DCF – Capítulo 10

Modo Noche

Capítulo 10: Dar un presente de una escultura de raíz

A decir verdad, Bai Xiangxiu sólo se había desmayado por un momento. En el momento en el que ella se despertó, ese hombre ya se había apoyado sobre ella, mirándola fijamente. Incluso con los ojos fuertemente cerrados, todavía podía oler su denso almizcle varonil, que casi hizo que su corazón dejara de latir. Estaba tan asustada que ella no se atrevía a moverse. No estaba claro para ella lo que el protagonista masculino estaba tratando de hacer. ¡Esto era completamente diferente de la trama!

En la historia, el protagonista masculino no se había involucrado con ninguna de sus concubinas antes de que él conociera a la protagonista femenina. Desde que se suponía que era el caso, ¡¿Cómo de repente terminó debajo de él?! Muy pronto, sin embargo, el peso sobre ella se desvaneció cuando el hombre salió. Ella soltó el aliento que estaba sosteniendo, jadeando de alivio  “¡Aiya! me asusto hasta la muerte. ¿Estaba el protagonista masculino haciendo algo?”

Se limpió el sudor de la frente. Como era de esperar, el más temible aquí es el protagonista masculino. Ella redobló su determinación para perseguir al protagonista masculino de apoyo. Sin embargo, ella misma se había sobrecargado de trabajo recientemente y sus niveles de azúcar en la sangre eran un poco bajos. ¿Era por eso por lo que me había desmayó de repente varias veces? Mientras estaba allí sentada contemplando, Xiao Shi llegó con el médico a la residencia.

Xiao Shi se dio cuenta de que el príncipe ya se había ido, instintivamente, dejó escapar un suspiro de alivio. Ella inmediatamente se reprendió a sí misma por ello. Debería haber estado decepcionada porque el príncipe ya no estaba aquí. Su ama era la concubina del príncipe, por lo que, sólo sería la bendición de su señora si él le concediera el favor a ella. (que se algo más que una concubina, o la tocara)

Sin embargo, no pudo evitar sentirse angustiada mientras miraba a su delicada ama. El príncipe era un imponente y poderoso militar. Ella tenía miedo de que su Ama no pudiera ser capaz de tomar… La cara de Xiao Shi se enrojeció mientras sus pensamientos empezaron a divagar.

Bai Xiangxiu comenzó a beber la medicina de hoy. Ni siquiera vislumbró la sombra del protagonista masculino en los próximos días. Tenía la sensación de que había llegado en primer lugar, porque la vieja señora le había presionado. ¿Pero por qué no había ido a cualquiera de los otros patios? Tal vez, ¿Él había venido porque había estado demasiado asustada?

Uno nunca debe tratar de adivinar la mente del protagonista masculino. No importa cuánto uno adivine, la respuesta correcta nunca se revelaría. Puesto que él era su presagio de la fatalidad, era mejor no ser demasiado familiarizado con él de todos modos. En cuanto a ella, su poema no había parecido seducir al personaje masculino apoyo Song Jiaoyue. ¿Así que resulta que la fama fue lo más importante? Ella suspiró y continuó pensando en otro método para seducirlo.

¡Está bien! el cumpleaños de la vieja señora es muy pronto. El protagonista masculino de apoyo definitivamente aparecerá por allí, y la protagonista femenina no lo hará porque está enferma. Es por eso que ella entregó una pintura que atrajo la atención del protagonista masculino y el masculino de apoyo. No puedo dejar que el masculino de apoyo observe a la protagonista femenina. Necesito luchar por un poco de atención. Al menos, yo no puedo ser menos que la protagonista femenina. De lo contrario, será muy difícil recuperar su corazón más adelante.

Cuando Bai Xiangxiu se recuperó, vertió toda su energía pensando en el mejor presente para darle a la vieja señora. Una pintura estaba obviamente fuera de cuestión. Ella era sólo una experta cuando se trataba de jardinería. Lo pensó cuidadosamente durante mucho tiempo antes de preguntar a Xiao Shi, “¿Dónde podemos encontrar las raíces de los árboles en el complejo?”

