DCF – Capítulo 4

Modo Noche

Capítulo 4: Mirando fijamente aturdida a un cierto personaje de apoyo masculino

La Concubina escapada del Señor tenía bastantes personajes masculinos de apoyo, simplemente porque en los intentos de fuga de la protagonista femenina hicieron que se reuniera con todo tipo de hombres en el camino. El único que no había conocido durante sus viajes fue el personaje principal de apoyo masculino, el epítome de la plenitud del alma, Song Jiaoyue. Su personaje era como su nombre, una desolada y noble brillante luna. Y, sin embargo, al final había terminado completamente aislado.

El nació con un alto estatus en la dinastía que reinaba como el primer hijo de un erudito de alto rango del ‘Country Song’, también el hijo único de la princesa mayor. En el quincuagésimo tercer año (53) del ciclo sexagenario, obtuvo el rango de erudito número uno (Not. Ingles abajo). Como resultado, ¡Todo el mundo lo aclamó como Sir Jiaoyue! Este Sir Jiaoyue era el único hombre cuya naturaleza estaba a la par con el protagonista masculino. Por desgracia, nunca llevo a una belleza (mujer) a su hogar.
(Lo puse de esa manera debido a que su apellido es song, y se supone que viene por parte de su casa, y no como “país de la canción” para que no haya problemas)

El corazón de Bai Xiangxiu se desvaneció en elipses al verlos, ¡Porque este hombre había amenazado una vez a la original Bai Xiangxiu de la novela una vez que descubrió que estaba persiguiendo a la protagonista femenina! Por supuesto, esto todavía no había ocurrido. En este momento ella parecía estar mirando el personaje masculino de apoyo en aturdimiento, pero en realidad, sus pensamientos simplemente se habían extraviado.

“Lo siento, cough (tos)…  Estaba pensando en algo.” ¡Qué tonto! ¿Cuando iba a romper su hábito de desvariar? ¿Qué pasa si el otro la confundió como una tonta, enferma de amor? a Sun Jiaoyue no le importó. Por el contrario, pensó que su reacción en ese momento era perfectamente normal. Pero Bai Xiangxu no estaba precisamente interesado en la interacción con el personaje masculino de apoyo en este momento. Era más importante averiguar quién estaba llorando en busca de ayuda. De repente, se dio cuenta de un trozo de tela detrás de los zapatos del personaje de apoyo. Un extraño y negro objeto puntiagudo sobresalía desde el interior.

Ella sintió que su ritmo cardíaco se aceleraba mientras empujaba suavemente al Personaje de soporte a un lado. “Abran paso, Abran paso.” ¿Había visto erróneamente? Puede ser esto…

Son Jiaoyue esperaba que esta joven doncella actuara tímida, pero para su grata sorpresa, en realidad fue empujado a un lado. La siguiente cosa que supo, era que ella estaba en cuclillas en el suelo, reverente y cautelosa mientras miraba a un montón de trapos. Las comisuras de los labios no podían dejar de temblar. ¿Desde cuándo era menos importante que un montón de tela desechada? Había planeado irse, pero las extrañas payasadas de esta chica tenían una atracción magnética, que lo atraía. No sabía por qué, pero quería quedarse y ver lo que estaba haciendo.

Efectivamente, recogió cuidadosamente el trapo antes de gritar de con agradable sorpresa. “¡Lo encontré! No esperaba realmente encontrarlo.” Ella alargó la mano para agarrar el paquete, pero rápidamente saltó con un grito.

Son Jiaoyue no pudo evitar fruncir el ceño. Estaba claro que el objeto tenía espinas, pero ella había tratado de recogerlo con su mano de todos modos. Esta chica realmente es demasiado descuidada.  Se ha pinchado su mano… ¿hmm? Bai Xiangxu parecía asustada al mismo tiempo que miraba inmóvil, la sangre que fluía de su mano. Ella no hizo ningún movimiento para tratarse a sí misma. “Señorita, señorita… ¿Su mano está gravemente herida?”

Fue amablemente al recodárselo a ella, pero eso sólo asustó a la chica y la hizo dar unos cuantos pasos hacia atrás. Ella no poseía ninguno alegría en su interior, negó con la cabeza distraídamente. “No es nada.”

“Esa cosa está llena de picos dolorosos, es mejor que lo dejes”, la advirtió al ver que lo iba a tomar de nuevo.

Esta vez, la chica recogió los trapos junto con el artículo. A pesar de que aún estaba de mal humor, le dio las gracias y levanto el paquete de harapos echo jirones, y pregunto: “¿Puedo preguntar a quién pertenece este articulo? Quiero comprarlo.”

Son Jiaoyue tenía ganas de reír. Era evidente que alguien había lanzado esta cosa, pero esta chica seguía siendo tan honesta. Sin embargo, de alguna manera, no podía reírse después de ver la sangre en sus manos. Esta chica realmente no se atesoraba a sí misma. Efectivamente, alguien había tirado esta cosa lejos. Perteneció a una caravana comerciante que había regresado de un desierto lejano. Debido a que tenían miedo de quemaduras solares, habían roto una pieza de esta planta local, que dijeron que era para aliviar el dolor de las quemaduras solares. No hubo necesidad de tal cosa espinosa cuando ya la habían ocupado su uso, por lo que se había dejado de lado hasta que esta chica lo encontró.

