DE Libro 7 – Capítulo 3

Modo Noche

Libro 7, Capítulo 3 – Encontrándose Nuevamente con MonteNorte Baiwei

“Escuché que está prohibido volar en el aire sobre la Ciudad de Aguacalma. Si alguien se atreve a volar dentro de su espacio aéreo, estarán en problemas.” Dijo Meng Jun, mientras los otros aterrizaban en el suelo.

Ji Ning observó fijamente a la distante Ciudad de Aguacalma. Esta era una ciudad inconmensurablemente antigua que había existido desde la Era de los Dioses Demonios. En este momento estaban a solo unas pocas decenas de kilómetros, pero Ning ya podía sentir el ilimitado torrente de energía elemental que estaba reuniéndose constantemente dentro de las tierras de la ciudad. Al mismo tiempo, una aterradora presencia emanaba de ella.

“La Ciudad de Aguacalma entera es como un formación gigantesca; me imagino que debe de haber una formación de rango Inmortal allí,” Murmuró Ning consigo mismo. Ning y los otros tres miembros del clan Meng se apresuraron hacia la puerta oriental de la Ciudad de Aguacalma. La puerta oriental era de tres mil metros de ancho y trescientos metros de alto; por esto, uno podía imaginarse que tan vastas eran las murallas de la Ciudad de Aguacalma.

“Tu caravana de comercio tiene un total de 321 miembros. ¡Paga trescientos kilogramos de oro trueno!” En frente de Ning, había una caravana mercante asombrosa, con casi todos los miembros estando al nivel Xiantian. La caravana entrego las trescientas piezas de oro trueno, y luego recibió alrededor de trescientos libros negros estampados mientras estaban a la ciudad.

“El pago de entrada es de dos kilogramos de oro trueno.” Un soldado vestido en una armadura Dao rugió hacia Ning. Ning estaba llevando consigo el Sabueso de Aguas Rápidas; naturalmente, tenía que pagar por los dos.

Ning sacudió su mano, sacado dos piezas de metal dorado que destellaban con una luz azur. Este era oro trueno. Su densidad sobrepasaba enormemente la del oro normal amarillo. En el pasado, cuando Ning compró sus espadas NorteOscuro, había usado tan solo una pequeña pieza de oro trueno… pero para una forma de vida Xiantian, dos kilogramos de oro trueno no era tan valioso. Para Ning, era aún menos destacable.

“De acuerdo.” Después de aceptar el oro trueno, el soldado entregó dos libros negros estampados.

.…….

Pronto, los tres miembros del clan Meng y Ji Ning entraron en la ciudad de Aguacalma. Los cuatro pasaron las páginas de los libros negros estampados en sus manos, los cuales tenían tres caracteres en su cubierta: “Ciudad” “Agua” “Calma”. Después de darle un vistazo de cerca, descubrieron que de hecho era una guía de la Ciudad de Aguacalma entera.

“La Ciudad de Aguacalma es de 9231 kilómetros de largo, y 8910 kilómetros de ancho. Está dividida en la ciudad este, la ciudad sur, la ciudad norte, la ciudad este, y el Marquesado.” Ning leyó el material claramente. El Marquesado estaba localizado en el centro mismo de la ciudad, y era de alrededor de ochocientos kilómetros de diámetro. ¡Era un territorio absolutamente prohibido! ¡Entrar sin permiso era una ofensa capital!

Las ciudades este, sur y norte; la batalla estaba prohibida en estas regiones eran lugares seguros en los cuales vivir. ¡Si alguien se atrevía a luchar en la ciudad, eso significaría que estaban desafiando la autoridad del Marquesado de Aguacalma! Por lo tanto, había muchos tipos variados de practicantes Inmortales que vivían en estas tres regiones, e incluso algunos Inmortales antiguos se recluían aquí y vivían vidas pacíficas.

“¿La ciudad oeste?” Los ojos de Ning se iluminaron. La ciudad oeste. ¡Esta era la parte más transitada y viva de la Ciudad de Aguacalma! La Ciudad de Aguacalma Oeste estaba llena con numerosas grandes haciendas, cuyos dueños  tenían estatus exaltados o poder que competía con los cielos. Naturalmente, había algunos clanes supremos, escuelas y sectas que establecían también filiales aquí. Muchos venían a la Ciudad de Aguacalma con el deseo de tomar a un maestro, y estas personas irían a estas filiales para pedir la admisión. Además, la ciudad oeste también tenía presentes muchos comerciantes.