“¿Ah? ¿Raíces de árbol? Ama Xiu, ¿Qué quieres con eso?” Xiao Shi tenía la sensación de que su Ama se estaba volviendo más y más rara recientemente. La enfermedad causada por su miedo al parecer todavía no estaba curada todavía.

Bai Xiangxiu sonrió misteriosamente, “¡S-E-C-R-E-T-O ~!”

Xiao Shi, como estaba confundida, era nada si no obediente, “Me temo que sólo la cocina tendría alguna.” Las raíces de los árboles de cocina picada para alimentar sus fuegos para cocinar.

“Ven, vamos a echar un vistazo y ver.” Bai Xiangxiu dejó la taza y decidió dar un paseo con Xiao Shi. Desde que había transmigrado a este lugar, siempre se había escondido dentro de su pequeño patio y rara vez salía. Por supuesto, ella inmediatamente atrajo la atención una vez que dejó su patio, no sólo por su aspecto, sino también por la forma en que se vistió.

Bai Xiangxiu era una persona moderna, por lo tanto, había algunos elementos modernos añadido a su atuendo, como su estilo de maquillaje y accesorios, que eran todos diferentes de los demás. La fusión de la antigüedad y la modernidad era a la vez inteligente, y muy volátil. Sin embargo, ella ya había olvidado su aspecto impresionante. Su sonrisa iluminó su rostro mientras tarareaba felizmente cancioncillas todo el camino a la cocina. Las personas en la cocina momentáneamente detuvieron lo que estaban haciendo para mirarla. ¿Cómo podría la hermosa y encantadora Madame Xiu llegar a un lugar tan sucio como la cocina?

Xiao Shi vio a su ama a punto de olvidarse y hacer las cosas con su habitual despreocupación. Xiao Shi apresuradamente obstruyo a su ama antes de que pudiera precipitarse en la cocina y le dijo: “Señora Xiu, alguien podría chocar contigo si caminas de esta manera. ¿Por qué no descansas dentro del pabellón? Su humilde servidora llamará a alguien para manejar el asunto.”

¡Qué problemático! Sin embargo, Bai Xiangxiu se vio obligado a sentarse en el interior del pabellón. Una tía pronto llegó y habló con la señorita Xiu con una sonrisa cuidadosa, “Madame Xiu, ¿Qué instrucciones tiene para nosotros que le hizo venir a este lugar sucio?”

No había muchos maestros en el patio trasero del complejo del príncipe, y todos ellos se habían mudado recientemente. Por lo tanto, los criados eran muy cuidadosos con sus actitudes porque todavía no habían comprendido el temperamento de su señora.

Bai Xiangxiu respondió con una sonrisa ganadora cuando vio que la actitud de la tía era buena, “Es como esto… Estoy en busca de algunas raíces de árbol. De desconocida apariencia, mejor. Tía ¿Puede organizar algo así para mí?”

La tía estaba sin palabras, pero pronto se recuperó, “Ciertamente, pero la sala de leña está sucia y desordenada. ¿Sería mejor que deje que alguien traiga algunos para que usted elija?”

“No sabrías qué tipo de raíz de árbol quiero. Es mejor que yo vaya yo mismo. Puedes encontrar a alguien que me guíe por el camino.”

Bai Xiangxiu era bastante educada y se veía muy hermosa cuando sonreía. La tía tenía una muy buena impresión de ella. A pesar de que su petición era un poco extraña, la tía no tenía ningún problemas con ella, “Entonces, por favor, sólo sígueme. Yo liderare el camino. Por favor por aquí, señora Xiu.”

Bai Xiangxiu siguió detrás a Xiao Shi hasta que llegaron a la sala de leña. Después de hurgar en la habitación por un tiempo, Bai Xiangxiu finalmente encontró lo que estaba buscando. Hizo que los criados lo llevaran hacia su patio de invierno. Su corazón se llenó de satisfacción, y ella instruyó a la cocina para cocinar algunos de sus platos favoritos antes de regresar.