Song Jiaoyue se enteró rápidamente de todo esto después de preguntar discretamente por los alrededores. La chica que en realidad había tirado la planta no dijo una palabra. Tan pronto como oyó que no la querían, había tomado la planta y se fue sin darle un segundo vistazo a nadie. Song Jiaoyue no pudo evitar frotar su cara. Siempre había pensado que era una grata presencia, pero hoy ni siquiera pudo compararse a una planta fea, y aterradora. No pudo resistir soltar una risa suave. Parecía que en realidad había mujeres en el mundo que no eran atraídas solo por la apariencia, el poder o la influencia de uno. Entonces, ¿Qué quieren este tipo de mujeres?

La chica que había ganado inadvertidamente el juicio que ella no amaba nada era en realidad muy común. Adoraba los cuentos del príncipe y su Cenicienta. Lamentablemente, ella sabía que eran sólo historias. En comparación con las historias, ella prefiere sólo regresar de nuevo. Fue sólo después de haber sido pinchado, que se dio cuenta de que no iba a volver, sin importar cuanta sangre derramara. Esa realidad la dejo sacudida, y ella ya no tenía el corazón para pensar en otra cosa.

Con mucho cuidado, ella trajo el cactus a donde Sun Si’er había estacionado su carruaje y esperó hasta que apareció. Los dos no dijeron tanto cuando se metió a la cesta de la cima de la carreta y la llevó de vuelta dentro de la residencia. Su ayuda aseguró que todo había ido bien. Ella estaba instalada con seguridad dentro de su jardín de invierno, en el momento cuando las viejas criadas fueron a inspeccionar los patios traseros.

Xiao Shi estaba casi llorando de la ansiedad, pero inmediatamente la ayudó a cambiarse de ropa y peinar su cabello. Sin embargo, ella se alarmó cuando vio la planta espinosa extraña que su Ama había traído de vuelta a casa. “Encuentra una maceta para mí, voy a plantarla apropiadamente.” Le había costado mucho esfuerzo encontrar este cactus. Incluso pinchándose no pudo enviarla de vuelta a casa, ¡Ella todavía la quería viva!

Xiao Shi sólo podía ir a buscar un bote. Observo como su señora usaba palillos para colocar la planta en la tierra, y luego regarla antes de colocarla junto a la ventana. Cuando terminó, se quedó mirándolo, perdida en sus pensamientos.

“Ah, Ama Xiu, ¡Su mano!” ¿Por qué hay tantas heridas? Xiao Shi encontró apresuradamente un poco de ungüento y lo untó sobre los cortes, añadiendo en un tono de reproche: “Ama, ¡realmente no estás tomando el cuidado de sí misma!” Esta pequeña mano era tan tierna y d elicada, pero a su Ama no le importaba en absoluto que estuviera pinchada.

“No es importante. No tienes por qué preocuparte, no duele.” Estaba acostumbrada a pincharse después de cuidar las plantas y llevar las flores de vuelta a casa.

Xiao Shi confundió su indiferencia por infelicidad. A continuación, recordó que el Señor había estado ocupado desde su regresó y no se había dado cuenta de ninguna de sus esposas en los patios traseros. Su propia prometida poseía semejantes miradas, pero se vio obligada a permanecer abandonada en la periferia. Incluso la idea era suficiente para hacerla quejar gravemente. Mientras tanto, Bai Xiangxu estaba pensando en lo que haría en el futuro. Por fin había encontrado un cactus, pero no había la había regresado de vuelta. ¿Qué debería hacer?

“Gracias.”

“De nada,” dijo Bai Xiangxu por reflejo. “¿Qué le invitamos?  Ama Xiu, ¿Qué estás hablando?” Después de aplicar el ungüento en las manos de su Ama, Xiao Shi se disponía a servir el té cuando oyó hablar a su ama de repente.

Bai Xiangxiu dio un comienzo. “… ¿No dijiste gracias a mí?” Ella realmente había oído a alguien agradecerle en este momento. Pero después de pensarlo, se dio cuenta de que Xiao Shi no tenía ninguna razón para darle las gracias. ¿Estaba oyendo cosas de nuevo?

Xiao Shi sacudió la cabeza. “Ama Xiu, debe estar cansada después de pasear todo el día. ¿Por qué no descansa un poco?”

“¡Esta bien!” ¿Tal vez esté demasiado agotada? Ella decidió acostarse un poco.

Poco tiempo después, las viejas criadas vagaron por grupos de tres y cinco. La vieja señora no requirió estas concubinas se presentarán y rindieran homenaje a su favor o que le agradaran, pero ella todavía prestó mucha atención a los movimientos de estas amantes. Por lo tanto, las patrullas fueron enviadas a cada uno de los patios.

Estas viejas criadas habían seguido a la vieja señora desde la juventud. Cada uno de ellas era astuta, capaz y con experiencia. Cada vez que llegaban, simplemente se sentaban e intercambiaban algunas bromas antes de tomar su licencia (retirarse pues), preguntando por su comodidad.

Eran educados, pero en realidad sólo estaban allí para conocer la situación de los asuntos antes de reportar de regresos a la vieja señora. Era inútil decirles que estaban cortas de ropa o comida. Lo más probable era, que solo le dieran la espalda al demandante.