DE Libro 6 – Capítulo 7

Modo Noche

Libro 6, Capítulo 7 – El Clan Ji se Reúne.

Viendo esta gran formación que podía ser usada para proteger un clan o secta enteros, Ji Ning logró suprimir su emoción y continuar leyendo, a pesar del hecho de que estaba aullando de emoción mentalmente.

¡Quizás habría algo aún mejor!

Ji Ning siguió pasando las páginas de este libro dorado, y un tesoro mágico tras otro apareció, ¡Haciendo que el corazón de Ning se apretara una y otra vez! Era realmente… Realmente impresionante. Desafortunadamente, ¡No podía adquirirlos todos! Solo podía escoger un solo objeto.

“[¡Nudo de Formación de los Nueve Cielos de la Serpiente Elevada!]” Los ojos de Ning se iluminaron e inspeccionó cuidadosamente las descripciones adentro. “Esta formación es aún más complicada que la Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal, y el poder de hecho era aún mayor. Aun así, parecía que necesitaba a nueve usuarios que estuvieran al menos el nivel de Discípulo Zifu.”

Ning sacudió su cabeza.

…………..

“Whew.” Ning cerró el libro dorado. ¡El objeto que era más apropiado para el clan Ji en este momento era naturalmente una técnica de formación! Había varios que eran comparables a la Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal, y dos que era aún mejores. ¡Pero en la situación actual, la opción más apropiada y realista aún era la Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal!

La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal estaba conformada por cinco formaciones componentes, cada una de las cuales podía ser controlada por un solo Discípulo Zifu. Sin embargo, si cinco Discípulos Zifu unían fuerzas… ¡El poder de la Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal podía alcanzar el nivel máximo!

En cuanto al clan Ji, incluyendo al padre de Ning, ¡Tenían seis Discípulos Zifu! Pero su padre solo sería capaz de usar una técnica de formación para liberar suficiente poder. Hablando estrictamente, el clan Ji solo tenía cinco Discípulos Zifu. Dado esto… La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal era la mejor opción.

“¿Has elegido?” dijo el gigantesco oso amarillo.

“Lo he hecho.” Asintió Ning. “¡La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal!”

El gigantesco oso amarillo observó a Ning asombrado. “¿La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal? ¿Has cometido un error? Esta gran formación es apropiada para proteger un clan; una vez la hayas establecido, no te puedes mover. Incluso si decides luchar… ¡Tienes que montar la formación de antemano! En el futuro, definitivamente irás a aventurarse afuera. Si repentinamente te encuentras algún peligro, no tendrás tiempo de montar una formación, y lo que es más, el poder de esta gran formación cuando una sola persona la controla es muy ordinaria. ¡Necesitas cinco personas trabajando juntas para alcanzar un alto nivel de poder! Te insto a que reconsideres. Tendrás muy, muy pocas oportunidades de escoger un objeto de la Sala de Tesoros. ¡Una vez tomes tu decisión, no hay manera de cambiarla!”

“La elijo.” Ning no dudo para nada.

“De acuerdo.” El gigantesco oso amarillo no dijo nada más.

“Ven.”

El gigantesco oso amarillo apuntó a un lugar en el aire lejos sobre ellos, y en la apretada masa agrupada de tesoros y artefactos, un rayo de luz voló hacia afuera desde una esquina oscura ordinaria que no podía ni siquiera ser vista a simple vista.  Era como un meteoro, pasando rápidamente a través de todas las obstrucciones y cayendo en el suelo.

Ning la observó. Vio cuatro escamas negras que rodeaban una perla negra central.

“Esta es una perla dragón.” El gigantesco oso amarilló sacudió su mano, y la perla negra inmediatamente levitó en el aire. La perla negra estaba cubierta de una gran cantidad de runas, y la tenue imagen de la sombra de un dragón se podía ver nadando dentro de ella. Las complicadas runas encima de ella parecían ser extraordinariamente hermosas, completamente diferentes de los crudos garabatos sobre tesoros mágicos de rango Mortal ordinarios.