¡Solo había un detalle! En la bulliciosa, transitada y viva ciudad oeste, el combate solo estaba prohibido en las calles. ¿En cuanto a las diversas propiedades? Sin importar que tan feroz o viciosamente lucharas dentro de las filiales de las varias escuelas o sectas, estaba bien. Pero por supuesto, eso era si los maestros de esas propiedades y filiales te permitían hacer esto.

“MonteNorte Tigrenegro.” Ning vio a su libro, y los nombres de las varias haciendas que estaban situadas en la ciudad oeste. Entre ellas estaba el nombre, ‘MonteNorte Tigrenegro’.

“Hacienda MonteNorte Tigrenegro. Tiene un perímetro de diez kilómetros. En la Ciudad de Aguacalma, donde cada pulgada de tierra era tan valiosa como el oro… para que la hacienda MonteNorte Tigrenegro fuera tan grande debía significar que su poder era impresionante.” Murmuró Ning consigo mismo. También había un buen número de miembros de alto nivel del clan MonteNorte del Marquesado de Aguacalma que habían montado sus propias haciendas. Aun así, la Hacienda MonteNorte Tigrenegro, en términos de tamaño era absolutamente suprema entre ellas. ¡Por esto, uno podía darse cuenta de que estatus tenía!

“¡Oh!” Meng Jun se dio una palmada en la cabeza. “Así que aparentemente, a pesar de que está prohibido para las personas volar por el espacio aéreo sobre la Ciudad de Aguacalma, mientras estés en el nivel de un Daoísta Primordial, ¡se te permite volar! Pensé que todo el mundo tenía prohibido volar.” Meng Jun había hablado sobre esto anteriormente en términos absolutos, pero después de ver las palabras escritas en el libro sobre las reglas reales, inmediatamente corrigió su ignorancia.

“Hermano Ji Ning, la Ciudad de Aguacalma Oeste es un lugar incomparablemente transitado, especialmente la ‘Plaza de Intercambio de Tesoros’.” dijo Meng Jun llamativamente. “Vayamos a dar un vistazo.”

“He escuchado que hay miles de practicantes Inmortales que han montado una tienda en la ‘Plaza de Intercambio de Tesoros’.” Meng Xin también estaba bastante entusiasta.

Meng Roch también asintió. “Vayamos a darle un vistazo entonces.” Ning también estaba bastante deseoso. La Plaza de Intercambio de Tesoros era un lugar que había sido apartado especialmente para que los practicantes Inmortales intercambiaran tesoros.

.……………..

El grupo de Ning había entrado por la puerta de la ciudad este. Tenían que pasar a través de la Ciudad de Aguacalma entera para poder llegar a la ciudad oeste. Este era un viaje de miles de kilómetros. Afortunadamente, los tres eran practicantes Inmortales… a pesar de que no se atrevían a moverse muy audazmente y no caminaron demasiado rápido, en tan solo una hora, habían alcanzado la Plaza de Intercambio de Tesoros de la Ciudad Oeste de Aguacalma.

La Plaza de Intercambio de Tesoros. Era en realidad una enorme plaza pública, cubierta por un denso grupo de puestos de venta. Muchos practicantes Inmortales estaban aquí, habiendo montado una tienda. Junto a los puestos había varias piedras blancas que estaban cubiertas con palabras negras, explicando cuales tesoros los dueños de los puestos estaban vendiendo.

“Tantos.” Ning contuvo su aliento. “De un vistazo, puedo ver al menos diez mil practicantes Inmortales. La Ciudad de Aguacalma realmente merece su reputación como un lugar de reunión de Inmortales y Diablos. Es el corazón de la Comandancia de Aguacalma entera. La Plaza de Intercambio de Tesoros realmente tiene tantas personas reunidas aquí.”

