidao la había abandonado y escapado por su vida, se podía decir que los lazos karmicos entre ellos habían terminado.

En segundo lugar, Ning solo tenía dieciséis años de edad. Un monstruo como este tendría un potencial ilimitado; si seguían a un maestro como él, su propio futuro también sería brillante.

Desafortunadamente, Ning no estaba dispuesto a aceptarlos.

…..

Ning estaba sentado en la posición del loto dentro de los bosques montañosos, rodeado por una energía oscura.

“El Yin y el Yang se transforman, poniendo en peligro sin fin el uno al otro.” Ning murmuró consigo mismo, luego cerró sus ojos y empezó a meditar en ello. Antes de esto, cuando había analizado la [Formación Menor de Mil Espadas], había llegado a la realización… De que todos los grandes Daos del mundo eran, en realidad, similares. Formaciones, esgrima, magia, habilidades divinas… Todas contenían el ‘Dao’.

El Dao era el mismo. Solo, los caminos del Dao eran diferentes.

Ning entendía este principio… Así que naturalmente, se volvió mucho más fácil para él avanzar, desde la sexta etapa a la séptima del [Diagrama de los Nueve Cielos de Brillo Carmesí]

“¡El Yin y el Yang se transforman!” Los ojos de Ning se cerraron, y empezó a activar el poder divino en su cuerpo…

En medio del aire, a mil kilómetros de distancia de la Montaña Dragón de Nieve, el espacio repentinamente ondeó, y una figura apareció de la nada. Era Nong Zidao en ropas de piel de bestia.

Los ojos de Nong Zidao estaban llenos de dolor.

“Si encuentras una formación, se cuidadoso. Se cuidadoso.” Nong Zidao dejó salir un suave suspiro. “Este es el más simple de los principio pero nosotros los Discípulos de la Montaña Dragón de Nieve nos olvidamos de él.”

Si te encuentras una formación, se cuidadoso. Esto es algo que todos los practicantes Inmortales sabían.

Esto era porque las formaciones eran intrincadas y maravillosas. Nadie sabía lo que había dentro de una formación, y después de entrar, ¡Uno no sería siquiera capaz de escapar! Por ejemplo, el Adepto Wanxiang, Adepto Mu Xiao, sabía que Bei Zishan estaba escondido dentro de la formación, pero debido a que Bei Zishan había montado una formación, el Adepto Mu Xiao había elegido en cambio esperar pacientemente afuera, en lugar de entrar en la formación.

Pero estos discípulos de la Montaña Dragón de Nieve realmente subestimaban demasiado a sus enemigos.

A pesar de que sabía que después de encontrarse una formación, debían de ser cuidadosos, no habían puesto al clan Ji en ninguna estima. El clan Ji no era más que un clan local, y ellos tenían un entendimiento del poder del clan Ji. No se creían que el clan Ji sería capaz de ninguna formación poderosa del todo. Además, tenían a Jadechild al igual que a un experto en formaciones, Nong Zidao. También tenían casi veinte camaradas.

Su poder era simplemente demasiado grande.

Creían que serían capaces de dominar y aplastar completamente a un diminuto clan como el clan Ji. Debido a su exceso de confianza, habían subestimado a sus oponentes, ¡Y así quedaron atrapados en la formación sin manera de escapar!

Jadechild.

Incluso con la asistencia de la Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal, Ning apenas estaba a la par con Jadechild en poder; Jadechild solo murió después de que todo su poder divino se había agotado, haciéndole incapaz de usar su habilidad divina. Si hubieran luchado afuera de la formación, después de ver que la situación se estaba tornando mal, hubiera podido escapar. Pero dentro de la formación, ¡No había donde correr!

“Si encuentras una formación, ten cuidado. Pero si no entrabamos… ¿Debíamos de simplemente permitirle al clan Ji retrasar? ¿Observar cómo llegaba el Enviado Celestial de la Gran Dinastía Xia?” Nong Zidao sacudió su cabeza y suspiró.

“Formaciones… Ji Ning…”

“La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal, y un monstruo que obtuvo la percepción de un Dominio Dao a la edad de dieciséis. ¿Para mí el encontrarme con estas dos cosas en un diminuto clan local? ¡Mi derrota no fue injusta!” Un barco volador apareció bajo los pies de Nong Zidao, el cual inmediatamente se elevó a los cielos, volando a alta velocidad hacia la Ciudad Dragón de Nieve.

“Sin importar que, tengo que advertir a mis demás camaradas, quienes probablemente se dirijan también para acá.” Murmuró Nong Zidao.

Del primero grupo de Discípulos Zifu, el único superviviente fue Nong Zidao.

Si no iba a advertir a los recién llegados, en el futuro, cuando la secta principal investigara el asunto, él, Nong Zidao, sería criticado.

……….

Momentos después.

Una distante ciudad apareció en su campo de visión.

“¿Eh?” Ning Zidao, sobre el barco, vio que había personas en el aire sobre la distante ciudad.

Esa persona se acercó volando, tan rápido como un rayo de luz.

“¿Dong Fanyu?” Nong Zidao inmediatamente reconoció a este anciano.

“Hermano aprendiz mayor Zidao.” Dong Fanyu, después de ver a Nong Zidao, preguntó inmediatamente con impaciencia, “Escuché que tú, hermano mayor aprendiz Zidao, junto con el hermano mayor aprendiz Jadechild y un grupo de otros fueron todos a la Montaña Cuerno de Buey. ¿Por qué has venido aquí, hermano aprendiz mayor Zidao? También… Las tabletas de vida de un buen número de personas que se dirigieron a la Montaña Cuerno de Buey se han destrozado. Incluso la tableta de vida de mi propio Patriarca del clan Dong, Dong Ziqi, se ha destruido. ¿Qué pasó en la Montaña Cuerno de Buey?”

Nong Zidao sacudió su cabeza. “Me avergüenzo. Además de mí, cada uno de nuestros compañeros aprendices que fueron a la Montaña Cuerno de Buey han perecido.”

“¡¿Qué?! ¡¿Todos murieron?!” Dong Fanyu estaba impactado. “Tantos compañeros discípulos, todos, todos…”

“Además de mí, todos han muerto.” Suspiró Nong Zidao. “He venido a advertirles que esa Montaña cuerno de Buey es increíblemente peligrosa. Sin importar que, no entren. No quiero que más compañeros discípulos sufran.”

Dong Fanyu dijo frenéticamente, “¿No se puede entrar? Pero justo ahora, el Adepto Wanxiang, Adepto Xu Li, personalmente encabezó a un grupo de Discípulos Zifu para dirigirse a la Montaña Cuerno de Buey.”