“La Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal tiene cinco partes. ¡El núcleo es la perla dragón! Y luego, está la cabeza del dragón, el cuerpo del dragón, las garras del dragón, y la cola del dragón. ¡Cuatro partes secundarias!” El gigantesco oso amarillo ondeó su mano nuevamente, y esas cuatro escamas volaron también hacia él. “Fueron formados con las escalas del cuerpo del dragón, las cuales se forjaron en cuatro discos de formación. Una perla dragón, cuatro discos de formación. Estas forman la completa, Formación Cerradura Celestial del Wyrm Abisal de cinco partes. En cuanto a los misterios dentro de ella, después de que la vincules y analices cuidadosamente, entenderás.”

Ning asintió.

Estiró su mano, aceptando la perla de dragón y cuatro discos de formación.

“Ya has entrado a la Sala del Dios de la Guerra., la Sala de Tesoros, y la Sala Estelar. Solo queda la Sala de Habilidades Divinas.” Dijo el gigantesco oso amarillo. “Trabaja duro para tu avance. Como mucho, haz tu avance a la edad de diez. Para entonces podrás retar la Sala de Habilidades Divinas.”

“Entendido.” Asintió Ning.

“¿Bueno y ahora…?” El gigantesco oso amarillo observó a Ning.

“Voy a salir.” Ning no dudó.

El gigantesco oso amarillo asintió ligeramente. ¡Whooosh! La cabeza del oso incrementó de tamaño dramáticamente y se volvió ilusoria, tragándose a Ning en ella. Ning desapareció.

Lago AlaSerpiente. Debajo de un patio dentro de la Isla Corazón Radiante. Había una lámpara colgando cerca, proyectando una tenue luz en el área circundante. Ya era tarde en la noche.

“¿Por qué no ha vuelto el joven maestro?” Hoja de Otoño cargaba una botella de vino, parada detrás de Ji Yichuan. Yichuan estaba sentado, y detrás de él estaba acostado un gran perro blanco, la Bestia Dios, ‘Sabueso de Aguas Rápidas’. Los ojos de Hoja de Otoño también tenían una pizca de preocupación en ellos, debido a que Yichuan había estado esperando ya por bastante tiempo. “El joven maestro dijo que otros no se les es permitido perturbarlo, y que su habitación debe estar completamente sellada.”

No había nada que Hoja de Otoño pudiera hacer. Conocía el temperamento de Ning; si decía que no debía ser perturbado, otros absolutamente no se atreverían a perturbarlo.

La única opción era esperar.

“No seas impaciente. Hay suficiente tiempo.” Yichuan sostenía una copa de vino y habló suavemente. Estaba muy tranquilo, debido a que la batalla que venía sería el momento más glorioso de su vida.

*Estruendos…* La tierra vibró ligeramente desde lejos, e instantáneamente, Hoja de Otoño reveló una mirada de encanto. “El joven maestro debe de estar saliendo de su cuarto cerrado.”

Y luego, *creeeeeak*.

Desde lejos, una puerta a una habitación se abrió, y un joven vestido con pelajes de bestia dio un paso afuera.

Yichuan se puso de pie, frunciendo el ceño ligeramente mientras miraba a Ning. Había visto a Ning crecer, así que podía sentir los cambios que había experimentado Ning. Notó que el Ning actual… Parecía menos ‘afilado’ que antes, pero poseía un rastro de la tranquilidad del agua.

“¿Estabas entrenando?” Preguntó Yichuan.

Ning asintió ligeramente. “¡Tuve un avance!”

Una mirada de encanto y satisfacción apareció en los ojos de Yichuan. ¡Esta era su batalla final, y creía que moriría en ella! Para ser capaz de, antes de su muerte, ver a su hijo aumentar de poder una vez más… Naturalmente, estaba incomparablemente contento. Que su hijo fuera un talento tan monstruoso… Ya podía ver la escena del nombre de su hijo siendo esparcido a través del vasto mundo.

“Bien.” Yichuan solo dijo una sola palabra.

“¿El Tío White también va?” Ning miró hacia el cercano Sabueso de Aguas Rápidas.