Los sirvientes estaban todos confundidos. ¿Una señora mimada, hermosa y encantadora quería comer comida común? ¿En qué tierra? Al final, eran sirvientes y simplemente sofocaron sus preguntas. Sólo podían dejarlo ir y enviar los platos según sus peticiones.

En el camino de vuelta, Bai Xiangxiu y su grupo de servidores se encontraron al Príncipe long Heng. Al ver el grupo de servidores que llevando un tocón de árbol, frunció el ceño, “¿Por qué están todos ustedes llevando esta cosa?”

“En respuesta a su alteza, señora Xiu nos ordenó personalmente llevar esto el jardín de invierno. No tenemos conocimiento acerca de su uso.” Los sirvientes estaban postrados en una rodilla, con la cabeza hacia abajo, mientras respondieron.

Long Heng estaba desconcertado. Era una mujer frágil que se había desmayado al dar un solo paso en el camino. ¿Qué quería hacer con este tipo de cosas incomodas? Aunque la idea le pareció extraña, el no los detuvo. El se fue después de decir estas palabras: “¡Entonces, en su camino!”

Él quería ir a buscar un regalo para el cumpleaños de su madre el día de hoy, y estaba preocupado por que regalarle. Mirar ese muñón de árbol que vagamente parecía una mesa, le hizo recordar que a su madre le gustaba el té. No sería una mala idea darle un juego de utensilios de té.

El lugar que anteriormente había sido llenado con el papel y tinta estaba lleno ahora de virutas de madera después de que el tocón de madera en bruto se trajo de vuelta. Xiao Shi personalmente fue testigo de cómo su Ama agarró un montón de herramientas de carpintería y empezó a afeitar, nivelar, cortar, perforar el muñón.

¡Ella estaba preocupada! Ella temía que su Ama se lesionara por esas herramientas pesadas. Afortunadamente, su ama pareció estar acostumbrada a este tipo de trabajo y permaneció sorprendentemente ilesa.

Bai Xianxiu hablaba consigo misma mientras trabajaba, “¡Ah! Esto, esto se llama talla de madera.”

“Ama Xiu, ¿Qué estás hablando?”, Preguntó Xiao Shi con recelo.

“Nada. Yo estaba hablando conmigo misma.” La verdad era que estaba conversando con Huo’er, el cactus. Parecía tener diez mil preguntas y siguió haciendo preguntas acerca de todo durante todo el día.

Normalmente no le gustaba responderle, ya que temía que su conversación unilateral pudiera dar la impresión de que estaba loca. Sin embargo, si estuviera sola, a veces contestaba con una o dos palabras. Ella no se dio cuenta de Xiao Shi llegó con el té antes y así había sido escuchada por su sirviente.

“¿Que es la talla de madera?” Preguntó Xiao Shi con recelo. Sorprendentemente, tanto el cactus y Xiao Shi habían hecho la misma pregunta.

Bai Xiangxiu sonrió y respondió: “Ambos de ustedes sabrán cuando haya terminado.”

“¡Oh!” Xiao Shi asintió con la cabeza. Espera, ¿Qué quería decir con “los dos”? ¿Quién era la otra persona? ¿Podría ser el príncipe?

Parecía que su Ama todavía tenía el príncipe en su mente. No podía evitar sentir un estallido de angustia para su Ama cuando pensaba en aquella noche.

“Oh, ¿Cuántos días más hasta el cumpleaños de la Viejo señora?” Ella había preparado esto durante mucho tiempo, ¡Realmente parecía una gran cosa!

“Todavía quedan tres días, para que termine.” Respondió Xiao Shi.

“Bueno, todavía hay tiempo suficiente.” A pesar las tallas de madera necesitaban mucho tiempo para ser completadas, ella había elegido expresamente un trozo de madera que ya tenía la mayor parte de la forma acabada, por lo que no le llevaría demasiado tiempo para darle sabor a un producto terminado. Se llevaría a cabo después de que ella le pusiera un poco de laca, algo que ella podría hacer fácilmente.