La Plaza de Intercambio de Tesoros tenía todo tipo de tesoros, e incluso algunos extremadamente raros y curiosos. El mayor beneficio de llevar a cabo intercambios aquí es que… ¡era comparativamente más barato! Pero el problema era que… ¡no era lo suficientemente seguro!

Esto era porque estaba ubicado en la ciudad oeste. En la ciudad oeste, solo las calles eran seguras del combate. ¡No había regulaciones contra la batalla en la Plaza de Intercambio de Tesoros! Era absolutamente posible que alguien pudiera aparecer para matarte y llevarse tus tesoros… pero por supuesto, esto era aún bastante poco común, porque hablando generalmente, quien quiera que se atreviera a sacar tesoros lo suficiente valiosos para mostrar también poseía suficiente poder para intimidar a cualquier ladrón.

“A pesar de que la batalla no está prohibida en la Plaza de Intercambio de Tesoros, no hay manera de saber el poder de una persona solo con mirarlos. Por lo tanto, ¿cómo puede nadie saber que tan poderosa es otra persona? Quizás el vendedor podría ser un Daoísta Primordial aburrido que salió a divertirse.” Dijo Meng Xin. Y Ning asintió.

“¡Pequeño Jun!” Repentinamente, una voz resonó. Meng Jun se volteó a ver, e inmediatamente se alegró. “¡Tercer Tío!” Había un hombre de mediana edad casi calvo a la distancia que caminaba hacia ellos, su rostro cubierto de sonrisas.

Meng Xin y Meng Roch se voltearon a mirar, también reconociendo a este hombre de inmediato. Ellos, igualmente llamaron de prisa, “¡Tío Ming!” “Jaja, ¿Los tres salieron de su clan?” Dijo riendo el hombre de mediana edad casi calvo. “Es bueno que hayan salido. En el clan, cada día, tienen que tragarse su mal genio y sufrir indignaciones. Es mejor salir. ¿Acaban de llegar los tres a la Ciudad de Aguacalma?”

Meng Jun dijo de prisa, “Acabamos de llegar a la Ciudad de Aguacalma. Esta vez, vinimos con la intención de encontrar un maestro. Sin embargo, nos sentíamos curiosos, así que primero vinimos a darle una visita a la Plaza de Intercambio de Tesoros.”

“No hay nada especial sobre el Pabellón de Intercambio de Tesoros; solo tiene muchos tipos diferentes de tesoros, algunos de los cuales podrían ser valiosos.” El hombre calvo sacudió su cabeza. “Sin embargo, uno se aburre de pasar mucho tiempo revisando. Esta es vuestra primera vez visitando la Ciudad de Aguacalma; en el futuro, después de que entren a una escuela, no tendrán tanto tiempo libre para vagar alrededor. He pasado un siglo en la Ciudad de Aguacalma; estoy muy familiarizado con ella. Los llevaré a un tour para ver algunas áreas realmente emocionantes.”

Meng Jun, Meng Xin y Meng Roch estaban todos encantados. “¿Y esta persona es…?” El hombre quedándose calvo notó a Ning y al Sabueso de Aguas Rápidas de tras de Ning. Meng Jun le dio un vistazo a Ning, pero no dijo nada. Al principio, había adulado constantemente a Ning, pero después de no recibir ningún beneficio después de tanto tiempo, empezó a menospreciar a Ning. Ahora, después de ver a su Tercer Tío… naturalmente ya había descartado mentalmente a Ning. En el futuro, se iba a unir a una escuela; ¿Por qué tendría que prestarle atención a este Ji Ning?

“Este es el Hermano Ji Ning,” Dijo Meng Xin con una voz clara. “Nos salvó la vida a los tres.”

“¿Oh?” El hombre de mediana edad casi calvo dijo de inmediato, “Entonces realmente debo agradecerte, compañero Daoísta Ji Ning. Compañero Daoísta, ¿Por qué no vienes con nosotros? Esto me permitirá cuidarte mejor, compañero Daoísta, y mostrarte el agradecimiento apropiado por tu asistencia.”

“No hay necesidad.” Ning sacudió su cabeza. Meng Xin y Meng Roch observaron ambos a Ning, queriendo instarlo a que viniera. Pero Ning se rio y dijo, “Separémonos aquí. Para el nosotros encontrarnos era una forma de karma; en el futuro, si el karma lo desea, nos encontraremos de nuevo.”