El Sabueso de Aguas Rápidas asintió hacia Ning.

Yichuan le dio un vistazo el cercano Sabueso de Aguas Rápidas. “Tu Tío White, y yo, somos hermanos de toda la vida. Estoy preparado para morir en esta batalla; incluso si sobrevivo, quedaré como un lisiado. Antes de esto, he liberado a tu Tío White y tu Tío Black, dándoles su libertad… Tu Tío Black ya ha regresado a sus bosques montañosos, pero tu Tío White ha decidido acompañarme. Incluso si muere, desea morir a mi lado. Soy incapaz de forzarlo a partir. Simplemente no puedo. Para mí, Yichuan. El tener un hermano como este… Incluso en la muerte. Me sentiré orgulloso.”

El corazón de Ning tembló. Vio las lágrimas saliendo de los ojos de su padre, y la dura e implacable mirada de fraternidad eterna en los ojos de su Tío White.

“Bien. Vayamos juntos.” Ning se aceró, abrazando al Sabueso de Aguas Rápidas, justo como cuando siempre había hecho cuando era joven y salía a entrenar su tiro con arco. “Tío White, vayamos juntos.” El Sabueso de Aguas Rápidas observó de regreso a Ning, y un profundo amor podía verse en sus ojos. Había visto a Ning crecer desde un bebe hasta un adulto. Este era el único hijo de su amigo de toda la vida, Ji Yichuan. Naturalmente, veía a Ning como a un miembro más joven de su familia.

Whoosh.

Un bote apareció de la nada. Flotando allí en medio del aire, rápidamente se expandió hasta que alcanzó un tamaño de más de treinta metros. Ning, Yichuan, y el Sabueso de Aguas Rápidas lo abordaron.

“Vámonos.” Ning usó su voluntad.

El bote rápidamente empezó a volar a través de los cielos, avanzando rápidamente a través de la oscura noche en dirección al norte.

…….

De regreso en ese bosque montañoso desolado.

Ji Ninefire, la Abuelita Shadow, el viejo sirviente Ah Xing, Ji Truekeep. Estos cuatro ya habían llegado, y ya había montado una formación desconcertante cerca. Ning había gastado una buena cantidad de tiempo meditando en la Sala Estelar. Los demás se habían encargado de sus asuntos, y luego volvieron. Dada la velocidad a la que se podía mover un Discípulo Zifu, naturalmente ya se habían encargado de todo.

“¿Por qué trajiste también a tu bestia espiritual?” Dijo la Abuelita Shadow con una voz áspera.

Truekeep acarició la cabeza de un águila negra. “No quería que viniera, pero insistió. Me ha seguido desde que era un polluelo. Todos estos años, jamás me ha dejado. Esta vez, se rehusó a partir sin importar que… Olvídalo. Nos hemos conocido todas nuestras vidas. La relación entre los dos es más cercana y más familiar que incluso al relación entre mi esposa e hijos y yo.”

Ninefire y los demás simplemente lo miraron, luego asintieron suavemente.

Para que una bestia espiritual acompañara a voluntad a una persona para enfrentar el peligro; esto era en efecto poco común.

“¿Yichuan aún no ha vuelto?” Truekeep acarició el águila mientras levantaba su cabeza para mirar. La formación desconcertante aún no había sido activada; naturalmente, su visión no estaba siendo impactada. Incluso en la oscuridad, la tenue luz de la luna era más que suficiente para permitirle a un Discípulo Zifu ver a grandes distancias a simple vista.

“No seas impaciente.” Dijo Ninefire. “Aún tenemos un poco de tiempo.”

“Es mejor si ese chico Ji Ning no viene.” Suspiró la Abuelita Shadow, hablando en su voz ronca. Él insiste en venir. Es la verdadera esperanza de nuestro clan Ji. Dado su talento latente y potencial, no debería ser difícil para él convertirse en un Adepto Wanxiang, pero su temperamento es demasiado terco. ”

Ninefire rio, luego dijo de manera consolante, “No te preocupes. Tiene el Talismán sin Rastros. Cuando llegue el verdadero peligro, incluso si no se va, lo forzaremos a irse.”

