DS – Capítulo 3

Modo Noche

Capítulo 3: Despertar la Magia Negra (2)

Kang-jun trabajaba en una tienda de conveniencia de 9.50 p.m. a 7 a.m.

Lavaría su cuerpo después y luego dormiría un poco. Se despertaba a eso de las 5 de la tarde. Utilizaba ese tiempo para jugar o ver la televisión antes de volver a trabajar.

Esa rutina aburrida se repetía de lunes a viernes.

De hecho, él haría mucho más dinero si encontrara un trabajo que no sea trabajar en la tienda de conveniencia a tiempo parcial. Él tenía un poco de fuerza. Sin embargo, fue herido gravemente en un pie después de un accidente de coche, así que no era fácil para Kang-jun. Era apenas suficiente para la tienda de conveniencia. Además, la pérdida del cabello comenzó después del accidente debido a su empeoramiento de la fuerza mental. Eran ya 9.40 p.m. Kang-jun había terminado de comer ramyun e incluso tomó una ducha.

Ahora era el momento de ir a trabajar.

Llevaba un sombrero y dejó el goshiwon. La tienda de conveniencia estaba a 50 metros.

Sin embargo, los hombres estaban ocupados y moviéndose cuando llegó a la tienda de conveniencia.

¿Sucedió algo?

Una chica bonita de unos 20 años llamada Choi Yuri estaba de pie frente al mostrador frunciendo el ceño.

“Debo preguntarle a Yuri qué está pasando.”

Entonces una mujer vestida con un traje blanco salió de un coche negro en el estacionamiento.

“¡Oh! ¿Kang-jun ha venido?”

“¡Sí, jefa!”

Una señora en sus últimos 40s, Lee Jeong-sook era la dueña de la tienda de conveniencia de 24 horas y también una dueña en toda regla. Los precios de la tierra en Gangnam eran bastante caros pero ella poseía varios otros edificios. Por lo tanto, su naturaleza era difícil, pero siempre trataba a Kang-jun relativamente bien.

Por supuesto, era porque Kang-jun trabajaba muy duro. Pero hoy el ambiente era algo extraño.

“Kang-jun. ¿Por qué no te sientas aquí?”

Lee Jeong-sook miró a Kang-jun con una expresión de negocios y dijo.

“Estoy ocupada por lo que hablaré rápidamente. La tienda de conveniencia se cierra repentinamente. ¿Qué puedo hacer? Ahora necesitaras encontrar otro trabajo.”

“¿Eh?”

“Kang-jun es sincero, ¿así que no te irá bien donde quiera que vayas? El salario de este mes será depositado mañana. Entonces me voy, estoy ocupada.”

Lee Jeong-sook terminó con esto.

¡Bang Bang!

Una fuerte bocina de coche sonó.

“¡Ah, cariño! ¿Qué estás haciendo? Los niños tienen hambre. También tengo mucha hambre.”

El coche negro extranjero estacionó frente a él.

“Entiendo. Ya terminé aquí.”

Lee Jeong-sook caminó hacia el coche y abrió la puerta.

Un hombre de unos cincuenta años y vestido con un traje estaba sentado en el asiento del conductor y había un hombre y una mujer de 20 años sentados en la parte trasera. La familia de Lee Jeong-sook. Su ropa hizo parecer que la familia estaba viajando a alguna parte.

Lee Jeong-sook puso su cinturón de seguridad y le preguntó a los de atrás.

“¿Tienen hambre? ¿Qué debemos comer?”

“¡Costilla de Ternera!”

“¡Yo igual!”

“Hohoho. ¿De verdad? Entonces los alimentaré mucho. ¡Cariño! Iremos a nuestro negocio en Cheondamdong.”

“De acuerdo. Es genial porque está abierto las 24 horas.”

El hombre pisó el pedal.

Bururung.

Kang-jun cuidó el coche desaparecido con una expresión confundida.

¿Un negocio en Cheongdamdong?

Lo oyó. Una porción de costilla de ternera cuesta más de 80,000 won. Había mucha gente que se la comía, pero Kang-jun no se atrevía. El precio de una porción era más alto que lo que hizo Kang-jun en un día.

Aquellas personas que no tenían que preocuparse por el dinero podían comer y jugar por el resto de sus vidas. Nacieron con cucharas doradas.