“De acuerdo.” Asintió Roch.

En cuanto al cercano Meng Jun, puso los labios en una posición extraña. Simplemente sonrió hacia Ning, sin decir nada; sin embargo, su sonrisa era claramente bastante superficial. “Que persona tan frívola.” Ning, al ver la manera en la que Meng Jun estaba actuando, no pudo evitar murmurar consigo mismo.

.……

Después de ver a los tres miembros del clan Meng partir detrás de su Tercer Tío, y especialmente la manera en la que Meng Jun charlaba y adulaba continuamente al viejo, haciendo que su cara se llenara de sonrisas, Ning no pudo evitar sacudir su cabeza.

Para cuando el Cuervo Dorado estaba a punto de ponerse bajo las montañas occidentales, Ji Ning, quién había estado caminando por un buen tiempo, finalmente llegó a la Hacienda MonteNorte Tigrenegro.

“Que hacienda tan dominante.” Ning se quedó mirando a la distante propiedad. Frente a las puertas de esta imponente hacienda había filas de soldados de apariencia heroica. La enorme escultura de piedra de un tigre negro que estaba de pie a un lado de la puerta era especialmente intimidante; la cabeza del tigre negro miraba hacia abajo a los transeúntes, pareciendo bastante tiránico. Todos los peatones caminando a través de las calles cercanas no podían evitarse moverse un poco más lejos inconscientemente, sin atreverse a acercarse mucho.

El cuanto a Ji Ning, él caminó directamente hacia él.

“¿Quién viene ahí?” Gritó uno de los soldados de pie en las puertas de la Hacienda MonteNorte Tigrenegro. Ning entendía; una vez uno alcanzara una distancia de treinta metros de la hacienda sin permiso, las fuerzas de la Hacienda MonteNorte Tigrenegro simplemente matarían al que viniera.

Ning sacudió su mano, y la insignia ‘MonteNorte Tigrenegro’ que le había dado MonteNorte Baiwei apareció en ella. Después de ver la insignia, una sonrisa apareció en el rostro del soldado, y dijo con un tremendo respeto, “¿Podría preguntar con quién viene a encontrarse, milord? Haré el reporte.”

“Soy Ji Ning. Vine a encontrarme con el joven maestro MonteNorte Baiwei,” dijo riendo Ning. “Tendré que molestarlo en que haga el reporte.”

“De acuerdo, por favor espere un momento.” El soldado rápidamente corrió hacia la hacienda. En cuanto a los otros guardias de la propiedad, la mirada en sus ojos mientras veían hacia Ji Ning se tornó notoriamente más amistosa. Aun así, seguían observando fríamente hacia los demás peatones de la calle.

“Jajaja…” Repentinamente, risa clara y fuerte se escuchó. Un joven salió caminando rápidamente, vestido en un uniforme negro y con una corona sobre su cabeza. Después de ver a Ning, su rostro se llenó de emoción y alegría. “Hermano Ji Ning. ¡He esperado tan impaciente por ti! Originalmente me dijiste que vendrías bastante rápido, pero en un parpadeo, medio año ha pasado. Realmente me has roto el corazón, jajaja. Tu llegada la ciudad de Aguacalma significaba que has llegado a mi hogar; no hay necesidad de preocuparte por nada. Déjamelo todo a mí.” Mientras hablaba, caminó hacia adelante, halando a Ning por el brazo de una manera muy amistosa. “Ven, entremos al carruaje.”

A su lado, un carruaje que parecía estar bañado en llamas repentinamente se movió hacia adelante a alta velocidad antes de detenerse afuera de las puertas. En frente del carruaje, había una mujer. La mujer salió del carruaje, y luego dijo respetuosamente hacia MonteNorte Baiwei, “Joven maestro.”

  • Tuturu

    Gracias.

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias!!! A ver a que esc

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias!!! A ver a que escuela se une Ning!

  • Felipe COLORADO MEDINA

    Gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Gotan72

    Gracias por la traduccion.

  • Yolanda Wattpad

    Gracias por los capítulos tan interesantes