“Cierto. Lo forzaremos.” Asintió la Abuelita Shadow. “Si no se va en el momento crítico, cometeré suicidio justo en frente de él.”

“Suficiente. Él sabe lo que es importante.” Los ojos de Ninefire se iluminaron. “Ahí vienen.”

Todos levantaron sus cabezas para ver.

Desde lejos, en el aire, vieron un rayo de luz venir volando. Solo cuando empezó a bajar de velocidad mientras descendía pudieron ver claramente lo que era; era un bote. Este bote descendió velozmente de los cielos, y luego, a más o menos treinta metros del suelo, desapareció. Ning, Yichuan, y el Sabueso de Aguas Rápidas aterrizaron todos en el suelo.

“¿También trajiste a tu Sabueso de Aguas Rápidas?” Rió Truekeep.

Yichuan le dio un vistazo también sorprendido. “¿Tu Águila de Nieve también vino?”

Los dos se vieron el uno al otro, y luego ambos rieron. Ambos entendían porque.

“De acuerdo. Estamos todos aquí.” Dijo Nineire. “Debemos prepararnos para lidiar con la Montaña Dragón de Nieve.”

“Cierto.” Los rostros de todos tomaron un poco de solemnidad.

Ninefire habló. “Anteriormente, hice un viaje especial a la Ciudad de Montaña Golondrina, para visitar al General Dong, ¡Quien está a cargo de las fuerzas estacionadas allí!”

“¿Cómo fue?” Todos preguntaron con anticipación.

Un rastro de furia estaba en los ojos de Ninefire. “Todos conocen al General Dong. Es uno de los miembros de ese gran clan lejano; ¡El clan Dong! Esa es la razón por la que fue capaz de convertirse en un general comandante de las fuerzas de la Gran Dinastía Xia aquí.”

Ning asintió. Sabían estas cosas desde hace mucho; volverse un general del ejército de la Gran Dinastía Xia… No era algo que alguien de un pequeño clan como el clan Ji podía desear. Después de todo, esa era, sin dudas, una asignación maravillosa. En cuanto te pusieras el ‘traje de tigre’ de servir a la Gran Dinastía Xia, ¿Quién se atrevería a ofenderte?

“No quería ofender a este General Dong.” Dijo Ninefire. “Desafortunadamente, cuando quería hacer el reporte, se me dijo que el General Dong estaba en meditación recluida e incapaz de recibir visitantes. Fui a ver al General Sustituto, pero se me dijo que el General Sustituto había partido de la Ciudad Montaña Golondrina y que no estaba allí en ese momento.”

“¿Que?”

Todos se pusieron frenéticos.

“Definitivamente una táctica de retraso. No querían encontrarse con nosotros.”

“La Montaña Dragón de Nieve debe de haber hecho algo.” Ning también estaba frenético. El punto de que montaran una formación era para retrasar hasta que llegara el Enviado Celestial de la Gran Dinastía Xia. Pero si no había ningún reporte… ¿Cómo podía venir el Enviado Celestial?

Ninefire dijo, “No podía preocuparme por más nada. Este asunto involucre el destino de nuestro clan Ji. Por lo tanto, no me importó si estaba ofendiendo o no al General Dong. Así que, empecé a gritar, enviando mi voz resonando a través de la Ciudad Montaña Golondrina entera… ¡Dije que mi clan Ji estaba dispuesta a ofrecerle a al Gran Dinastía Xia una enorme mina de piedras elementales! Mi voz naturalmente inundó la Ciudad Montaña Golondrina entera, y a todos en ella, junto con todos los soldados, escucharon mi voz. El General Dong por lo tanto no se atrevió a retrasar más, y así vino rápidamente a verme, su rostro tan negro como las nubes de tormenta, y luego me corrió rápidamente.”

  • Alex Petrov

    Ah,pendejos en abundan en todos los lugares we~

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias! Cada vez me gusta mas y mas esta novela!