Sin embargo, ahora Kang-jun no tenía un trabajo y tenía que preocuparse por el costo de vida en el próximo mes.

“¡Kang-jun oppa!”

De repente una voz de mujer se oyó detrás de él. Se dio la vuelta y vio a Choi Yuri de pie allí.

“¡Yuri! ¿Qué está pasando?”

Choi Yuri se encogió de hombros ante la pregunta de Kang-jun y señaló adentro.

“¿No lo sabes? El edificio fue vendido. Todo el edificio se convertirá en una clínica de cirugía plástica.”

“¿Qué? ¿Cirugía plástica?”

“Ha habido unas pocas conversaciones al respecto. Los nuevos propietarios de las tierras van a derribar el edificio y construir la clínica.”

¿Realmente?

“El dinero está en la cirugía plástica en estos días. Un día haré mucho dinero y abriré una.”

“Lo harás.”

Kang-jun se sintió desinflado.

Ahora no es el momento de hacer esto. Necesito buscar un nuevo trabajo.

Buscaría un trabajo a tiempo parcial en el Internet después de volver a su goshiwon. Justo cuando Kang-jun se acercaba al edificio que contenía su goshiwon.

Alguien le agarró el hombro.

“¡Hey! ¿Cojo?”

Kang-jun se puso rígido y se volvió. Había un chico punk que daba una impresión áspera.

Cho Sang-jin.

Un punk que pertenecía a un grupo subterráneo de gangsters que actuaban fuera de un bar de karaoke. Siempre tenía una actitud tóxica hacia Kang-jun.

Cho Sang-jin dijo con una carcajada.

“Vaya a la tienda de conveniencia y consígame un paquete de cigarrillos.”

“La tienda de conveniencia no está abierta.”

“¿Qué?”

“La tienda de conveniencia está cerrada.”

“¿Ves esto mocoso? ¿Odias comprarme cigarrillos ahora?”

Era una tienda de conveniencia de 24 horas que estaba abierta incluso en Año Nuevo Lunar y Chuseok (acción de gracias coreana).

“O morirás.”

“Ve y echa un vistazo.”

“Entonces ve a otro lugar para comprarlos. ¿Hay sólo una tienda de conveniencia?”

Kang-jun se volvió frenético.

De hecho, esto había sucedido muchas veces. El bar de karaoke estaba situado en el sótano del goshiwon de Kang-jun, así que no podía evitar encontrarse con ellos.

Mientras tanto, Kang-jun cerró los ojos y aceptó obedientemente comprar los cigarrillos.

¿Su fuerza era débil? No era eso.

Cho Sang-jin siempre lanzaba algunos golpes, pero ahora Kang-jun estaba cansado de ello.

No era fácil conseguir una habitación por 250,000 won en este barrio. Sin embargo, ahora necesitaba repensar las cosas. La tienda de conveniencia estaba cerrada por lo que sus posibilidades de permanecer en el goshiwon también desaparecieron.

“¡Hey! ¿Qué estás haciendo? ¿No vas a comprar los cigarrillos?”

“Si quieres fumar, entonces cómprelos usted mismo.”

Cho Sang-jin tenía una expresión estupefacta por las repentinas palabras de Kang-jun.

“¡Eres un bastardo! ¿Qué acabas de decir?”

“Le dije que fuera a comprarlo usted mismo. ¿Estás sordo?”

“¡Mierda! Debes estar deseoso de morir. Realmente morirás…”

Cho Sang-jin levantó las manos hacia Kang-jun con una expresión desagradable. Pero entonces algo extraño sucedió. Cho Sang-jin se puso pálido de repente y se tambaleó.

“¡Ugh…! ¿Por qué estoy de repente mareado?”

Perdió el equilibrio y cayó.

Al mismo tiempo, una frase de fantasía apareció delante de Kang-jun.

{Energía Magia Negra 10/100}

{Rellenar la energía mágica negra abrirá la puerta a Hwanmong.}

 

  • The_Frox_TCxT

    el tipo es un incubo?

  • sanyuky

    gracias por el cap

  • Lucho Portuano

    Por lo que veo se alimenta de la energía de los hombres, esta cosa ya no me está gustando 😔

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Bakura_Jorr

    Wao, en serio, esto es super aburrido, veamos si comienza lo “Interesante” a partir del capitulo 5